Básicos para viajar a Japón

Por dónde empezar

New logo Japonismo
Watami y Za-Watami, cadena de izakayas en Japón

Comer en Japón: Watami y Za Watami, una cadena de izakayas

Holafly y Japonismo, eSIM con descuento
Visit Nara

Ya puedes viajar a Japón como antes de la pandemia, consulta aquí la documentación y requisitos. Planifica tu viaje con Japonismo y nos ayudas a mantener el proyecto vivo.

Watami (和民) y Za Watami (坐和民) son dos marcas de una cadena de izakaya o tabernas japonesas que encuentras por todo Japón. Si quieres disfrutar de comida japonesa a precios asequibles y sin problemas en encontrar sitio, son una buena opción.

Eso sí, la calidad es simplemente aceptable (los precios no engañan). Pero cuando no sabes dónde comer, no hay sitio donde deseas o, simplemente, quieres gastar poco, es perfecto.

Mesa en un Za Watami en Kochi, Shikoku
Mesa en un Za Watami en Kochi, Shikoku

El caracter 和 (wa) que aparece en ambos nombres hace referencia justamente al estilo japonés del restaurante. Tanto por su comida como por su decoración (和 significa «de estilo japonés»).

Aunque ambas marcas ofrecen una experiencia muy similar, hay una diferencia entre ellas. Za Watami suele tener más salas de uso privado perfectas para grupos, mientras que Watami suele tener una sala más abierta.

Izakaya en el podcast

Si quieres saber más sobre los bares y tabernas japonesas, de las que Za Watami es un ejemplo, pero en formato podcast, ¡dale al play!

El concepto de Watami, como explicó su fundador Miki Watanabe en el The Japan Times, era crear una «izakaya familiar», en contraposición a la idea de izakaya tradicional. Una izakaya es un bar japonés donde se sirven tapas para compartir y muchos tipos de bebidas (especialmente alcohólicas). Suele ser comúnmente frecuentado por oficinistas y jóvenes universitarios que van a picar algo y a beber después del trabajo o las clases.

Interior de un restaurante Za Watami
Interior de un restaurante Za Watami

Así pues, con la apertura del primer restaurante de la cadena Watami, en abril de 1992 en Shibuya, se pretendía crear una izakaya específica para familias. Así, se intentaba que padres e hijos pudieran compartir los platillos típicos de izakaya en un ambiente tranquilo y familiar.

El objetivo era servir estos platillos típicos de izakaya pero también opciones orgánicas y más saludables, razón por la cual Watami también se hizo con varias granjas en distintos lugares de Japón, para controlar así la producción de verduras orgánicas.

Nigiri creativos en Za Watami
Nigiri creativos en Za Watami

El negocio funcionó y actualmente Watami tiene más de 625 restaurantes y 3000 empleados en todo Japón, aunque no está exento de polémica. Hace unos años se la consideró una «empresa negra», con quejas de muchos trabajadores por las largas jornadas laborales y las malas condiciones, aunque parece que la situación ha mejorado mucho desde entonces.

La carta de Watami está sólo en japonés, pero está repleta de fotos, por lo que es perfecta para aquellos turistas que no hablen nada del idioma. Con señalar el platillo que queremos en la carta y decir cuántos queremos, es más que suficiente para hacernos entender.

Brochetas yakitori de Watami
Brochetas yakitori de Watami

Los platillos son pequeños, perfectos para compartir y probar mil cosas diferentes, por lo que la idea es ir pidiendo poco a poco, mientras charlamos y tomamos algo, como en una auténtica izakaya. En la gran mayoría de restaurantes hay un botón en la mesa que nos permite llamar al camarero, con lo que podemos pedir rápidamente y con mucha facilidad.

La carta de Watami y Za Watami es extensa y ofrece muchas opciones a precios realmente competitivos, una de las razones de su éxito, sin duda alguna. Ambos restaurantes nos permiten pedir y compartir muchos platillos con precios que rondan los 400 y 500 yenes.

Pollo frito karaage con picante
Pollo frito karaage con picante

En la carta podemos encontrar varios tipos de ensaladas, pequeños platos de verduras, encurtidos y tapas varias, varios platos de sashimi, diferentes tipos de pescado al horno, varios tipos de brochetas yakitori, pizzas y preparaciones parecidas al okonomiyaki.

También hay empanadillas gyoza, fideos y arroces como yakisoba o arroz frito al estilo chino, nigiri y onigiri con varios rellenos, sopa de miso y todo tipo de fritura japonesa. Así, puedes encontrar pollo frito karaage, croquetas, bolas de queso frito, bolas de arroz arancini, patatas fritas y raíz de loto, alitas de pollo, pulpo frito, gambas fritas, etc.

Arancini o bolas de arroz fritas
Arancini o bolas de arroz fritas

También tiene una breve carta de postres (con helados y taiyaki, principalmente) y una extensa carta de bebidas con cervezas, hoppi, shochu y whisky como estrellas principales. También tienen sake, vinos, cócteles, sours y bebidas no alcohólicas.

De hecho, si nos gusta beber, disponemos de varios menús de nomihodai («bebe todo lo que quieras») tanto alcohólicos como de bebidas sin alcohol.

Empanadillas gyoza de Za Watami
Empanadillas gyoza de Za Watami

Así pues, tanto Watami como Za Watami ofrecen comida japonesa a buenos precios. Y si bien es cierto que quizás la calidad de la comida no es memorable, si buscamos un sitio barato y «fácil», es un lugar ideal, tanto por su extensa carta como por sus múltiples localizaciones y su carta visual.

Podéis buscar los restaurantes disponibles en vuestra zona buscando en Google Maps «Watami», «Za Watami», «和民» o «坐和民».

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Laura
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.