¿De qué están hechos los sueños? Si hablamos de sueños ferroviarios está claro que estarían hechos del acero con el que se construyó la serie 0, el shinkansen original, que hace 50 años que comenzó a circular por las vías de la línea Tokaido shinkansen.

50 aniversario del shinkansen en 2014Y casi cualquier aficionado a los trenes estará de acuerdo, porque la inauguración en 1964 de la primera línea de alta velocidad del mundo marcó un antes y un después en el sector del transporte de viajeros, no sólo en Japón, sino en todo el mundo. Los Juegos Olímpicos de Tokio 1964 nunca tuvieron un mejor embajador ante el mundo.

Siento haberme puesto poético, pero pese a los muchos años transcurridos, es imposible mirar la silueta del primer tren bala y no quedar impresionado por su diseño. Sin saber nada de él, su perfil nos transmitía velocidad, nos transmitía que era posible ir más allá en el mundo de los trenes.

Os dejo el vídeo con el que JR West, la última de las compañías ferroviarias japonesas en utilizar trenes de esta serie en servicios comerciales, iniciaba la visita a la web conmemorativa que se creó cuando se retiró del servicio activo este modelo de tren bala.

La entrada, os aviso, ha quedado extensa, pero entre los vídeos, las fotos de los primeros años de vida de este tren bala original, y toda la información, creo que hace que merezca la pena leerla. ¡Espero que penséis lo mismo! Así que sin más dilación, ¡dentro vídeo!.

Orígenes

Estre tren se creó para dar servicio a la línea Tōkaidō de alta velocidad, que se inauguró justo a tiempo para conectar Tokio con Osaka con motivo de los Juegos Olímpicos de 1964. ¿Os imagináis un escaparate mejor? Todo Japón estaba lleno de cadenas de televisión de todo el mundo para cubrir los Juegos, y de repente, se veía que se podía conectar mediante tren dos ciudades que están a más de 500 kilómetros de distancia en tan sólo 4 horas.

Serie 0 de shinkansen

Puede que hoy en día esto de 4 horas nos parezca demasiado, pero no hay que olvidar que estamos hablando de 1964. 200 km/h de velocidad en esa época era casi ciencia ficción (y 210 km/h al año siguiente, bajando incluso a las 3 horas y 10 minutos el tiempo de trayecto). Por suerte, se vio y se pudo probar, porque si alguien hubiera dicho que era posible, seguramente no nos lo habríamos creído.

inauguración de la serie 0 en 1964

inauguración de la serie 0 en 1964 con motivo de los Juegos Olímpicos de Tokio. Imagen de Mainichi.

Lo cierto es que, comparado con las 2 horas y 25 minutos que tarda un servicio Nozomi actual en hacer el trayecto entre Tokio y Osaka, esas 4 horas parecen una eternidad. En aquellos años, antes de este shinkansen original, ya se sabía desde hacía tiempo que la alta velocidad ferroviaria era posible, pero ningún servicio comercial había llegado a velocidades semenjantes.

Así, unos años antes del estreno comercial de la serie 0, otro tren japonés había batido el récord de velocidad en vía estrecha (el tipo de vía más usual en Japón), llegando a máximos de 145 km/h. La serie 0 de shinkansen alcanzaba, en 1965, velocidades de 210 km/h.

Interior del shinkansen de serie 0 en 1964

Interior de un shinkansen de serie 0 en agosto de 1964. Imagen de Mainichi.

Y por cierto, originalmente la serie 0 no recibía este nombre, porque no había necesidad de distinguirla de ninguna otra serie de trenes, ya que sólo existía ésta. Entonces, era simplemente el “super-expreso de los sueños” o yume no chō-tokkyū (夢の超特急).

entrega de la serie 0 de shinkansen

JNR (Japan National Railways) recibe el shinkansen original (luego serie 0). Imagen de Mainichi.

