Foto de Luis Rodríguez

Japón en verano: guía completa para disfrutarlo (y sobrevivirlo)

En verano hace muchísimo calor en Japón. Las temperaturas son elevadas y la alta humedad no ayuda a refrescar el ambiente, razón por la cual mucha gente opina que es una de las peores épocas para visitar Japón. Pero no todo es tan malo, y es que el verano también puede ser un gran momento para visitar Japón.

Hay quien dirá, y con razón, que en verano no podemos disfrutar del florecimiento de los cerezos (hanami) típico del mes de abril o del cambio de color de las hojas (momiji) del mes de noviembre. Y sí, hace un calor terrible, pero viajar a Japón en verano nos ofrece la oportunidad de disfrutar de cosas de las que no podemos disfrutar en otra época del año.

Por si os quedan dudas, hemos recopilado 10 consejos para viajar a Japón en verano y otras 10 razones por las que mola viajar a Japón en verano, a pesar del calorazo.

10 consejos para viajar a Japón en verano

En este vídeo de nuestro canal de Youtube (¿no estás suscrito todavía? ¿A qué esperas? ^^) os damos 10 consejos para viajar a Japón en verano y no morir en el intento.

Porque sí, hace muchísimo calor y hay muchísima humedad, con una sensación de bochorno que puede dificultarnos el viaje, pero con estos consejos, seguro que lo llevaréis mucho mejor.

Aunque las mencionamos en el vídeo, hay tres cosas que probablemente queramos comprar si viajamos a Japón en verano y que destacamos a continuación.

Las toallitas refrescantes

De la misma manera que en invierno tenemos disponibles los ‘parches calientes’ para combatir el frío japonés, para aplacar el calor del verano japonés tan sólo hace falta ir a alguna droguería (como la omnipresente Matsumoto Kiyoshi) y comprar toallitas húmedas refrescantes, que dan una gran sensación de frescor. Las toallitas refrescantes suelen ir marcadas con la palabra ice (アイス), como las Gatsby Ice Type, bastante frecuentes y fáciles de encontrar.

También existen una especie de saquitos refrescantes que se activan con un golpe: los compramos, les damos un golpe y en pocos segundos se ponen increíblemente fríos y nos ayudan a refrescarnos en momentos de gran calor.

Las toallitas tenugui

Las toallitas tenugui (手ぬぐい) son un must del verano japonés, tanto para hombres como para mujeres. Las tenugui son pequeñas toallas de mano tradicionales que llevamos encima para secarnos el sudor.

El tenugui es una pequeña toalla de algodón de forma rectangular, de 90cm x 35cm y estampados tradicionales que suele utilizarse para secar el sudor de la frente y del cuello durante el verano y que muchos hombres y mujeres se anudan a la cabeza a modo de pañuelo para controlar el calor y el sudor. Como curiosidad los bordes de la tela nunca van cosidos para que no se ensucien y para que se pueda secar rápidamente.

El tenugui data del periodo Heian (794-1192) cuando se utilizaba durante los rituales sintoístas, pero no fue hasta el periodo Edo (1592-1868) cuando se popularizó gracias al cultivo del algodón en tierras japonesas. Actualmente también es un elemento decorativo o regalo tradicional bastante frecuente.

Sin ellas es literalmente imposible sobrevivir al duro verano, así que ya tenéis excusa para compraros una de diseños tradicionales o de diseños más modernos ;)

Las campanillas de viento furin

Uno de los sonidos más típicos del verano japonés es el de las campanillas de viento furin (風鈴).

Al finalizar la temporada de lluvias (tsuyu) y con la llegada del verano, los japoneses cuelgan campanillas furin en ventanas y salidas al exterior (como puertas de terrazas y jardines). Estas campanillas, pues, evocan al verano no sólo al sonar con la agradecida brisa del verano japonés sino también con los materiales de los que están hechas, de cristal, cerámica o metal.

