JR Pass Seguro Destinos Planifica Intereses
Obento para niños

El obento, mucho más que simple comida para llevar

Desde el 11 de octubre de 2022 ya puedes viajar a Japón como turista individual y sin visado. Si planificas tu viaje con nosotros, nos ayudas a seguir vivos después de 30 meses durísimos. Tienes toda la información actualizada sobre normas de entrada a Japón pinchando aquí.

Dentro de la sociedad y la cultura japonesa la gastronomía es uno de los pilares básicos. Y hablamos de gastronomía como el hecho de preparar comidas saludables y presentarlas de manera exquisita, que casi se pueden comer con los ojos. El obento o comida preparada para llevar es un ejemplo perfecto de esto.

En estos obentos, por tanto, no debería sorprendernos que, además de la comida que incluimos en él, también la apariencia sea muy importante.

El obento no es simplemente una fiambrera con comida preparada para llevar, sino que es un perfecto ejemplo de cómo disfrutan los japoneses de la comida.

Lo más sorprendente del obento es, sin ningún tipo de duda, el momento en que lo destapas. Es por todos conocida la capacidad de los japoneses de «comer con los ojos», de manera que la belleza en la presentación es casi un requisito indispensable.

¿Qué es un obento?

El obento no es simplemente una fiambrera con comida preparada para llevar, sino que es un perfecto ejemplo de cómo disfrutan los japoneses de la comida. Exigen que tenga tan buen aspecto que puedas comerla hasta con los ojos, pero demandan también que sea buena y nutritiva. La comida no es tan sólo comida, ya que la estética es tan importante como su sabor o valor nutritivo.

Pero, ¿qué es exactamente un obento? Podríamos definirlo como una fiambrera con comida para llevar para una sola persona. Normalmente presenta una base importante de arroz, carne o pescado como plato principal, y encurtidos o verduras como acompañamiento.

Todo ello dentro de un recipiente específico, que bien puede ser de plástico, de madera lacada o hasta de uso único —en caso de que el obento se compre en una tienda—, aunque la descripción se queda corta, muy corta.

El obento es mucho más que simplemente «comida para llevar», es un regalo a los sentidos y, más profundamente, una representación de los roles sociales en la sociedad japonesa: la mujer prepara la comida para su marido y sus hijos, aunque ello suponga levantarse mucho más temprano que ellos.

Pero como la definición es algo complicada de resumir, vamos a ir por partes y vamos a intentar conocer un poco más sobre el obento y su origen.

Historia del obento

El origen del obento no está claro, ya que si bien aparece en una pequeña mención en el Kojiki, no fue hasta finales del periodo Kamakura (1185-1333) cuando se estableció un poco más comúnmente bajo el nombre de hoshi-ii (literalmente, comida seca).

Entonces no era más que arroz cocido y seco que podía ser re-hidratado con agua fría o caliente o simples bolas de arroz. Esta «comida seca» generalmente la llevaban tanto los cazadores, como los agricultores o hasta los soldados para comer mientras trabajaban.

En la recopilación Ise Monogatari, por ejemplo, podemos encontrar varias ilustraciones que muestran claramente a gente comiendo arroz seco hoshi-ii. El origen es muy claro: los que trabajaban fuera de casa, ya fuera en el campo, en el mar, en las montañas o por el pueblo, no tenían tiempo de volver a casa y comer, de manera que se llevaban preparada consigo la comida que estaba básicamente hecha de arroz o de patata, dependiendo de la región.

El origen de la palabra obento lo encontramos en boca del comandante militar del siglo XVI Oda Nobunaga, que daba de comer a muchas personas en su castillo y les presentaba a todos y cada uno de ellos una porción de comida individual. Parece ser que la palabra obento se originó para describir estas comidas simples pero individuales que el comandante repartía en su castillo.

Obento moderno
Obento moderno (Imagen: jreika/Shutterstock.com)

Durante el periodo Azuchi-Momoyama (1568-1600), Japón estaba en guerra, así que el obento empezó a popularizarse para transportar la comida colectiva a soldados y trabajadores. Más tarde se crearía el menko, u obento individual, que se repartía a los soldados en el frente.

Cabe destacar que el peroodo Azuchi-Momoyama es conocido por la creatividad y el diseño artístico, algo que también influyó en el obento. Así, no sólo se popularizó el uso y presentación del mismo durante la ceremonia del té, sino que las cajas dejaron de ser simples recipientes para convertirse en un aspecto más de toda la comida.

