¡JAPÓN EN IMÁGENES, NUESTRO NUEVO LIBRO, YA EN PREVENTA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Guía de Atami, onsen y playa cerca de Tokio
Guía de Atami, onsen y playa cerca de Tokio

Atami: Onsen y playa cerca de Tokio

Última actualización:

Atami (熱海) es un destino perfecto si quieres disfrutar de los onsen, los alojamientos tradicionales y las playas sin alejarte demasiado de Tokio.

La ciudad está situada en un extremo de la península de Izu, conocida por sus fantásticas playas. Además, se encuentra a menos de una hora en shinkansen desde Tokio, por lo que es muy cómodo llegar desde la capital.

Toda la zona de Atami fue uno de los destinos vacacionales favoritos de los japoneses durante los años de auge económico tras la Segunda Guerra Mundial.

No obstante, la ciudad cayó en el olvido tras el estallido de la burbuja económica a comienzos de la década de 1990. Hoy en día ha vuelto a reactivarse pero sigue luchando por reconvertirse para volver a situarse en el mapa, buscando atraer tanto a turistas japoneses como internacionales.

Vistas de la bahía de Atami
Vistas de la bahía de Atami

Viaja en tren por todo Japón con JR Pass

Con un JR Pass puedes viajar en tren de forma ilimitada por todo Japón y con reserva de asiento incluida. Al comprarlo con el siguiente enlace, además, nos ayudas a mantener Japonismo vivo y con la mejor información sobre Japón.

Qué ver y hacer en Atami

Un paseo por el centro de Atami te permite ver de primera mano el declive que sufrió la ciudad en la década de 1990: hoteles antiguos, edificios semiabandonados, tiendas cerradas… Pero también permite ver el interés por recuperarse con la construcción de nuevos hoteles, tiendas y museos.

A continuación te contamos qué ver y hacer en Atami. Tienes todos los puntos marcados en el mapa general de la prefectura de Shizuoka. Recuerda que puedes usarlo cómodamente desde tu móvil durante tu viaje por Japón. Te contamos cómo hacerlo desde nuestra página de Mapas.

Mapa turístico de Atami

Todos los puntos mencionados en esta guía de Atami los tienes incluidos en nuestro mapa de la prefectura de Shizuoka.

Plaza de la estación de Atami

Nada más salir de la estación verás una antigua locomotora de vapor de los antiguos ferrocarriles de Atami. La locomotora estuvo en circulación desde 1907 hasta 1923 y hacía el trayecto entre Atami y Odawara, de aproximadamente 25 kilómetros, en dos horas y 40 minutos.

También en la plaza de la estación hay un amplio baño de pies (ashiyu) llamado Ieyasu-no-Yu, perfecto para relajarte mientras esperas a tomar tu tren o tu autobús. O la furgoneta lanzadera hasta tu hotel, que alguno de la zona dispone de este servicio.

Antigua locomotora de vapor en la plaza de la estación
Antigua locomotora de vapor en la plaza de la estación

Calles comerciales de Atami

Enfrente de la estación de Atami verás dos shotengai, las típicas calles techadas de las ciudades japonesas. Son las calles comerciales Nakamise y Heiwa-dori, que llevan dando la bienvenida a los visitantes desde la década de 1960.

Merece la pena dar un paseo por ambas calles y empaparse del ambiente. Aquí hay todo tipo de restaurantes y cafeterías, además de tiendas de recuerdos y souvernirs.

Pero también hay muchos locales de sushi donde comer pescado fresco a un precio decente, así como puestos de onsen manju o bollos tradicionales hechos al vapor de las aguas termales. Y también muchas tiendas de ingredientes secos, típicos de la región.

Calles comerciales techadas de Atami
Calles comerciales techadas de Atami

Asimismo, otra calle comercial digna de ver es Atami Ginza. Esta calle comercial fue el «corazón» de Atami en los buenos tiempos de la ciudad.

Aquí puedes ver muchos edificios de la década de los años 1960 y 1970, como por ejemplo el precioso edificio de la Cámara de Comercio de Atami, una antigua confitería de 1947 o una cafetería tradicional de 1959.

Otra calle comercial, quizás algo caída en el olvido y poco a poco recuperándose, es la calle Shimizu-cho. Aquí encontrarás pequeños restaurantes y cafeterías de barrio, así como tiendas de ropa, pequeños supermercados, tiendas de dulces… básicamente tiendas menos turísticas, es decir, para la gente local.

Las siete fuentes de aguas termales de Atami

La historia de Atami está profundamente ligada a la de sus aguas termales, cuya fuente fue descubierta hace más de 1500 años. De hecho, el nombre de Atami, que literalmente significa «mar caliente», es un recuerdo de la época en la que las aguas termales fluían hasta el mar.

