¡JAPÓN EN IMÁGENES, NUESTRO NUEVO LIBRO, YA A LA VENTA!
Únete a la Comunidad Japonismo
El castillo de Shuri en Naha (Okinawa)
El castillo de Shuri en Naha (Okinawa)

El castillo Shuri, Patrimonio de la Humanidad en Okinawa

Última actualización:

El 31 de octubre de 2019 a las 2:34 de la madrugada recibíamos una terrible noticia: el castillo Shuri o Shuri-jo (首里城), orgullo de la prefectura de Okinawa y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, estaba en llamas.

El fuego se había originado en el Seiden, el precioso salón principal del castillo y se había expandido rápidamente a otros seis edificios del complejo. En pocas horas, tanto el Seiden como las otras seis estructuras colindantes (Hokuden, Nanden, Shoin, Kugani-Udun, Nike-Udun y la puerta Hoshinmon) habían quedado reducidas a cenizas.

Atónitos y extremadamente tristes ante las imágenes que estábamos viendo, pensamos que sería buena idea publicar un post lleno de fotos que nos permitiera a todos ver cómo era el castillo Shuri antes del incendio. Porque nos parecía mejor recordar las imágenes de cómo era que las imágenes de cómo quedó tras el incendio.

Estamos convencidos de que las autoridades japonesas harán todo lo posible por reconstruir el castillo una vez más y con la mayor rapidez posible. Pero no va a ser tarea fácil y probablemente se tarden varios años en poder volver a disfrutarlo en todo su esplendor.

El Seiden, antes del incendio
El Seiden, antes del incendio

Curiosamente, el castillo fue pasto de las llamas en varias ocasiones a lo largo de su historia y siempre se reconstruyó. Una de las últimas reconstrucciones fue la del siglo XVIII aunque, por desgracia, todo el complejo fue completamente destruido durante la Batalla de Okinawa, al final de la Segunda Guerra Mundial.

El castillo Shuri no sólo era un lugar de gran belleza que nos permitía aprender más sobre el nivel de detalle y ostentación del antiguo Reino de Ryukyu. También era un símbolo de la recuperación de Okinawa después de la guerra y es que, tras muchos esfuerzos, gran parte de los edificios se reconstruyeron y el complejo reabrió sus puertas en 1992.

Ahora toca volver a levantarse y volver a reconstruir, una vez más, los edificios que se incendiaron el pasado octubre de 2019. Mientras esperamos noticias de los planes de reconstrucción, os dejamos con este post de homenaje. En él os mostramos fotografía a fotografía nuestra visita al castillo Shuri.

Esperamos que a través de nuestras fotografías podáis disfrutar de la belleza del castillo. Estamos seguros de que, antes o después, lo que aquí podéis ver sea lo mismo que vuelva a haber en Naha.

Un paseo por el castillo Shuri

Gracias a las distintas excavaciones realizadas, se sabe que el castillo Shuri se construyó a finales del siglo XIV. Este castillo, desde 1420 y hasta 1879, sirvió como castillo del Reino de Ryukyu, prosperando como centro político, diplomático y cultural del reino.

El complejo del castillo estaba separado en recintos interiores y exteriores que se construyeron para aprovechar al máximo la topografía de la zona. Los muros del castillo se construyeron con bloques entrelazados de caliza de coral y tenían una longitud de 1080 metros, midiendo entre 6 y 15 metros de alto y con aproximadamente 3 metros de ancho.

Hasta octubre de 2019, la visita al castillo Shuri era bastante amplia y se podían ver muchísimas puertas, edificios y restos arquitectónicos. La visita comenzaba en la puerta Shureimon y después de pasar varias puertas y ver los muros interiores y exteriores del complejo, se llegaba al centro propiamente del castillo. Allí se encontraba el salón Seiden, declarado Tesoro Nacional en 1925 y reconstruido en 1972.

A izquierda y derecha, respectivamente, del Seiden se encontraban los salones Hokuden y Nanden, que rodeaban la plaza conocida como Una. Detrás del Seiden se visitaba toda la zona conocida como Ouchibara y se llegaba al mirador Agari-no-Azana. Actualmente y debido al incendio, toda esta zona central está cerrada al público. Tan sólo una parte de la zona de la entrada sigue estando abierta. Os contamos más al final de este post, en la sección «Información adicional».

A continuación os mostramos fotografía a fotografía todo lo que vimos en nuestra visita al castillo Shuri en marzo de 2019. Os lo mostramos siguiendo el mismo orden que seguimos nosotros, así que esperamos que esto os permita sentiros como en una especie de «visita virtual» del castillo.

Mapa del castillo Shuri
Mapa del castillo Shuri

Puerta Shureimon

A pesar de que gran parte del parque del castillo Shuri está cerrado tras el incendio del 31 de octubre de 2019, desde el 5 de noviembre de 2019 los visitantes pueden acceder de nuevo a la puerta Shureimon. Así, se puede ver de cerca y hasta podemos cruzarla, aunque desgraciadamente apenas se pueda ver nada más.

La primera puerta que cruzamos en nuestro camino hacia el parque del castillo Shuri era la puerta Shureimon, una preciosa puerta construida entre 1527 y 1555 y declarada Tesoro Nacional en 1933. Desgraciadamente, la puerta original fue destruida durante la Batalla de Okinawa, pero se reconstruyó posteriormente en 1958, irguiéndose como símbolo del resurgir de Okinawa tras la guerra.

Shurei significa algo así como «observar las propiedades» y en el marco de madera frontal aparecen los caracteres Shurei no Kuni, que hacen referencia a que el Reino de Ryukyu era una tierra de propiedades.

Si bien el resto del castillo está lleno de muros y puertas con estructuras de piedras, la puerta Shureimon tiene un diseño equilibrado y elegante. De hecho, en el idioma local, los habitantes de la zona solían llamar a la puerta Iino-ayajo, algo así como «la preciosa puerta de la cima».

La puerta Shureimon aparecía en los billetes de 2000 yenes que se emitieron para las celebraciones del año 2000.