Fue entonces cuando se empezaron a producir cajas para obento de madera lacada, mucho más elegantes y decoradas. Y de esta forma fue en este periodo cuando el obento se popularizó como comida típica de los hanami, o fiestas para ver a los cerezos en flor, tradición que sigue firme hoy en día.

Bento Box Shop Modes4u.com

Ya en el periodo Edo (1603-1868), mucho más tranquilo y pacífico, el obento siguió modificándose y refinándose. Fue entonces cuando se creó el llamado koshi-bento (u obento para la cintura), que contenía bolas de arroz (llamadas onigiri) envueltas en hojas de bambú.

Durante este período de refinamiento, las artes tradicionales y escénicas tuvieron un auge importante y fue justamente gracias a eso que apareció uno de los tipos de obento más famosos que conocemos: el makunouchi-bento, que contiene pequeñas bolas de arroz con semillas de sésamo espolvoreado por encima y una gran cantidad de platos de acompañamiento diferentes.

Este tipo de obento se servía (como todavía se hace hoy en día) en los intermedios de ciertos espectáculos de teatro kabuki, bunraku, noh, etc., tal como su nombre indica, ya que literalmente significa «fiambrera entre escenas», ya que era lo que los espectadores comían durante el descanso entre actos. Aunque también puede traducirse como «fiambrera tras las cortinas», ya que también se popularizó entre los comerciantes que, a la hora de comer, disfrutaban de él tras las cortinas cerradas de sus comercios.

Fue durante el periodo Meiji (1868-1912) cuando apareció otro de los tipos de obento más famosos que todavía existen en la actualidad: el eki-ben, o literalmente, fiambrera de la estación de tren, un obento que puede comprarse en las estaciones de tren o en el propio tren de largo recorrido.

Parece ser que el primer eki-ben que se vendió fue en la estación de tren de Utsunomiya (en la prefectura de Tochigi) el 16 de julio de 1885 y contenía dos bolas de arroz y una ciruela encurtida (llamada umeboshi) envuelta en hojas de bambú.

También fue durante este periodo cuando se popularizó que tanto niños como trabajadores llevaran obento a la escuela o sus lugares de trabajo.

En el periodo Taishō (1912-1926), la estrella fue la caja de obento hecha de aluminio, que no sólo era fácil de limpiar, sino que también tenía un aspecto muy agradable ya que parecía estar hecha de plata.

Sin embargo, durante este periodo la tradición de llevar el obento a la escuela fue puesta en entredicho, ya que podía ocasionar problemas dietéticos y, como consecuencia, podía afectar tanto física como psíquicamente al niño. Por ello, después de la Segunda Guerra Mundial, los alumnos dejaron de llevar sus propios obento a la escuela y empezaron a recibir comida del comedor escolar.

No fue hasta finales del periodo Showa (1926-1989) cuando el obento recuperó la popularidad que había tenido siglos atrás. Se popularizó entonces un tipo de obento denominado hango, que no era más que un recipiente de aluminio que colgaba del cinturón del soldado y que actualmente también utilizan, con algunas diferencias, los boy scouts japoneses.

Sin embargo, el nuevo auge del obento se ha debido a las tiendas konbini (o tiendas 24 horas) y a la existencia de microondas en un número de hogares cada vez mayor.

Poco a poco se fue popularizando entre los trabajadores, que o bien podían llevarlo preparado de casa o comprarlo en tiendas y se restableció su uso en una gran mayoría de escuelas, por lo que las madres empezaron a tener un rol muy importante no sólo en la dieta de sus niños, sino también en la educación y socialización de sus hijos, algo de lo que hablaremos más adelante.

Actualmente, con la evolución que produce el paso de los años, se podría decir que el obento es mucho más que «comida para llevar». Desde la comida, su presentación, preparación, organización y colorido, hasta el recipiente en el que se presenta ha evolucionado y cambiado. Aunque no haya cambiado su fin: alimentar.

El recipiente, tan importante como el contenido

La fiambrera para obento es un recipiente diseñado para servir en su interior una comida individual. Actualmente, depende de la ocasión para la que se lleva, el recipiente de obento puede tener una importancia casi igual que la comida preparada en su interior, consiguiéndose un efecto de sofisticación y belleza no sólo en la comida, sino también en el propio recipiente.

