JR Pass Seguro Destinos Planifica Intereses
Santuario Fushimi Inari (Kioto)

Consejos para viajar barato por Japón

Consulta toda la información actualizada sobre las restricciones de entrada a Japón por la pandemia del coronavirus y qué lugares están abiertos, para cuando se puede volver a viajar.

Japón es un destino cada vez más popular pero no todos los viajeros cuentan con presupuestos abultados para disfrutar de Japón. En Japonismo siempre hemos dicho que Japón no tiene por qué ser tan caro, aunque es una pregunta frecuente. Por eso en este post queremos darte ideas, consejos y recomendaciones de cómo viajar barato a Japón.

Aunque no tengas un gran presupuesto, disfrutarás sin duda de tu viaje a Japón. El país está lleno de lugares maravillosos que te fascinarán. Y si viajas con un presupuesto más ajustado, si ahorras en comida y transporte, por ejemplo, tal vez así puedes usar ese dinero ahorrado para otras atracciones que te interesen, como el museo Ghibli, Tokyo Disneyland o Universal Studios Japan.

De todas formas, sea cual sea tu situación, te recomendamos leer nuestro post sobre cuánto cuesta viajar a Japón. Allí hemos creado presupuestos de ejemplo para dos tipos de viajeros totalmente diferentes, uno que quiera ahorrar más y otro que haga un gasto estándar.

Estos presupuestos son una aproximación, por supuesto, pero con ellos te podrás hacer una idea de cuánto dinero necesitarás en total. Y si en tu caso quieres visitar Japón ajustando el presupuesto al máximo, continúa leyendo las ideas y consejos que te damos.

Japonismo al completo en Miyajima
Japonismo al completo en Miyajima

Ahorrar en el vuelo a Japón

Uno de los aspectos en los que más dinero te gastarás es, sin duda, el billete de avión. Si consigues ahorrar aquí, el coste total de tu viaje se reducirá sensiblemente.

Si te gusta viajar, seguramente sabrás que las aerolíneas suelen ofrecer ofertas para muchos de sus destinos varias veces al año. Suele ser una buena idea esperar a que se publiquen estas ofertas y, entonces, buscar los mejores precios. Cuando las ofertas están recién publicadas aún están disponibles todas las plazas disponibles a esos precios reducidos.

Por supuesto, un consejo básico para ahorrar en el vuelo a Japón (y a cualquier otro destino) es ser flexible en fechas. No siempre es posible, claro, porque depende de la disponibilidad de vacaciones y de otros factores. Pero si puedes volar en días entre semana, mejor que hacerlo de viernes a domingo.

Y, sobre todo, es importante buscar vuelos en temporada baja. En Japón, de todas formas, esto puede ser complicado, ya que todas las estaciones son bastante populares. En líneas generales y según datos de la JNTO (la oficina nacional de turismo japonesa), hay tres momentos al año donde hay mayor afluencia de viajeros a Japón: Semana Santa, agosto y octubre.

Si la Semana Santa coincide con fechas de floración de cerezos o hanami, entonces es aún peor. Fíjate si es caro en estas fechas que nosotros muchas veces volamos en clase Premium Economy y, en primavera de 2018, a pesar de comprar los billetes varios meses antes, sólo encontramos plazas libres en Economy, ¡al doble de precio de lo que pagábamos normalmente por Premium Economy!

Túnel de los cerezos de Kioto
Túnel de los cerezos de Kioto, puedes disfrutarlo gratis

Por eso, si quieres ahorrar en el avión, ir en mayo o de noviembre a febrero es una buena idea. El problema en Japón, de todas formas, es que igual ahorras en el avión, pero luego puede que allí las cosas no sean tan baratas.

A principios de mayo, por ejemplo, es la Golden Week, una semana de vacaciones que los japoneses aprovechan para viajar por su país. Y enero y febrero son los meses más fuertes de la temporada de esquí en Japón, por lo que también hay mucho movimiento en estas fechas por los Alpes japoneses y Hokkaido. Por eso, es posible que si vas en estas fechas todo esté mucho más lleno de gente, incluyendo hoteles, lo que encarece su precio.

Finalmente, si eres viajero frecuente, usa los programas de fidelización de las aerolíneas. Cuando acumules los suficientes puntos o millas podrás tener vuelos gratis. Para ello, claro, tener flexibilidad en las fechas es algo que facilita muchísimo conseguir un vuelo. Si no tienes más remedio que viajar en temporada alta y volar en fin de semana, es muy difícil que haya plazas libres con puntos o millas de premio.

