El enrojecimiento de las hojas de otoño es un espectáculo de la naturaleza digno de ver y una de las actividades que mejor definen el otoño japonés. Para aquellos que viajéis a Japón en otoño, hemos recopilado los mejores sitios para disfrutar del momijikōyō.

Durante el otoño y con la bajada de temperaturas, las hojas de los árboles en montes, ciudades y parques de todo Japón se tornan amarillas, naranjas, rojas y hasta violetas en un espectáculo natural del que todo el país participa y disfruta. Este espectáculo se llama kōyō (紅葉) o popularmente simplemente momiji, en relación a las hojas del arce japonés, que se tornan de un color rojizo precioso y son las favoritas de los japoneses.

momiji en kiyomizudera kioto

Iluminación nocturna especial para el momiji en el templo Kiyomizudera de Kioto (imagen de Inakaseikatsu).

Al contrario que sucede con el florecimiento de los cerezos o sakura, el momiji avanza por el país de noreste a suroeste. Así, en Hokkaido el enrojecimiento de las hojas de otoño puede comenzar a verse a finales de septiembre, mientras que en Kyushu no se disfruta del cambio de color hasta principios de diciembre.

Las condiciones que afectan al momiji cambian año tras año, pero en nuestro especial sobre viajar a Japón para disfrutar del momiji podéis encontrar toda la información actualizada, así como mapas, fechas concretas y un montón de cosas más.

Disfrutar del momiji

Hemos realizado nuestra recopilación a partir de la lista oficial de los 100 mejores sitios para disfrutar de los cerezos en Japón y nuestras recomendaciones personales que, en muchos casos, se ven influenciadas por lugares turísticos que creemos merece la pena visitar, especialmente en otoño.

Esperamos que os sirva para planificar vuestro viaje a Japón, ¡ahí van!

La lista de la Asociación de turismo de Japón

La Asociación de turismo de Japón publica su propia lista de los mejores sitios para disfrutar del momiji en Japón. Podéis verla completa aquí, aunque anotamos a continuación los 20 mejores lugares según ellos: Ranking de Asociación de turismo de Japón.

  1. El templo Kiyomizudera en Higashiyama, Kioto.
  2. La cascada Ryuzu en Nikko, prefectura de Tochigi.
  3. La zona de Kumojochi en Karuizawa, prefectura de Nagano.
  4. La calle Metasequoia Namiki en Takashima, prefectura de Shiga.
  5. Oirase Keiryu en el lago Towada, prefectura de Aomori.
  6. El parque Showa Kinen Koen en Tokio.
  7. La zona de Arashiyama en Kioto.
  8. La cordillera Hakkoda Renpo en Aomori.
  9. Sukayu Onsen en Jigokunuma, prefectura de Aomori.
  10. El santuario de Kibune, al norte de Kioto.
  11. El monte Daisetsuzan en el parque nacional Daisetsuzan, prefectura de Hokkaido.
  12. La zona del lago Kawaguchi, a los pies del monte Fuji en la prefectura de Yamanashi.
  13. La zona de Irohazaka en Nikko, prefectura de Tochigi.
  14. La calle Koshu Kaido Icho-namiki en Hachioji, Tokio.
  15. Distrito de Yumoto en Nikko, prefectura de Tochigi.
  16. El valle Dakikaeri keikoku en el lago Tazawako, prefectura de Akita.
  17. Las montañas de Zao en la prefectura de Yamagata.
  18. La zona del estanque Taisho y el puente Kappa de Kamikochi, prefectura de Matsumoto.
  19. La zona de Nyuto Onsenkyo, prefectura de Akita.
  20. La calle Meiji Jingu Gaien en el barrio de Aoyama, Tokio.

