Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Cuando hablamos de los trenes de alta velocidad en Japón normalmente los medios occidentales utilizan la expresión “tren bala”, pero si sois un poco japonófilos seguramente conoceréis la palabra shinkansen. ¿Cuál de las dos expresiones es la correcta? ¿Es tren bala un invento occidental? ¿Y shinkansen a qué hace referencia exactamente?

Me alegro de que me hagáis estas preguntas, porque el tema tiene más miga de lo que parece. Incluso nos faltaría introducir un término más, pero no adelantemos acontecimientos. Lo mejor que podemos hacer es repasar la etimología de estas palabras en japonés y explicar los orígenes del proyecto de alta velocidad, y todo quedará más claro.

Así que tren bala casi es correcto…

50 aniversario del shinkansen en 2014El inicio del proyecto de alta velocidad ferroviaria en Japón es más antiguo de lo que parece, ya que se empezó a gestar, al menos como idea, a principios de 1930, cuando Japón era un país militarista con ganas de expansión y claro, el tren era una pieza clave en estos planes porque permitía enviar japoneses a los territorios conquistados, entre otras cosas. “Hagamos un tren de alta velocidad”, se dijeron los estadistas japoneses. Y en ello se afanaron.

El shinkansen que se planeaba construir iba a circular a 200 km/h y conectaría Tokio con la línea circular que pasaría por Hokkaidō y Corea, para unir por tren todas las posesiones japonesas. Sí, parece un plan de locos y más en aquellos años, pero estaban convencidos de que el proyecto era viable.

Los trenes, dado que en aquellos años era complicado manipular la electricidad y reparar equipos eléctricos, se decidió que serían impulsados por locomotoras de vapor y a este tren se le dio el nombre de dangan ressha o tren bala, en su traducción directa. Es curioso que nadie pensara en las implicaciones de meter un tren impulsado por la combustión de carbón en túneles, pero bueno, la cuestión aquí era expandirse, no pensar en estas pequeñeces.

Perfil de un shinkansen de la serie 0

Los kanji que componen la palabra dangan ressha son 弾丸列車. Los dos primeros, 弾丸, significan “bala” mientras que los dos segundos, 列車, significan “tren”, con lo que “tren bala” realmente es una traducción perfecta. Pero imprecisa, claro, porque el plan se acabó abandonando por falta de recursos según avanzaba la guerra con lo que esos trenes y esas líneas tal como se pensaron nunca llegaron a ver la luz.

Pero el nombre quedó, y como el primer tren que inauguró el servicio en 1964 tenía un morro redondeado que asemejaba a una bala, dicho y hecho, tenemos tren bala para rato. Que además, y dicho sea de paso, es mucho más fácil de pronunciar y recordar.

…Y lo de shinkansen, ¿de dónde viene?

Shinkansen es una palabra que se utilizó por primera vez cuando se planteó la construcción de una nueva línea de ancho internacional (Japón utiliza vía estrecha para todo lo demás) en 1940. Esta palabra, shinkansen, se escribe con tres kanji o ideogramas: 新幹線. En primer lugar tenemos , que es el kanji de “nuevo” y aquí se pronuncia shin. Este kanji se utiliza mucho para nombrar las estaciones de alta velocidad, ya que a menudo y al igual que ocurre en España, se encuentran apartadas de las del resto de trenes locales o de media distancia.

En segundo lugar tenemos  que significa tronco o principal y se lee, en este caso, kan. Si lo juntamos con el tercer kanji, , que significa línea y que aquí se lee sen, tendríamos “línea troncal” o lo que es lo mismo, “línea principal”.

Así, la traducción completa de shinkansen sería “nueva línea principal”, que es una descripción simple y precisa de lo que tenían en mente los japoneses cuando iniciaron este proyecto. Pero claro, si os fijáis, esto se refiere únicamente al trazado de la red, a la infraestructura. Y por mucha infraestructura que pongamos, sin un tren que circule por ella, mal vamos.

Pero como decíamos al principio, por mucho que técnicamente sólo haga referencia a la infraestructura, esta es la forma más común en Japón de referirse a todo el conjunto de alta velocidad, como podemos ver en la imagen siguiente de un panel en la estación de Nagoya que indica la entrada a las vías de shinkansen, algo que realmente es una redundancia.

Panel indicador de vías de shinkansen

Entonces, ¿qué pasa con los trenes?

Bien, sabemos cómo se llama la infraestructura, y sabemos el nombre de los trenes del proyecto original, pero ¿y los trenes actuales?, ¿cómo se llaman?, ¿tendrán algún nombre, verdad? Pues sí, y ahora vamos a eso. Cuando el proyecto de construir una línea de alta velocidad se retomó a mediados de la década de 1950 y ya con visos de hacerse realidad, los japoneses tuvieron que pensar en qué nombre darle a los trenes, que lo de dangan ressha era antiguo y además recordaba a un pasado incómodo.

En aquellos años Japón tenía trenes locales que paraban en todas las estaciones, y también había trenes clasificados como rápidos, expresos y expresos limitados, que cada vez paraban en menos estaciones haciendo el recorrido en menos tiempo. El caso es que, teniendo en cuenta la alta velocidad que iban a tener estos nuevos trenes y el muy reducido número de paradas que iban a hacer, si una cosa estaba clara es que la definición de expreso limitado se les quedaba corta y había que buscar algo por encima, algo que diera la sensación de todavía más rapidez.

Y en un alarde de imaginación, se les ocurrió llamarlo súper expreso, y para redondear el nombre, le añadieron un de los sueños. En japonés suena algo mejor: yume no chō-tokkyū aunque a menudo se abreviaba a simplemente chō-tokkyū o súper expreso.

Shinkansen o súper expreso

Hoy día el término chō-tokkyū sigue siendo correcto y de hecho hasta hace no mucho lo podíamos ver en las pantallas indicadoras que hay dentro de los trenes, pero como decimos, no es más que la clasificación operativa. Actualmente, en inglés sí sigue diciendo “super-express”. En ocasiones especiales también y muy formales también se utiliza, como por ejemplo cuando en 2008 se retiró del servicio la última unidad de la serie 0 original, para lo que se montó un gran evento y se puso un cartel donde se podía leer:

ありがとう 夢の超特急 0系新幹線
arigatou yume no chō-tokkyū 0kei shinkansen
Gracias, shinkansen súper expreso de los sueños de la serie 0

Despedida del shikansen original

Retirada del servicio del último serie 0 (en rojo, “súper expreso de los sueños”). Imagen de Mainichi.jp

Pero seamos sinceros, ni dangan ressha ni yume no chō-tokkyū son términos que vayamos a escuchar de forma frecuente si vamos a Japón o hablamos con un japonés. Para ellos, todo lo que tenga que ver con la alta velocidad ferroviaria es un shinkansen, y eso, incluyendo los trenes.

Y con shinkansen nos quedamos en Japonismo, por supuesto.