En nuestro caso, de hecho, nunca hemos conseguido volar con millas, porque hasta hace poco teníamos poca flexibilidad en las fechas. Pero, por ejemplo, sí que hemos conseguido hacer upgrades a clases superiores gracias a estos programas de fidelización. No es que sea un ahorro en sí, pero al menos te permite volar más cómodo.

Alojamiento barato en Japón

Japón cuenta con hoteles para todos los presupuestos, cosa que ya hemos contado en Japonismo. Y, por suerte, hay opciones para que no te gastemos mucho dinero en dormir. Hablamos de 5000 yenes por noche o incluso menos, según el caso.

Lo mejor, de todas formas, es que uses nuestro buscador de hoteles en colaboración con Booking. Encontrarás todo tipo de hoteles y, en la gran mayoría de casos, sin tener que pagar por adelantado. Y además así nos ayudas a mantener la página viva y con la mejor información sobre Japón.

[booking_product_helper shortname=»busqueda hoteles en post»]

En Japón no hay tanta oferta de hostales y albergues como en otros países, pero las opciones siguen siendo bastante amplias.En temporada alta quizás te cueste encontrar cama, de lo llenos que están, tenlo en cuenta. Este tipo de alojamiento, generalmente con baño compartido, puede ser una gran opción si viajas solo o con amigos con un presupuesto limitado.

Otra opción que suele ser barata son los hoteles cápsula. Puede dar un poco de claustrofobia a priori, pero las cápsulas son más grandes de lo que parecen. Eso sí, el baño también es compartido. Lo bueno es que es algo típicamente japonés, así que puedes ahorrar en alojamiento y además tachar algo de la lista de cosas interesantes que hacer en Japón.

Si estás en zonas más rurales, te recomendamos la opción del minshuku. Es un alojamiento tradicional parecido a un bed&breakfast. Es decir, una casa particular donde puedes interactuar con la gente que vive allí y con otros viajeros.

Además, la cena y el desayuno suelen estar incluidos en el precio, así que aunque no sea tan barato como un hostal o un hotel cápsula, puede ser interesante y no tendrás que preocuparte de comprar comida.

Habitación en un minshuku de Kakunodate
Habitación en un minshuku de Kakunodate

Otra opción, un poco más cara pero todavía bastante bien de precio, sobre todo fuera de las grandes ciudades, son los business hotels.

Hay muchísimas cadenas de hoteles de este tipo en Japón, que originalmente se especializaban en ofrecer un alojamiento sin grandes lujos para los hombres de negocios que viajaban por trabajo. Las habitaciones suelen ser pequeñas, con baño también pequeño (pero en la propia habitación) y los precios pueden estar en torno a los 6000 yenes por noche. Por supuesto, en grandes ciudades y zonas populares, los precios son algo más caros que si vamos a ciudades menos turísticas.

Algunas cadenas conocidas de business hotels son Toyoko Inn, Sunroute, Dormy Inn, Super Hotel, APA, etc. Lo bueno es que en nuestro buscador en colaboración con Booking puedes encontrar este tipo de hoteles. Y sin tener que pagar por anticipado.

Como última opción te podemos recomendar pasar la noche en un manga kissaten, o cafetería manga. Suelen ser lugares con sofás cómodos, videojuegos, mucho manga, etc. Hay japoneses que, si pierden el último tren por la noche, se quedan en una de estas cafeterías a pasar la noche.

Finalmente, el mejor consejo que te podemos dar es que busques alojamiento en zonas menos concurridas. Incluso en grandes ciudades como Tokio, si vas a barrios menos populares, pero que sigan estando bien conectados con tren, encontrarás mejores precios. Y además, los hoteles tendrán por lo general más disponibilidad de habitaciones.

Por ejemplo, en un reciente viaje, nos hospedamos en la zona de Otsuka, bien conectada con transporte público y mucho más barata que otras zonas más populares.

Para facilitarte la búsqueda de las zonas en las que alojates, tenemos de momento dos completísimas guías de alojamiento en las principales ciudades turísticas: una en Tokio y otra en Kioto.

En ellas hablamos de las diferentes zonas para buscar hotel y los transportes públicos que hay y además te damos varias opciones de alojamiento para todos los presupuestos.

Comida barata en Japón

Comer en Japón no tiene que dejarte el bolsillo vacío de dinero. Por supuesto, si así lo deseas, hay opciones para darte lujos en todas las ciudades.

Sin ir más lejos, Tokio es la ciudad con más estrellas Michelin del mundo. Un total de 230 restaurantes en la capital tienen al menos una estrella, cuando no más. Pero también hay muchas opciones baratas para cuando no puedes o no quieres permitirte estos grandes lujos.