Puerta Shureimon
Puerta Shureimon

Sonohyan-Utaki Ishimon

A pesar de que gran parte del parque del castillo Shuri está cerrado tras el incendio del 31 de octubre de 2019, desde el 5 de noviembre de 2019 los visitantes pueden acercarse de nuevo hasta la estructura sagrada Sonohyan-Utaki Ishimon, situada tras la puerta Shureimon.

Al cruzar la puerta Shureimon, a nuestra izquierda, pudimos ver la estructura Sonohyan-Utaki Ishimon. Se trata de un lugar sagrado construido con caliza local en el que el rey iba a rezar y a pedir buena fortuna siempre que tenía que viajar y abandonar el castillo.

Esta estructura sagrada tiene forma de puerta, pero no se trata de una puerta propiamente dicha, sino de un especie de acceso a los dioses. Es, por tanto, el lugar desde el que se podía mostrar respeto a los dioses.

Gracias al marco de madera superior podemos saber que la estructura fue construida en 1519. Se cree que un oficial del gobierno llamado Nishito, proveniente de la isla Taketomi, fue el responsable de su construcción.

Ésta es una de las estructuras de piedra más representativas del Reino de Ryukyu y por ello fue declarada Tesoro Nacional en 1933. Desafortunadamente, fue parcialmente destruida en la Batalla de Okinawa y fue reconstruida en 1957. Actualmente es Bien de Interés Cultural y forma parte de las estructuras declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2000.

Sonohyan-Utaki Ishimon
Sonohyan-Utaki Ishimon

Puerta Kankaimon

A partir de este punto, el parque del castillo Shuri no se puede visitar, al estar cerrado tras el incendio del 31 de octubre de 2019. Habrá que estar atentos a la página web oficial para ver actualizaciones y posibles aperturas de nuevos puntos de visita.

La puerta Kankaimon era la puerta de entrada al castillo Shuri. También se la conocía con el nombre de Amae-ujo, que significa algo así como recibir o saludar con alegría en el antiguo idioma local de Okinawa.

El nombre de la puerta daba claramente una cálida bienvenida a los enviados que llegaban al castillo en representación del emperador de China. El par de leones shisa a ambos lados de la puerta servían para ahuyentar a los malos espíritus.

La puerta se construyó originalmente alrededor de 1500, pero fue destruida durante la Batalla de Okinawa en 1945 y restaurada en 1974.

Puerta Kankaimon
Puerta Kankaimon

Puerta Zuisenmon

Pasada la puerta principal de acceso se subían una escaleras hasta llegar a la puerta Zuisenmon. Zuisen significa algo así como «manantial auspicioso» y el nombre hace referencia al conducto de agua que se encuentra a mitad del camino de subida, a la derecha. La puerta Zuisenmon también recibía el nombre de Hikawa-ujo, que podríamos traducir como la puerta del conducto del manantial.

Al contrario que la puerta Kankaimon y su arco de piedra, la puerta Zuisenmon estaba compuesta por dos muros con una torreta encima, un diseño típico de los castillos japoneses. La puerta se construyó originalmente en 1470, pero fue destruida durante la Batalla de Okinawa y reconstruida en 1992.

De nuevo, la puerta estaba vigilada por dos leones shisa que ahuyentaban los malos espíritus.

Puerta Zuisenmon
Puerta Zuisenmon

Como decíamos, a mitad de camino a la derecha, se podía ver una fuente de agua llamada Ryuhi (literalmente «conducto de dragón») de la que salía agua de la boca de un dragón de piedra. La escultura del dragón llegó de China en 1523 y es la original de la época. El conducto de agua Ryuhi proveía de agua potable al castillo.

Alrededor del Ryuhi había siete marcas de piedra que dejaron aquí los emisarios chinos. En ellas, había inscripciones que hablaban de las maravillas del agua de esta fuente. Aunque la gran mayoría de estas losas se perdieron en la Batalla de Okinawa, en 1996 se reconstruyeron basándose en copias calcadas de los originales.

Conducto de agua Ryuhi
Conducto de agua Ryuhi
Reproducción de una de las losas de emisarios chinos
Reproducción de una de las losas de emisarios chinos

Puerta Rokokumon

Rokoku significa «reloj de agua» y es que, en el pasado, en la cima de la torreta de la puerta había un tanque de agua que se usaba para medir el tiempo. Básicamente se usaba el volumen de agua goteando para calcular cuánto tiempo había pasado. Y así, junto con el reloj de sol de la plaza situada justo después de la puerta, se podía determinar la hora.

La puerta también recibía el nombre de Kagoise-ujo, que significa algo así como puerta de descenso del palanquín. Esto es así porque los oficiales de mayor rango que llegaban al castillo Shuri tenían que bajarse de sus palanquines en este punto como muestra de respeto ante el rey.

La puerta se construyó originalmente en el siglo XV pero se sacó de este lugar a comienzos del periodo Showa, cuando se determinó que era demasiado vieja para usarse. Se restauró en 1992.

Puerta Rokokumon
Puerta Rokokumon

Además del goteo del agua de la torreta, en el Reino de Ryukyu se usaban relojes de sol para conocer la hora y marcar las horas del mediodía. Como cualquier reloj de este tipo, el reloj de sol ryukyuense marcaba la hora sobre una piedra circular en la que había grabados los doce signos del zodiaco chino.

El reloj de sol original del castillo fue destruido, como el resto del castillo, en la Batalla de Okinawa y reconstruido en 2000. Evidentemente, el reloj sigue funcionando aunque la hora que indica va con 30 minutos de retraso sobre la hora estándar de Japón.

Reloj de sol
Reloj de sol

Campana de puente entre naciones y Tomoya

Al lado del reloj de sol se encontraba una campana de bronce llamada «Campana de puente entre naciones»; la campana se fundió en 1458 y, entonces, se colgó del salón principal Seiden.

En su inscripción se podía leer «situado entre Corea, China y Japón, el Reino de Ryukyu es una preciosa nación situada en los mares del sur. Con sus navíos, el reino sirve como puente entre naciones y por ello aquí abundan tesoros y productos exóticos». Estas palabras dejaban claro el orgullo que sentía el Reino de Ryukyu.

