No me canso de repetir lo aficionados que son en Japón a hacer listas de 3, y poco a poco vamos recorriéndolas todas aquí en Japonismo. Hoy vuelvo al ataque con los castillos, para contaros cuáles son los 3 castillos japoneses más importantes en alto pero frente a una llanura, los llamados Sandaihiroyamashiro (三大平山城).

Ya sé que así de primeras suena un poco complicado. ¿En alto frente a una llanura? Los primeros castillos japoneses se construyeron en lo alto de montañas, y eran meramente defensivos porque los señores feudales luego vivían en lugares más convenientes. La evolución de los castillos llevó a los del tipo que os cuento hoy, construidos en la cima de pequeñas montañas o colinas grandes, pero con una llanura abierta delante de ellos.

De esta forma la eficiencia de las comunicaciones era mucho mayor y del abastecimiento del castillo, por supuesto. Pero al no estar tan altos y tener un terreno llano delante, eran lógicamente más vulnerables, por lo que se fortificaron mucho más que los castillos puros de montaña.

Castillo de Tsuyama

El castillo de Tsuyama (津山城) está situado en Sange (Tsuyama City), en la Prefectura de Okayama. Los orígenes de este castillo se remontan a una primera edificación que se empezó a construir en 1441, aunque con el nombre de Tsuruyama. En 1603 se inician obras de ampliación y se le cambia el nombre al actual. Llegó a tener 77 edificios, siendo el castillo con más edificaciones, pero en su larga y atribulada historia muchos desaparecieron, como su torre principal.

El castillo fue completamente destruido en 1874, durante la Restauración de Meiji. Posteriormente, en una exposición regional se construyó una réplica de esta torre principal, pero se decidió desmantelarla para que no fuera objeto de bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. En 2002 se inició el proceso de restauración de esta torre, que quedó completada en 2005. Eso sí, quitando esta torre y un muro de 45 metros de altura, no queda mucho más del castillo, y es una pena porque en su día se consideraba incluso más bonito que el castillo de Himeji.

Castillo de Tsuyama

Castillo de Himeji

Como ya os conté cuando os hablé de los 3 castillos más populares de Japón, el castillo de Himeji (姫路城) es seguramente el mejor ejemplo que queda en Japón de la arquitectura de castillos, porque la gran mayoría sufrieron daños bien durante los conflictos armados ocurridos en la Restauración de Meiji, a finales del siglo XIX, o bien en los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Este “castillo de la garza blanca” (o de la garceta) data de 1333 y es Patrimonio de la Humanidad.

Eso sí, si queréis visitarlo, os animo a que retraséis un poco vuestro viaje a Japón, ya que de momento la torre principal está cerrada por obras de restauración, que durarán hasta marzo de 2014. Si aun así vais, se podía hacer una visita a las instalaciones donde nos cuentan cómo van las obras y por qué se estaban haciendo.

Castillo de Himeji

Castillo de Matsuyama

El castillo de Matsuyama (松山城) se encuentra en la Prefectura de Ehime, en la isla de Shikoku, sobre el Monte Katsuyama, de 132 metros. Su construcción comenzó en 1603 y ha sufrido de lo lindo a lo largo de su historia, porque se quemó en 1642 y luego en 1784 un rayo quemó otra parte del castillo. Además, durante la Segunda Guerra Mundial, los bombardeos destruyeron otras partes. Por suerte, a partir de 1966 comenzaron los trabajos de restauración y ahora mismo podemos ver el castillo tal como era antaño.

Castillo de Matsuyama

Imágenes de Wikipedia.

Sobre El Autor

Luis es un ingeniero de telecomunicación que se encuentra cursando un Máster en Estudios de China y Japón: Mundo Contemporáneo, y que, tras su paso por el mundo de la telefonía móvil, trabaja como responsable de Redes Sociales y PR (relaciones públicas) en una agencia. Apasionado de la cultura japonesa, tanto tradicional como moderna, la tecnología, el turismo, la gastronomía, los idiomas y la fotografía, entre muchas otras cosas, y con poco tiempo para satisfacer todos estos intereses. Puedes encontrarle en el blog Profundidad de Campo.

2 Respuestas

  1. igo

    ¡Molan! Pero pensaba que el de Himeji es una reconstrucción, que se había hecho en los 50 siguiendo métodos tradicionales, pero reconstrucción al fin y al cabo, y que original sólo quedaba parte de la muralla, o algo así, ¿no?

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.