Nuestra primera recomendación sería, por tanto, que pruebes la comida popular japonesa. Hablamos de platos tales como el ramen, las brochetas de pollo yakitori, los boles de arroz donburi como el katsudon o el gyudon, etc.

Encontrarás muchísimos restaurantes especializados en cada uno de estos platos, muchos de ellos con una máquina para comprar un billete de lo que quieres comer. Y en estos lugares, por entre 700 y 1200 yenes puedes comer y saciarnos (a veces incluso por menos dinero).

Baratísimo set de champon y gyozas en Nagasaki
Baratísimo set de champon y gyozas en Nagasaki

Otra opción para comer en Japón por poco dinero es el obento. Un obento es una caja con diversos espacios donde siempre hay arroz y alguna proteína (carne o pescado), junto con encurtidos y otros pequeños platos japoneses.

Es algo muy típico que comen los trabajadores japoneses, con empresas que llevan los obento hasta sus oficinas. Pero también hay tiendas de obento en todas las ciudades donde puedes encontrar una comida completa por poco dinero.

Además, en Japón es también costumbre comer un obento cuando se viaja en un tren. En este caso recibe el nombre de ekiben u obento de estación (eki es estación en japonés). Por eso, en las estaciones, grandes o pequeñas, es fácil encontrar tiendas que los venden.

En los últimos tiempos se han puesto de moda obento con wagyu e ingredientes premium, que son algo más caros, pero siempre vas a encontrar opciones muy bien de precio. En cualquier caso, ya sea en estaciones o por la ciudad, fíjate en los kanji 弁当, y así sabrás que estáis ante una tienda de obento.

También puedes buscar en Google Maps esos kanji y te aparecerán tiendas que haya a tu alrededor donde los vendan.

Obento con misokatsu, especialidad típica de Nagoya
Obento con misokatsu, especialidad típica de Nagoya

Otra forma de comer bien sin gastar demasiado son los menús de mediodía o teishoku. En este caso, busca en la carta los kanji 定食, que indicarán que existen este tipo de menús.

Estos menús suelen incluir un principal (un katsudon, una tempura, etc.), un cuenco de sopa de miso y algunos acompañamientos como encurtidos, que a los japoneses les encantan. Eso sí, sólo están disponibles a la hora de comer.

Otros lugares que te pueden resultar interesantes si quieres comida japonesa sin gastar demasiado son los restaurantes kaitenzushi, o sushi en cinta transportadora.

Búscalos en japonés usando los kanji 回転寿司. Comer sushi es algo muy japonés que muchos viajeros quieren probar en Japón. Pero a veces puede ser bastante caro. En estos restaurantes, sin embargo, los precios suelen ser mucho más contenidos.

En ellos verás circular platos con diversas piezas de sushi por una cinta transportadora. Sólo tienes que tomar lo que te apetezca, comer y quedarte con el plato. Luego, en función del color del plato, pagas a la salida, ya que ciertas piezas de sushi son mucho más caras que otras. De cualquier forma, un kaitenzushi es la forma más barata de comer sushi en Japón.

Sushi en cinta transportadora en Uwajima
Sushi en cinta transportadora en Uwajima

Por supuesto, la calidad no es igual que cuando vas a otros restaurantes sin cinta transportadora pero es un buen compromiso para no gastar mucho. El hecho de que el precio no sea tan caro y que además puedas parar cuando quieres te permite controlar el gasto.

Eso sí, si quieres ahorrar incluso más, te recomendaríamos no ir hacia pescados muy caros (como la ventresca de atún), que suelen ser los platillos de mayor precio.

Otra recomendación es visitar los mercados locales. Muchos puestos ofrecen pequeñas porciones de su producto estrella para llevar, lo que es ideal para ir probando de aquí y allá sin gastar demasiado.

En algunos mercados, además, puedes comer sushi fresco de gran calidad a precios relativamente bajos. Así, es posible combinar la visita turística a un mercado con comer por poco dinero.

Sashimi fresco en el mercado de Shimonoseki
Sashimi fresco en el mercado de Shimonoseki

La última recomendación sería optar por restaurantes de comida rápida. Algunos pueden ser los consabidos McDonald’s, que están por todo Japón.

En ellos puedes pedir además una Teriyaki McBurger, que al menos no la encontrarás en tu país, por ejemplo. O si quieres cadenas similares pero asiáticas puedes ir a algún restaurante de la cadena Lotteria, Mos Burger, etc.

