Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Las alcantarillas en Japón, llamadas en japonés manhoru, son toda una muestra de arte que muchas veces pasa desapercibido por el turista que poco mira al suelo.

Y es que cuando visitamos Japón solemos mirar el paisaje que tenemos a nuestro alrededor y pocas veces bajamos la vista a nuestros pies para ver algo tan común como la tapa de una alcantarilla, por ejemplo. Pero en Japón este objeto tan mundano se decora con colores vivos y tiene mil y un diseños diferentes, dependiendo de la ciudad o hasta del barrio en el que nos encontremos.

Si bien el sistema de alcantarillado actual data, como tantas otras cosas, de la Restauración de Meiji, la decisión de adornar las tapas de alcantarillas con diseños visuales y bonitos es de la década de los años 80. Hoy, casi el 95% de las ciudades y pueblos de Japón tienen su propio diseño de alcantarilla, una imagen que evoca la identidad cultural de la región, aspectos concretos de la flora y la fauna, puntos de interés especial o festivales locales(*).

Nosotros hemos ido coleccionando fotos de algunas de las tapas de alcantarilla que hemos visto a lo largo de nuestros viajes en este álbum de Flickr, en el que poco a poco vamos añadiendo fotos como éstas:

Kawaguchiko

Kawagoe

Matsumoto

Obuse

Fuji y Fujikawa

Fuji y Fujikawa

Fuji y Fujikawa

Placa de Nara (con color)

Chiba

Hakodate

Tottori

Matsue

Yamato-Koriyama

Shimonoseki

Kumamoto

Kurashiki

Kurashiki

De hecho, con al aceptación y popularización de los diseños de alcantarillas en Japón, llegó la manhorumanía: miles de japoneses y extranjeros, aficionados a coleccionar fotografías de las distintas tapas de alcantarillas que podemos encontrar por todo Japón y que podemos ver de cerca en decenas de blogs, grupos de Flickr o páginas especializadas en el intercambio y localización de estas imágenes.

Entre todos ellos, destaca sin duda el libro (en inglés) Drainspotting, donde el fotógrafo y artista visual de Tokio, Remo Camerota, recopila muchísimas fotografías de tapas de alcantarillas japonesas y es, según el autor, el primer libro que “documenta un aspecto completamente diferente de la cultura visual japonesa actual“.

(*) Extraído de Drainspotting.

Entrada publicada originalmente el 10 de septiembre de 2013. Última actualización: 29 de enero de 2017