Por eso, hoy todavía puedes encontrar las siete fuentes de aguas termales de Atami (llamadas «Atami Nananyu» en japonés). Durante un paseo por la ciudad, busca las fuentes Nonaka-no-Yu, Sajiro-no-Yu, Furo-no-Yu, Seizaemon-no-Yu, Kawara-Yu, Oh-Yu y Kozawa-no-Yu para descubrir más sobre la historia termal de la ciudad.

Por cierto, las aguas termales de Atami son buenas para mejorar problemas relacionados con la obesidad y la diabetes, como la presión arterial alta, enfermedades respiratorias y vasculares, así como dolores musculares y de estómago, asma, problemas de la piel, etc.

Seizaemon-no-Yu, una de las siete fuentes de aguas termales de Atami
Seizaemon-no-Yu, una de las siete fuentes de aguas termales de Atami

Playa Sun Beach

Sun Beach es la playa principal de Atami, una preciosa y enorme playa de arena blanca y palmeras frente a un mar azul. Tanto al amanecer como al atardecer hay vistas preciosas desde aquí, así que aunque no quieras ir a la playa, acércate al menos hasta el paseo marítimo y disfruta de las vistas.

Además del colorido mural del pintor figurativo Masuo Ikeda, toda la zona de la playa destaca por sus flores. A partir de enero puedes disfrutar de «los cerezos de Atami» y a finales de febrero florecen los cerezos Daikan y posteriormente los cerezos Oshima. Esto hace que la temporada de cerezos se alargue mucho más que en otros lugares.

A comienzos del verano, el agapanthus o lirio africano y las jacarandas lo tiñen todo de violeta. Es curioso, porque, al menos en la isla principal de Honshu, no hay jacarandas en ningún otro lugar, sólo en Atami.

Atardecer desde Sun Beach
Atardecer desde Sun Beach

Castillo de Atami

Aunque luzca imponente sobre la playa, el castillo de Atami es un «falso castillo», es decir, una construcción turística de 1959. En realidad se trata de un museo «con forma de castillo tradicional» con una bonita exposición relacionada con los samuráis, sus armaduras y sus katana.

Aquí también hay un pequeño museo sobre el arte de los ukiyo-e además de un rincón donde puedes disfrazarte de samurái y hacerte fotos. Aunque quizás lo más recomendable son las preciosas vistas que se tienen de la bahía.

Sube en el teleférico de Atami (eso sí, son sólo tres minutos de recorrido, no te emociones mucho) y disfruta de toda la zona, donde hay otros dos museos de interés: el museo para adultos y el museo de los trucos. El complejo del castillo es especialmente popular durante la floración de los cerezos y durante las noches de fuegos artificiales, por las vistas que se tienen desde su localización.

El castillo, visto desde la playa
El castillo, visto desde la playa

La fuente de aguas termales Hashiriyu

Supuestamente una de las tres fuentes de aguas termales más antiguas de Japón, Hashiriyu es una cueva de cinco metros de largo de aguas termales. Se descubrió hace mas de 1300 años y hoy 7000 toneladas de agua termal a 70 grados siguen fluyendo por la montaña hasta el mar.

Desde la antigüedad, se cree que aquí reside la deidad del agua, razón por la cual el lugar está lleno de espiritualidad. Por eso en este punto se construyó un santuario al que muchos japoneses vienen a purificarse. El baño no está permitido, pero sí puedes usar los baños de pies (ashiyu) y disfrutar de las vistas.

Un poco más arriba en la montaña se encuentra el santuario Izusan, un precioso santuario cuyo símbolo son dragones blancos (que representan el agua) y dragones rojos (que representan el fuego) y que son los guardianes de las aguas termales.

Se cree que los dragones viven bajo la montaña, donde calientan el agua que cae por la montaña hasta la cueva «Hashiriyu», que es supuestamente la «boca» del dragón

Las geishas de Atami: Atami Geigi Kenban Kaburenjo

Atami es un auténtico «onsen resort» por lo que no es extraño que aquí siga habiendo una bonita comunidad de geishas dedicadas a mostrar las artes tradicionales japonesas a todos los visitantes.

Llamadas geigi, estas mujeres trabajan en distintos hoteles y restaurantes de la ciudad. Pero si el hotel en el que te alojas no ofrece entretenimiento con geigi, no te preocupes. Las geigi de Atami ofrecen espectáculos tradicionales todos los sábados y domingos a las 11:00 horas en su teatro o kaburenjo.

Durante el espectáculo, las verás cantar y bailar, podrás tomar un té y un dulce tradicional y al final del mismo podrás hablar con ellas y tomarte una foto de recuerdo, ¡toda una experiencia!

Consulta fechas y horarios en la página web de las geigi de Atami.

Fuegos articiciales

Atami es conocida en todo Japón por sus fuegos artificiales, una tradición que comenzó en 1952. Lo curioso es que los fuegos artificiales de Atami no sólo se disfrutan en verano (que es la temporada típica en Japón), sino durante más de diez veces a lo largo de todo el año.