Lo importante, también, es ahorrar en la bebida. En todos los restaurantes en Japón te servirán agua o té sin tener que pagar extra. Así que si tu presupuesto es limitado, evita pedir refrescos y, sobre todo, alcohol, que es bastante caro.

Es verdad que en verano una cerveza fría entra muy bien, pero según el restaurante, puedes pagar 500 yenes o más por la jarra. Si bebes el agua o el té que te ofrecen en las comidas y cenas, habrás ahorrado el equivalente a una comida.

Transporte barato en Japón

El transporte en Japón es bastante caro y eso es algo que vas a tener que tener en cuenta a la hora de viajar. Pero, pese a ello, siempre hay opciones para conseguir no pagar tanto dinero.

El primer consejo es olvidarte del tren para ir del aeropuerto a la ciudad o viceversa. Todos los aeropuertos japoneses tienen servicio de Limousine Bus, que conectan los aeropuertos con diversos puntos de la ciudad y hasta con varios hoteles.

Es la forma más barata de viajar hacia el aeropuerto, sin lugar a dudas. En nuestra tienda puedes comprar billetes de Limousine Bus con antelación, además, para algunos aeropuertos como Narita.

Limousine Bus de Tokio
Limousine Bus en Tokio

Si estás por Japón, lo más lógico es que quieras visitar más de una ciudad. Y en la gran mayoría de veces el tren es el medio de transporte más recomendable, sobre todo si viajas entre Tokio y Kioto. Más que nada porque usando el shinkansen, con un JR Pass, llegarás en poco tiempo. Pero tanto el shinkansen como el JR Pass son caros. Así que una opción para ahorrar dinero es el autobús o highway bus.

Si además buscas autobuses nocturnos, mejor que mejor. Sí, tardarás bastante más, pero viajando de noche da un poco igual y además te ahorramos una noche de hotel.

Por si fuera poco, las compañías de autobús están poniendo asientos muy, muy cómodos, casi como si viajaras en clase business en avión. Son más caros que los normales pero teniendo en cuenta que te ahorras la noche de hotel, puede ser una buena opción para llegar descansado.

Dependiendo de dónde quieras viajar, tal vez pueda resultar de interés comprar un vuelo en una aerolínea de bajo coste japonesa. O si tienes billete de ida y vuelta a Japón, JAL cuenta con el Japan Explorer Pass, que ofrece vuelos domésticos por poco dinero.

Aquí hay que hacer una puntualización, y es que el bajo coste en Japón no es tan bajo como en otros países. De todas formas, puede ser una buena idea sobre todo si vas con poco equipaje y no te importa que te pongan en asientos separados con tus acompañantes. Porque en el momento en el que quieras facturar equipaje o seleccionar asiento, los precios se encarecen.

Finalmente, y para integrarte bien en Japón y además gastar poco, haciendo ejercicio, te recomendamos la bicicleta. En Japón se usan muchísimo y son un gran medio de transporte, barato y ecológico.

Hay diversas empresas que ofrecen este tipo de servicios y en muchas ocasiones, los hoteles también tienen este tipo de servicios. Pregunta por bike rental.

Alquiler de bicicletas en la Shimanami
Alquiler de bicicletas en Matsuyama

Consejos genéricos para ahorrar en Japón

Existen más formas de ahorrar cuando estás en Japón, como ahora te contaremos. Si vas poniendo en práctica todo estos consejos, aunque sea poco, al final habrás ahorrado una buena cantidad.

Como ya hemos dicho, moverse en bicicleta es una forma de ahorrar en transporte público. Pero en ciudades muy grandes, y si quieres hacer desplazamientos largos, no te quedará más remedio que tomar un autobús o un tren.

En estos casos recomendamos usar una tarjeta Suica sin contacto o similar (son interoperables). Esto es así porque, en primer lugar, ahorras tiempo al no tener que esperar a sacar billete (y el tiempo es oro, que dicen).

Pero, además, al pagar así te ahorramos unos 5 yenes sobre el precio del viaje. No es mucho, lo sabemos, pero 5 yenes de aquí y 5 yenes de allá es un dinero que puedes gastar aunque sea en las máquinas de bebidas. Puedes comprar la Suica en nuestra tienda, antes de viajar a Japón.

Planificar tus desplazamientos es otra forma perfecta de ahorrar. Generalmente hay varias formas de llegar a cada lugar y usando Hyperdia verás no sólo de qué manera tardas menos, sino cuál es más barata. Si además usas Google Maps, tendrás opciones en autobús y, lo bueno, en Japón Google Maps incluye los precios de los desplazamientos. Así puedes comparar y escoger la forma más barata de moverte por el país.

