En todas las culturas existen artículos y costumbres que se supone traen buena suerte y ahuyentan las desgracias y los malos espíritus. En Japón, uno puede ver amuletos de la buena suerte por todas partes: en los bolsos, en las entradas de las casas, en las tiendas, en los templos, etc. Los engimono o amuletos de la buena suerte, se encuentran por doquier y aquí repasaremos los más conocidos e importantes.

Paseando por Japón podemos ver por las calles gatos con la pata levantada, búhos, muñecos daruma, mapaches con grandes órganos sexuales, siete dioses en un barco… Y en los templos, colgantes hechos de tela, tablones de madera con deseos escritos, pequeños papeles blancos atados a los árboles, etc. Son muchos los artículos y amuletos que en Japón otorgan la buena suerte y ahuyentan las desgracias; veamos a continuación los más conocidos.

Omamori

Omamori proviene del verbo mamoru que significa proteger, cuidar, defender. Así pues, este es el nombre que recibe una especie de colgante hecho de tela que se vende, sobre todo, en los templos japoneses y que según la creencia, evita los accidentes, mejora la salud, ayuda en el amor, ayuda a aprobar los exámenes, etc. Los japoneses llevan los omamori en muchos sitios, desde en el bolsillo, al bolso, en el coche o hasta en el móvil.

La bolsa, llamada omamori-bukuro, es normalmente de colores vivos y lleva bordado el nombre del templo donde se ha comprado. En su interior, cerrado a la vista, encontraríamos un pequeño papel con el nombre del dios protector para la ocasión y una oración escrita por un monje, que nos conecta con el dios del que obtendremos no sólo protección y compañía. Si la bolsa del omamori se abre y su interior se expone al exterior, se supone que la protección se pierde y habrá que comprarse otro omamori para estar protegidos. En teoría, un omamori dura toda la vida, aunque es común comprarse uno nuevo al acudir al templo en Año Nuevo, ya sea porque es tradición o porque el omamori anterior está muy deteriorado ya. En estos casos, hay que quemar el omamori antiguo, para pasar la protección al nuevo.

omamori

Según la religión sintoísta, hay dioses, llamados kami, en cualquier cosa. Por ello, si bien hay omamori generales, que sirven para una protección general, también hay omamori específicos, con su dios específico que cumple una protección específica. Por ejemplo, para las mujeres embarazadas existe el anzan-omamori (anzan significa parto fácil). La tradición rige a las mujeres que compren este artículo a colocarlo cerca del vientre, para que también esté en contacto con el feto. Para el amor tenemos el enmusubi-omamori, un amuleto específico para aquellas personas que quieren encontrar el amor, que quieren mantener la pareja que tienen o tener éxito en el matrimonio. El dios que les protege es el dios de las parejas, llamado Enmusubi. Es común que la pareja se compre dos omamori de este tipo iguales, rojo para ella y blanco para él. También existe un omamori para los estudiantes, que los protege y ayuda sobre todo durante la época de exámenes. El dios que les protege es el de la escritura, la poesía y los estudios.

Otros omamori específicos son los dedicados a las personas que están enfermas, ayudándolas a superar su enfermedad, los específicos para los conductores (o viajeros que tienen un largo recorrido por delante) y los dedicados a los negocios y el dinero, que sirven para pedir éxito, prosperidad, dinero, etc.

Asimismo, en la actualidad hay algunos omamori modernos, con personajes como Hello Kitty, por ejemplo, que están muy de moda entre los más jóvenes.

Ofuda

El ofuda se considera una especie de omamori para el hogar, que es normalmente más grande y está hecho de madera o de papel. En él, podemos encontrar una imagen del dios que les protege, su nombre, el nombre del templo o hasta el sello o imagen del mismo, junto con una oración o petición al dios. Los japoneses suelen colocar el ofuda en el interior de la entrada de sus casas o bien en el altar que hay en casa para los antepasados.