El top 10

Cuesta mucho decidirse únicamente por 10 lugares, pero combinando diferentes listas y rankings, ahí van los 10 mejores sitios donde disfrutar del momiji en Japón:

  1. La calle Meiji Jingu Gaien en Tokio.
  2. La zona de Arashiyama en Kioto.
  3. Kaoru Arashikei en Toyota, prefectura de Aichi.
  4. Calle Metasequoia Namiki, en Takashima, prefectura de Shiga.
  5. Parque Koishikawa Korakuen en Tokio.
  6. Parque Rikugien en Tokio.
  7. Templo Hondotera en Matsudo, prefectura de Aichi
  8. Parque de Nara en Nara.
  9. Parque del castillo de Akizuki en Asakura, prefectura de Fukuoka.
  10. Zona de Koyasan, a las afueras de Osaka.

Nuestra recopilación

KIOTO

Kioto, la antigua capital de Japón es probablemente uno de los mejores sitios para disfrutar del enrojecimiento de las hojas de otoño, que cambian de color a mediados de noviembre aproximadamente (del 15 de octubre al 15 de diciembre, con la temporada alta, por decirlo de alguna manera, a mediados de noviembre). La gran mayoría de templos y santuarios abren por la tarde/noche en eventos especiales con iluminación exclusiva, para que podamos disfrutar del momiji en un ambiente casi místico.

Por tanto, hay muchísimos sitios desde los que disfrutar del momiji en Kioto, así que tan sólo os mencionamos los más famosos y conocidos, pero entended que hay momiji en casi cualquier rincón de la ciudad y sus alrededores. Eso sí, si Kioto ya es preciosa en cualquier época del año, en otoño cuando las hojas de arce lo tiñen todo de rojo, su belleza aumenta y por lo tanto el número de turistas también. Y aunque realmente todo esté a rebosar de gente, sigue mereciendo la pena. Muchísimo.

En una entrada específica os hablamos de los 15 mejores sitios donde disfrutar del momiji en Kioto para que tengáis los mejores sitios.

momiji en arashiyama kioto

Momiji en Arashiyama, Kioto (imagen de 今日の1枚).

TOKIO

La actual capital, Tokio, no es tan conocida como Kioto por su momiji, pero eso no significa que no haya lugares preciosos desde los que disfrutar de la belleza del enrojecimiento de las hojas de otoño.

Al igual que en Kioto, las hojas de otoño cambian de color a mediados de noviembre aproximadamente (del 15 de octubre al 15 de diciembre, con la temporada alta, por decirlo de alguna manera, a mediados de noviembre). Algunos templos y barrios organizan eventos especiales con iluminación exclusiva, para que podamos disfrutar del momiji en un ambiente casi místico.

De hecho, señalamos los 12 mejores sitios donde disfrutar del momiji en Tokio en una entrada específica donde podéis encontrar los mejores sitios y algunas recomendaciones más.

Otros lugares por región

Mapa

Os dejamos con un mapa detallado de todos los lugares que aparecen en esta entrada, para que podáis navegar por él, ya sea directamente por regiones o prefecturas o simplemente mirando qué lugares podrían entrar en vuestro recorrido por Japón:

REGIÓN DE HOKKAIDO y TOHOKU

Hokkaido es la primera región de Japón en ver cómo las hojas se tornan amarillas, naranjas, rojas y púrpuras, seguida de la región de Tohoku, en Honshu. En estas zonas, podemos disfrutar del momiji desde mediados de septiembre hasta finales de octubre. Los mejores sitios para disfrutar del momiji en Hokkaido y Tohoku son:

