Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los suijo basu (水上バス), ‘autobuses acuáticos’ o ferries son una manera diferente de moverse por Tokio y de disfrutar de la ciudad desde otra perspectiva. Pero a veces, más que el trayecto o el destino, el propio barco puede llegar a robar el protagonismo, como sucede con el futurista barco Himiko (ヒミコ), diseñado por el aclamado dibujante Leiji Matsumoto.

Propiedad de Tokyo Cruise Ship Company, el Himiko es un barco de diseño futurista y ventanas panorámicas que desde marzo de 2004 conecta el tradicional barrio de Asakusa con la isla artificial y de entretenimiento de Odaiba en 50 minutos.

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-1

Diseñado por el famosísimo mangaka Leiji Matsumoto, padre de obras tan futuristas como Yamato, Captain Harlock o Galaxy Express 999, Himiko sigue la línea futurista de su diseñador, tanto en el exterior, con ventanas panorámicas, como en el interior, donde podemos encontrar figuras de Ginga Tetsudō y escuchar a los personajes de Galaxy Railways 999 hablar entre ellos sobre los distintos puntos turísticos que se van viendo a lo largo del trayecto.

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-2

El recorrido es también interesante, especialmente por el diferente punto de vista que nos presenta. Veremos un Tokio más sobrio, con menos neones y carteles luminosos. Pasaremos por debajo de varios puentes, veremos las casas de los homeless en la orilla del río y cruzaremos áreas totalmente residenciales que nos permitirán conocer y ver un Tokio diferente.

19082013Asakusa y Odaiba-48

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-3

Podemos ver los rascacielos de Shimbashi y los preciosos jardines Hama-Rikyu según vamos navegando por el río Sumida y, por supuesto, cuando estamos llegando a Odaiba, además de poder ver la Torre de Tokio también es una maravilla ver el Rainbow Bridge desde una perspectiva bien diferente.

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-15

También es espectacular pasar por debajo de las grandes autopistas elevadas que tan típicas son de la capital japonesa, o pasar al lado de Tsukiji, la famosísima lonja de pescado de Tokio.

Lo cierto es que durante gran parte del trayecto, lo que vemos de Tokio no es que sea exactamente “bonito”, pero sí nos ofrece una visión tan diferente del Tokio convencional que merece mucho la pena.

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-18

El Himiko da cabida a 90 personas sentadas, aunque hay mucho más espacio para pasajeros a pie. En la parte trasera del barco hay un pequeño servicio de bar/cafetería con helados, bebidas y snacks a precios… futuristas, también (vamos, carísimos ^^), eso sí, con detalles muy chulos y muy acorde al diseño del barco.

19082013Asakusa y Odaiba-53

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-22

Himiko dispone 3 salidas diarias desde Asakusa (a las 10:10h, 13:25h y 15:25h) y 2 salidas diarias desde Odaiba (a las 12:20h y 14:20h). Hay que anotar también que los barcos Himiko no navegan el segundo martes y miércoles del mes (menos en agosto, que sí navegan).

El trayecto desde Asakusa hasta Odaiba en Himiko cuesta 1.560 yenes.

Crucero Himiko de Leiji Matsumoto-30

El muelle de Asakusa se encuentra justo al lado de la estación Asakusa de la línea de metro Ginza y de la línea Tobu y a pocos minutos caminando de la estación Asakusa de la línea de metro Asakusa, mientras que el muelle de Odaiba está situado delante del centro comercial Aqua City (a cinco minutos de las estaciones de Daiba o Odaiba-Kaihinkoen de la línea Yurikamome), con lo que además tenemos unas vistas fantásticas y diferentes de la también futurista sede de la cadena de televisión Fuji TV según nos acercamos a nuestro destino.

Podéis comprar los billetes por internet desde su página web o directamente en los distintos muelles.