Campana y Tomoya
Campana y Tomoya

La campana original se encuentra actualmente en el Museo de la prefectura de Okinawa, por lo que la que estaba expuesta en el parque del castillo era una reproducción, hecha con un molde a partir de la campana original. La campana colgaba de una estructura llamada Tomoya, cuya función exacta todavía se desconocía.

Tanto la campana como el edificio Tomoya se restauraron en el año 2000.

Tomoya desde fuera
Tomoya desde fuera

Desde esta pequeña plaza, se tenían vistas preciosas del muro exterior y las puertas que habíamos ido cruzando hasta llegar a este punto.

Vistas del complejo del castillo
Vistas del complejo del castillo

Puerta Kofukumon

La siguiente puerta que cruzamos de camino al complejo central del castillo era la puerta Kofukumon, cuyo año original de construcción se desconoce. El término Kofuku significa algo así como «proclamar felicidad», por lo que era la puerta que proclama la felicidad.

Un aspecto curioso de esta puerta era que, además de una puerta, también era un edificio. Es decir, el propio edificio funcionaba como puerta.

A la izquierda se encontraba la oficina Okumiza, donde se trataban disputas entre los samuráis. Por otro lado, a la derecha se encontraba la oficina Jishaza, donde se realizaban tareas de supervisión de santuarios y templos.

La puerta se quitó de este lugar a finales del periodo de Meiji aunque en 1992 se restauró a su ubicación original.

Puerta Kofukumon
Puerta Kofukumon

Explanada Shicha-nu-Una

Tras esta puerta, llegábamos a un pequeño patio llamado Shicha-nu-Una donde se adquirían las entradas para visitar el complejo interior del castillo. Y es que hasta aquí, el paseo por las diferentes puertas era de libre acceso.

En el idioma local, Shicha-nu-Una significa «explanada inferior» y el nombre tiene todo el sentido. Este patio era justo la explanada que encontrábamos antes de la Una, la plaza central donde se encontraba el salón principal Seiden y otros edificios de importancia como el Nanden y el Hokuden.

En la explanada podíamos ver una estructura sagrada llamada Suimui Utaki. Según los mitos de la creación del Reino de Ryukyu, este lugar sagrado fue el resultado de la creación de un dios.

De hecho, aparece en la colección más antigua de canciones y baladas tradicionales de Ryukyu. Según parece, en el complejo del castillo había al menos diez lugares de oración y éste es uno de ellos. El Suimui Utaki fue restaurado en diciembre de 1998.

Lugar sagrado y de oración Suimui Utaki
Lugar sagrado y de oración Suimui Utaki

Al este de la plaza se encontraba la puerta Hoshimon, mientras que al oeste de la plaza estaban las oficinas Keizuza y Yomotsuza.

La primera manejaba los documentos del linaje familiar de las clases privilegiadas, mientras que la segunda trataba todo lo relacionado con los artículos y productos necesarios para el día a día en el castillo. El edificio que albergaba ambas oficinas se reconstruyó en 2000 y actualmente servía de zona de descanso e información.

Puerta Hoshinmon

A continuación nos encontramos con la puerta Hoshinmon, que a menudo recibía el nombre de Kimihokori-ujo y cuyo nombre significa algo así como «adorar a los dioses». La puerta disponía de tres entradas pero la central sólo era usada por el rey y por personas de alto rango, como enviados chinos, por ejemplo.

En el lateral izquierdo de la puerta se encontraba la sala Naden, donde se guardaban informes de medicina, té y tabaco; en el lateral derecho, estaba la sala Kimihokori, reservada para ceremonias y actividades relacionadas.

Puerta Hoshinmon
Puerta Hoshinmon

Existen documentos que afirman que las barandillas de piedra se completaron en 1562 por lo que se estima que la construcción de la puerta fue anterior. En 1754 la puerta se restauró siguiendo técnicas chinas y a finales del periodo Meiji se desmanteló. El exterior de la puerta original se reconstruyó en 1992.

Enfrente de la puerta Hoshinmon había al menos cuatro puntos específicos para enterrar grandes jarrones. Por antiguos documentos se sabe que estos jarrones se llamaban Tensuigame y se cree que se usaban para recoger agua de lluvia, que se podía usar en caso de incendio.

Como se puede ver, los incendios siempre han sido un importante contratiempo para este tipo de construcciones en Japón.

Tensuigame en ciertos puntos de la puerta
Tensuigame en ciertos puntos de la puerta

Para reconstruir los jarrones Tensuigame se usó la cerámica local Tsuboyaki y se imitó su forma, diseño y tamaño para colocarlos en los lugares originales que se descubrieron durante las excavaciones.

Cuando nosotros visitamos el castillo, llegamos justo a la hora de la apertura de puertas del complejo, que se marcaba con una pequeña ceremonia ritual con música tradicional.

Ritual en la puerta Hoshinmon
Ritual en la puerta Hoshinmon
Ritual en la puerta Hoshinmon
Ritual en la puerta Hoshinmon

Explanada Una

Al cruzar la puerta se llegaba a la plaza Una, una de las tres grandes explanadas del complejo del castillo. La explanada Una estaba rodeada de tres edificios: el maravilloso salón Seiden al frente, el salón Nanden a la derecha y el salón Hokuden a la izquierda. La puerta Hoshinmon, por tanto, quedaba detrás, ya que era la que cruzábamos para llegar aquí.

En la explanada Una se realizaban varias ceremonias y rituales a lo largo del año. En el suelo se podían ver una especie de líneas anchas llamadas Sen en colores blanco y rojo alternos.

Una y salón Seiden
Una y salón Seiden

Estas líneas servían para indicar a los oficiales dónde debían sentarse, por orden de rango, en las distintas ceremonias. En el centro había un camino llamado Ukimichi que sólo podía usar el rey, los emisarios chinos y algún oficial de alto rango.

Desde la Una se podía apreciar la increíble belleza exterior del salón Seiden, el edificio principal del castillo Shuri. El Seiden, con sus distintos niveles, sus tres pisos y pilares decorados con dragones no tenía comparación ni con otros edificios de Japón o China ni con ninguna otra estructura del Reino de Ryukyu.