  • El Parque Nacional de Daisetsuzan nos ofrece muchas opciones de ocio en montaña, además del cambio de las hojas de otoño (a mediados de septiembre), especialmente precioso cuando se reflejan las hojas en el lago.
  • El valle de Noboribetsu es una visita por sí misma, que nos permite disfrutar del senderismo mientras vemos momiji (a comienzos de octubre) y relajarnos en uno de sus decenas de onsen.
  • El Parque Nacional de Shiretoko, especialmente recomendable la zona de los Cinco Lagos de Shiretoko, donde las hojas comienzan a cambiar a mediados de octubre.
  • La zona del lago Onuma. Las hojas del parque comienzan a cambiar e color a finales de octubre y se pueden disfrutar paseando por la zona de los lagos. La vista desde aquí del monte Komagadake es simplemente espectacular. Se disfruta mejor alquilando una bici para pedalear alrededor de los lagos Onuma y Konuma.
  • La zona de onsen de Jozankei, a las afueras de Sapporo, nos permite hacer senderismo mientras disfrutamos del cambio de color de las hojas y relajarnos después en uno de sus múltiples onsen.
  • Toda la zona de Niseko es impresionante durante el momiji y nos ofrece muchas opciones de ocio además del senderismo, como disfrutar de los onsen de la zona, ir en canoa o parapente o jugar al golf.
  • La zona de la presa Okutadami, en el río Tadami está especialmente bonita en otoño porque las hojas de los arces y otros árboles de la zona se reflejan en el lago. Hay barcos turísticos que navegan por el lago, una de las mejores maneras de ver la belleza de la zona… ¡merece mucho la pena!
  • Las montañas Hachimantai, especialmente en la cima del monte Hachimantai y las zonas onsen de Goshogake, Tamagawa y Nyuto desde mediados de octubre. En Nyuto Onsen recomendamos especialmente el onsen Tae-no-yu que ofrece unas vistas panorámicas espectaculares de los colores de otoño de las montañas que lo rodean.
  • La zona del monte Nasu-dake está preciosa también en otoño. Es recomendable subirse al teleférico en Sanroku y disfrutar de las vistas desde ahí. A la vuelta, podemos descansar en el onsen Nasu-Yumoto, ¡precioso!
  • El lago Towada, especialmente la zona del río Oirase (en la prefectura de Aomori) donde hay un sendero precioso en otoño. Las hojas cambian de color a finales de octubre y se disfrutan mejor desde uno de los barcos que navegan por el lago o haciendo senderismo para ver los distintos desfiladeros y cascadas que hay por toda la zona.
  • Los alrededores del templo Yamadera (en Yamagata) ofrecen un espectáculo maravilloso en cualquier época del año, pero todavía más en otoño con el cambio de las hojas.
  • El desfiladero Naruko, en la prefectura de Miyagi, especialmente desde el puente Ofukuzawa. Las hojas cambian de color a finales de octubre/comienzos de noviembre y ofrecen un espectáculo impresionante.
  • La zona del lago de Urabandai, en el monte Bandai, ofrece muchos senderos desde los que disfrutar de la naturaleza de otoño, con el cambio de color de las hojas a mediados/finales de octubre. Merece la pena alquilarse un coche y circular por la carretera Bandai Azuma Lakeline, que nos ofrece unas vistas simplemente espectaculares.
  • El valle de Nagatoro-kyo es espectacular, especialmente la zona del río Arakawa, que está llena de arces japoneses. Se disfruta mucho mejor subiendo con el teleférico hasta el monte Hodo, desde donde hay vistas impresionantes.
  • El pueblo de Ouchi-juku, en la prefectura de Fukushima, no sólo nos transporta al Japón del pasado, sino que también nos ofrece vistas maravillosas del momiji. Situado en la antigua ruta Shimotsuke-kaido, que conectaba Aizu-Wakamatsu y Nikko Imachi desde el siglo XV al siglo XIX, el pueblo ha mantenido su look tradicional con lo que una excursión en otoño es doblemente placentera, ya que disfrutamos de sentirnos como en el Japón del periodo de Edo y encima disfrutamos de las hojas rojas del otoño japonés.
  • Toda la zona de Hiraizumi y especialmente los alrededores del templo Chusonji se torna de mil colores durante el otoño.
  • La calle Aoba-dori en Sendai (y toda la ciudad en general) es una buenísima opción si no podemos o no queremos hacer senderismo por la naturaleza de Hokkaido o de Tohoku.
momiji en Daisetsuzan Hokkaido

