Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El templo Zenkōji (善光寺) es, sin duda, uno de los mayores atractivos turísticos de la ciudad de Nagano. Y pese a ser un templo, de los que hemos visto muchos, fue una visita que a nosotros particularmente nos dejó impresionados.

Fundado en el siglo VII, es decir, con más de 1.400 años de historia, el templo Zenkoji es el centro neurálgico y espiritual de la ciudad de Nagano, tanto por el simbolismo de lo que significa como por su descomunal tamaño, pues consiste de 39 edificios que ocupan un espacio de 59.000 metros cuadrados.

Viaja a Nagano y el templo Zenkoji con JR Pass
Si quieres moverte por todo Japón en tren y llegar hasta Nagano con facilidad, el JR Pass es tu mejor aliado. Puedes comprarlo online este enlace de nuestra total confianza y así además nos ayudarás a mantener Japonismo vivo y con la mejor información para viajar a Japón.

Visita al templo Zenkoji

Visitar el templo Zenkoji no es sólo pasar por sus puertas de acceso o visitar su salón principal. Toda la zona, tanto la calle de acceso al templo como sus laterales y parte posterior, está llena de pequeños templos, alojamientos especializados y monumentos conmemorativos que merece la pena visitar.

A continuación, os proponemos un paseo por las inmediaciones del templo Zenkoji, desde su acceso por la avenida Omotesando hasta todos los monumentos (¡algunos la mar de curiosos, ya veréis!) de la parte posterior.

Avenida Omotesando

La avenida Omotesando es la calle principal de acceso al templo Zenkoji. Si vamos caminando desde la estación de tren -son unos 30 minutos paseando tranquilamente- es la calle que tomaremos para llegar hasta el templo.

Es una avenida ancha, con muchas tiendas, restaurantes y templos. Está adornada con grandes lámparas tradicionales de piedra, 48 para ser exactos. En ellas están inscritas las 48 plegarias de Buda Amida y simbolizan el comienzo y el final del camino al paraíso de la Tierra Pura, que de esta forma se encuentra dentro del templo Zenkoji. Es por ello que, a pesar de que se tardan unos 30 minutos caminando desde la estación hasta el templo, es un paseo agradable.

Justo cuando la calle se estrecha nos acercamos al terreno principal del templo. Aquí encontramos multitud de pequeños templos a ambos lados de la calle. En ellos podemos vivir la experiencia de cómo es alojarse en un templo (shukubo) y son alojamientos especialmente recomendables para aquellas personas que quieren visitar el templo para el solemne servicio matinal o-asaji , del que os hablaremos un poco más adelante.

Hay muchísimos templos que ofrecen alojamiento shukubo en la zona del Zenkoji. Los tenéis todos listados, con datos de contacto y fotos aquí.

Templo-Zenkoji-2

Templo-Zenkoji-5

Templo-Zenkoji-25

Templo Zenkoji

Uno de los templos más grandes lo encontramos a nuestra izquierda: es el templo Daihongan. Este tempo pertenece a la escuela Jodo y de hecho aquí reside el sacerdote principal de esta escuela budosta, escogido siempre entre los miembros de la familia imperial y las familias nobles más próximas a ella. La sacerdote actual del templo proviene de la familia Ichijo, vive una vida ascética y es una excelente calígrafa.

Templo-Zenkoji-11

Templo-Zenkoji-16

En el patio interior del templo Daihongan encontramos la estatua de Mizuko Jizo, imagen relacionada con los niños fallecidos y los abortos, razón por la cual en toda la zona podemos encontrar ofrendas relacionadas con los niños como juguetes, muñecos y dulces típicos para niños pequeños.

Es una zona de gran espiritualidad, sin duda alguna, donde los padres de los niños fallecidos pueden encontrar algo de paz en la inmensa tristeza que supone perder a un hijo.

Templo-Zenkoji-17

Templo Zenkoji

Templo Zenkoji

Justo antes de llegar a la puerta Niomon, la puerta exterior de acceso al templo, nos encontraremos a nuestra derecha con dos estatuas del escultor Satoshi Yabuuchi que recuerdan la leyenda del mapache del templo Zenkoji.