Supermercados a última hora

Otra opción interesante es investigar dónde están los supermercados cercanos a donde estés alojado o a donde estés por la tarde/noche. Esto es así porque ciertos productos perecederos suelen marcarse con precios más baratos a última hora.

De esta forma el supermercado no se queda con producto que tenga que tirar y el comprador consigue algo por menos dinero. Todos salen ganando. Es una forma ideal de conseguir comida para cenar a precios muy buenos. De nuevo, busca «supermercado» en Google Maps en la ubicación en la que te encuentres.

También, en muchas ciudades, te darán mapas turísticos en las oficinas de información. En muchos casos, estos mapas vienen con publicidad de museos y restaurantes y a veces incluyen cupones o códigos de descuento. Échales un vistazo porque puede ser otra forma de ahorrar en las visitas turísticas y las comidas.

Ahorra en el karaoke

Ya que estás en Japón, seguro que te apetece probar un karaoke. Nosotros siempre lo hacemos, en cada uno de nuestros viajes, y nos lo pasamos muy bien (tienes mucha más información en el post sobre el karaoke).

Sin embargo, dependiendo de la hora a la que vayas y del día, puede ser caro. Por eso, la primera recomendación que te hacemos es que lo vayas al karaoke de lunes a jueves y por la mañana. Ahorrarás un montón de dinero comparando con lo que te cuesta si vas de viernes a domingo o por la tarde o noche.

En el karaoke te ofrecerán barra libre de bebidas. Es tentador, lo sabemos, y nosotros a veces hemos caído en la tentación. Sale a cuenta si bebes bastante, pero son otros pocos miles de yenes más que sumar a la cuenta. Así que nada de barra libre de bebidas. De esta forma disfrutarás de algo muy japonés sin gastar demasiado.

Tiendas de 100 yenes

También te recomendamos echar un vistazo a las tiendas de 100 yenes como Daiso, por ejemplo. Aquí no siempre todo está a 100 yenes, pero sí hay muchas cosas a precios de risa. Cuando decimos muchas cosas, son realmente muchas, porque hay alrededor de 100 000 productos diferentes de entre los que escoger.

Artículos de papelería, recuerdos típicamente japoneses, utensilios de cocina (ideales si luego vas a querer hacer comida japonesa en casa) y mucho más. Hasta suele haber cosas de beber y comer, que también te pueden solucionar alguna comida o cena por poco dinero.

Eso sí, ten cuidado porque estas tiendas son adictivas. Es difícil entrar y no comprar más de lo que tenías pensado. Así que te las recomendamos para ahorrar pero ten fuerza de voluntad para no comprar de más.

Todo a 100 yenes
Productos de comida en tienda de todo a 100 yenes

Ahorra con el tax free

Otra cosa a tener en cuenta y que puede reportar buenos ahorros es aprovechar el tax free. Actualmente en Japón se paga un 10 % de impuesto al consumo. Sin embargo, si tienes pasaporte no japonés, puedes disfrutar de una exención de este impuesto en artículos generales como zapatos, artículos para el hogar, alcohol, cosmética, etc.

Eso sí, la compra que hagas tiene que ser de al menos 5000 yenes en la tienda en la que estés para que te apliquen el tax free. Luego, según lo que compres, te pondrán lo comprado en un paquete especial o no, pero lo bueno es que no pagarás impuestos.

Así que si tienes varias compras que hacer, intenta hacerlas en una misma tienda para acumularlas y superar así el umbral de los 5000 yenes.

Cero comisiones en tarjetas

Finalmente, también ahorrarás dinero si usas una tarjeta de débito sin comisiones por cambio de moneda.

Siempre decimos que en Japón conviene llevar dinero en metálico y sigue siendo cierto. Pero cada vez hay más sitios donde se puede pagar con tarjeta.

El problema es que si tienes una tarjeta en euros, por ejemplo, y pagas algo en yenes, tu banco te aplicará una comisión por ese cambio de moneda que se hace al pagar.

Si pagas muchas veces con tarjeta, pagarás muchas comisiones. Nosotros usamos Revolut en nuestros viajes y así pagamos en yenes, si queremos (porque podemos tener una cuenta bancaria en esta moneda) o pagamos desde nuestra cuenta en euros, y Revolut nos hace el mejor cambio posible a yenes, sin cobrarnos comisión.

Ahora mismo, y por la pandemia del coronavirus, podéis contratar la tarjeta Revolut desde este enlace pero no se envía la tarjeta gratis. Será una medida temporal, hasta que todo esto pase. También se puede contratar pinchando en la imagen, por supuesto.