Momiji en las montañas Daisetsuzan, Hokkadio (imagen de hsr123)

REGIÓN DE KANTO

A las afueras de Tokio y en la zona de Kanto destacamos los siguientes lugares:

  • El sendero Ten-en de Kamakura, especialmente a mediados de noviembre, nos ofrece la posibilidad de hacer senderismo y disfrutar del cambio de color de las hojas de otoño. Muy recomendable también es visitar la zona del santuario Tsurugaoka Hachimangu, que gracias a los colores de las hojas de otoño adquiere una belleza casi mística.
  • El pueblo de Karuizawa, a 70 minutos en shinkansen desde Tokio, es un destino turístico muy popular que en otoño dobla su belleza gracias al momiji, especialmente toda la zona alrededor del estanque Kumoba y la cascada Shiraito.
  • El monte Takao ofrece una oportunidad única de realizar senderismo en un entorno natural y disfrutar del enrojecimiento de las hojas de otoño.
  • Toda la zona de Nikko es destino obligado para el turista, pero en otoño todavía más. El momiji, que aparece aquí a mediados de noviembre, ofrece vistas preciosas de toda la zona, especialmente en la zona de los lagos Yunoko y Iroha Zaka y también la zona de Senjogahara.
  • La zona de Hakone, especialmente a mediados de noviembre, también es digna de ver y ofrece colores realmente espectaculares.
  • El parque memorial Showa Kinen Koen en Tachikawa, es un buen lugar para hacer una excursión relajada de día, ya que además de disfrutar del momiji (especialmente ginkgos pero también arces y cornejos floridos o hanamizuki, en japonés), podemos hacer una barbacoa (hay sitio para ello) o todo tipo de deportes.
  • El parque marítimo de Hitachi, en Hitachinaka (Ibaraki) siempre ofrece unas vistas espectaculares, pero es que en otoño parece casi falso, con un manto rojo que lo cubre todo. El mejor momento para ir es a mediados de octubre.
  • El valle de Yoro es uno de los últimos sitios donde disfrutar de las hojas rojas de otoño (relativamente) cerca de Tokio, por lo que si llegamos tarde a Tokio puede ser una buena opción para ver momiji.

REGIÓN DE CHUBU

La zona del centro de Honshu es relativamente poco conocida por los turistas occidentales, aunque destinos como Takayama y Shirakawa-go estén cada vez más de moda. Pero toda la zona, desde los Alpes Japoneses hasta el lago Biwa o los alrededores de Osaka, merece ser visitada y muy especialmente en otoño.

En la zona centro de Japón destacamos:

  • Los jardines Kenrokuen, en Kanazawa, también ofrecen la posibilidad de disfrutar del momiji en un entorno más urbano. Merce la pena sentarse en la casa de té y relajarse tomando un té mientras vemos los colores del otoño japonés sobre el jardín.
  • La ruta Tateyama Kurobe en los Alpes Japoneses es muy conocida por las hojas de otoño. Por su altitud, podemos disfrutar del momiji desde finales de septiembre hasta comienzos de noviembre. Uno de los aspectos más bonitos de esta zona es que aquí no sólo veremos colores amarillos, anaranjados o rojizos, sino también verde intenso de los pinos y bambús de la zona. La mejor manera de disfrutar del espectáculo es subir al funicular hasta Daikambo.
  • La zona del resort de Hakuba Happōne en Hakuba (Nagano) es también preciosa en otoño, especialmente si observamos el paisaje con la primera luz del día o al atardecer.
  • La zona de Kamikochi, en los Alpes Japoneses, especialmente cuando las primeras nieves cubren la cima de las montañas Hotaka y el resto se cubre de hojas rojizas creando una vista espectacular.
  • Pasear por Hida Takayama es precioso ya de por sí, pero si además le sumamos el momiji, el resultado es espectacular. Toda la ciudad merece la pena, pero destacamos especialmente el sendero Higashiyama (un camino de 4 km. por la zona de templos de Higashiyama) y el sendero Kitayama que nos lleva hasta el parque Kitayama. Desde ambos caminos disfrutaremos enormemente de los mil colores del otoño japonés.
  • El pueblo de Shirakawa-go es simplemente precioso, pero en otoño las montañas que lo rodean se tornan de colores amarillos, anaranjados y rojizos, dándole a la zona una belleza especial.
  • El parque Iwayado en Seto (Aichi) es otro de los lugares destacados del centro de Japón para disfrutar del momiji, gracias a los centenares de arces que se reflejan en el río.
  • El valle Kōrankei es conocido por sus 4.000 arces que van cambiando poco a poco de color y que le otorgan a la zona el nombre de goshoku momiji u hojas de arce de cinco colores, porque podemos ver hojas verdes, amarillas, naranjas, rojas y púrpuras o violetas a la vez.
  • El santuario de Ise es una visita en sí misma, pero en otoño la visita merece todavía más la pena.