Una, salón Seiden y salón Hokuden
Una, salón Seiden y salón Hokuden

El Seiden era un edificio de madera de tres pisos. En el primer piso el rey realizaba tareas de estado y ceremonias oficiales, mientras que en el segundo piso, el rey y sus familiares realizaban ceremonias algo más privadas; el tercer piso era un ático, situado justo debajo del techo, diseñado exclusivamente para la ventilación del recinto.

Según parece, la construcción del Seiden comenzó a finales del siglo XIV. Fue pasto de las llamas en distintas ocasiones y siempre se reconstruyó en el mismo sitio. La última reconstrucción era de 1992 y se había realizado siguiendo la versión de comienzos del siglo XVIII que fue destruida durante la Batalla de Okinawa.

Seiden visto desde la Una
Seiden visto desde la Una

Dado que ésta fue una de las estructuras que quedó completamente calcinada en el incendio del 31 de octubre de 2019, a continuación compartimos varias fotografías de los detalles del exterior del Seiden.

De esta forma podréis haceros una idea de la belleza de imágenes, colores y técnicas que se podían disfrutar a simple vista.

Exterior del Seiden
Exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden
Detalles del exterior del Seiden

A continuación se comenzaba la visita al complejo central del castillo. La visita comenzaba en un extremo del salón Nanden (el edificio situado a la derecha del Seiden), donde teníamos que descalzarnos. A continuación os mostramos las distintas salas y objetos expuestos que vimos durante la visita.

Edificios Shoin-Sasunoma y jardín

El primer edificio que se veía era el Shoin, un edificio administrativo en el que el rey realizaba labores de estado y donde se encontraban también colaboradores tan importantes como los secretarios o los consejeros.

También se usaba para las ceremonias en honor a los enviados chinos y a los líderes del clan Satsuma que visitaban el castillo. El clan Satsuma dominaba la actual Kagoshima, la prefectura más cercana a Okinawa.

Edificios Shoin-Sasunoma y jardín
Edificios Shoin-Sasunoma y jardín

El edificio Sasunoma, por otro lado, lo usaban los príncipes para organizar reuniones con oficiales del gobierno. El jardín era una parte integral del complejo Shoin-Sasunoma, dado que era el único jardín de tamaño normal que se encontraba en el complejo del castillo.

Se cree que ambos edificios y el jardín fueron construidos entre los siglos XVII y XVIII. La última restauración de los edificios se había completado en 2007; la del jardín, en 2008.

Interior del Shoin-Sasunoma
Interior del Shoin-Sasunoma
Jardín visto desde el Shoin-Sasunoma
Jardín visto desde el Shoin-Sasunoma

Detrás del salón Shoin se encontraba el pequeño salón Uchiro-no-ma. En este salón los sirvientes preparaban el té que servirían después al rey y a sus invitados.

Uchiro-no-ma
Uchiro-no-ma
Vistas del Shoin-Sasunoma
Vistas del Shoin-Sasunoma

Edificio Kinju-Tsumesho

Situado en un extremo del Nanden, el edificio Kinju-Tsumesho era donde trabajaban aproximadamente unos 20 oficiales del gobierno. Estos oficiales acompañaban al rey en sus actividades matutinas y vespertinas, además de acompañarle tanto al entrar como al salir del Ouchibara, la zona privada donde residía.

No se sabe cuándo se construyó el edificio original. El edificio que podíamos ver hasta 2019 se reconstruyó basándose en monumentos, antiguas fotos, mapas y otros documentos antiguos y su interior se usaba como sala de exposiciones.

Vistas desde el edificio Kinju-Tsumesho
Vistas desde las ventanas del edificio Kinju-Tsumesho

Una curiosidad llegados a este punto. El castillo de Shuri se dividía en dos espacios: la parte «exterior» o Una, donde se hacía política, y la parte «interior» u Ouchibara, donde se encontraba la zona residencial y estaba situada en la parte trasera del Seiden.

Es por ello que había fronteras muy claras entre el edificio Kinju-Tsumesho (que formaba parte del área del gobierno) y el edificio Kugani-udun (que ya formaba parte del área residencial). Cuando una parte quería comunicarse con la otra, se tocaba la campana para avisar.

Y otra curiosidad más: la parte residencial u Ouchibara estaba controlada por mujeres y los hombres no tenían permitida la entrada. Aquí vivía la reina y sus doncellas, el príncipe (hasta los 13 años), la princesa antes del matrimonio, la madre y abuelas del rey y otros miembros de la realeza.

Además, también vivían aquí la enfermera del rey o las enfermeras de los príncipes. Dentro del Ouchibara había dos grupos de mujeres: las mujeres de familias samurái que trabajan junto a la reina y las sirvientas (llamadas conjuntamente Usuba-gufuku) y las doncellas de la corte (Gusukunchu).

Espacio Okushoin

El Okushoin era un espacio dedicado para el descanso del rey durante su jornada. Aparte de la sala para el rey, también había una sala trasera para el magistrado.

Aunque no se sabe a ciencia cierta cuándo se construyó el Okushoin original, existen documentos que lo mencionan en una reconstrucción de 1715.

El complejo actual había sido reconstruido a partir de monumentos, fotos y mapas antiguos y otros documentos relacionados.

Vistas desde el Okushoin
Sala Okushoin

Kugani-udun

Situado entre el Kinju-tsumeisho y un extremo del Seiden, el Kugani-udun era un complejo diseñado como área privada para el rey, la reina y la madre de aquel. Aquí había un salón y varias habitaciones en la segunda planta.

La puerta Saekimon (conocida comúnmente como Kurashin-ujo) se encontraba en la primera planta del complejo y servía como ruta que conectaba la zona pública de gobierno (Una) y la zona privada residencial (Ouchibara).

Aunque se desconoce cuándo se construyó, hay registros que lo mencionan en la restauración del castillo de 1617.

La reconstrucción del complejo se basó en monumentos, antiguas fotos y mapas y otros documentos relevantes y se usó como espacio de exposición.

Interior del Seiden

A continuación pudimos entrar en el Seiden. Como hemos dicho antes, el Seiden era el edificio central y principal del castillo y también recibía el nombre de Momo-Urasoeudun.