El shinkansen fue una muestra más del milagro japonés, en unos tiempos en los que todo parecía sonreír al país nipón y en los que el estallido de la burbuja era algo todavía demasiado lejano. Y su éxito convirtió la silueta de la serie 0 en uno de los iconos más reconocibles de Japón en el exterior, sobre todo con aquellas imágenes circulando por delante del monte Fuji. Y ya desde entonces, la gente aprovechaba para hacerse fotos delante del coche de cabeza o de final, como ocurre hoy en día, aunque entonces con más razón: el shinkansen era algo único.

Haciendose foto con serie 0 de shinkansen

Japoneses haciéndose una foto junto a un shinkansen de la serie 0 en 1964. Imagen de Mainichi.

Pero este tren bala no sólo maravilló por su velocidad, sino también por su capacidad. Ver trenes de alta velocidad con composiciones de 12 coches, que luego se extenderían a 16 coches, supuso también la demostración palpable de que era posible plantearse el tren como medio de transporte masivo entre dos ciudades tan separadas.

Evolución

La serie 0 estuvo circulando por las líneas de alta velocidad japonesas durante muchos años, entre 1964 y 2008, así que, como podéis imaginar, fue evolucionando poco a poco, manteniendo una apariencia externa idéntica pero aprovechándose de las mejoras tecnológicas que se iban incorporando al mundo ferroviario.

serie 0 de shinkansen y monte Fuji

Serie 0 de shinkansen y monte Fuji, una de las imágenes más típicas de lo tradicional y moderno de Japón. Imagen de Mainichi.

Las 30 primeras composiciones de 12 coches se utilizaron para los servicios Hikari y Kodama de la línea Tōkaidō (en aquellos momentos todavía no existía el servicio Nozomi). Y como suele ocurrir con muchos trenes de alta velocidad japoneses, hubo varios fabricantes. Así, algunas composiciones estuvieron a cargo de Hitachi, otras a cargo de Nippon Sharyo, Kawasaki Sharyo, Kisha y Kinki Sharyo.

Entre 1969 y 1970 se añadieron 4 coches a cada una de las 30 composiciones originales, para aumentar la capacidad de los trenes y es que en 1970 tuvo lugar la Exposición Universal de Osaka, y de nuevo, el shinkansen o tren bala probó ser de extrema utilidad.

Interior de la cabina del shinkansen de serie 0

Interior de la cabina del shinkansen de serie 0. Imagen de Mainichi.

En 1975, había ya 64 unidades de 16 coches en circulación, entre Tokio y Hakata. Entre 1977 y 1980 se añadieron otras 35 composiciones de 16 coches a la flota, aunque con la introducción paulatina de la serie 100 y de la serie 300 en servicio, la serie 0 comenzó a hacer cada vez menos servicios Hikari y a ser desplazada hacia los servicios Kodama, más lentos.

De hecho, JR Central dejó de utilizar los trenes de la serie 0 para los servicios Hikari en 1995. JR West los siguió manteniendo durante hasta diciembre de 1999 para aumentar la capacidad de la línea San’yō entre Osaka y Hakata en momentos de alta ocupación.

Serie 0 de shinkansen junto a una serie N700

Este tren bala, desde sus comienzos, contaba con 5 asientos por fila en su clase estándar, como ocurre en todos los trenes bala que ha habido después, exceptuando los que dan servicio a las líneas de mini-shinkansen. Estos 5 asientos por fila originalmente podían rotar para situarse en el sentido de la marcha. Más adelante, a medida que se incorporaban nuevas unidades de la serie 0 al servicio activo, con ciertas modificaciones menores entre ellas, algunas tenían los asientos en grupos de 3 fijos y los que iban en grupos de 2 que podían rotar, y otras unidades era justo al contrario, con los grupos de 3 pudiendo rotar y los asientos en grupos de 2, fijos.

Serie 0 de shinkansen

Varias unidades de la serie 0 de shinkansen. Imagen de Mainichi.

Inicialmente los asientos tenían una anchura de 940 milímetros, pero posteriormente se aumentó esta anchura a 980 milímetros, para aumentar el comfort de los pasajeros, y las ventanas por el contrario sufrieron un pequeño encogimiento respecto a las originales, para generar menos ruido en el interior del tren y ofrecer una superficie lateral lo más uniforme posible, para disminuir ruido y resistencia al avance.