Antiguamente, sin embargo, los recipientes para obento se hacían de hojas de bambú entrelazadas, ya que se suponía que esta planta tenía cualidades antisépticas, aunque también se utilizaban hojas de magnolia y de otros árboles.

Con el tiempo, empezaron a usarse simples y finas cajas de madera, que se tiraban inmediatamente después de ser utilizadas y empezaron a verse cajas con tapa, aunque esta fuera simplemente hecha con hojas de bambú entrelazadas o trozos de madera fina doblada.

Hoy en día, aunque todavía pueden encontrarse estos modelos en tiendas de productos tradicionales y hechos a mano, las cajas pueden ser de todo tipo de materiales, ya sea plástico, madera lacada o aluminio, pasando por los recipientes de usar y tirar, vendidos sobre todo en tiendas especializadas en preparación de obento y tiendas 24 horas.

Las cajas normalmente son rectangulares, ovaladas o circulares y hoy en día existe una gran variedad de recipientes, desde los que permiten guardar líquido (como sopas o salsas) sin que se vierta o se mezcle con el resto de comida, hasta los que permiten almacenar pequeñas botellas.

Asimismo, existen también muchas fiambreras de diseño, decoradas con las imágenes de personajes y dibujos populares, como por ejemplo Hello Kitty, que normalmente ofrecen la posibilidad de comprar palillos, cubiertos y hasta bolsas a juego con el mismo diseño.

Como hemos dicho anteriormente, en el periodo Edo la sofisticación llegó al mundo del obento y fue a partir de este momento cuando los obento que se servían en ocasiones especiales (ya fueran celebraciones caseras, funerales budistas, convenciones, reuniones, etc.) consiguieron convertirse en casi una forma de arte única y sofisticada. Su presentación era digna de los mejores museos y tenían una organización y colorido que hacía —y todavía hace— que sea casi imposible querer comerlo y, de algún modo, destruirlo.

En cuanto a las fiambreras más tradicionales, tenemos que empezar hablando del estilo hangetsu (literalmente, media luna), un recipiente que todavía se utiliza actualmente y que es muy popular gracias a Sen no Rikyu, que dio luz y vida al arte de la ceremonia del té en la última mitad del siglo XVI.

Otra fiambrera típica es la chabako (literalmente, caja de té), un recipiente que sirve para ordenar los diferentes utensilios e ingredientes necesarios para la organización de una ceremonia de té al aire libre.

Asimismo, también podríamos hablar de la fiambrera de estilo shokado, un recipiente inspirado en las paletas para pintar con diferentes particiones que utilizaba el monje y pintor Shokado Shojo a principios del periodo Edo.

En los restaurantes japoneses, las fiambreras para obento no son una necesidad para llevar comida fuera de casa, sino que se utilizan para presentar porciones individuales de kaiseki ryōri, o comida tradicional japonesa, de una manera compacta.

Preparación del obento

En la preparación de un obento hay que tener muy en cuenta qué ingredientes vamos a incluir y qué valor energético tienen, de manera que podamos preparar una comida rica y nutritiva.

Sin embargo, en términos generales, podríamos decir que normalmente un obento tiene cuatro partes de arroz, tres partes del ingrediente principal (que puede ser pescado o carne), dos partes de verduras y hortalizas y una parte de encurtidos (o de algo dulce presentado como postre, aunque esta opción es menos típica).

Asimismo, también tenemos que tener en cuenta la presentación visual para obtener una buena impresión cuando se levante la tapa. Para ello, es importante escoger una gran variedad de ingredientes de colores diferentes y organizarlos en la fiambrera de manera que resulte atractiva.

Los okazu, o ingredientes de acompañamiento, suelen ser ingredientes de temporada —el paso de las estaciones es algo de gran importancia en Japón—, de gran colorido y frescor. Se escogen teniendo en cuenta las preferencias personales así como el valor nutricional y se organizan de manera que sea visualmente agradable.

Hay infinidad de variaciones, aunque el tamagoyaki (tortilla enrollada), las bolas de arroz con alga nori y la mini-salchicha de Frankfurt (cortada para que parezca un pulpo) son casi omnipresentes en las fiambreras de los niños.