Cuenta la leyenda que en los campos de Ibaraki vivía un mapache o mujina que se sentía muy culpable por comerse a otros animales de la zona. Un día el mapache se transformó en hombre y decidió peregrinar hasta el templo Zenkoji para dedicar al templo una lámpara de piedra y así quizás tener una siguiente vida más tranquila. Cuando llegó al templo, se alojó en el templo Byakuren-bo, donde se relajó tanto que tomó un baño con su forma de mapache, no de humano. Cuando le descubrieron, corrió despavorido sin terminar su objetivo: dedicar al templo una lámpara de piedra. El monje principal del templo supo de su historia y construyó una en su recuerdo; es la lámpara Mujina tōrō  que actualmente podemos ver a la izquierda del salón principal Hondo.

Templo-Zenkoji-129

Las pequeñas esculturas que aquí veremos son pequeños Jizo o deidad guardiana de los niños y un mapache mujina absorto en sus rezos. Ambas estatuas quieren mostrar el mundo de misericordia del templo Zenkoji de Nagano, aunque en realidad las estatuas que vemos en la calle son reproducciones, puesto que las originales están consagradas en el salón del templo Byakuren-bo.

Templo Zenkoji

Templo-Zenkoji-23

Puerta Niomon y calle Nakamise

A continuación llegamos a la puerta Niomon o puerta de los guardianes. Esta puerta se construyó hace más de 100 años después de la que anterior fuera destruida por un incendio.

A ambos lados de la puerta encontramos sendas estatuas de las deidades guardianas del templo que lo protegen de los malos espíritus y evitan que pase cualquier mal por ella. Las esculturas actuales son de 1918 dado que las anteriores fueron presa de las llamas, como decíamos.

Templo-Zenkoji-28

Templo-Zenkoji-32

Puerta Nio-min

Al cruzar la puerta Niomon nos adentramos en la calle Nakamise llena de tiendas de recuerdos y pequeños restaurantes donde comer o comprar unas galletas o un helado. Es la típica calle de acceso a un templo llena de tiendas y con mucho ambiente; merece la pena pasearla tranquilamente.

Templo-Zenkoji-31

Templo-Zenkoji-40

Templo-Zenkoji-34

A medio camino entre la puerta Niomon y la puerta Sanmon, a la izquierda, podemos ver el lugar original en el que residía el salón principal del templo Zenkoji desde 642 a 1700.

Dado que durante esos años fue destruido en muchas ocasiones por incendios, en 1707 se decidió reconstruirlo a 200 metros de esa ubicación, algo más apartado de las casas que ya había en la zona, que es su localización actual. En el lugar donde estuvo casi mil años el templo podemos ver hoy un Enmei Jizo, o Jizo que alarga la vida.

Templo-Zenkoji-142

Al final de la calle Nakamise encontramos, a nuestra derecha, la estatua del Nurebotoke o Jizo mojado, una estatua de bronce de un jizo bosatsu sentado que fue construida en 1722.

El salón principal Hondo había sido presa de las llamas en varios incendios hasta entonces, por lo que se irguió este Jizo mojado para prevenir más incendios en el templo.

Templo-Zenkoji-49

El Nurebotoke está acompañado de seis estatuas medianas o Rokujizō. Los rokujizō son estatuas de seis bodhisattvas que abandonaron su iluminación budista para salvar a otros.

Se cree que los bodhisattvas pueden comulgar con los seis reinos budistas del samsara, es decir, con las formas de existencia o destinos que conforman el ciclo de la existencia, según la cosmovisión budista.

Templo-Zenkoji-45

Templo-Zenkoji-50

Puerta Sanmon

Al final de la calle Nakamise encontramos la puerta Sanmon. Declarada patrimonio cultural, es la puerta principal del templo y data de 1750.

En el segundo piso está consagrada una estatua de Monju-Bosatsu sobre un león y cuatro estatuas de las deidades celestiales de las cuatro direcciones (Shitenno), aunque no se muestran al público.

Templo-Zenkoji-43

Merece la pena fijarse en la placa con los símbolos del templo Zenkoji, también llamada ‘placa de las palomas’, porque en teoría hay cinco palomas escondidas entre la caligrafía de los kanji de Zenkoji.