Para un japonés, el sonido de la furin es sinónimo del verano y les da cierta paz y tranquilidad, aliviándoles en cierta forma del húmedo calor del verano japonés.

Las furin, originarias de China, fueron introducidas en Japón por antiguos monjes budistas y rápidamente se popularizaron. Son pequeñas y suelen tener una tira de papel rectangular colgado que cuando hace viento se mueve y hace sonar la campanilla.

En el pasado se colgaban de los bosques de bambú para ahuyentar a los malos espíritus, pero actualmente cuelgan de cualquier casa y templo por su belleza, simpleza y su característico sonido, tan evocador del verano.

campanillas de viento furin
campanillas de viento furin

10 razones por las que viajar a Japón en verano

Y después de revisar nuestros consejos para viajar a Japón en verano y no morir en el intento, a continuación os damos nuestras razones por las que viajar a Japón en verano… ¡a disfrutar del calor!

Los festivales de verano

Los festivales de verano o natsu matsuri (夏祭り) son probablemente una de las mejores cosas del verano japonés. En los festivales de verano podemos disfrutar de bailes tradicionales (como los del Awa Odori en Tokushima o el Sansa Odori en Morioka), disfrutar de la música tradicional de la percusión taiko y las flautas fue, alucinar con los desfiles de carrozas y trajes tradicionales (como las grandes carrozas del Gion Matsuri en Kioto, las carrozas iluminadas del Nebuta Matsuri en Aomori o las acrobacias con los farolillos del Kanto Matsuri en Akita), ponernos ciegos a comida típica de los matsuri (como yakisoba, yakitori, okonomiyaki, etc.) y ver a mucha gente en yukata o kimonos de verano.

Vivir un festival de verano es vivir Japón. Es una experiencia única que deberíamos disfrutar al menos una vez en la vida… ¡y a ser posible tantas como podamos!

Los festivales de verano en Japón son maravillosos
Los festivales de verano en Japón son maravillosos

Los fuegos artificiales

Otra de las características del verano japonés son los fuegos artificiales (hanabi, 花火) y las grandes competiciones de fuegos artificiales (hanabi taikai, 花火大会), que pueblos y ciudades de Japón organizan para celebrar la llegada del verano y en las que diferentes pirotécnicas compiten para ver quién logra montar un mayor y mejor espectáculo de fuegos artificiales, con fuegos de colores y formas impresionantes e innovadores.

El último sábado de julio, por ejemplo, se celebra en Tokio la gran competición de fuegos artificiales del río Sumida (Sumidagawa Hanabi Taikai, 隅田川花火大会) que llega a reunir a un millón de espectadores y donde se disfrutan de unos fuegos artificiales realmente impresionantes. Además, también es muy común que los jóvenes se reúnan en las márgenes del río para encender pequeñas bengalas de mano y disfrutar así de los pequeños fuegos artificiales.

Fuegos artificiales de fin de año en Odaiba
Fuegos artificiales de fin de año en Odaiba

Los kakigori y los helados de sabores

En verano hace mucho calor, por lo que siempre apetece un buen helado y qué mejor que los helados de sabores (como de batata, típico de Kawagoe o el de matcha de Kioto o Uji, por ejemplo) o especialmente los helados de hielo picado de sabores o kakigori (かき氷), unos deliciosos granizados de hielo picado con siropes de colores y sabores diferentes.

Así pues, por su textura y apariencia se asemeja más a un granizado que a un helado, aunque siempre vamos a tomarlo con cuchara. Entre los sabores mas populares tenemos el sirope de fresa, de limón y de melón, aunque también tienen mucho público los de uva, de té verde o de un sirope azul que no tenemos ni idea de qué es (¿será como el azul de los helados españoles, que tampoco sabemos de qué es?).

Durante el caluroso verano japonés, podemos encontrar kakigori en todas partes, desde puestos callejeros hasta cafeterías, donde suelen presentarlo de manera algo más elaborada, con leche condensada, pasta de judías rojas azuki o hasta con tapioca. Simplemente tenemos que buscar la banderola azul y blanca con el kanji de hielo (氷) en rojo y sabremos que ahí se vende kakigori.

