¡YA A LA VENTA NUESTRO LIBRO, CÓMPRALO YA!
Únete a la Comunidad Japonismo
Catedral de Santa María
Catedral de Santa María

La catedral de Santa María de Tokio, obra de Tange Kenzo

La Catedral de Santa María (東京カテドラル聖マリア大聖堂), sede de la archidiócesis de Tokio, es una preciosa iglesia católica obra del famoso arquitecto japonés Tange Kenzo. Sólo por esto, sea cual sea tu credo, ya merece la pena su visita, sobre todo si tienes en cuenta que la religión católica es minoritaria en Japón.

En su origen, la iglesia había sido tan sólo la capilla de un seminario. Posteriormente pasó a ser la iglesia parroquial del barrio y, finalmente, en 1920 fue nombrada catedral del arzobispado de Tokio. Hoy, además, la catedral de Santa María se considera una de las grandes obras arquitectónicas de Tange Kenzo.

Sin duda alguna, la catedral es una de las paradas obligatorias para cualquier persona interesada en la arquitectura. Una construcción que combina la religión católica con el diseño japonés más moderno y que puedes ver durante tu paseo por las mesetillas de Bunkyo.

Exterior y campanario de la catedral de Santa María de Tokio
Exterior y campanario de la catedral de Santa María de Tokio

El edificio original de madera de estilo gótico de 1899 fue destruido en un incendio durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial, como le ocurrió a gran parte de la capital. Así que en 1961 Tange Kenzo fue el encargado de su reconstrucción, planteando un proyecto muy diferente del original. Las obras duraron 3 años, hasta que la renovada y muy cambiada catedral se volvió a abrir al público y a los fieles en 1964.

Hoy la catedral destaca por su planta de cruz latina a través de la cual se abren ocho muros con forma de parábola hiperbólica. Estos muros crean cuatro grandes vidrieras que permiten el paso de la luz natural al interior formando una cruz de luz. Toda esta luz natural contrasta con un precioso interior realizado totalmente en hormigón, aunque algo oscuro y muy sobrio.

Sin duda, toda una declaración de intenciones para mostrar claramente los contrastes entre la luz y la oscuridad y que la visita impacte aún más.

Vidrieras verticales de la catedral
Vidrieras verticales de la catedral

El exterior está revestido de láminas de aluminio galvanizado y marcos de acero inoxidable, que destacan sobre las losas de hormigón y brillan bajo los rayos del sol. Además, el efecto de la luz en la superficie exterior va cambiando según la hora del día y la inclinación de los rayos del sol. Así, cada visita es ligeramente diferente y encontrarás brillos en lugares distintos de la superficie de la catedral.

Y justamente entre dos grandes muros revestidos, que dan forma a una de las cuatro grandes vidrieras del edificio, se encuentra la puerta de madera de acceso al interior.

Entrada de la catedral
Entrada de la catedral

El interior, que como decimos es algo oscuro, contrasta con la luz que se cuela a través de los huecos acristalados, reforzando la imagen de la estructura como espacio religioso. Es un espacio de gran tamaño, en el que caben 2000 personas de pie y otras 600 sentadas. Mientras que en el sótano dispone de una capilla en la que caben 200 personas sentadas y otras 100 de pie.

El altar se encuentra elevado por unos escalones. Y detrás hay una gran cruz delante de una placa de mármol italiano de 17 metros. Está iluminado por dos ventanales verticales en los laterales, a través de los cuales se filtra la luz del exterior. Todo muy sobrio y sin ningún tipo de decoración recargada.

Interior y altar
Interior y altar
Vidrieras a los lados del altar
Vidrieras a los lados del altar

El campanario, que es una edificación totalmente independiente, fue diseñado en Italia por la firma Mascioni y se instaló en el complejo de la catedral en 2004. Mide 61,6 metros de alto y está hecho de hormigón.

Campanario de la catedral de Santa María de Tokio
Campanario de la catedral de Santa María de Tokio

Cómo llegar

La mejor manera de llegar a la catedral de Santa María es en metro hasta la estación Gokokuji de la línea Yurakucho. Otras estaciones cercanas son la estación Edogawabashi, también de la línea Yurakucho y la estación Myogadani de la línea Marunouchi. En todos estos casos, como hablamos de metro, no te servirá el JR Pass.

Así, por ejemplo, desde la estación de Tokio lo mejor es tomar un tren de la línea Marunouchi hasta la estación de Myogadani (30 minutos) y desde allí andar hasta la catedral. Mientras que desde Shinjuku, para no andar demasiado, lo mejor es tomar un tren de la línea Shinjuku hasta la estación Ichigaya y allí cambiar a la la línea Yurakucho hasta la estación Gokokuji (39 minutos).

De todas formas, lo mejor es que uses la opción de «cómo llegar» de nuestro mapa de los distritos de Bunkyo y Taito, donde se encuentra la catedral y así ver cuál es la mejor manera de llegar desde tu ubicación. Recuerda que puedes usar este mapa cómodamente desde tu móvil durante tu viaje a a Tokio. Es muy sencillo, te contamos cómo se hace en nuestra página de Mapas para viajar a Japón.

Pincha sobre la imagen para acceder al mapa de los distritos de Bunkyo y Taito
Pincha sobre la imagen para acceder al mapa de los distritos de Bunkyo y Taito

¡Disfruta de la visita a la catedral de Santa María de Tokio!

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!