Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hace unos días el MLIT (Ministerio japonés de tierra, infraestructuras, transporte y turismo) anunció que había aprobado la construcción de 3 nuevas extensiones de la actual red de shinkansen, para llegar así hasta Sapporo, Tsuruga y Nagasaki.

Según el ministro Yuichiro Hata, “el shinkansen es clave para una nación sostenible y vibrante”, según informa Yomiuri (enlace no disponible) y los costes se estima que asciendan a 3,04 billones de yenes (billones de los nuestros, es decir, un dinero escandaloso).

Como os contaré ahora, los plazos de construcción son muy largos, más de lo que solían ser en el pasado para construcciones similares, pero los plazos se han alargado para reducir los costes, ya que dinero no sobra en Japón, precisamente.

En la imagen anterior podemos ver en rojo cuáles serán estas extensiones aprobadas. En color amarillo se pueden ver las que ya llevan algún tiempo en construcción.
Los gobiernos locales y los propietarios de negocios en estos tramos nuevos esperan que el shinkansen sirva para rejuvenecer la población y darle un nuevo impulso a esas maltrechas economías locales, pero existen muchas voces críticas que no entienden la necesidad de estas inversiones mastodónticas en un momento en el que todo ese dinero se podría invertir en mejorar infraestructuras existentes que necesitan urgentemente una renovación.

Llegar hasta Sapporo en tren bala

La primera de las extensiones unirá Hakodate con Sapporo para el año fiscal 2035, y es que todavía no está completada ni siquiera la extensión del tren bala desde Shin-Aomori hasta Hakodate, utilizando para ello el túnel de Seikan que une la isla principal de Honshu con la isla de Hokkaido. Esta primera extensión hasta Hakodate se completará en 2014.

Shinkansen hasta Sapporo

Esta será la extensión más larga de las tres con 221,5 kilómetros. El 75% de su recorrido se hará por túneles y el 14% mediante viaductos, por eso es la extensión que tardará más en completarse. Sólo esta extensión costará 1,2 billones de yenes, pero permitirá conectar Tokio con Sapporo por tren bala en únicamente 5 horas y 1 minuto a la velocidad máxima actual de la línea.

En total habrá 6 estaciones, Shin-Hakodate en la ciudad de Hakodate, Shin-Yakumo, Oshamanbe, Kutchan, Shin-Otaru y Sapporo. La mayoría de los nombres son provisionales, y en algunos casos implicará la construcción desde cero de una nueva estación, pero en la mayoría simplemente habrá que añadir vías de shinkansen a estaciones ya existentes.

Shinkansen a Tsuruga

Ya os he hablado de que ahora mismo está en construcción la extensión de la línea Hokuriku hasta Kanazawa, que comenzará a prestar servicio en 2015. Pues bien, esta segunda extensión supondrá llevar el tren bala más allá de Kanazawa, hacia el oeste del país y acercándolo un poco más a Osaka pero por la costa interior.

Shinkansen a Tsuruga

Extensión de shinkansen hasta Tsuruga.

Esta extensión está prevista para el año fiscal 2025 y tendrá una longitud de 125,2 kilómetros. El 50% del recorrido se hará con viaductos y un 32% con túneles, con un coste total estimado de 896 mil millones de yenes. Cuando esté completada, el trayecto entre Tokio y Tsuruga se hará en 3 horas y 8 minutos.

Las 7 estaciones serán Kanazawa, Komatsu, Kaga Onsen, Awara Onsen, Fukui, Nan’etsu (la única de nueva construcción) y Tsuruga. Eso sí, la extensión final para unir Tokio con Osaka por el interior de Japón sigue siendo nada más que una idea en el aire, y teniendo en cuenta estos costes que ya estamos mencionando, y los plazos, parece improbable que esa sección entre Tsuruga y Osaka se complete en un futuro más o menos cercnao.

Llevando el shinkansen a Nagasaki

Este proyecto unirá Isahaya con Nagasaki, aunque los planes para ello datan de 1973, pero hasta ahora no se había dado luz verde. Es, quizás, una de las extensiones qué más vueltas ha dado y es la más corta con sólo 66 kilómetros de extensión y, por tanto, es la que antes se completará, ya que estará lista para el año fiscal 2022.

Shinkansen a Nagasaki

Extensión de shinkansen hasta Nagasaki.

El coste estimado es de 370 mil millones de yenes con un 61% del recorrido a través de túneles y un 22% con viaductos. Las 5 estaciones de esta extensión serán Takeo Onsen, Ureshino Onsen (estación nueva), Shin-Omura (estación nueva), Isahaya y Nagasaki. Cuando se complete, podremos viajar desde Hakata hasta Nagasaki en 1 hora y 20 minutos.

Como os decía, este tramo estaba planteado desde hace mucho tiempo, y se han barajado muchas opciones: trenes de alta velocidad pero de vía estrecha, nuevas vías con ancho internacional aptas para shinkansen, trenes con rodadura de ancho variable, etc.

Lo cierto es que esta línea será totalmente diferente a las demás líneas de shinkansen, y parece que al final se ha decidido utilizar trenes de rodadura de ancho variable, que actualmente están en fase de prototipo haciendo pruebas en líneas reales. Así, entre Hakata y Shin-Tosu se utilizarán las vías de la línea Kyushu de shinkansen. Entre Shin-Tosu y Takeo Onsen se utilizarán las vías convencionales (estrechas) ya existentes. Desde Takeo Onsen hasta Nagasaki se utilizará vía estrecha nueva, pero sólo será utilizada por estos trenes de alta velocidad, para no compartir recorrido con trenes más lentos.

La primera sección de este último tramo, entre Takeo Onsen e Isahaya se comenzó a construir en 2008, y ahora es cuando se ha aprobado la construcción de la sección final de este tramo, entre Isahaya y Nagasaki.