Básicos para viajar a Japón

Por dónde empezar

New logo Japonismo
Celebración del Día de la Fundación Nacional

El Día de la Fundación Nacional, festivo en Japón

Holafly y Japonismo, eSIM con descuento
Visit Nara

Ya puedes viajar a Japón como antes de la pandemia, consulta aquí la documentación y requisitos. Planifica tu viaje con Japonismo y nos ayudas a mantener el proyecto vivo.

El Día de la Fundación Nacional (建国記念の日, Kenkoku Kinen no Hi) es un festivo japonés que se celebra cada año el día 11 de febrero, desde 1967.

La celebración y la fecha de la misma está relacionada con antiguas celebraciones de marcado carácter nacionalista. Pero, en la actualidad, la fecha se ha desprovisto de este significado y, hoy en día, su objetivo es conmemorar la fundación de Japón y fomentar el amor de los ciudadanos por su país.

Maiko con mapa Japonismo

Planifica tu viaje a Japón

Te proporcionamos todas las herramientas y recursos necesarios para que tu viaje a Japón sea inolvidable y sin preocupaciones

Historia de este festivo

La fecha del Día de la Fundación Nacional no está escogida al azar, porque el 11 de febrero es la entronización del legendario emperador Jimmu, el primer emperador de Japón, el año 660 antes de nuestra era.

Esto ya aparece escrito en el Kojiki y en el Nihon Shoki, las primeras crónicas japonesas, que establecían que este hecho ocurrió el día uno del primer mes del año. Eso sí, hay que tener en cuenta que estos libros no son totalmente históricos y, aunque los japoneses consideren a Jimmu su primer emperador, no hay pruebas de que existiera. Además, los primeros emperadores de los que se tiene registro histórico, gobernaron sobre el pueblo de Yamato, en el centro de Japón, y no el país completo.

Curiosamente, el día 11 de febrero es una fecha llena de simbolismo e historia para Japón, porque el 11 de febrero de 1889 se promulgó la Constitución Meiji.

Kigensetsu, la celebración original

La entronización del emperador Jimmu marcó no sólo la fundación del país sino también el Año Nuevo según el antiguo calendario lunisolar. Con la Restauración Meiji, el nuevo gobierno se esforzó para tratar de que los japoneses fueran más leales al nuevo emperador que a sus antiguos señores feudales y a sus dominios.

Por eso, en esta época se promocionó el culto al emperador, dentro del sintoísmo de estado, para asegurar esta lealtad. Además, también se buscaba conseguir que un japonés de Hokkaido y uno de Okinawa se sintieran parte del mismo país aunque culturamente fueran muy diferentes. Así, también se promocionó la idea del kokutai o identidad nacional.

Fue entonces cuando se creó el día festivo del Kigensetsu (紀元節), que se podría traducir como «Festival de la entronización del primer emperador y de la fundación del imperio». La celebración se proclamó el día de Año Nuevo según el calendario lunisolar de 1872, que coincidió con el cambio al calendario gregoriano. La fecha equivalente fue el 29 de enero de 1873, aunque en ese mismo año se cambió al 11 de febrero, seguramente para evitar que coincidiera con las celebraciones del Año Nuevo lunar.

Entonces, este día se celebraba con grandes desfiles y festivales y era uno de los cuatro festivos más importantes de Japón. En él, además de las celebraciones, había un momento en el que los ciudadanos hacían una inclinación ante un retrato del emperador. Aunque tardó unos años en extenderse por todo el país, acabó siendo incluso el modelo para las ceremonias escolares. De esta forma, toda la sociedad se encontró unida bajo la protección y la guía del emperador, un verdadero dios viviente, descendiente de Amaterasu, la deidad del sol.

Kigensetsu en 1940. Dominio público
Kigensetsu en 1940. Dominio público

Cambios tras la Segunda Guerra Mundial

Tras la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial el Kigensetsu fue abolido en 1948, por su innegable relación con el sintoísmo de estado y el nacionalismo japonés.

Ese año se promulgó una nueva ley sobre festivos nacionales, que mantuvo algunos festivos de origen religioso pero reconvertidos en seculares. Un ejemplo fue la conversión del Niiname en el Día del Agradecimiento por el Trabajo. Pero el Kigensetsu se consideraba demasiado nacionalista.

Tras el final de la ocupación, una parte importante de la sociedad seguía estando en contra de retomar este día como festivo. Sin embargo, la Asociación de Santuarios Sintoístas empujó a favor de retomarla. Finalmente, en 1966 se volvió a incorporar al calendario de festivos, aunque como Día de la Fundación Nacional. En ese momento se incorporaron también al calendario el Día del Respeto a los Ancianos y el Día del Deporte. Así, en 1967 fue cuando se celebró por primera vez en su versión actual.

Cómo se celebra este festivo hoy en día

El objetivo del Día de la Fundación Nacional es el de fomentar el amor por el país conmemorando su fundación, pero sin importar cuándo se fundó. Se trata de que los japoneses recuerden y valoren los esfuerzos hechos en el pasado para que el país haya prosperado. Y para que mantengan la esperanza de que seguirá prosperando en el futuro.

Y aunque la fecha se mantuvo en el 11 de febrero, las celebraciones no tienen nada que ver con las del Kigensetsu. Una de las principales es el Kenkoku-sai, un festival que se hace en santuarios y templos. Desde 2020 también hay una ceremonia de celebración del Día de la Fundación Nacional con embajadores.

Otra celebración de este día en la actualidad es un desfile en Tokio que llega hasta el santuario Meiji portando mikoshi o altares portátiles, bastante multitudinaria. Y, finalmente, en este día la Fuerza Marítima de Autodefensa japonesa empavesa sus navíos amarrados en puerto.

Celebración en el santuario Meiji. Imagen del Comité para celebrar la Fundación de Japón
Celebración en el santuario Meiji. Imagen del Comité para celebrar la Fundación de Japón

Efectos de este festivo para el turismo

Como puedes comprobar, las celebraciones de este día son relativamente modestas. Por eso, el efecto es pequeño para el turista, salvo que acudas a algún santuario o templo importante. El santuario Meiji y las calles cercanas, como la avenida Omotesando, sí se encuentran bastante más llenas de gente.

Al ser un día festivo en todo el país, los colegios, bancos y oficinas gubernamentales cierran. También cierran bastantes empresas aunque muchos negocios de cara al cliente siguen abiertos, sobre todo en zonas turísticas.

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Luis
Luis

Luis es ingeniero de telecomunicación y máster en Estudios de China y Japón: Mundo Contemporáneo. Ha trabajado en grandes empresas como Vodafone y Google (en Londres), y también en agencias de comunicación. Puedes encontrarle en el blog Profundidad de Campo.