Maneki-neko

El maneki-neko es quizá uno de los amuletos japoneses más conocidos fuera de las fronteras niponas. Literalmente gato que invita a entrar, el maneki-neko es un divertido gato blanco con una de sus patas, normalmente la izquierda, levantada a la altura de la oreja y con la palma hacia delante. En la otra mano tiene agarrada una moneda llamada koban y del cuello le cuelga un pequeño cascabel. La clave del maneki-neko es saber que el gesto que hace el gato es el gesto japonés para llamar a alguien y pedirle que se acerque a nosotros. Por ello, este gato es muy querido por los japoneses y es normal verlo en cualquier establecimiento o casa japonesa, ya que se cree que el gato llama a la prosperidad, la felicidad, el éxito, el dinero, mientras que el cascabel del cuello ahuyenta a los malos espíritus. Es importante recalcar que existen gatos que saludan con la pata derecha, ya que en Japón se cree que esta es a pata que atrae el dinero y la fortuna, mientras que la izquierda atrae a los clientes y a la gente.

Maneki-neko

El origen del maneki-neko no es claro y existen muchas versiones de la historia. Alguna dice que el dulce gatito fue creado durante la restauración de Meiji imitando el gesto que hacían las prostitutas para llamar a sus clientes en la calle. Otra dice que una vez, un hombre rico tuvo que refugiarse bajo un árbol ante una tormenta y vio como un gato le hacía señas con su pata para que se acercara a un templo cercano. Justo cuando el hombre hizo caso al gato, cayó un rayo en el árbol. Cuando el gato murió, se creó el maneki-neko en su honor.

Actualmente, hay varios tipos de maneki-neko, aunque el original sigue siendo el más popular. Por ejemplo, el maneki-neko negro es especialmente bueno contra los malos espíritus, mientras que otros colores pueden ayudar a una persona enferma a sanarse.

En occidente, el maneki-neko ha llegado sobre todo desde Estados Unidos, donde lo han adaptado a sus costumbres, cambiando la forma en que el gato mueve la pata. Mientras que el japonés lo hace con la palma mirando hacia abajo (gesto típico de los japoneses), el estadounidense lo hace con la palma mirando hacia arriba, gesto típico de los occidentales.

Daruma

El muñeco daruma es otro de los amuletos japoneses más conocidos. Es un muñeco rojo, sin brazos ni pies, con una cara masculina que tampoco tiene ojos, solo dos círculos blancos. Al ser redondeado, aunque se balancea, nunca se cae, de manera que representa la perseverancia y el esfuerzo. El daruma representa a un antiguo monje budista indio llamado Bodhidharma, que fue el fundador del budismo zen y el responsable de que la doctrina de Buda llegara a China. Dice la leyenda que el monje no alcanzó la iluminación hasta 9 años después de meditar a solas en una cueva y que por ello, después de tanto tiempo sin moverse, no sólo se le cayeron los brazos y piernas, sino que el propio monje se arrancó los ojos para concentrarse mejor.

Daruma

Foto de calamel.jp

Normalmente los japoneses regalan muñecos daruma para ofrecerle la oportunidad a alguien de conseguir cumplir un deseo, por ejemplo en su cumpleaños, en Año Nuevo o ante un nuevo proyecto. Cuando se quiere pedir un deseo, se hace pintándole uno de los ojos. Si el deseo se cumple, habrá que pintarle el otro ojo en señal de agradecimiento.

En los primeros días del año, se celebran varias ferias en muchos lugares de Japón dedicadas al muñeco daruma. Una de las más conocidas es la que se celebra en el Daruma-dera (literalmente, “templo de daruma”) de Takasaki (prefectura de Gunma), los días 6 y 7 de enero de cada año.

Tanuki

El tanuki es básicamente un mapache, una criatura que los japoneses siempre han considerado extraña y sobrenatural y que por ello es popular en muchos cuentos antiguos, donde siempre aparece engañando a los protagonistas. Actualmente, sin embargo, el tanuki tiene más una imagen cómica que asustadiza, ya que se caracteriza por una gran barriga y unos testículos enormes. Lleva un sombrero de paja, que le protege de la mala suerte, y un libro de cuentas y una botella de sake en las manos, símbolos de prosperidad en los negocios.