Pasear y disfrutar de un festival de verano o de unos bonitos fuegos artificiales mientras comemos un refrescante kakigori… ¿hay algo mejor?

El kakigori también se puede preparar en casa, con una máquina especial que pica el hielo hasta conseguir la consistencia perfecta. No suele ser excesivamente caro, y si lo pedimos, nos integraremos un poco mejor, porque en fechas calurosas es muy, muy popular.

Las bebidas refrescantes y de sabores

Ya que en verano vamos a pasar mucho calor y vamos a querer beber cada dos por tres, mejor disponer de mucha variedad, ¿verdad? Pues ésa es una de las ventajas de viajar a Japón en verano: poder beber mil y una bebidas de diferentes sabores sin tener que repetir si no queremos. Desde refrescos de sabores poco comunes en España a bebidas isotónicas de todo tipo y bebidas con base de yogur, tipo Calpis, además de ediciones limitadas de verano… ¡si no queremos no repetiremos ni un solo día!

Una de las bebidas más típicas del verano japonés es el ramune (ラムネ). El ramune es una especie de limonada típica del verano en Japón y de hecho es probablemente la bebida ‘oficial’ de los festivales y los fuegos artificiales. La reconoceréis por el curioso diseño de su botella y el sonido de la canica en el cuello de la botella. Abrirla ya es toda una aventura, así que no dejéis de probarla.

Otra manera de sobrevivir al verano y aprovechar además nuestra visita en esta época es probar el refrescante té verde frío mugicha (麦茶). En Japón hay muchísimos tés y especialmente en verano tomar té frío es increíblemente refrescante. El té preferido de los japoneses para tomar en verano es el té de cebada tostada mugicha. Beber mugicha bien frío es mucho más refrescante que el agua, así que ¡probadlo!

Y si no os gusta el té o específicamente el té frío, siempre podéis echar un vistazo a los helados de agua que hay en muchas tiendas abiertas 24 horas. A Luis, por ejemplo, le encanta uno de Calpis porque es básicamente un buen Calpis helado… ¡su perdición!

El monte Fuji

El monte Fuji es la montaña más famosa y admirada de todo Japón. Si bien en verano probablemente no lo veamos nunca, porque se esconde tras la neblina de humedad y calor, los meses de julio y agosto son los únicos meses en los que podemos subir hasta su cima y disfrutar de las maravillosas vistas desde ahí.

Sin duda, viajar a Japón en verano nos permite disfrutar de una de las actividades más especiales que hay, subir a la cima del mismísimo monte Fuji. No me negaréis que es una razón de peso, ¿verdad?

El monte Fuji desde Tokio

El yukata y los jinbei

Ponerse un kimono es algo bastante complicado (muchos no pueden hacerlo solos) y costoso. Si bien hay tiendas, especialmente en Kioto y en el barrio de Asakusa de Tokio, donde podemos alquilarlos por unas pocas horas y hacernos alguna sesión fotográfica (tenéis muchas opciones en nuestra tienda), lo cierto es que ponerse un kimono no es algo práctico para los extranjeros que visitan el país.

En cambio, en verano podemos comprarnos un kimono de verano o yukata (los sets completos tienen un precio muy asequible) y ponérnoslo como un japonés más para ir a un festival de verano o a ver unos fuegos artificiales… ¡es una oportunidad única!

Así, en verano podemos vestir al estilo tradicional sin sufrir tanto gracias al jinbei (甚平) o el yukata (浴衣). Hechos de algodón, son prendas tradicionales del verano que podemos lucir en festivales y cuando vayamos a ver fuegos artificiales. El primero lo suelen utilizar los hombres y consta de dos piezas, mientras que el segundo es una prenda de una única pieza vestida tanto por hombres como por mujeres.

