Uno de los festivales más populares que podemos encontrar durante el periodo festivo de Obon es el festival Awa Odori (阿波踊り) que tiene lugar todos los años del 12 al 15 de agosto en Tokushima (徳島), en la isla de Shikoku, la cuarta más grande de Japón.

El nombre significa “bailes de Awa”, siendo Awa el nombre que recibía Tokushima antiguamente. Podríamos pensar que, como no tiene lugar en la isla principal del archipiélago japonés y al no estar Tokushima en medio de las principales rutas de comunicación japonesas, sería un festival poco concurrido.

Awa Odori en Tokushima

Y nada más lejos de la realidad, porque el Awa Odori en Tokushima es el festival de baile más popular de todo Japón, que congrega cada año a más de 1.300.000 personas y alrededor de 100.000 bailarines (sí habéis leído bien).

En realidad, el nombre de Awa Odori se empezó a utilizar en el siglo XX, pero ya desde el siglo XVI hay constancia de bailes multitudinarios en la región.

Awa Odori en TokushimaA continuación, os dejamos con un mapa de Tokushima, donde podéis ver toda la zona cerrada al tráfico así como las zonas de asientos (gratuitos y de pago):

Disfrutar del Awa Odori

En nuestro viaje por Japón en agosto de 2007 planificamos una escapada a Tokushima para disfrutar del Awa Odori al menos uno de los días, y no nos decepcionó. Cuando llegas a Tokushima en esas fechas se puede ver como toda la ciudad vive el ambiente festivo, con bancos en las calles para los que quieran sentarse (asientos gratuitos) y gradas con asientos de pago en varios puntos de la ciudad, además de un montón de puestos de comida, como suele ser habitual en Japón. Foto de Luis Rodriguez

Los asientos de pago cuestan entre 800 y 1.800 yenes, con un suplemento de alrededor de 200 yenes si se compran en el mismo día en el que se van a usar. Los asientos se usan durante las muestras de bailes que hay cada día del festival entre las 18:00 y las 20:00 horas y entre las 20:30 y las 22:30 horas. Estos tickets para las gradas reservadas se pueden comprar en casi todos los konbini.

Además, antes de que empiecen los bailes, se puede ver gente ataviada con trajes tradicionales yendo de un lado para otro, y grupos de bailarines llamados ren (連) ya realizando sus coreografías en espacios reducidos, para disfrute de todo el mundo, a modo de ensayo previo al desfile propiamente dicho.

Awa Odori en Tokushima

Estos grupos, posteriormente, comienzan a desfilar por las calles de Tokushima, generalmente acompañados de instrumentos tradicionales japoneses como el shamisen o la flauta shinobue, parándose al final de cada calle, donde muchísimos japoneses con cámaras de fotos aprovechan para retratarlos y continuando hasta las explanadas que hay a orillas del río Yoshino y en otros puntos de la ciudad, con asientos de pago.

Foto de Luis Rodriguez

Estos grupos de baile son tanto masculinos como femeninos. Los primeros tienen un estilo libre y enérgico, vistiendo de happi, una especie de chaquetilla, y con pantalones cortos y entre ellos, es frecuente ver chicos sujetando lámparas de papel que mueven de un lado a otro, mientras que las chicas hacen un baile más elegante y sincronizado, con pequeños pasos debido a que el yukata que visten no les permite dar zancadas más largas, y precisamente por eso sus movimientos son tan elegantes.

Foto de Luis RodriguezFoto de Luis Rodriguez

Además, los grupos de baile suelen gritar hayashi kotoba, que son patrones de llamada y respuesta usando palabras que no tienen significado pero que ayudan a ponerse en situación y a motivar al resto de bailarines. Nosotros el que no dejábamos de escuchar era el grito de yattosa, yattosa, con una cierta cadencia musical que se metía en la cabeza y hacía que costara olvidarlo.

Pero además de estos grupos de chicas ataviadas con sus espectaculares yukata y sombreros de paja y de chicos bailando a su aire también desfilan grupos mixtos, algunos más serios que otros pero todos ellos disfrutando de la fiesta.Foto de Luis Rodriguez Foto de Luis Rodriguez Foto de Luis RodriguezFoto de Luis Rodriguez Foto de Luis Rodriguez Foto de Luis Rodriguez Foto de Luis Rodriguez

Al final, ya más entrada la noche, se invita a los espectadores a que salgan a recorrer las calles bailando, y es que estos bailes también reciben el nombre de baile de los tontos, porque una de las consignas que cantan los grupos que pasan bailando dice “Odoru aho ni miru aho; onaji aho nara odoranya son son!“, es decir, “somos tontos tanto si bailamos como si miramos, así que ya que somos tontos, ¡bailemos!”. Así, no es de extrañar que todo el mundo, bailarines o espectadores, se lancen a bailar.

Foto de Luis RodriguezFoto de Luis Rodriguez

Sin duda alguna, si estáis por Japón en agosto durante estos días, merece muchísimo la pena que asistáis al Awa Odori, aunque id con tiempo, porque la afluencia de gente es masiva. Y si tenéis tiempo y queréis aprender más sobre este baile, en Tokushima existe, desde 1999, el Awa Odori Kaikan, un museo dedicado a este baile, donde se puede ver la historia, los trajes, curiosidades, y hasta se puede aprender a bailarlo, por si os interesa pero no visitáis la zona en agosto.

Si lo que queréis es ver más fotos, en mi blog personal tengo una entrada con fotos más grandes y un set en Flickr con bastantes fotos de este festival.

Awa Odori en Tokio

Si no tenéis tiempo de pasar por Tokushima, pero queréis disfrutar de estos bailes, podéis hacerlo también en Tokio, en  Kōenji, una zona situada al oeste de Shinjuku, donde un grupo de emigrantes de Tokushima pusieron en marcha en 1956 una versión local de estos bailes que se ha convertido en el segundo Awa Odori más multitudinario de Japón tras el original de Tokushima.

Las fechas en Tokio son algo diferentes, ya que el festival se realiza el último sábado y domingo de agosto y cuenta con 188 grupos de baile para un total de 12.000 bailarines.

Cómo llegar

Para llegar a Tokushima, normalmente tomaremos un tren rapid desde Okayama hasta Takamatsu y desde ahí un tren local o limited express a Tokushima. Si estamos en Tokio u Osaka, podemos llegar hasta Okayama en la Tokaido o Sanyo Shinkansen.

ATENCIÓN: Los trenes que salen de Takamatsu no llevan refuerzo pese a la cantidad de gente que visita Tokushima, así que prestad mucha atención a los horarios de los trenes si no queréis quedaros fuera. Si tenéis energía, igual os compensa quedaros toda la noche en Tokushima y coger el tren de vuelta a la mañana siguiente, con menos gente que los últimos trenes de la noche… ¡porque volver con el último tren es una locura (sabemos de lo que hablamos, lo hicimos ^^)!