Entre las 20:20 y 20:45 se lanzan sobre la bahía de Atami unos 5000 fuegos artificiales. De todos ellos, la gran final, llamada «las cataratas del Niagara» es digna de ver. Revisa la web oficial de Atami para ver cuándo son los siguientes fuegos artificiales y… ¡disfruta del espectáculo!

Onsen y fuegos artificiales, fantástica combinación en Atami
Onsen y fuegos artificiales, fantástica combinación en Atami

Otros puntos de interés en Atami

Si te gusta el arte, te recomendamos el Museo de arte MOA, que se inauguró en 1982, cuando Atami era uno de los destinos de resorts de aguas termales favoritos de los japoneses.

El museo tiene una bonita colección de arte japonés y de Asia oriental, aunque quizás lo que más te llame la atención sea su jardín japonés, en el que hay una casa de té. Además, el museo también dispone de un espacio para teatro noh.

Alternativamente, también te recomendamos visitar el antiguo ryokan Kiunkaku, en el que se alojaron muchos personajes ilustres. O el santuario Kinomiya, con su famoso árbol sagrado de más de 2000 años de antigüedad.

También es recomendable tomar un autobús desde la estación de Atami e ir hasta el paso de montaña Jukkoku (35 minutos en autobús). En la cima de la montaña, a la que puedes llegar en teleférico, hay un mirador con preciosas vistas del monte Fuji. Desde aquí, también puedes ver la bahía de Sagami, así como la bahía de Suruga y su Miho-no-Matsubara.

Y si vas en época de floración de los ciruelos (de enero a marzo), debes visitar el jardín de ciruelos Atami Baien. El jardín también está precioso en otoño con el cambio de color de las hojas o momiji, así que si te apetece disfrutar de este espectáculo de la naturaleza en Atami, ¡tenlo en cuenta!

Alternativamente, si te gustan las flores, también es recomendable acercarse hasta el Jardín de rosas y hierbas Akao, donde también hay cerezos que florecen en enero, así como 100 000 tulipanes (abril), 4000 rosas (mayo-junio) y otras muchas flores y hierbas.

Calles de Atami
Calles de Atami

Finalmente, no queremos acabar sin comentar que Atami se encuentra en una colina que da directamente al mar, por lo que las pendientes son la norma.

Se puede andar cómodamente por la parte baja cercana al mar, pero si quieres moverte con facilidad por Atami, lo mejor es usar un taxi o un autobús local.

También dispones del autobús turístico Yuyu Loop Bus (湯~遊~). Tiene un recorrido circular y pasa por algunos de los lugares más turísticos de la ciudad. Hay billetes sencillos o pases de día, que también puedes usar en los autobuses locales.

Dónde alojarse en Atami

Risonare Atami

Hotel en el que nos hemos alojado en Japonismo. Genial hotel pensado para familias con maravillosas vistas de Atami, onsen, piscina y actividades para niños y adultos. La oferta gastronómica también es de diez.

Atami Tamanoyu Hotel

A pie de playa, con onsen, bañera de hidromasaje al aire libre y desayuno incluido. Habitaciones de tatami al estilo tradicional.

Atami New Fujiya Hotel

Un hotel de estilo tradicional con habitaciones de tatami, onsen, piscina cubierta y karaoke. Bien situado.

Qué ver cerca de Atami

Si dispones de tiempo para explorar la zona, te recomendamos que eches un vistazo a los siguientes lugares cercanos:

  • Hakone: Desde la estación de Atami puedes llegar a Moto-Hakone, a orillas del ago Ashi, en un autobús de la compañía Izu-Hakone (1 hora, no incluido en el Hakone Free Pass).
  • Hatsushima: Isla de pescadores situada a tan sólo 30 minutos en barco desde Atami. Aquí puedes comer un buen cuenco de arroz con pescado y marisco fresco. Y hay muchas actividades para todos en la isla. 
  • Odawara: Precioso castillo reconstruido, con maravillosas vistas de la bahía de Sagami.
  • Mishima, Yoshiwara y excursión por la línea Gakunan: Te proponemos una excursión por una línea local situada a los pies del monte Fuji, ¡perfecta para descubrir otro Japón!
  • Shimoda y sus playas: La península de Izu y especialmente la zona de Shimoda es conocida por la calidad de sus playas.
  • Hamamatsu: Una de las capitales de las gyozas en Japón a medio camino entre Tokio y Kioto.
  • Kamakura: Situada al otro lado de la bahía de Sagami, Kamakura, conocida por su Gran Buda, es una de las excursiones favoritas de los turistas que visitan Japón. Puedes combinarla con el fantástico tren Enoden para llegar a otro destino muy especial: Enoshima.

Cómo llegar a Atami

La mejor manera de llegar a Atami desde Tokio es en un shinkansen de la línea Tokaido Shinkansen (50 minutos, incluido en el JR Pass).

Alternativamente, si no dispones de JR Pass y quieres ahorrar un poco en tu viaje, puedes llegar en trenes locales o rápidos de la línea Tokaido convencional (2 horas desde Tokio, incluido en el JR Pass).

¡Disfruta de Atami!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!