En este mundo, hay combinaciones que parecen simplemente perfectas, aunque no sepamos realmente por qué. Pero (casi) siempre hay una razón científica detrás.

Hoy os hablamos de algunas parejas gastronómicas perfectas, combinaciones de ingredientes japoneses que casi parecen hechos el uno para el otro. Ingredientes que, combinados, mejoran todavía más y hacen que nuestra experiencia sea memorable.

¿Queréis saber cuál es la razón científica para que estas parejas gastronómicas funcionen tan bien? Pues os dejamos con una lista de ejemplos, a ver qué os parece:

  • Sushi y wasabi: no hay combinacion gastronómica japonesa más conocida en el mundo entero, pero no os penséis que el wasabi está ahí porqué sí, no… El wasabi sirve de potente agente antimicrobiano lo que hace que sea la pareja perfecta del pescado crudo.

parejas gastronómicas

  • Sanma y daikon: el pescado al carbón sanma se toma mejor con daikon. ¿Por qué? Pues porque los glucosinolatos contra el cáncer que lleva el daikon compensan los agentes cancerígenos que podemos encontrar en la parte más carbonizada del pescado.

parejas gastronómicas

  • Onigiri y alga: el alga que envuelve al onigiri no sólo sirve para que no nos pringuemos los dedos de arroz pegajoso, sino que también tiene un montón de vitamina B, necesaria para convertir los carbohidratos del arroz en energía.

parejas gastronómicas

  • Tonkatsu y repollo: La carne empanada tonkatsu suele servirse con una buena montaña de repollo. El repollo crudo es fuente de la poco conocida vitamina U que protege nuestro estómago y evita, por ejemplo, los reflujos ácidos. Así que antes de dejar el repollo y comeros únicamente el tonkatsu pensadlo bien: si comemos el repollo que se nos sirve en el plato, podremos comer más y más tonkatsu sin tener miedo a tener una digestión pesada, ¡todo son ventajas! ;)

parejas gastronómicas

  • Curry y chalotas: Las chalotas encurtidas contienen alisina, un aminoácido que favorece la absorción de la vitamina B1 presente en la carne de cerdo del curry, que es a su vez una vitamina esencial para mantener una buena función celular.

parejas gastronómicas

  • Cerveza y edamame: las edamame son una gran fuente de metionina, un aminoácido que protege el hígado, además de contener también vitaminas B1 y C, que ayudan a eliminar el alcohol. Así pues, tomar edamame con una buena jarra de nama biru o cerveza de barril nos ayudará a reducir los efectos negativos del alcohol ;)

e300807c259adfdaa9796b5dd12525c8-580x435

¿Interesante, verdad?

Vía: Spoon & Tamago