Templo Daikanjin y alrededores

A la izquierda veremos un puente rojo sobre un estanque: es el templo Daikanjin, designado patrimonio cultural de importancia nacional en el que podemos encontrar caligrafías o anotaciones de la Historia de Genji, nueve dibujos de gran importancia histórica sobre la reconstrucción del templo Zenkoji e importantes obras de arte.

Templo-Zenkoji-56

Templo-Zenkoji-58

Templo-Zenkoji-65

Templo-Zenkoji-70

También a la izquierda de la puerta Sanmon encontramos las huellas de Buda, talladas en la piedra y el monumento a los hermanos Sato. Esta es la piedra conmemorativa más antigua de todo el templo Zenkoji pues fue dedicada hace más de 600 años en memoria de los hermanos Tsugunobu y Tadanobu Sato. Los hermanos murieron de forma trágica dando su vida por el general Minamoto Yoshitsune y ante la pérdida su madre les dedicó sendas piedras conmemorativas en su memoria.

Templo-Zenkoji-74

Templo-Zenkoji-77

A la izquierda de la puerta, encontramos la estatua de Shinran Shōnin (1173-1262), fundador del nuevo budismo, quien se alojó en el templo Zenkoji durante 100 días durante su viaje a Tokio desde Niigata. En la imagen, Shinran se muestra dedicándole una rama de pino a la imagen principal del templo.

Templo-Zenkoji-134

A la izquierda, una vez pasamos por la puerta Sanmon, encontramos el Kyōzō o repositorio de sutras budistas, un edificio construido en 1759 y declarado patrimonio cultural. Los visitantes pueden entrar y rotar el portasutras octogonal para intentar conseguir la iluminación.

A la derecha veremos el campanario o shōrō y la oficina del templo.

Templo Zenkoji

Salón principal Hondo

Después de pasar por la puerta principal del templo, nos encontramos de frente con el salón principal Hondo. Declarado Tesoro Nacional en 1908, el actual salón principal es una reconstrucción de 1707, una de las mayores estructuras de madera de Japón y un ejemplo muy particular del estilo de templos budistas del periodo Edo (1603-1867).

En él se encuentra la primera estatua budista que llegó a Japón después de que llegara el budismo en el siglo VI. Se cree que la imagen nos lleva a todos al paraíso de la Tierra Pura independientemente de nuestras creencias, estatus social o sexo, razón por la cual ha sido desde siempre venerada por el pueblo llano.

Templo-Zenkoji-84

Templo-Zenkoji-83

Lo curioso es que la imagen no ha sido nunca visible. Supuestamente está cubierta como una momia y guardada en una caja tras el altar principal, pero la historia cuenta que nadie la ha visto durante mil años y que ni siquiera 37 generaciones de emperadores japoneses han obtenido el permiso para verla. En 1720, sin embargo, para acallar los rumores que comenzaban a aflorar sobre si la caja estaba vacía, el shogun ordenó al sacerdote principal del templo que confirmara su existencia. Y ese sacerdote fue la última persona que vio la estatua, según cuentan. Una vez cada seis o siete años, en una ceremonia llamada Gokaichō, se muestra al público una reproducción de la imagen. La próxima ocasión será en 2021.

Todas las mañanas se realiza un solemne servicio matinal llamado o-asaji. El servicio se realiza con la salida del sol, con lo que los horarios varían de un mes a otro (podéis ver los horarios exactos aquí). Antes y después del servicio o-asaji podemos recibir la bendición del sacerdote del templo Zenkoji.

Templo-Zenkoji-97

Debajo del altar principal encontramos el túnel Okaidan, por el que podemos pasar en absoluta oscuridad para encontrar la ‘llave de la Tierra Pura’, es decir, la llave al paraíso budista. Se cree que si tocamos la llave conseguiremos entablar una relación estrecha con la imagen principal del templo y por lo tanto la posibilidad de alcanzar el paraíso.

Monumentos y pagoda

A cada lado del salón principal encontramos sendas Doguduka, las tumbas de las herramientas usadas para la construcción del templo. Al finalizar la última reconstrucción del salón principal, se enterraron aquí las herramientas que se habían usado para que sus espíritus pudieran descansar eternamente en el templo Zenkoji.

