Hay noticias que, sinceramente, nos cuesta dar y ésta es una de ellas. Ayer martes comenzó la temporada de caza de delfines en Taiji (prefectura de Wakayama). Esta es una práctica muy controvertida, ya que es criticada por organismos internacionales pero a la vez es defendida como actividad tradicional y parte intrínseca de la cultura gastronómica japonesa tanto por las autoridades de Taiji como por el propio Gobierno de Japón.

Y si bien es cierto que los delfines de Taiji (todavía) no son una especie en peligro de extinción, como esgrima el gobierno japonés en su defensa, la caza de delfines, cuya temporada se extiende de septiembre a marzo, es una práctica cruel, sin lugar a dudas. La caza de delfines que se realiza en Taiji sigue el método tradicional creado por los pescadores del propio pueblo hace muchos años: las embarcaciones crean un muro de sonido que empuja a los cetáceos hacia la bahía donde son seleccionados y arponeados o cazados.

caza de delfines en taiji 5

Según Sea Shepherd, una ONG dedicada a la protección del medioambiente que sigue en directo la matanza de delfines en Taiji (y sube todo lo que sucede en Facebook y en Twitter, bajo el nombre de @CoveGuardians, por si queréis seguirles), ayer mismo una docena de barcos de pesca de Taiji se hicieron a la mar y mataron a los primeros ejemplares de la temporada, después de perseguirlos y aturdirlos (maltratarlos, diríamos nosotros) durante horas.

caza de delfines en taiji 4

La mayoría de los delfines son capturados con arpón y destinados al consumo, mientras que unos pocos son capturados vivos y vendidos a zoos y acuarios de todo el mundo. Los defensores de la caza de delfines consideran las críticas a esta práctica una muestra de hipocresía y se preguntan por qué la comunidad internacional no critica entonces la matanza de vacas, cerdos y ovejas para el consumo humano. Los críticos de la caza de delfines, sin embargo, consideran que la demanda es insuficiente y que el método de caza es cruel. Justamente todos los años, la policía local debe desplegarse en la zona y supervisar las operaciones para evitar conflictos entre los pescadores y los activistas medioambientales.

caza de delfines en taiji 2

Ante las críticas y para aliviar la presión internacional, Japón se ha auto-impuesto restricciones en la caza de delfines para “usar los recursos marinos de manera sostenible”, según un trabajador de la Agencia de Control de la Pesca. Se permite la caza de siete tipos de delfines y se han estipulado cuotas en cada prefectura. En el caso de Wakayama, las cuotas suman un total de 2.000 calderones negros, falsas orcas, delfines risso, delfines moteados pantropicales, delfines de nariz de botella, delfines listados y delfines de costados blancos del Pacífico. En la campaña posterior de 2013-2014 se mataron más de 800 delfines y se capturaron vivos otros 164.

caza de delfines en Taiji 1

La caza de delfines en Taiji ganó notoriedad a nivel internacional al aparecer en la película estadounidense The Cove, ganadora en 2009 del Oscar al mejor documental.

Vía: The Japan Times. Fotos de Sea Shepherd.