Otros ingredientes pueden ser pescado a la parrilla, carne frita, pastel de pescado, diferentes verduras (encurtidas, hervidas o al vapor) y como postre, mandarina o manzana (que también adopta, en los obento para niños, varias formas animales).

Sobre el arroz o dentro del onigiri (bola de arroz) normalmente encontraremos una umeboshi (ciruela encurtida), ya que antes se creía que evitaba que el arroz se estropease.

obento moderno
Otro obento moderno (© jreika/Shutterstock.com)

Cuando preparamos un obento, tenemos que tener en cuenta que no se comerá hasta unas horas más tarde, de manera que aquellos ingredientes que cambien de color al poco tiempo o se estropeen con facilidad no deberían formar parte del mismo.

Asimismo, sobre todo en verano, es importante cocinar bien todos los ingredientes y reservar el obento en un lugar seco y fresco. Así se evitan posibles problemas digestivos y que la comida cambie de color y de sabor. Si el obento contiene sushi, deberíamos prepararlo con más wasabi del habitual, para conseguir que el pescado se mantenga en buenas condiciones.

Si queremos añadir arroz hervido, al colocarlo en el recipiente debemos dejarlo enfriar sin taparlo, para que el vapor no se condense y estropee la comida. Además, hay eliminar el exceso de líquido de los platos antes de introducirlos en la fiambrera, para que después el líquido no estropee el resto de ingredientes.

Por otro lado, la persona que prepara el obento (casi siempre la madre o la esposa), suele preparar los obento de toda la familia como si estuviera preparando la comida de acompañamiento de una comida normal para la familia.

Al hacer la cena, suele pensar qué recetas no empeorarán con las horas y aparta unas porciones para la fiambrera del día siguiente. Es muy normal, por eso, que la esposa o madre prepare la cena pensando en qué sobras tendrá para el obento del día siguiente.

Tipos de obento

Ordenados alfabéticamente, te mostramos un listado de los obento más populares, famosos y comunes en Japón, tanto en la actualidad como en el pasado. Las diferencias entre ellos son o bien históricas o bien por ingredientes:

  • Chuka-bento: Preparado con recetas de comida china adaptada al paladar japonés, lo que lo convierte en comida china muy «a la japonesa». Entre los ingredientes más comunes encontramos empanadillas gyoza, verduras y hortalizas fritas en salsa, fideos chinos y arroz frito.
  • Haya-ben: Como su nombre indica (literalmente significa fiambrera rápida) este es un pequeño obento que se come antes de la hora de la comida porque uno no puede esperar hasta ese momento. Este tipo es muy popular entre los jóvenes estudiantes de la escuela secundaria, sobre todo entre los chicos, aunque no se encuentren en venta en las tiendas especializadas.
  • Hinomaru-bento: Recipiente rectangular con arroz blanco con una umeboshi (ciruela encurtida) en el centro, para imitar la bandera de Japón, que justamente se llama hinomaru. Fue muy popular durante la Segunda Guerra Mundial, ya fuera por la escasez de alimento, por la necesidad de no mostrar signos de exceso o hasta para reafirmar el patriotismo del pueblo con los símbolos nacionales. Actualmente, sin embargo, es muy complicado encontrarlo como tal, aunque su diseño sí forma parte, a veces, de la porción de arroz de otros tipos de obento.
  • Hoka-ben: Su nombre lo dice todo: obento comprado en la famosa franquicia Hoka-Hoka Tei. Esta es una cadena de tiendas tan famosa y extendida en Japón que ya ha acuñado un nombre propio para sus comidas preparadas, de manera que cualquier obento comprado en estas tiendas, sin importar su contenido, recibe este nombre. Además, como los obento que sirven en la tienda están muy calientes y recién preparados, actualmente muchas veces se utiliza la expresión hoka-ben para denominar un obento muy caliente.
  • Kamameshi-bento: Este es un obento que sólo se vende en las estaciones de tren de la prefectura de Nagano. El obento se presenta en un recipiente de arcilla y posteriormente se cocina, consiguiendo que el recipiente de arcilla se convierta en un perfecto recuerdo de la región.
  • Makunouchi-bento: Este es el más conocido y clásico, el obento por excelencia. Entre los ingredientes más comunes encontramos arroz blanco colocado en pequeños cilindros y sobre el cual hay semillas de sésamo, una umeboshi (ciruela encurtida), algo de salmón o huevo enrollado (llamado tamagoyaki), pasta de pescado hervida (llamada kamaboko) y normalmente pescado preparado a la parrilla.
  • Nori-ben: Este es el más simple que podemos encontrar, ya que simplemente está preparado con alga nori mojada en salsa de soja y que cubre una buena porción de arroz.
  • Reito mikan: Aunque no se puede considerar un obento como tal, este postre típico japonés bien merece una mención especial. Este es el nombre que recibe una mandarina congelada que comúnmente se vende en las estaciones de tren junto al eki-ben. Fue uno de los primeros postres que se vendieron en un tren y uno de los únicos que siguen vendiéndose de forma común con los más tradicionales.
  • Sake-bentō: Este es otro obento más bien simple, que básicamente contiene un trozo de salmón (de ahí el nombre, literalmente, fiambrera de salmón) como ingrediente principal.
  • Shidashi-bentō: Exclusivo de restaurante, que se prepara y sirve durante la comida en el propio local. Este obento se sirve muchas veces en reuniones, funerales o fiestas. Normalmente tiene los ingredientes más tradicionales japoneses como tempura (fritura japonesa), arroz y vegetales encurtidos, aunque también existe la versión «europea», con comida más occidental.
  • Sushi-zume: Este obento contiene, como su nombre indica, una buena cantidad de sushi (literalmente, «sushi preparado»).
Obento para niños
Obento para niños (© jreika/Shutterstock.com)