Atracciones turísticas gratis

Finalmente, llegamos a una parte importante de esta guía para viajar barato por Japón. Porque muchas cosas bonitas de Japón se pueden disfrutar sin pagar. Lamentablemente, muchas otras habrá que pagarlas, está claro. Pero queremos darte recomendaciones de qué disfrutar de forma gratuita para que lo añadas a tu planificación de viaje.

En Japón hay muchos parques, que no sólo te servirán para relajartes sino que además son de acceso libre (más adelante mencionamos algunos). Además, una gran mayoría de santuarios y templos son también de acceso gratuito, total o parcial. Por ejemplo, si bien en el santuario de Itsukushima en Miyajima hay que pagar para entrar, sí puedes bajar de manera gratuita a la playa para ver el gran torii desde cerca y ver también el santuario desde allí.

También puedes ir a los centros comerciales, que tampoco cobran por entrar. Algunos de ellos además son especiales por su arquitectura (como Omotesando Hills o Ginza Six, en Tokio), o porque cuentan con alguna atracción exterior (como el también tokiota DiverCity en Odaiba y su Unicorn Gundam).

En muchos de ellos además verás varias plantas con restaurantes, ideales para esos menús de mediodía o teishoku que mencionábamos.

Gundam de Odaiba
Gundam de Odaiba junto al centro comercial DiverCity

Puedes también pasear por barrios famosos, admirando la arquitectura, lo diferente que se ve todo lleno de kanji, ver cómo vive la gente local, etc.

Aunque en Japón hay mucho que ver, a nosotros nos encanta pasear sin más para ver cómo es la vida cotidiana. Además, en algunos de estos barrios hay mercadillos y esos resultan geniales para visitar, sin tener tampoco que pagar nada. Puedes pasear por Bunkyo siguiendo nuestra ruta, o por Kita-Senju y Minami-Senju y aprender de historia sin pagar nada.

A veces, además, los ayuntamientos, si se encuentran en edificios altos, suelen tener miradores de acceso gratuito. Los hay en Sakai (Osaka), en Toyama, en Tokio, en Kumamoto, etc.

Cosas baratas y gratis para hacer en Tokio

Si visitas Tokio, la ciudad es tan grande que hay millones de cosas que hacer y, evidentemente, muchas son de pago. De hecho, si quieres saber qué visitar en la ciudad, tenemos una completísima guía de Tokio. Pero también puedes ahorrar porque hay muchísimas cosas que son gratis.

Parques de Tokio y alrededores

Si quieres parques, tienes dos grandes parques, como son el de Ueno y el de Yoyogi, que son totalmente gratuitos y, además, muy interesantes.

En el parque de Ueno, hay un precioso estanque, templos y una zona de museos. Es una gozada pasear por aquí en cualquier época del año. Además de que tienes muy cerca el mercadillo de Ameyoko donde el paseo ya es muy interesante, sin tener que comprar nada.

En cuanto al parque de Yoyogi, el propio parque ya merece la pena, pero además tienes al lado el Gimnasio Nacional de Yoyogi, obra del arquitecto Tange Kenzo y que se usó en los Juegos Olímpicos de 1964. Es una preciosidad verlo, aunque sea por fuera.

También tienes en el mismo parque el santuario Meiji, de acceso totalmente gratuito. O el barrio de Harajuku con su peculiar e interesante calle Takeshita. Pasear por aquí es algo que no te costará dinero y que, sin embargo, disfrutarás mucho. Si además te gusta la arquitectura, puedes hacer un paseo por Omotesando y Aoyama sin gastar nada.

Hablando de arquitectura, Ginza también es un barrio lleno de edificios singulares de arquitectos de prestigio. Tenemos un recorrido por Ginza en la web que, por supuesto, es totalmente gratuito también…. aunque comprar en las tiendas ya sea otra cosa.

Pasear por Ginza siempre es un placer
Pasear por Ginza siempre es un placer

Siguiendo con los parques y jardines, puedes visitar los jardines Hama-Rikyu, muy cerca de la zona de Shimbashi y Shiodome, de acceso gratuito. O el valle Todoroki, uno de esos lugares casi escondidos de Tokio, con muy poca gente (¡incluso japoneses!) y que resulta muy especial.

Paseos gratis por Tokio

La isla de Odaiba también es un sitio que puedes disfrutar sin gastar dinero, salvo lo que te cuesta llegar. Hay una playa fluvial en la que no se permite el baño pero en la que puedes descalzarte y relajarte. Puedes pasear por el parque marítimo, con unas vistas espectaculares de la bahía de Tokio y que es precioso cuando atardece.