El salón estaba claramente influenciado por los palacios tradicionales chinos, aunque la estructura y muchos detalles de diseño eran típicamente japoneses. Esta combinación de influencias fue lo que dio vida al estilo único del Reino de Ryukyu.

Estudios arqueológicos descubrieron que el Seiden había sido construido originalmente hacia finales del siglo XIV. Según parece, fue pasto de las llamas en multitud de ocasiones y reconstruido siempre en el mismo sitio. El modelo para su última restauración había sido el último palacio construido a comienzos del siglo XVIII y destruido completamente durante la Batalla de Okinawa.

El Seiden se dividía en tres pisos: en el primer piso (llamado Shichagui), el rey realizaba tareas de estado y ceremonias oficiales; en el segundo piso (llamado Ufugui), el rey, sus familiares y las sirvientas organizaban ceremonias más privadas; finalmente, en el tercer piso no había nada, sólo un ático para ventilar.

Acceso al tercer piso (ático)
Acceso al tercer piso (ático)

La visita comenzaba en el segundo piso del Seiden, que formaba parte de ese espacio privado y residencial controlado por mujeres.

El espacio se dividía en una sala central llamada Usasuka, que se usaba para rituales de importancia; una sala llamada Karahafu, donde el rey celebraba ceremonias de carácter privado como la de Año Nuevo o el envío y recepción de mensajes del emperador chino; y una sala en el extremo sureste llamada Osen-mikocha, donde familiares y sirvientes adoraban a los dioses.

Segundo piso del Seiden
Segundo piso del Seiden

En esta parte tan importante del palacio, el rey se sentaba en su trono luciendo preciosos trajes chinos y participaba en las ceremonias con sus siervos, quienes observaban desde el jardín.

El palacio, visto desde el jardín, era especialmente maravilloso, pues estaba rodeado de techos altísimos decorados con dragones y ostentosos adornos en un ambiente de opulencia y extraordinaria belleza.

Y es que durante las ceremonias, se colocaba en la hornacina sagrada tokonoma incienso, portavelas con forma de dragón, flores doradas, decoraciones de pino japonés, etc., y en la pared había una imagen de Confucio.

La forma del espacio recordaba la forma que tiene el pedestal de las estatuas de Buda. Las tallas en los paneles de madera tenían forma de uvas y de ardillas. Y enfrente de las balaustradas se encontraban un par de pilares de dragones dorados que combinaban con otros materiales como laca negra y paneles de oro.

En la parte superior de la sala había marcos de madera en los que se exponían escritos de los emperadores chinos.

Sala del trono
Sala del trono

Antes del incendio de 2019, aquí podíamos ver en exposición una réplica de la corona del rey, conocida como Hibenkan o Taman-Chabui.

La original estaba hecha de crepé de seda con decoraciones en oro, plata, cristal, corales, jaspe y vidrio. Sin embargo, la réplica que se exhibía aquí era 1,2 veces más grande que la original y estaba hecha de materiales sintéticos.

Réplica de la corona del rey
Réplica de la corona del rey

Desde ahí, podíamos seguir explorando el resto del Seiden.

En el interior podíamos ver un modelo a escala 10:1 del castillo, que se reconstruyó usando como referencia materiales de reparaciones de comienzos del periodo de Showa y otros documentos históricos.

El modelo se usó para anticipar posibles problemas de construcción durante la última reconstrucción durante la posguerra.

Modelo del Seiden
Modelo del Seiden

Toda la segunda planta del Seiden así como la zona este (o trasera) de la primera planta formaba parte del área llamada Ouchibara, la zona más privada y residencial, controlada por mujeres. Aquí se realizaban ceremonias y rituales centrados en las mujeres y la presencia de los hombres estaba totalmente prohibida.

La sala más importante para estos rituales femeninos era la sala Osen-Mikocha, donde el rey y sus asistentes femeninas rezaban mirando al este. En el altar se adoraba al dios del fuego y todas las mañanas las sirvientas quemaban incienso y ofrecían sus plegarias a la deidad.

Onsen-mikocha
Osen-mikocha

El rey también usaba esta sala para reunirse con las altas sacerdotisas y durante la ceremonia de confirmación de las nuevas shin-nyo, mujeres dedicadas a servir a los dioses.

Los documentos de la restauración del siglo XVIII del Seiden indican que los pilares a ambos lados estaban pintados de negro y que las paredes eran amarillas.

A continuación, bajábamos al primer piso del Seiden. La parte frontal del Seiden era usada para asuntos públicos y de estado, mientras que una parte trasera formaba parte del área privada y residencial.

El rey entraba y salía del Seiden por el segundo piso del Kugani-Udun, mientras que las sirvientas iban y venían desde el Kushi-nu-Una hacia el primer piso del Seiden.

Primer piso del Seiden
Primer piso del Seiden

Era en este punto donde se podían ver los cimientos originales del castillo, que fue destruido en múltiples ocasiones durante su historia. La reconstrucción final se realizó 70 cm por encima de los cimientos originales para proteger estas importantes ruinas.

De hecho, son estos cimientos del siglo XV lo que hacían del castillo Patrimonio de la Humanidad. Por suerte, los cimientos no se vieron afectados durante el incendio de octubre de 2019.

Cimientos originales
Cimientos originales

Aquí también podíamos ver el pequeño escenario elevado (llamado Usasuka), donde se sentaba el rey cuando realizaba tareas de estado y ceremonias oficiales.

La escalera que había tras este pequeño escenario conectaba directamente con el segundo piso y sólo la usaba el rey. A su izquierda y a su derecha, había unos espacios especiales (llamados Hira-Usasuka), donde se sentaban su hijo y su nieto.

Usasuka y espacios laterales
Usasuka y espacios laterales

Los pilares chinos de color rojo a ambos lados del Usasuka estaban decorados con dragones dorados y nubes de cinco colores. El techo era abovedado para engrandecer la sala y, según documentos antiguos, el tokonoma del Hira-Usasuka estaba decorado con dibujos de animales mitológicos como el kirin (animal mitológico mitad león y mitad dragón) y el fénix.