Templo-Zenkoji-93

Detrás del salón principal encontramos varios monumentos como el Monumento conmemorativo a las mujeres de la familia Tokugawa erguidos para dar reposo eterno y tranquilo a la mujer, la dama de compañía y a la nuera del shogun Tokugawa Iemitsu, cuya familia tuvo siempre una relación muy especial con el templo.

Templo-Zenkoji-102

Otro monumento similar es el Antiguo monumento a la familia Sanada, dedicado a los señores feudales del clan Matsushiro que habían estado al cargo del templo Zenkoji durante el periodo de Edo. Hoy en día, sus descendientes siguen todavía muy apegados al templo, como demuestra el hecho de que donen cada siete años un pilar al monumento.

Templo-Zenkoji-107

Otro monumento interesante es la Pagoda en recuerdo a las almas de tumbas abandonadas. Desde siempre, la zona posterior del templo Zenkoji ha estado repleta de tumbas. En muchos casos, ya no quedan descendientes que puedan cuidar de esas tumbas, por lo que en 1978 se construyó este monumento para consolar las almas de todas esas tumbas descuidadas.

Templo-Zenkoji-109

Uno de los monumentos más sorprendentes es el Monumento conmemorativo al correo no entregado que como su nombre indica es un recuerdo a todas las cartas perdidas o que no se han podido entregar a sus destinatarios.

Se cree que todos los años 1,8 millones de cartas en Japón no pueden entregarse correctamente a sus destinatarios, razón por la cual en 1971 trabajadores del servicio postal irguieron este monumento para rezar por el descanso de los espíritus de todas esas cartas. La caligrafía es obra de Chiko Ichijo, sacerdote principal de la abadía Daihongan.

Templo-Zenkoji-112

Construido en 1937, el Monumento a los espíritus de las flores está dedicado a todas las flores que se usan para el ikebana o arreglo floral.

Templo-Zenkoji-114

Detrás del salón principal encontramos también la pagoda Chūreiden. Reconstrucción de 1970 (la original era de 1906), la pagoda Chureiden es una pagoda en recuerdo a las víctimas de la guerra. En ella se encuentran consagradas las cenizas de 2,4 millones de fallecidos en las guerras de los últimos 150 años.

En el primer piso encontramos el Museo de historia del templo Zenkoji. En su interior, podemos disfrutar de diferentes estatuas de Budas, Bodhisattvas y Rakan o discípulos de Buda.

Templo-Zenkoji-124

Algo más alejado del templo, encontramos el salón Unjōden, el depósito de cenizas de los creyentes.

Información adicional

El templo Zenkoji es sólo uno de los atractivos turísticos de la ciudad de Nagano. Y en breve os hablaremos  sobre esta ciudad en nuestra entrada sobre qué ver y hacer en Nagano.

En el mapa de Nagano que tenéis a continuación hay una capa exclusiva del templo Zenkoji, donde podéis ver la localización exacta de todos los puntos que hemos mencionado en esta entrada. Los distinguiréis por el icono de nuestra maiko:

Datos a tener en cuenta:

  • El templo Zenkoji está abierto desde el amanecer hasta las 16:30 horas (media hora antes en invierno), mientras que el Museo de historia abre de 09:00 a 16:00 horas. La entrada cuesta 500 yenes e incluye el pasaje inferior y el museo.
  • La puerta Sanmon está abierta de 09:00 a 16:00 horas y su entrada cuesta 500 yenes.
  • El templo dispone de página web en inglés y podemos encontrar una lista de todos los templos que ofrecen alojamiento shukubo en la zona aquí.

Podéis ver más fotos en el Flickr de Luis o en el Flickr de Laura.

Cómo llegar

El templo Zenkoji se encuentra a unos 25-30 minutos caminando desde la estación de tren de JR Nagano. Es un paseo bonito, que no se hace nada largo, pero si no queremos caminar podemos tomar un autobús desde la estación o un tren de la línea Nagaden hasta la estación de Zenkojishita.

Alternativamente, podéis usar la opción de cómo llegar del mapa superior desde vuestra ubicación para ver la ruta más adecuada.