Entonces verás unos cielos preciosos, con la torre de Tokio al fondo (hasta la torre Mori de Roppongi se ve) y el Rainbow Bridge. Además, en el centro comercial DiverCity tenemos el Gundam Unicorn, que puedes disfrutarlo de forma totalmente gratuita también.

Si no quieres gastar dinero en Tokio, puedes pasear por el exterior del Palacio Imperial. Además, en los alrededores, tienes restos de las murallas de los círculos externos del castillo y también son de visita gratuita, así como los jardines orientales del palacio.

Muy cerca encontrarás el foso de Chidorigafuchi, una preciosidad de lugar que brilla, sobre todo, en primavera cuando los cerezos están en flor.

Cerezos en flor en el foso Chidorigafuchi
Cerezos en flor en el foso Chidorigafuchi

Y tal como decíamos, pasear por los barrios de Tokio es una maravilla y no tienes por qué gastar nada. Shibuya es un lugar fantástico, que todos los turistas conocen. El paso de cebra más concurrido del mundo, la colina de los love hotels, los miradores gratuitos… Hay mucho que disfrutar en Shibuya sin gastar nada.

También puedes pasear por Shinjuku, otro barrio con mucho que ver y hacer sin gastar dinero. La arquitectura aquí también es espectacular y, además, si vas a la zona de los rascacielos, puedes subir a cualquiera de los dos miradores que hay en las torres del Gobierno Metropolitano. Totalmente gratis.

Y ya que estás, no te olvides de pasear por Omoide Yokocho, un callejón lleno de restaurantes de brochetas yakitori que parece sacado de otra época. O la zona de Golden Gai con sus minúsculos bares. O hasta el barrio rojo de Kabukicho. Son paseos que nos encantarán y que no nos costará nada hacerlos.

Otro barrio que no deberías perderte es Asakusa. Aquí está el templo más antiguo de Tokio, el Senso-ji, que es de acceso gratuito. Disfrutarás de la puerta de los truenos o Kaminarimon, de la calle comercial o Nakamise-dori, sin pagar nada. Y en Asakusa también hay un mirador gratuito en el nuevo edificio de información turística del que hablamos en el post genérico del barrio.

Si cambias de estilo de barrio, puedes ir a algo mucho más moderno como Akihabara. Un barrio lleno de tiendas de electrónica, de ordenadores y tecnología de segunda mano, de tiendas de manga y anime y de figuritas, etc. Si no quieres gastar, pasear por aquí ya bastará.

Templos y santuarios gratis en Tokio

Oor supuesto, hay muchos templos y santuarios gratuitos en Tokio. Por ejemplo el espectacular templo Zojoji, con la Torre de Tokio al lado (aunque ésta es de pago).

También el controvertido santuario Yasukuni, donde están consagrados los espíritus de los soldados japoneses muertos en conflictos militares, lo que incluye a criminales de guerra de la Segunda Guerra Mundial. Dejando al margen esta controversia, el santuario es de acceso gratuito y es espectacular.

Pero también está el templo Sengaku-ji, donde están enterrados los 47 ronin de la historia que seguramente conoces.

El santuario Hie, en Akasaka, también es de acceso gratuito y es una maravilla, con una escalera totalmente cubierta con torii rojos. También puedes acercarte a ver el templo Gotokuji, famoso por ser el lugar donde se originó el famoso gato manekineko.

Kanda Myojin, a pocos metros de Akihabara
Kanda Myojin, a poca distancia de Akihabara

El santuario Kanda es otro santuario gratuito que además es el de los fans del manga y el anime, ya que aparece en el anime Love Live!  Como puedes ver, Tokio está llena de santuarios y templos de acceso gratuito, por lo que podrás disfrutarlos sin que la cartera se resienta.

En definitiva, hay montones de cosas que podemos disfrutar de Tokio sin tener que gastar nada de dinero. Por supuesto, lo que hemos añadido aquí no son más que unas breves ideas, porque hay mucho más. Pero es un buen comienzo para añadir muchos de estos sitios a vuestra planificación de la estación en la capital.

Cosas baratas y gratis para hacer en Kioto

La otra gran ciudad japonesa que no puedes perderte es Kioto. La cantidad de historia que hay en esta ciudad resulta muy especial y, por supuesto, tienes un completísimo post con todo lo que puedes hacer en Kioto. Al ser una de las ciudades más importantes, no es demasiado barata, pero se pueden encontrar opciones para no gastar mucho dinero.