Aquí también se podían ver utensilios usados para la ceremonia del té específica para las celebraciones de Año Nuevo que se realizaban en el primer piso del Seiden.

Utensilios para la ceremonia del té
Utensilios para la ceremonia del té

Desde el primer piso del Seiden salíamos a otra explanada del complejo del castillo. Y es que en el castillo Shuri había tres grandes espacios abiertos: el Shicha-no-Una (la explanada donde comprábamos las entradas del complejo), el Una (la explanada situada enfrente del Seiden) y el Kushi-nu-Una (la explanada situada detrás del Seiden). Todas ellas estaban rodeadas por edificios o muros de piedra.

Esplanada Kushi-nu-Una

Kushi significa literalmente «detrás», por lo que Kushi-nu-Una significaría explanada de detrás. Durante el Reino de Ryukyu, el suelo de esta explanada estaba cubierto con piedras de coral. Además, se cree que aquí se organizaban ceremonias y rituales por y para las mujeres, dado que se encontraba detrás del Seiden, en un espacio controlado por mujeres.

Según los antiguos dibujos del castillo (que datan de comienzos del siglo XVIII), toda la zona desde el Seiden hasta el Yohokoriden (la residencia de la princesa) era una única explanada.

Sin embargo, en 1752 se construyó el Yosoeden al sur, reduciendo el tamaño de la plaza actual. El Yosoeden era donde se supervisaban los asuntos del área privada y residencial (Ouchibara) y donde vivía la concubina del rey.

A partir del periodo Meiji, el castillo se usó sucesivamente como espacio militar, escuela elemental y escuela femenina. A comienzos del periodo Showa, durante la construcción del santuario de Okinawa, se restauró el camino al santuario que salía desde aquí.

Esplanada Kushi-nu-Una
Explanada Kushi-nu-Una

A la derecha podíamos ver el Yuinchi, un edificio alargado y estrecho que iba de este a oeste y conectaba con el Kugani-udun (el espacio privado para el rey, la reina y la madre de aquel). Aquí se preparaba la comida para el rey y su familia.

Al este del edificio se encontraba la puerta Chumon, una puerta interior controlada por guardias que llevaba hasta la zona privada y residencial (Ouchibara). Las mujeres que iban al Ouchibara se detenían aquí y eran escoltadas al Yoseden u otros edificios, según sus tareas. Se desconoce cuándo se construyó originalmente, pero el edificio aparece en unos documentos que informan de su reconstrucción en 1765.

Siguiendo la tradición de Ryukyu, el dios del fuego estaba consagrado en la cocina del castillo. Por eso, en el Yuinchi también había un pequeño altar para adorar a este dios. Los días 1 o 15 de cada mes, las mujeres del castillo realizaban ceremonias en honor a la deidad.

Yuinchi
Yuinchi

Seguidamente podíamos ver, a la izquierda de la plaza, el edificio Nyokan-Kyoshitsu, donde vivían las sirvientas del castillo y donde las mujeres trataban los asuntos del Ouchibahara y hacían vida diaria.

También a la izquierda de la plaza se encontraba el edificio Yohokoriden, que se usaba como residencia de la princesa. Este edificio se usaba también para celebrar las ceremonias de ascenso al trono del nuevo rey, después de la muerte del anterior rey. De nuevo, no se sabe cuándo se construyeron originalmente.

Nyokan-Kyoshitsu (izq) y Yohokoriden (der)
Nyokan-Kyoshitsu (izq) y Yohokoriden (der)

En 1925 se construyó el santuario de Okinawa dentro del complejo del castillo Shuri, momento en el que se trasladó el Yohokoriden a la zona norte y se usó como oficina del santuario.

Gracias a documentación sobre el edificio, se pudo conocer la configuración y estructura del edificio y la reconstrucción que había en la actualidad se había basado en esa información, aunque se reconstruyó en su ubicación inicial.

Nyokan-Kyoshitsu
Nyokan-Kyoshitsu
Yohokoriden
Yohokoriden

Desde la explanada podíamos ver el Seiden desde detrás y también dónde se encontraba el jardín de crisantemos, que formaba parte del área privada y residencial (Ouchibara).

Éste no era un jardín para pasear, sino que funcionaba como «despensa» de flores y se usaba para recoger las flores que adornarían después el interior del castillo. Además de muchos tipos de crisantemos, también había un espacio para cítricos típicos de Okinawa, como la shikwasa.

Espacio para el jardín de crisantemos
Espacio para el jardín de crisantemos

Murallas y mirador

Desde el extremo, podíamos ir subiendo hacia la muralla y ver, por ejemplo, los contenedores de agua de lluvia, de unos tres metros de profundidad y desde los que salían túneles para repartir el agua por el complejo. Lo interesante era que los muros interiores estaban recubiertos de yeso para evitar que se filtrara el agua.

Subiendo las murallas
Subiendo las murallas
Contenedores de agua de lluvia
Contenedores de agua de lluvia

A continuación, se cruzaba la puerta Hokuginmon, situada en los muros interiores del complejo y cuyo año de construcción se desconoce.

Se cree que la puerta era usada por el rey y las mujeres de la corte para ir al Shinbyoden, un salón en el que se rezaba a las divinidades de reyes previos.

Puerta Hokuginmon
Puerta Hokuginmon

El salón Shinbyoden se construyó en 1753 y se amplió en 1845 para alojar también los restos fúnebres del rey (que anteriormente se enterraba fuera del castillo).

Al contrario que otras puertas del complejo del castillo, la puerta Hokuginmon es de piedra y se reconstruyó fielmente gracias a fotografías antiguas.

Antiguo espacio del Shinbyoden
Antiguo espacio del Shinbyoden

A continuación, se subían unas escaleras para llegar hasta la cima de los muros interiores del complejo. Aquí existía un mirador llamado Agari-no-Azana, desde donde se tenían vistas preciosas de todo el complejo del castillo.

