Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Utsunomiya, a 120 kilómetros al norte de Tokio, quizás no aparezca en muchos itinerarios turísticos, pero si disponéis de JR Pass o tenéis unas pocas horas para hacer una excursión diferente y os apetece comer las mejores gyozas de Japón… ¡es vuestro lugar!

La ciudad tiene cosas interesantes que ver, como muchas otras, pero hoy queremos centramos en sus más de 200 bares y restaurantes especializados en gyoza que han puesto la ciudad en el mapa, convirtiendo a Utsunomiya en la auténtica “capital de las gyozas” de Japón.

Utsunomiya

Cuando uno pregunta por qué en Utsunomiya hay tantos locales dedicados a las estas empanadillas de origen chino, la respuesta no está clara. La teoría más extendida es que después de la Segunda Guerra Mundial, algunos soldados japoneses que habían estado en Manchuria volvieron a Utsunomiya con una receta maravillosa y comenzaron a abrir locales especializados.

Utsunomiya

Sea como fuere, desde 1987, año en el que se incluyeron preguntas sobre comida en las encuestas anuales de hábitos de consumo de los japoneses, Utsunomiya siempre se ha alzado con el primer puesto de consumo de gyoza.

Y eso que la encuesta sólo tiene en cuenta el gasto medio de consumo de gyozas en casa, sin tener en cuenta el gasto en comer gyoza fuera de casa -en restaurantes- porque si incluyera también ese otro gasto, ¡Utsunomiya sería la capital de las gyozas no de Japón, sino del mundo entero!

Utsunomiya

En 1990, en vista de que los habitantes de Utsunomiya consumían más gyozas que el resto de japoneses, se creó la Asociación Utsunomiya Gyoza para promocionar la ciudad como capital de las gyozas de Japón.

De ahí surgieron ideas como la impresión de un mapa turístico con las mejores gyozas de la ciudad o la creación de un festival anual dedicado a las gyozas, el Gyoza Matsuri, que se celebra todos los años el primer fin de semana de noviembre y en el que podemos probar decenas de variedades diferentes de empanadillas o disfrutar de la competición de comer gyozas.

Utsunomiya

Utsunomiya

Pero quizá la acción más llamativa de la Asociación es la construcción, en 1994, de la escultura Gyoza, una escultura de 1,5 metros de alto de una gyoza en la plaza de la estación: una gyoza que, a lo diosa Venus, sale de su envoltorio, en vez de salir de una concha, y posa como una diosa.

Sí, quizá es una de las estatuas más raras que hemos visto jamás, pero sin duda alguna celebra con orgullo la importancia de este plato en la ciudad de Utsunomiya.

Utsunomiya

Muchos turistas viajaban por la prefectura de Tochigi, en muchos casos para ir a Nikko, sin ni siquiera parar a pensar en qué había en Utsunomiya. Ahora ya hay muchos que hacen una parada aquí, aunque sea unas pocas horas y sólo para comer gyozas hasta reventar (como fue nuestro caso, lo admitimos). De hecho, según parece, el 60% de los ingresos de los restaurantes especializados en gyozas provienen de visitantes de fuera de la prefectura.

El éxito de las gyozas de Utsunomiya se encuentra especialmente en la masa, que resulta muy fina y es extremadamente suave, nada gomosa. Pero otra de las particularidades de Utsunomiya son las decenas de rellenos.

Los hay desde los más tradicionales o estacionales, preparados con ingredientes de temporada, a rellenos modernos y sorprendentes como chocolate, yogur o hasta de ingredientes como queso, erizo de mar o salchicha del restaurante Iki Iki Gyoza, que cuenta con más de 50 variedades diferentes.

Utsunomiya

Utsunomiya

Y es que las gyozas de Utsunomiya están, simple y llanamente, deliciosas… ¡y encima son baratas! Lo demuestran las largas colas que se forman en muchos restaurantes en fin de semana o los datos de la cadena de restaurantes Ming Ming, por ejemplo, que sirve más de 12.000 gyozas al día (*) solamente durante el fin de semana… ¡una locura!

Si no podéis acercaros hasta Utsunomiya, siempre podéis ir a Gyoza Ro/Lou (en cada sitio lo escriben de una manera diferente) en Harajuku, Tokio, y disfrutar también… pero si tenéis unas horitas, ¡ni os lo penséis! La experiencia de comer gyozas en Utsunomiya es espectacular y merece mucho la pena.

Dónde comer gyozas en Utsunomiya

Utsunomiya tiene una gran selección de gyozas en decenas de pequeños bares y restaurantes especializados en este plato que podemos encontrar por toda la ciudad. Nada más salir de la estación ya nos encontraremos con varios de ellos que, sin duda, nos dificultarán la elección. Y es que todos ofrecen gyozas de calidad a muy, muy, muy buenos precios.Utsunomiya

Así pues, básicamente en cualquier local donde veáis escrita la palabra gyōza (餃子) podéis degustar auténticas y deliciosas empanadillas japonesas. Pero como sabemos que a veces preferís recomendaciones específicas, ahí van algunos de los establecimientos más conocidos, con gran presencia por toda la ciudad (tres cadenas con muchos establecimientos y el restaurante de la asociación).

Pero naturalmente hay muchos más lugares donde comer gyoza en Utsunomiya, así que en el mapa os hemos añadido algunos restaurantes más, sacados todos de la web de la asociación. De sus recomendaciones (están en japonés en su web), hemos seleccionado las más céntricas y cercanas a la estación, por su mayor conveniencia para una visita rápida:

  • Utsunomiya Gyoza Kan. Múltiples establecimientos. Este local es tan conocido que tiene hasta su propia mascota con cabeza de gyoza, Kenta-kun. En Gyoza Kan podemos probar decenas de variedades de gyozas, todas igual de ricas y sorprendentes. Éste es el que visitamos nosotros y realmente no nos defraudó.
  • Ming Ming. Múltiples establecimientos. Es uno de los restaurantes de gyoza más antiguos de Utsunomiya, todo un clásico de la ciudad y que no pudimos probar por falta de tiempo y desconocimiento.
  • Kirasse. Kirasse está regentado por la Cámara de Comercio de Utsunomiya y desde 1998 es el lugar ideal para disfrutar de las distintas variedades de gyoza que podemos encontrar en los restaurantes de la ciudad, pues aquí podemos degustar varias gyozas hechas por los distintos miembros de la Asociación en un único lugar.
  • Iki Iki Gyoza. También con múltiples localizaciones, lo reconoceremos al este de la estación por su neón azul y los dibujos de hombres de las cavernas y dinosaurios comiendo gyozas bajo una luna en forma de gyoza. Sí, así de raro todo, pero después de la estatua de la gyoza a lo Venus, ¿qué esperáis? :D

¿El único problema de comer gyozas en Utsunomiya? Que después no habrá gyoza igual y siempre que tomemos este plato, ya sea en otras partes de Japón o en algún restaurante japonés de nuestra ciudad, inevitablemente nos acordaremos de aquellas gyozas maravillosas de Utsunomiya.

Ay, qué ganas de volver :)

Mapa y cómo llegar

Si disponemos de JR Pass, podemos llegar a Utsunomiya desde la estación de Tokio en la línea Tohoku Shinkansen (50 minutos). Alternativamente, desde las estaciones de Shibuya, Shinjuku o Ikebukuro, Utsunomiya está a una hora y media con la línea JR Shonan-Shinjuku.

Tenéis más información de los restaurantes y su localización en el mapa:

Itadakimasu!

(*) Todos los datos de esta entrada son de Japan Times