17082007kanazawa-54

La leyenda dice que quien se encuentre con una figura de tanuki deseará tomar alcohol. Por ello, es común encontrar figuras de tanuki en las entradas de restaurantes y tiendas de bebidas alcohólicas, ya que otorgan buena suerte a este tipo de negocios, aunque cada vez es más frecuente su presencia en las propias casas japonesas, por su divertido aspecto, muy querido por los niños.

Shichifukujin

Los shichifukujin, como su nombre indica (shichi significa siete, fuku es suerte y jin es dios), son los siete dioses de la suerte. El grupo simboliza las siete virtudes del ser humano: la longevidad, la oportunidad, la popularidad, la franqueza, la magnanimidad, la dignidad y la bondad. Tan sólo uno de ellos es japonés, el dios Ebisu, mientras que Daikokuten, Bishamonten y Benzaiten son de la India, y Hotei, Jurojin y Fukurokuju son de China. Todos ellos tienen sus seguidores, dependiendo de la profesión de cada uno, aunque en general todos ofrecen buena suerte en los negocios y a los comercios.

Shichifukujin

El dios Ebisu es la única deidad japonesa entre los siete. Éste es el dios de la fortuna, la riqueza y los negocios y normalmente lleva consigo una caña de pescar y un pescado, símbolo de abundancia en la comida. Es el dios de los pescadores, los agricultores, los mercaderes, los ejecutivos y los extranjeros.

La única mujer entre los siete, la diosa Benzaiten (también conocida como Benten) es la diosa de la música, la elocuencia, las artes y la literatura. Esta diosa, que siempre lleva consigo un instrumento de cuerda llamado biwa, y que a veces aparece en compañía de una serpiente blanca, es la diosa de los artistas, los escritores, los bailarines, los pintores, los escultores, etc.

El dios Daikokuten, siempre sonriente y de piernas cortas, es el dios de la riqueza y la prosperidad. Vestido al estilo chino, lleva un saco repleto de objetos de valor. Es el patrón de los artistas, granjeros, hombres de negocios, banqueros y financieros y se le conoce por ser un buen cazador de demonios.

Fukurokuju es el dios chino de la sabiduría, la felicidad, la riqueza y la longevidad. Es fácilmente reconocible por su gran cabeza, que ocupa casi la mitad de su cuerpo. Se dice que le gusta jugar al ajedrez y por ello es el patrón de los jugadores de ajedrez, los creadores de relojes y los atletas.

Hotei, también conocido como el Budha sonriente, es un dios calvo, regordete y muy sonriente. Éste es el dios de la satisfacción y el comercio, el guardián de los niños y el patrón de los adivinos y los camareros. Lleva consigo una gran bolsa que contiene un buen número de artículos necesarios para el día a día. La tradición dice que acariciar su barriga –símbolo de generosidad– trae buena suerte.

Bishamonten, el dios protector, era en realidad un misionario budista, aunque a veces se le confunda con el dios de la guerra por su apariencia. Vestido con armadura y casco, en una mano tiene una torre que simboliza la fe y en la otra una espada que defiende la fe y le convierte en el perfecto guardián contra la maldad. Es el dios de la dignidad y de la buena fortuna, la riqueza, la felicidad, la bondad y la fe.

Jurojin es el dios taoísta de la prosperidad y la longevidad. Siempre lleva consigo un pergamino y un bastón que según la leyenda contiene toda la sabiduría del mundo. Es el dios de los profesores, los científicos, los matemáticos y los maestros.

La tradición dice que en Nochevieja, los siete dioses llegan juntos a tierra a bordo de su barco del tesoro (llamado takarabune en japonés) para compartir con todos su felicidad y riqueza. Se dice que si el día 2 de enero uno coloca un dibujo de los siete dioses en su barco bajo la almohada tendrá suerte durante todo el año, siempre que el sueño que tenga sea bueno. Durante las celebraciones de Año Nuevo, es tradición también el shichifukujin meguro, peregrinar a diferentes templos dedicados a los shichifukujin para conseguir buena suerte y prosperidad para el año que entra. Cabe recalcar que existen unos 81 caminos de peregrinaje por todo Japón. Otra tradición es acariciar la cabeza y los hombros de las estatuas del dios Daikoku (el dios de la riqueza y la prosperidad) o la barriga del dios Hotei que hay en los templos japoneses; hacerlo llevará riqueza y prosperidad laboral. Asimismo, es muy famoso el Ebisu matsuri (festival del dios Ebisu) que se celebra en muchos templos japoneses a principios de año. Los japoneses acuden en masa a comprar hojas de bambú con amuletos, que se cree otorgan buena vida a los negocios.