REGIÓN DE KINKI

La zona cercana a Kioto, Osaka, Nara y hasta Kobe dispone de algunos sitios muy bonitos, algunos turísticos, otros no tanto, donde disfrutar del momiji:

  • El lago Biwa es uno de los mejores lugares para disfrutar del enrojecimiento de las hojas de otoño en la región de Kansai, especialmente la zona alrededor del templo Keisokuji, que cuenta con unos 200 arces.
  • En Nara, el parque de Nara nos ofrece la posibilidad de visitar sus tesoros nacionales, saludar a sus renos y disfrutar de la belleza del cambio de color de las hojas en otoño.
  • A las afueras de Osaka, el parque de Minō ofrece preciosas vistas de momiji en un entorno natural muy bonito (aunque extremadamente turístico, todo sea dicho). Podemos comer tempura de momiji mientras disfrutamos del enrojecimiento de las hojas de otoño… ¿qué más se puede pedir? :)
  • La zona del monte Koya ofrece momiji a comienzos de noviembre, por lo que es un destino ideal para aquellos que no llegan a ver el resto de momiji en las zonas bajas de la prefectura.
momiji en shirakawago

Momiji en Shirakawago (imagen de Machikawa Co’s)

REGIÓN DE CHUGOKU  Y KYUSHU

El suroeste de Japón no es una zona muy propicia para ver momiji, porque las temperaturas son más elevadas que en el resto del país, pero hay algunos lugares que sí merece la pena visitar si visitamos la zona en otoño:

  • La isla de Miyajima es preciosa en cualquier época del año, pero si vamos a finales de noviembre podremos disfrutar del espectáculo de las hojas rojas. Eso sí, no tanto en la zona del torii y el santuario de Itsukushima, las más turísticas y conocidas, sino en la zona del valle de los arces o Momijidani, a los pies del monte Misen, que, como no podía ser de otra manera con ese nombre, luce preciosa en otoño.
  • La zona cercana a la cascada del desfiladero de Takachiho (Miyazaki) es preciosa en cualquier época del año, pero en otoño es simplemente maravilloso poder alquilar una barquita y remar por sus alrededores mientras disfrutamos de las hojas de otoño.
  • Las montañas Kuju ofrecen una oportunidad única de hacer senderismo y disfrutar del momiji por la zona de Kyushu.
  • La zona del castillo de Kumamoto ofrece una buena oportunidad a los visitantes de la zona gracias a sus árboles ginkgo, que tiñen todo de amarillo.
momiji en miyajima 2

Momiji en Momijidani, Miyajima (imagen de Retrip)

¡Disfrutad del enrojecimiento de las hojas de otoño en Japón!

NOTA: Esta recopilación se ha realizado después de revisar las recomendaciones de Independent Traveler, Japan Guide, JNTO, Keihan, Yokoso Japan, JNTO-2014, JR-East, JapanTravelInfo, Inside Kyoto, Triple Lights, TsunaguJapan, RocketNews24Japan Attractions, RocketNews24.