Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Japón es un paraíso para los amantes de los trenes, no me canso de decirlo. Y uno de esos trenes especiales y con encanto es el tren con kotatsu de la compañía Sanriku Railway o Santetsu (三鉄) entre los amigos, que circula por la Prefectura de Iwate.

Pero, ¿qué es el kotatsu? Si habéis estado en Japón en invierno, lo habréis visto sin duda alguna: una mesa baja de madera, con una manta muy pesada por encima, que tiene debajo un brasero u otra fuente de calor. Lo típico es sentarse en el suelo, echarse la manta por encima de las piernas, y comer mandarinas al calorcito que emana de debajo.

En este caso, tenemos eso mismo pero abordo de un tren. Sí, suena raro, pero así es. En este tren diesel de tan sólo 2 vagones encontraremos 12 kotatsu, y podremos disfrutar de los paisajes invernales de esta región al norte de Japón.

tren kotatsu exterior

Este tren con kotatsu, que realmente se llama así (en japonés es kotatsu ressha), lleva funcionando desde 2005 y sólo podemos disfrutar de él desde mediados de diciembre hasta finales de marzo, que es cuando hace frío en Japón. El año pasado, debido al terremoto y al tsunami, las dos líneas de esta compañía sufrieron daños importantes y se tuvo que suspender el servicio del tren con kotatsu.

Eso sí, si estáis por esa parte de Japón en estas fechas, mirad bien la planificación de horarios, porque este tren sólo circula una vez al día. Sale de la estación de Kuji a las 12:30 del mediodía y llega a la estación de Tanohata a las 13:30. 15 minutos después parte en su viaje de regreso, llegando a la estación de origen a las 14:30.

tren kotatsu mandarinas

Y como no podría ser de otra forma, durante el trayecto los pasajeros pueden comer uno de los dos obentos especiales que se ofrecen, uno de abulón u oreja de mar por 1.500 yenes y el otro de vieira, por 1.050 yenes.  Además, y mientras se espera, encima del kotatsu hay mandarinas, si se viaja en diciembre y enero o bien sembei (galletas de arroz), si se viaja en febrero o marzo.

Por si fuera poco, los pasajeros también podrán disfrutar de costumbres locales gracias a la visita de 2 namahage durante el trayecto. Los namahage son unos demonios que visitan las casas en Año Nuevo buscando sobre todo niños que no se hayan portado bien o que sean perezosos. Las familias de los niños convencen a los demonios de que los pequeños han sido buenos y así se les calma (normalmente con un poco de sake y de comida ya se quedan tranquilos).

tren kotatsu demonios

Se puede reservar el tren con un mes de antelación, y el precio del billete es de 960 yenes para el trayecto de ida, más 300 yenes para reservar asiento. Si queréis hacer ida y vuelta, existe un descuento que deja el total en 2.100 yenes, incluyendo las dos reservas de asiento.

Os dejo un vídeo para que veáis qué ambiente tan chulo se respira en este tren:

Y ya sabéis, si alguno de vosotros lo prueba, ¡queremos fotos y que nos contéis qué tal!

Imágenes de Enjoy Trip, Sanriku Railway y RocketNews24.