Fukusuke

El origen del enano fukusuke no está muy claro. Algunas leyendas indican que fue un mercader de Kioto durante el período de Edo y que tuvo muchísimo éxito en sus negocios. Por ello, la creencia es que los muñecos fukusuke dan éxito en los negocios. Vestido como un samurái, tiene la cara y las orejas grandes, un símbolo de riqueza. Los japoneses comúnmente le llaman fukumimi (mimi significa oreja en japonés).

Fukusuke

Teru-teru bōzu

Este amuleto para pedir buen tiempo es muy popular entre los niños, sobre todo los días antes de una excursión o un viaje. El teru-teru bōzu es un muñeco hecho a mano por los niños, normalmente de papel, que se cuelga en las ventanas o en la entrada de la casa para pedir que haga buen tiempo y no llueva.

teru-teru bozu

Foto de 1go2go.cocolog-nifty.com

Ema

Los ema son unos tablones de madera donde la gente escribe sus deseos y que cuelgan en los templos. Tradicionalmente tienen un dibujo de un caballo (aunque a veces aparece otro animal) en uno de los lados, ya que la creencia general es que los dioses iban en caballos. Sin embargo, cada vez es más popular que aparezcan símbolos del templo en cuestión o hasta de la estación del año durante la que se venden. En ellos, la gran mayoría de gente pide buena salud, suerte en los negocios, en el amor, en los estudios, etc.

05082007Hiroshima-36

Omikuji

Los omikuji son pequeños papeles que adivinan el futuro y que se pueden comprar en la gran mayoría de templos japoneses. En un omikuji, uno puede leer varias predicciones que van desde daikichi (muy buena suerte o gran suerte) a daikyō (muy mala suerte), pasando por una gran variedad de estados intermedios: suerte media (chūkichi); pequeña suerte (shōkichi); suerte (kichi); media suerte (hankichi); casi suerte (suekichi); suerte casi pequeña (sueshōkichi); mala suerte (kyō); pequeña mala suerte (shōkyō); media mala suerte (hankyō)y casi mala suerte (suekyō). La creencia popular dice que si te toca un omikuji de mala suerte es recomendable atarlo en los árboles del templo, para que esa mala suerte se la lleven los dioses consigo

13082007heianjingu-17

Kumade

El kumade, o rastrillo de bambú, es un utensilio muy utilizado todavía hoy en día en la sociedad japonesa, ya sea para plantar o para limpiar el suelo de hojas. Al parecer, los rastrillos de bambú se empezaron a vender en los templos durante las fiestas y festividades y los dedicados a los dioses de los negocios se hicieron especialmente populares.

kumade

Foto de sakura-hostel.co.jp

Durante el período Edo, se empezó a decorar los rastrillos con otros símbolos de la suerte, como monedas de oro, imágenes de los shichifukujin, réplicas del takarabune (barco del tesoro), etc. proporcionando a los rastrillos una nueva identidad, no sólo como objeto del día a día, sino la de amuleto de la buena suerte. Hoy en día, la creencia es que el rastrillo, en vez de recoger hojas del suelo, recoge felicidad y buena suerte para su propietario.

