Además de disfrutar de unos buenos nagashi sōmen, otro de los atractivos turísticos de Ibusuki, en Kagoshima (isla de Kyūshū) es tomar un baños de arena caliente y negra en la playa de Yunohama.

¿Qué significa esto? Pues básicamente ser enterrado hasta el cuello con arena negra que está muy caliente, de forma natural, debido a las aguas termales que emanan a 85°C cerca del subsuelo de la playa antes de terminar en el mar.

Gracias a ello, la arena contiene cloruro de sodio por lo que se considera muy beneficiosa para la salud (recomendada para aliviar el reuma, la artritis, los problemas gastrointestinales, dolores de menstruación, etc) ya que al aumentar la circulación sanguínea se limpia la sangre y se oxigena mejor, además de ser un tratamiento de belleza muy popular, ya que supone un exfoliante natural para la piel.

baño de arena volcánica 0

Para disfrutar de esta experiencia única, hay que acercarse a los baños naturales de arena, llamados Suna Mushi Kaikan. Allí nos darán un yukata, que deberemos ponernos antes de salir a la playa. Ya en la playa, uno de los empleados cavará una fosa profunda en la que nos estiraremos (controlad vuestro yukata con cuidado de no mostrar más de la cuenta) y aguantaremos estoicamente a que nos vayan echando arena caliente y negra por encima hasta quedar completamente enterrados de cuello para abajo.

baño de arena volcánica 1

Los carteles indican que el máximo recomendado son 15 minutos, pero probablemente no aguantemos más de 8 o 10, ya que el calor (la arena quema) y también la sensación de agobio son bastante incómodos (por más que la publicidad del lugar evoque sensaciones idílicas de relajación mientras uno escucha las olas del mar y siente en la cara la brisa marina…).

baño de arena volcánica 2

Para salir, simplemente uno mismo se desentierra y pasa al interior del edificio, donde hay que ducharse y lavarse extensamente, para quitarse cualquier resto de arena, devolver el yukata y relajarnos en el fantástico onsen todo el tiempo que queramos.

baño de arena volcánica 3

Los baños están abiertos todos los días de 8:30 a 21:00 horas (aunque suele haber alguna hora de descanso al mediodía). La entrada cuesta 900¥ e incluye el yukata. Si no has traído toalla para la ducha posterior, podrás alquilar una por 200¥, como en cualquier onsen.

Es una experiencia única, así que si estáis en Kagoshima, aprovechad. Merece la pena vivirla.

Cómo llegar

Los baños naturales de arena se encuentran a 20 minutos caminando de la estación de Ibusuki. También se puede llegar en autobús, bajándose en la parada Suna Mushi Kaikan.

Podéis usar la opción ‘cómo llegar’ del mapa inferior para situaros y ver cuál es la mejor ruta para llegar según vuestra ubicación:

Más información sobre Kagoshima en nuestro Qué ver y hacer en Kagoshima.

 

Entrada publicada originalmente el 19 de agosto de 2011. Última actualización: 19 de julio de 2016.