Escaleras al mirador Agari-no-Azana
Escaleras al mirador Agari-no-Azana
Vistas desde el mirador Agari-no-Azana
Vistas desde el mirador Agari-no-Azana
Vistas desde el mirador Agari-no-Azana
Vistas desde el mirador Agari-no-Azana

Desde aquí, podíamos volver a deleitarnos ante los detalles del Seiden (visto desde atrás, eso sí) y de los edificios, puertas y muros colindantes.

Seiden, visto por detrás
Seiden, visto por detrás
Complejo de edificios colindantes al Seiden
Complejo de edificios colindantes al Seiden

En el extremo norte de la zona privada y residencial (Ouchibara) se encontraba la Yuya, la casa de baños para las sirvientas del castillo.

Las excavaciones arqueológicas descubrieron muros de calicanto con juntas selladas con yeso. Pero también descubrieron una gran cantidad de carbón, probablemente el resultado de quemar madera, por lo que se estimó que la casa de baños se encontraba aquí.

Zona donde se encontraba la Yuya
Zona donde se encontraba la Yuya

Sin embargo, el rey se bañaba en un lugar distinto, aunque a día de hoy no se sabe exactamente dónde. Cuenta la leyenda que al atardecer, dos asistentes acompañaban al rey a su baño diario y se dice que su baño era de unos diez metros cuadrados y hecho todo de madera.

La bañera era cuadrada y también de madera y se cree que el agua se calentaba en otro lugar y se transportaba al baño a diario. Según parece, el rey se bañaba con un kimono de algodón blanco y sus asistentes le limpiaban con pequeñas bolsas con jabón.

Pasillos del camino de vuelta
Pasillos del camino de vuelta

Durante el camino de vuelta, se pasaba por la parte trasera de la puerta Shukunjumon, una puerta de estilo Yagura con un techo a dos aguas quebradas (llamado irimoya-zukuri) y tejas tradicionales hongawara.

Esta puerta era usada por las doncellas de la corte, que atendían al rey y su familia, para acercarse a la parte privada y residencial (Ouchibara). También se la conoce como puerta Mimono-ujo o Unaka-ujo en el idioma local de Okinawa.

Se desconoce de qué año era la construcción original, pero la última reconstrucción era del año 2010 y se había realizado a partir de la información conseguida de los restos arquitectónicos, mapas y fotografías antiguas.

Vista trasera de la puerta Shukunjumon
Vista trasera de la puerta Shukunjumon

A continuación, se entraba en el salón Hokuden, situado a la izquierda del salón Seiden.

Plaza Una vista desde el lateral, a punto de entrar en el Hokuden
Plaza Una vista desde el lateral, a punto de entrar en el Hokuden

El Hokuden albergaba un museo dedicado a conocer más sobre el Reino de Ryukyu. Destacaba el modelo de la ceremonia de Año Nuevo, que se celebraba en la plaza central la mañana de Año Nuevo o el modelo de la ceremonia Sappou, cuando el emperador chino designaba el rey de Ryukyu.

Modelo de la ceremonia de Año Nuevo
Modelo de la ceremonia de Año Nuevo
Modelo de la ceremonia Sappou
Modelo de la ceremonia Sappou
Modelo de la ceremonia Sappou
Modelo de la ceremonia Sappou

También destacaba el Urayansan, un enorme parasol de seda que se usaba para proteger del sol al rey en sus salidas o en ceremonias en el exterior (una costumbre adquirida de China).

Parasol Urayansan
Parasol Urayansan

En el museo había muchas explicaciones, tanto en forma de artículos en exposición como preguntas-respuestas.

Paneles informativos
Paneles informativos

La visita terminaba con una vista fugaz al Seiden, que tanto enamoraba… y se tomaba el camino de salida del recinto.

El camino de vuelta comenzaba bajando la cuesta y cruzando la puerta Uekimon, que era otra de las puertas que había que cruzar para acceder a la zona privada y residencial del castillo (Ouchibara). La puerta también recibía el nombre de Yosufichi-ujo.

Construida originalmente en el siglo XV, a comienzos del periodo Showa se quitó la torreta de la puerta y tanto el muro de piedra como el pavimento fueron destruidos durante la Batalla de Okinawa.

Durante las excavaciones en las obras de reconstrucción del castillo se encontraron los restos de la puerta y se reconstruyó fielmente en 2000. Dado que se usaron nuevas piedras sobre las piedras originales del muro que se descubrió durante las excavaciones, el muro final tenía piedras de diferentes colores.

Actualmente se usaba como puerta de salida de la plaza Una, siguiendo el camino oficial de la visita turística.

Puerta Uekimon
Puerta Uekimon

Antes de salir, se podía ir paseando hacia el extremo de los muros. Al hacerlo, se pasaba de nuevo por la parte frontal de la puerta Shukujunmon, que habíamos visto anteriormente desde atrás.

Desde aquí se podía ver mejor el estilo Yagura de la puerta con un techo a dos aguas quebradas (llamado irimoya-zukuri) y tejas tradicionales hongawara.

Vista frontal de la puerta Shukujunmon
Vista frontal de la puerta Shukujunmon
Camino hacia extremo de la muralla
Camino hacia extremo de la muralla

En los bajos de la muralla, se podía ver una estructura parecida a una caverna llamada Gama. Las Gama aparecían en un antiguo mapa ilustrado de comienzos del siglo XVIII, pero en cambio no se mencionaban en los informes oficiales del Reino de Ryukyu.

Su forma era muy parecida a la del mausoleo real que se encuentra en la ciudad de Urasoe. Por los objetos descubiertos aquí durante las excavaciones, se cree que la Gama se usó desde el siglo XV hasta comienzos del siglo XX.

Cuevas Gama
Cuevas Gama
Cuevas Gama
Cuevas Gama

Desde aquí también se podía subir a otro mirador y ver la reconstrucción de un campo de frambuesas, una fruta que se cultivaba en el castillo porque se creía que fomentaba el embarazo. Es por ello que se dice que el rey y la reina solían comer frambuesas, para poder tener descendencia.

Subida la mirador
Subida al mirador
Campo de frambuesas
Campo de frambuesas

Aquí también se podía ver un enorme pino ryukyuense, nativo de las islas Nansei. En los días del Reino de Ryukyu, se plantaban muchos pinos no sólo para embellecer los jardines, sino también como barreras de viento o material para la construcción de navíos.