Ocasiones para comer obento

En la vida diaria japonesa hay multitud de de ocasiones en las que es normal —o necesaria— la existencia del obento: no sólo en el trabajo o en la escuela, sino también en las fiestas de primavera para la observación de los cerezos en flor (los típicos picnics llamados hanami), en los trenes de largo recorrido, en ciertas reuniones o convenciones, etc. Dependiendo de la ocasión, el obento recibirá un nombre u otro.

El eki-ben u obento que se compra en las estaciones o en el propio tren es, sin duda, uno de los más famosos desde que vio la luz en el periodo Meiji. La historia del eki-ben es, por tanto, reciente, como te hemos contado. Contenía bolas de arroz onigiri con encurtidos (llamados tsukemono en japonés).

Los eki-ben gozan de gran fama y popularidad en Japón, ya que siempre se preparan con las recetas típicas de la ciudad o región en las que se compra. De esta forma, ofrecen al comensal la posibilidad de probar especialidades locales de manera muy cómoda.

Existen entre dos y tres mil tipos diferentes de eki-ben por todo Japón, que presentan a los viajeros las especialidades locales de la región. Hace tiempo la gente podía comprar un eki-ben desde la ventana misma del tren, mientras éste se encontraba parado en la estación, aunque actualmente esta imagen ya es cosa del pasado. Sin embargo, comerse un eki-ben (ya sea comprado en el tren o en la estación) sigue siendo parte de la experiencia de viajar en un tren japonés.

Actualmente, los grandes almacenes japoneses organizan «semanas del obento» de vez en cuando y venden especialidades locales de todo el país, consiguiendo que ya no sea absolutamente necesario viajar para probar deliciosos eki-ben. Existen, además, páginas en Internet especializadas en la presentación de los diferentes tipos de eki-ben que existen en el país.

Para los picnics de hanami o para las excursiones al aire libre y a la montaña, normalmente se utiliza el llamado kōraku-bentō, que es un recipiente de uno, dos o hasta tres pisos y que a veces hasta incluye un vaso de sake. Para esta ocasión, la variedad es el estándar, aunque se puede decir que la elección de los ingredientes se basa en que sepan bien acompañados de sake.

Como el tiempo entre preparación y utilización puede ser bastante largo, normalmente no incluye pescado crudo, a no ser que haya sido bañado previamente en vinagre, e intenta presentar ingredientes que no pierdan ni color ni sabor con el paso de las horas.

Por ello, el pescado y otros ingredientes frescos normalmente se cocinan a la parrilla, se fríen o se hierven para evitar posibles problemas. Asimismo, otra característica de este obento es que todo debe estar cortado en trozos pequeños, que puedan comerse de un bocado, de manera que el pescado no debería llevar espinas ni la carne, huesos.