Templos y santuarios gratis en Kioto

Kioto está llena de santuarios y templos pero, desgraciadamente, la mayoría de los importantes son de pago (como el Kiyomizudera, el Kinkakuji, el Ginkakuji o el Ryoanji, por sólo citar algunos).

Aun así, sigue habiendo otros gratuitos como por ejemplo el santuario Yasaka, en pleno barrio de Gion. Un santuario muy querido por las geishas de ese barrio, además, y con montones de rinconcitos interesantes que visitar.

Otro santuario de acceso gratuito es el Heian Jingu, conocido por su torii rojo gigante. Además, queda cerca caminando de la cuesta Keage, otro lugar de acceso gratis que recuerda el pasado de la ciudad y que está además precioso cuando florecen los cerezos.

También gratis está el templo Chion-in, muy cerca del santuario Yasaka. Un templo con una gran puerta y unas escaleras que te llevan hasta la parte principal del mismo. Es, sencillamente, espectacular. Y cerca de este templo y del santuario Yasaka, tienes el parque Maruyama, de acceso también gratis y precioso, aunque muy concurrido.

Las mil puertas de Fushimi Inari
Las mil puertas de Fushimi Inari, gratis

Si quieres seguir visitando templos gratis en Kioto, acércate hasta el Higashi Honganji y el Nishi Honganji. Ambos muy bonitos y que muchos turistas pasan de largo.

Otro templo gratuito en Kioto es el templo Toji, con una pagoda preciosa y muy antigua y con un mercadillo muy interesante, el Kobo-san

Aunque si hablamos de templos y santuarios de acceso gratuito, no podía faltar Fushimi Inari. Está a las afueras, pero se llega rápida y fácilmente desde la estación de Kioto. Suele estar muy concurrido, pero es precioso y tiene montones de rincones para descubrir.

Paseos por los barrios de geishas

Si te interesa el mundo de las geishas, puedes pasear por sus barrios o hanamachi sin tener que gastarte nada. Verás arquitectura tradicional, restaurantes que parecen sacados de una historia de samuráis y, si tienes suerte, geishas y maiko.

Así, te recomendamos nuestro paseo gratuito por el barrio de Gion, descubriendo rincones de este barrio, y que es un éxito entre nuestros lectores. O acércate hasta otro barrio de geishas cercano, Miyagawacho, con un paseo también gratuito que tenemos en la web.

Luego está Kamishichiken, el barrio de geishas más desconocido de Kioto donde tienes, además, un precioso santuario de acceso gratuito, Kitano Tenmangu, que además organiza un mercadillo genial.

Si sigues queriendo visitar barrios de geishas, no te pierdas Pontocho, pequeñito y coqueto, paralelo al río Kamogawa. Y lo que muchos visitantes ya no saben es que en Kioto aún quedan los restos del antiguo barrio de placer de Shimabara, que aún mantiene un aire decadente y antiguo con algunas casas muy antiguas y que se puede visitar también de forma gratuita.

Turistas haciendo fotos a los cerezos en flor de la cuesta Keage
Turistas haciendo fotos a los cerezos en flor de la cuesta Keage

Parques y naturaleza gratis en Kioto

Por supuesto, en Kioto también puedes pasear por el parque que hay alrededor del Palacio Imperial (el propio palacio es gratis, también), o por la orilla del río Kamogawa.

Otra opción es la de pasear por Arashiyama y su bosque de bambú, o hacer alguna de las seis rutas de senderismo al norte de Kioto. Estas rutas son gratis, poco frecuentadas por turistas occidentales, y disfrutarás enormemente.

Finalmente, en Kioto puedes maravillarte ante la arquitectura de corte occidental con toques japoneses de los periodos Meiji y Taisho (algo que pocos turistas conocen de Kioto). O visitar el mercado de Nishiki, un lugar bastante turístico con un montón de tiendas de comida, en las que puedes degustar platos típicos en muchas de ellas. Si quieres ahorrar, bastará con pasear por allí sin más.

Esperamos que con estos consejos, recomendaciones e ideas para visitar en Tokio y Kioto, puedas viajar barato por Japón y disfrutar de este fantástico país.

¡Cuéntanos tus trucos y tus sitios gratis preferidos, para que los añadamos para que otros viajeros también puedan viajar a Japón por poco dinero!

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Imagen por defecto
Luis

Luis es ingeniero de telecomunicación y máster en Estudios de China y Japón: Mundo Contemporáneo. Ha trabajado en grandes empresas como Vodafone y Google (en Londres), y también en agencias de comunicación. Puedes encontrarle en el blog Profundidad de Campo.

Artículos: 265