La educación o manā (マナー, del inglés “manners”) es central en la sociedad japonesa, donde mantener ciertas normas de etiqueta y educación es básico para la convivencia de millones de personas en un territorio tan pequeño.

Japón es sin duda un país seguro y los japoneses son educados y reservados, especialmente en comparación con otras ciudades, pero las insistentes campañas de sensibilización de Tokyo Metro quizá son indicadoras de que algo está cambiando… o de que, al menos, a los japoneses también hay que recordarles qué cosas están permitidas y qué no.

tokyo metro

Tokyo Metro lleva ya algunos años con campañas muy visuales en las que intenta concienciar a los pasajeros de la importancia de mantener ciertas normas básicas de educación cuando suben al tren. Según Japan Today, en las últimas encuestas, los comportamientos que más molestan a los pasajeros de los trenes en Japón son los siguientes:

  1. No tener el móvil en silencio o hablar por el móvil
  2. Sentarse en los asientos reservados y no cederlos ante personas que los necesitan más.
  3. Los pasajeros que comen y beben en el tren.
  4. Entrar antes de dejar bajar.
  5. No quitarse las mochilas de la espalda a pesar de que el tren esté lleno.
  6. Ir escuchando música demasiado alta con auriculares o cascos.

tokyo metro

Así pues, algunas de las normas que se recuerdan en los pósters de Tokyo Metro son básicas y deberían aplicarse en cualquier país. Otras, como la sugerencia de no maquillarse en el metro o no quedarse dormido, medio borracho, en el hombro del pasajero de al lado son sin duda curiosas pero muy representativas del día a día en el metro japonés.

  • No intentes entrar cuando las puertas se están cerrando.
  • Pon tu móvil en silencio o apágalo en las zonas de asientos reservados.
  • En los días de lluvia, tener precaución con los paraguas (cerrarlos, intentar no golpear a nadie con ellos, intentar ponerlos en una bolsa para que no lo mojen todo, etc.)
  • Cuando nos sentamos en los asientos reservados, estar pendientes por si alguien a nuestro alrededor los necesita más que nosotros.
  • Ceder los asientos reservados a aquellas personas que los necesitan.
  • Tener precaución con mochilas y bolsos grandes (es decir, no dar golpes a otros pasajeros con ellos, dejar espacio para que otros puedan pasar, etc.)
  • Del mismo modo, tener especial cuidado cuando vamos con maletas (no dar golpes a nadie con ellas, no pasar las ruedas por encima de nadie, etc.)
  • No comer ni beber en el tren (podríamos ensuciarlo y manchar a otros pasajeros) y sobre todo, no tirar basura al suelo del tren.
  • No escuchar música demasiado alta en nuestros auriculares o cascos, ya que la música que emana de ellos puede molestar al resto de pasajeros.
  • No quedarse dormido medio borracho encima del hombro del pasajero de al lado.
  • En caso de resfriado, llevar mascarilla o taparse la boca al estornudar y así evitar contagiar a los demás.
  • No sentarse con las piernas abiertas, ocupando más espacio del necesario.
  • No hablar con voz demasiado fuerte, al resto de pasajeros no les importan tus cotilleos.
  • No quedarse delante de la puerta, bloqueando la salida.
  • En la estación, no saltarse la cola para entrar al tren.
  • No maquillarse en el tren.
  • En el andén, esperar tras la línea amarilla/blanca.

Una de las campañas que más ha sorprendido, quizás por su agresividad, es la campaña de ie de yarou (家でやろう) que podríamos traducir como “por favor, hazlo en casa”. Otras, menos agresivas como la de kokoro ha manā (ココロはマナー) o la anterior que comenzaba todos los pósters con un naze (¿por qué?) intentan sensibilizar a los pasajeros de la importancia de mantener ciertas normas básicas.

tokyo metro

Así pues, cuando subáis al tren en Japón recordad ciertas normas básicas de educación para así no poner a nadie en la tesitura de tener que deciros que no hagáis x, porque eso es algo que a los japoneses les cuesta muchísimo hacer.

¿Qué os parecen estas normas? ¿Y las campañas de Tokyo Metro?