Animales que traen suerte

Además del gato maneki-neko o del mapache tanuki, existen en Japón otros animales que popularmente atraen a la buena suerte. Dice una popular leyenda japonesa que escuchar el canto de un búho (fukurō en japonés) es símbolo de buena suerte. Por ello, las figuras de búhos (sobre todo las doradas o hechas de cristal) son muy protegidas por los japoneses. Asimismo, las tortugas (llamadas kame, en japonés) son también muy queridas por ser consideradas animales de buena suerte, que simbolizan la longevidad y la protección. Por ello, las tortugas aparecen en multitud de templos y celebraciones en Japón y son frecuentemente un regalo de bodas. Otro animal que popularmente trae buena suerte es el mono (llamado saru en japonés), ya que la palabra japonesa puede significar también “ahuyentar la mala suerte”. Es muy famosa la imagen de los tres monos sabios que representan tres maneras de vivir en este mundo: mizaru (no ver maldades), iwazaru (no decir maldades) y kikazaru (no oír maldades). La terminación del verbo en –zaru recuerda al término japonés para mono, saru.

Saru

Foto de yocchannonankurunaisa.ti-da.net

Japón es, pues, un país repleto de amuletos y artículos para obtener buena suerte. Existen muchísimos más, aquí tan sólo hemos hecho una breve introducción, pero todos ellos nos ofrecen pequeños detalles de la cultura japonesa, nos acercan un poco más a Japón.

Entrada publicada originalmente el 12 de febrero de 2006.

Sobre El Autor

Máster en Estudios de Asia Oriental - experta en Sociedad y Cultura de Asia Oriental (UOC). Posgrado en Asia Oriental (UOC). Licenciatura en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB). Catalana de nacimiento y madrileña ya de adopción aunque con un cachito de mi corazón en Kioto, Japón, donde estudié en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto. El mundo de las geishas, las artes tradicionales, la cocina japonesa, la antropología y los estudios de género (especialmente sobre masculinidad y masculinidades japonesas), además de escribir, viajar y la fotografía son mis grandes pasiones. Aunque por encima de todo soy mamá :)

41 Respuestas

  1. Isauri

    me gusto mucho,yo estoy buscando una piedra que pnga con letras chinas longevidad armonia salud o poder y no la encuentro ,yo quisiera que en privado me mandasen un emil y me lo confirmasen,gracias

    Responder
  2. Esteban

    muy buen articulo, si señor.

    me ha gustado especialmente las referencias al idioma japones

    Responder
  3. Mane

    Muy Buen Articulo
    Lo Que me gusto mas fue saber lo del gatito, porque ya me hacia curiosidad, aunque me hubiese gustado el significado dependiendo de los colores

    Responder
  4. jennifer

    muy buen articulo, esta echo especialmente para aquellos que amamos el arte oriental muy bonito, y muy elegante..

    Responder
  5. karol

    me gusto mucho el articulo, ya que abrire una cafeteria estaba buscando objetos o simbolos orientales de la abundancia, asi que dibujare dos gatito en la puerta de entrada cada uno con una pata levantada en derecho e izquuierdo,
    gracias

    Responder
  6. Cassstormf

    pues me agrado mucho el contenido estaba buscando algun talisman que se relacionara con los sueños sobre todo algo de las grullas ya que me pasa algo curioso me regalaron hace un tiempo un bordado de tela que se cuelga en la pared aomo una especie de servilleta o algo asi, tiene un dibujo de una cascada y muchas grullas tanto abajo com alnzando vuelo, pues me agrado tanto que lo colgue en la cabecera de mi cama desde en tonces no hay dia en que no tenga sueños tanto curiosos como premonitorios y solo pasa cuando duermo en mi cama ya que por actividades personales no siempre llego a dormir a mi casa asi que queria saber si esas grullas tiene algo que ver

    de todos mods buena pagina ya que me encanta la cultura japonesa

    Responder
  7. Ute-chan

    Me ha encantado, y al igual que lo que algunos ya han mencionado, me encantó el teru-teru bōzu :B
    Me encanta esta web :)

    Responder
  8. Moira

    Hola me gusto mucho la pagina.Yo vivo en argetina y la verdad me encantaron mucho todos los amuletos, me encanta,saber acerca de amuletos de todas las culturas, ya sea para la salud suerte amor etc…pero quisiera saber donde puedo conseguir algunos de estos en mi pais Argentina.