En la actualidad se ha restaurado esta tradición en el parque del castillo y hoy podemos ver dos pinos que van creciendo a buen ritmo.

Pinos en el parque del castillo
Pinos en el parque del castillo
Vistas del parque del castillo
Vistas del parque del castillo
Vistas del parque del castillo
Vistas del parque del castillo

Al proseguir el paseo por el parque del castillo, nos encontrábamos con un edificio llamado Zenikura, que literalmente significa «almacén de dinero».

A partir de las ruinas excavadas aquí se descubrió que en este lugar había habido un edificio algo levantado del suelo y soportado por pequeños pilares. Este edificio se usaba para almacenar dinero tanto para los gastos del día a día como para la compra de alcohol y aceites varios.

Justo al este se encontraba el establo y una oficina, que no se sabe a ciencia cierta cuándo se construyeron. Además de la reconstrucción de estos edificios, se construyó también un lugar de descanso para los visitantes que les permitiera tener una visión general de la atmósfera de la época.

Zona de descanso
Zona de descanso
Vistas del parque del castillo
Vistas del parque del castillo

Desde aquí, se cruzaba la puerta Kyukeimon. También conocida como puerta Hokori-ujo, la puerta Kyukeimon servía como puerta de servicio y era usada por las mujeres, principalmente. La puerta fue construida entre 1477 y 1526 y fue restaurada por última vez en 1983.

Actualmente se usaba como puerta de salida del complejo, siguiendo la ruta de la visita turística.

Vista trasera de la puerta Kyukeimon
Vista trasera de la puerta Kyukeimon

En el extremo izquierdo de la puerta se encuentraba un manantial de agua llamado Sunga-hija, que junto con el conducto Ryuhi que veíamos al entrar al complejo del castillo por la puerta Zuisenmon, servía como importante fuente de agua para el castillo. El agua de este manantial se usaba para el día a día del castillo y también para la extinción de incendios.

El agua se colaba a una especie de acequia y circulaba de manera subterránea desde la puerta Kyukeimon hasta llegar al estanque Enkanchi situado justo al otro lado. Cuando el estanque se llenaba se desbordaba al estanque Ryutan, en un ejemplo perfecto del sistema de drenaje del castillo Shuri.

Acequia del castillo
Acequia del castillo

Casi a la salida se podía ver los restos de un árbol agaki gigante. Antes de la guerra, algunas de sus ramas medían más de un metro de diámetro y daban una sombra estupenda. Desgraciadamente, el árbol se vio muy afectado durante la guerra y posteriormente por un fuerte tifón, quedando reducido a apenas un trozo de tronco.

Actualmente, un árbol akou (de la familia de las moreras) había crecido del tronco del anterior árbol y nos permitía hacernos una idea de cómo era el árbol original en sus buenos tiempos.

Árbol akou
Árbol akou

Desde aquí, salimos de nuevo por la puerta Shureimon, entramos en el punto de información y tienda y volvimos al aparcamiento para recoger nuestro coche.

Vista trasera de la puerta Shureimon
Vista trasera de la puerta Shureimon
Centro de información y acceso al aparcamiento
Centro de información y acceso al aparcamiento
Interior del centro de información
Interior del centro de información

Esperamos que este paseo fotográfico por el castillo Shuri os ayude a haceros una idea de la belleza del complejo. Esperamos que los edificios afectados por el fuego de octubre de 2019 puedan reconstruirse pronto y todos podamos volver a disfrutar de esta maravilla del antiguo Reino de Ryukyu.

Información adicional

  • Durante el incendio del 31 de octubre de 2019 se vieron afectadas y totalmente destruidas las estructuras de siete edificios: el salón principal Seiden, los salones laterales Hokuden y Nanden, así como los edificios del Shoin, el Kugani-Udun, el Nike-Udun y finalmente también la puerta Hoshinmon. Es decir, todas las estructuras que se encontraban alrededor de la plaza principal Una quedaron destruidas.
  • El parque del castillo Shuri reabrió parcialmente sus puertas el martes 5 de noviembre de 2019. Actualmente tan sólo se puede visitar la zona de la entrada ya que todo el complejo central está cerrado. Podéis ver el mapa actualizado en la página web del castillo Shuri, aunque os lo dejamos aquí también. Veréis que la zona pintada a rayas está cerrada actualmente y no se puede visitar.
Cierre del parque del castillo Shuri y zonas abiertas tras el incendio
Cierre del parque del castillo Shuri y zonas abiertas tras el incendio

Cómo llegar al castillo de Shuri

El castillo Shuri es fácilmente accesible en transporte público. Desde el centro de Naha, podemos llegar en autobús o en monorraíl. Para llegar en autobús tendremos que tomar el autobús nº1 desde Kokusaidori hasta la parada «Shurijo-koen-iriguchi» (首里城公園入口), situada justo enfrente del castillo.

Si quieres llegar en monorraíl, tenemos que tomarlo hasta la estación término de Shuri y desde allí andar unos 20 minutos hasta el castillo. Alternativamente, si no queremos andar, podemos tomar el autobús nº 7 u 8 desde la parada situada al lado de la estación de monorraíl y hasta la parada «Shurijo-mae» (首里城前).

También podemos llegar en coche de alquiler. Se tarda aproximadamente diez minutos en llegar al castillo desde el centro de Naha y el parque dispone de parking para todo tipo de vehículos.

De todos modos, os dejamos con  nuestro mapa general de Qué ver y hacer en Okinawa, para que podáis situaros y ver cómo llegar al castillo desde vuestra ubicación. Recordad que podéis usar este mapa (y los más de 100 que tenemos) sobre el terreno durante vuestro viaje por Japón. Te contamos cómo hacerlo en nuestra página de Mapas para viajar a Japón.

Mapa turístico de Okinawa

El castillo de Shuri del que hablamos en este post y muchos otros lugares de interés en el archipiélago los tienes marcados en el mapa general de Okinawa.

Esperamos que hayáis disfrutado de este post visual del castillo Shuri y rezamos para que se pueda construir en todo su esplendor en un futuro.

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!