A lo largo de su vida, la serie 0 llego a tener incluso coches restaurantes, pero que fueron retirados incluso antes de que se retirara por completo este tren. Al menos, en el SCMAGLEV and Railway Park, el museo ferroviario de JR Central en Nagoya, podemos ver uno de estos coches preservados.

Serie 0 de shinkansen

Coche restaurante de la serie 0 preservado en el museo ferroviario de JR Central a las afueras de Nagoya.

Despedida

Estos primeros shinkansen de alta velocidad tuvieron, como suele ser normal en Japón, una inauguración por todo lo alto, pero su despedida en 2008 fue aún más grandiosa y emotiva.

Antes de eso, JR Central retiró del servicio su última composición de la serie 0 en 1999. Para ello, y como suele ser habitual, esa última composición iba decorada con mensajes especiales de agradecimiento y en las estaciones por las que pasaba había muchísima gente congregada para darle su último adiós a la serie 0, aunque era una despedida parcial, porque los aficionados a los trenes aún podían ver en servicio a la serie 0 en la línea San’yō, gestionada por JR West. JR Central siempre suele retirar los trenes bala antes que JR West, debido a que la línea que gestiona, la Tōkaidō, al tener un gran volumen de tráfico, hace que la vida útil de los trenes sea menor.

retirada serie 0 de shinkansen de jr central

Retirada del servicio de la serie 0 por parte de JR Central en 1999. Imagen de cjdby.net

JR West continuó utilizando estos trenes durante varios años más, cambiándole incluso la apariencia externa, con un esquema de colores en verde que a más de un fan de los trenes japoneses seguramente le haría fruncir el ceño. Y haciendo estos servicios Kodama estuvo este tren hasta que JR West la retiró por completo en 2008, como os contaba.

Y esta despedida, que ya era totalmente definitiva, fue apoteósica. Se creó una página web específica para hablar de esta serie 0 (no disponible ya online), de todo lo que había supuesto en el panorama de transporte ferroviario en Japón y, en definitiva, para darle las gracias, y las últimas unidades que quedaban en servicio se pintaron con el esquema de colores tradicional, para que la despedida fuera como los kamisamas mandan.

shinkansen de la serie 0 con esquema de colores en verde

Shinkansen de la serie 0 con esquema de colores en verde. Imagen de No-koshobu.

Y ya os he contado en otras ocasiones cómo los japoneses se vuelcan para despedir a sus trenes, ya que son una forma de vertebrar el país y se sienten muy apegados a ellos. La imagen con la que abro la entrada está sacada de esa página web. Os dejo un vídeo con la última circulación de la serie 0. Como podéis ver, la cantidad de gente en las estaciones era inmensa.

Hoy en día, si queremos ver uno de estos históricos trenes tendremos que ir a algún museo ferroviario por Japón, y es que la serie 0 es la más preservada de todas las series que han circulado alguna vez por las vías de alta velocidad de Japón. De hecho, podemos ver un coche de la serie 0 preservado en el National Railway Museum situado en York (en Reino Unido), por si no queremos irnos tan lejos para verla.

Serie 0 de shinkansen

Lamentablemente hoy ya no podemos disfrutar de este impresionante tren bala en las vías japonesas, pero sus herederos siguen circulando cada pocos minutos y a gran velocidad por gran parte de la geografía nipona, y aunque ahora se estilan los morros con forma de pico de pato, ver circular a toda velocidad uno de estos trenes o verlos acercarse al andén sigue siendo algo mágico, y sigue llevando consigo la promesa de velocidad.

Si queréis ver un último vídeo, os recomiendo el siguiente, realizado por JR West como agradecimiento, con la canción de Toshihide Baba “kimi ga kurate mirai”. Es largo, de poco más de 6 minutos, pero tiene imágenes muy curiosas, de la fabricación de las unidades de la serie 0, de la propia línea Tōkaidō, de las estaciones, incluso de la inauguración en 1964, y luego otras muy bonitas en las que se puede ver a la serie 0 al lado de series de shinkansen más modernas.

Imágenes de JR West, Mainichi, Tokyo Fashion, No-koshobucjdby.net.