    Responder
  9. Spanish Co N1

    muy interesante lo del gatito, hace 4 meses estuve en Nueva York y estaba plagado de Maneki-Neko. Por cierto este mensaje va para Isauri las palabras que buscas en chino aquí van, estan escritas en chino tradicional y se usa para inscripciones. Luego las pasas tu a las piedras, jejeje

    longevidad 長 壽

    armonia 和 諧

    salud 健 康

    poder 可 以

    Responder
  10. Jaime Saladrigas Cussons

    Una vez más, muy informativo. Esta web es un complemento educativo estupendo. ¡Muchas gracias! De verdad, me siento muy agradecido y afortunado de haberla descubierto. Trabajo en turismo y aprovecho toda oportunidad que se me ofrece – como esta web – para reciclarme, aprender más cosas.
    Arigato!
    P.D. es una suerte que no viva en Japón. Una amiga, que si lleva años coomo jefa de sala de un prestigioso restaurant me dijo que lo de tener que recordar cada una de las diferentes ocasiones en que hay que corresponder con un regalo, le supuso un infierno. Hacer regalos puede conducir al stress.

    Responder
  11. Tavo

    Arigato gozaimashita, Raura-sama!
    Muy interesante ver ese lado de la cultura japonesa (^_^ )

    Responder
  12. Ebisu matsuri - Japonismo.com

    [...] el 9, 10 y 11 de enero dedicado al dios Ebisu, uno de los siete dioses de la buena fortuna (shichi-fukujin), dios de la riqueza y por lo tanto patrón del comercio y los negocios. El dios Ebisu normalmente [...]

    Responder
    • Laura

      El teru-teru bozu es un encanto de amuleto… A ver si me animo a hacer un artículo más extenso sobre él, cómo hacerlo, etc

      Gracias por el comentario!

      Responder
  13. Ce

    Me podriais ayudar con el significado de un caracter que no entiendo?
    no se si es chino o japones y me trae de vareta
    相es como el primer caracter de estos dos pero tiene un palito horizontal debajo de esos dos trazos diagonales, sin llegar a tocarlos.

    MUCHAS GRACIAS!

    Responder
  14. Lila Gomez

    Estaba leyendo un articulo sobre algunas tradiciones japonesas y me enteré de que cuando algun japonés regala dinero, incluye una grua de papel en el sobre para indicar la buena voluntad de quien lo obsequia. ¿Es esto cierto? Existe alguna referencia bibiliografica en donde se hable de esto?

    Apreciaria mucho tu ayuda. Muchas gracias.

    Responder
  15. mariaC

    quisiera que me orientaras donde puedo comprar amuletos japoneses on line a buen precio
    gracias

    Responder
  16. Jackie

    Quisiera un amuleto para mi hogar q haya prosperidad, salud, y mucho amor, mi hermano viajara a Tokio , cual me recomiendan

    Responder
  17. kinnikuman

    Estoy buscando un amuleto japonés q sirva para el amor, el trabajo y la suerte en la vida, en general. Me gusta mucho la cultura asiática (sobretodo la japonesa), y tengo un colgante q compré en un monasterio budista, pero no me acaba de agradar (por otro lado, no creo q sea bien bien lo mismo, ya q mi conocimiento sobre estos temas es casi mínimo, pero por lo q puedo descubrir y comprobar, hay algunas diferencias).

    Responder
  18. Amada de Jesús

    Puede ser tradición, respeto a la cultura y todo eso pero YO SOLO CREO EN DIOS PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO. En la Biblia dice que sólo se llega a Dios por Jesucristo y que Dios es un Dios celoso que aborrece la idolatría y los falsos Dioses. Respeto todo PERO no creo en nada de ello. SOLO CREO EN LO SOPORTADO EN LA SANTA PALABRA DE DIOS QUE ES COMO UNA ESPADA CORTANTE Y EN ENCOMENDAR NUESTRA VIDA, NUESTROS NEGOCIOS, NUESTRO VIVIR A EL… Amen, Amen, Amen.

    Responder
  19. Martin

    Muy bueno!! Me ha gustado mucho, esta muy bien explicado. Gracias por tomarte tu tiempo!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.