Como es un obento para comer en un día de excursión, normalmente se utilizan ingredientes de temporada, para que cuando el comensal levante la tapa, el obento le recuerde la estación del año en la que se encuentra y para que encaje perfectamente con el paisaje que le rodea.

Los pequeños y jóvenes llevan a la escuela el llamado tsūgaku-bento, que varía mucho con la edad del niño. Normalmente es mucho más visual y divertido que otros obento. Las madres intentan que todos los ingredientes tengan formas apetecibles, de manera que una simple salchicha de Frankfurt se convierte en un pulpo, una manzana se convierte en otro animal, etc.

Los trabajadores llevan el aisai-bento (愛妻弁当) u obento del amor, preparado con todo el amor de sus esposas, al trabajo. Consigue poner celosos a los colegas, aunque a veces, el diseño y el color del obento pueda dar cierta vergüenza al marido.

Eso sí, también existe el obento contrario, el shikaeshi bento (仕返し弁当) u obento de la venganza, en el que mujeres enfadadas con sus esposos dejan claro su malestar a través de la comida. Al destaparlo con los compañeros, causa apuro y vergüenza.

Asimismo, existe otro tipo de obento, el te-bento (literalmente, obento en la mano) que en su origen significaba que uno llevaba su propio obento al trabajo, aunque actualmente su uso ha derivado en una expresión que significa trabajar como voluntario, sin cobrar nada (te-bentō de hataraku).

Presentación de los obento

Se ha dicho muchas veces que los japoneses «comen con los ojos», por lo que la presentación es tan importante como el sabor o la preparación. Así pues, es lógico que existan ciertas normas de presentación en los obento preparados en casa o en lujosos restaurantes (no tanto en las tiendas especializadas).

Una de ellas, por ejemplo, alude al tamaño de la comida: ésta deberá ser pequeña o estar cortada en pequeños trozos, para que sea fácil de comer con palillos.

Otra norma alude a la colocación de los ingredientes: hay que organizarlos teniendo en cuenta el color, la forma o la textura. Jugando con estos conceptos, podríamos colocar un ingrediente circular en un pequeño recipiente cuadrado, por ejemplo, o al revés.

Existe, asimismo, otra regla que tiene que ver con la naturaleza: la comida debería presentarse siempre que sea posible en su estado natural, decorarse con elementos naturales, como flores u hojas de arce, o hasta prepararse de manera que aparenten formas «naturales» como animales o flores. Esto se encuentra fácilmente en los obento para niños, donde un trozo de manzana se convierte en un ratón.

Obento para niños
Obento para niños (© jreika/Shutterstock.com)

Son los obento para niños, justamente, los que requieren un esfuerzo especial en su preparación y por ello muchas madres dedican toda una hora cada mañana a preparar la comida para sus hijos. Es tanta la importancia que es común que muchas escuelas redacten un pequeño libro de estilo sobre los obento que las madres deben preparar para sus hijos.

Entre las normas más comunes de estos libros de estilo está que la comida sea fácil de comer con los palillos o con los dedos, que las porciones sean pequeñas, que tenga una presentación agradable y un aspecto bonito y que vaya introduciendo, poco a poco, aquellos manjares que no gustan al niño, para ir acostumbrándolo y que éste no se vuelva demasiado caprichoso con lo que come.

Al final, los obento de escuela no son simples comidas preparadas para comer en la escuela, sino que son de vital importancia en la socialización tanto de niños como de madres.

El obento crea un vínculo invisible entre la madre y el niño cuando éste está fuera de casa, de manera que se conectan dos de los conceptos más importantes de la cultura japonesa: el uchi (que es la casa, la familia) con el soto (lo de fuera, en este caso, la escuela). La madre quiere que su hijo se acuerde de casa (uchi) pero que también se adapte a otro entorno como es la escuela (soto).

Teniendo en cuenta todos los aspectos anteriores, está claro que el obento no puede definirse simplemente como «comida preparada para llevar». Es un artículo muy importante en la cultura japonesa que posee, en algunos casos, una función específica e importantes connotaciones sociales.

Aparte de ser una espectacular comida (tanto para la vista como para el paladar), el obento también sirve de puente entre el entorno familiar y el entorno escolar o laboral y otorga un papel muy importante a la esposa y madre que los prepara.

Entrada publicada originalmente el 1 de enero de 2006. Última actualización: 20 de noviembre de 2018

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Laura
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.

Artículos: 704