Como alguna vez os he ido contando, en Japón son muy populares las listas de 3 elementos. Hoy os quiero hablar de una lista no oficial, pero que sin duda alguna está en la mente de todos los japoneses: los 3 castillos más populares o Sanmeijō (三名城), en japonés.

En realidad, las listas oficiales sobre castillos mencionan otros diferentes a los que encontraréis aquí, pero cuando preguntéis a un japonés que cuáles son los 3 castillos más importantes y que debemos visitar sí o sí, nos mencionarán los que os incluyo en esta lista, y no los restantes (aunque en futuras entradas os los iré contando, por supuesto).

Castillo de Himeji

El castillo de HImeji (姫路城) es, posiblemente, el mejor ejemplo de la arquitectura de castillos japonesa que ha sobrevivido hasta la actualidad y no digo en vano lo de “sobrevivido”, porque ni las bombas de la Segunda Guerra Mundial ni el terremoto de Hanshin de 1995 han podido con él. Debido a su exterior de color blanco, también recibe el hombre de “castillo de la garza blanca” o “castillo de la garceta blanca”.

Los orígenes del castillo se remontan a 1333, con una primera construcción defensiva, aunque en los siglos posteriores sufrió numerosas ampliaciones y reconstrucciones. Este castillo es Patrimonio de la Humanidad, pero hasta principios de 2014, su torre principal está cerrada y tapada por obras de restauración, aunque mientras dure, se puede hacer una visita especial a unas instalaciones en las que nos cuentan el estado de las obras y por qué se están haciendo. Estas instalaciones se cerrarán en 2014, cuando acabe la restauración.

Castillo de Himeji

Castillo de Matsumoto

El castillo de Matsumoto (松本城), también llamado castillo del cuervo por su color negro. Su parte principal fue construida en 1504 y aún mantiene los interiores de madera y el exterior en piedra de entonces, y está considerado como un Tesoro Nacional. Al contrario que otros, este castillo no fue destruido en la Segunda Guerra Mundial, pero ha sufrido terremotos y, además, algunos intentos de demolición tras la Restauración de Meiji. Por suerte, nada de esto ocurrió y podemos disfrutar hoy en día de uno de los castillos más bellos de Japón.

castillo de matsumoto destacada

Castillo de Kumamoto

El tercero en discordia es el castillo de Kumamoto (熊本城), obra del fantástico diseñador y señor feudal Takatora Tōdō. Data del año 1467 y fue uno de los castillos más grandes y mejor fortificados. En este caso, el castillo no sufrió daños en la Segunda Guerra Mundial, pero gran parte del mismo fue destruido por los incendios provocados en 1877 durante la rebelión de Satsuma. Por eso, salvo algunas zonas aledañas del castillo que aún se mantienen como eran originalmente, la zona principal está reconstruida en hormigón.

Castillo de Kumamoto

Imágenes de Wikipedia.