Los días son más largos

En verano en Japón el sol sale a las 4:3oh de la mañana y se pone a las 19:00h de la tarde aproximadamente. Los días del verano japonés tienen unas 14 horas de luz solar y se sienten mucho más largos que los de invierno, cuando el sol sale a las 6:30h de la mañana y se pone a las 16:30h, ofreciéndonos tan sólo unas 9 horas de luz solar.

Así pues, en verano los días son más largos y al tener más horas de luz tenemos más energía para ver y hacer más cosas que en invierno.

Atardeceres en el verano japonés desde Odaiba
Espectaculares atardeceres en el verano japonés desde Odaiba

La playa

Si bien las playas japonesas no destacan por su belleza (dejando Okinawa aparte, por supuesto y alguna playa de la península de Izu), bien merecen una visita, especialmente en verano, para ver cómo se comportan y cómo disfrutan de la playa los japoneses. Ir a una playa japonesa, como por ejemplo las de Enoshima, es una experiencia única y tremendamente curiosa.

Si habéis visto el dorama Hanakimi (cuyo título completo es Hanazakari no Kimitachi e) quizás sepáis de qué os hablo: ellos en plan guaperas disfrutando del voley playa o cualquier otra actividad deportiva, ellas todas monas con sus bikinis florales de volantes y hasta maquillaje y complementos, familias completas o grupos de amigos haciendo súper barbacoas con mesas y sillas y neveras y de todo… Viajar a Japón en verano nos permite ver este otro Japón en las playas… y siempre es muy divertido :)

Playas de Enoshima, ideales para pasar un verano en Japón
Playas de Enoshima, ideales para pasar un verano en Japón

La comida fría

En Japón hay mil tipos de fideos diferentes y en verano podemos disfrutar de varios fideos fríos entre los que destacan los fideos zarusoba (ざるそば), fideos soba fríos que se mojan en salsa de soja con wasabi y los fideos hiyashi chuka (冷やし中華), una especie de ramen frío que se sirve con una salsa especial. Un tercer tipo de fideos fríos interesantes en verano son los nagashi somen (流しそうめん), donde unos fídeos somen pasan por circuitos con agua muy fría y se mojan en salsa antes de comer, ¡muy refrescantes!

Además, también es típico comprar una especie de brochetas de pepino frío o hiyashi-kyuri (冷やしきゅうり) que según parece son híper-refrescantes y mucho más sanas que un helado o un kakigori, así que ya sabes, ¡a por el pepino!

Pepinos en Kioto
Pepinos en Kioto

Los ashinoyu o baños de pies

Dicho así suena muy raro, ¿verdad? Pero en verano es especialmente agradable quitarse los zapatos y bañarlos en uno de los múltiples onsen de pies’ (足温泉) o ashiyu que podemos encontrar por todo el país, especialmente después de varias horas de turistear. Kimochiiiiii total :)

Ya veis, si estáis pensando en ir a Japón este verano, no os lo penséis más. Revisad nuestros posts mensuales con información sobre los meses de julio, agosto y septiembre, planificad vuestra ruta y ale, ¡a disfrutar!

Entrada publicada originalmente el 8 de julio de 2014. Última actualización: 19 de junio de 2019

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_mcga _mc PHPSESSID _new-status-app_session JSESSIONID mc_blog_Session _mcid KB_ID _integrations_session _AVESTA_ENVIRONMENT _experts_session PHPSESSDATA whatsNewLastVisited KB_HIS[e369e2fc-2e5a-c7b0-e18c-f3aceadae113] KB_HIS[83ca6c2f-deff-0e5e-6863-b2d0de144b6d], _ga, _gid
_mcga _mc PHPSESSID _new-status-app_session JSESSIONID mc_blog_Session _mcid KB_ID _integrations_session _AVESTA_ENVIRONMENT _experts_session PHPSESSDATA whatsNewLastVisited KB_HIS[e369e2fc-2e5a-c7b0-e18c-f3aceadae113] KB_HIS[83ca6c2f-deff-0e5e-6863-b2d0de144b6d]
_ga, _gid