Avión de ANA con librea de Star Wars
Buscar vuelos baratos a Japón con Japonismo

Cómo encontrar vuelos baratos a Japón

Consejos, preguntas frecuentes, aerolíneas para llegar y también de bajo coste

El precio del vuelo a Japón suele ser lo más caro de nuestro viaje al país. Y junto con el Japan Rail Pass y el alojamiento, forma un triángulo que se lleva la mayor parte del presupuesto de nuestro viaje. Por eso es tan importante intentar encontrar los vuelos más baratos, porque aquí puede estar la diferencia entre viajar barato a Japón o no.

Pero sea más o menos barato el precio del vuelo, está claro que es una inversión importante. Y una vez comprados los vuelos, no suele haber vuelta atrás y nuestro viaje a Japón empieza a ser una realidad. Por eso, además del precio, nos surgen dudas acerca de cuestiones como documentación, visados, seguro de viaje, aerolíneas, etc. Así que vamos a dar respuesta a todo eso en este post para que encontrar el vuelo sea lo más fácil posible.

Avión de ANA en el aeropuerto de Matsuyama
Avión de ANA en el aeropuerto de Matsuyama
Antes de continuar, si queréis más consejos para viajar barato por Japón, que traten de otros aspectos del viaje, os recomendamos leer este post. En él explicamos un montón de detalles a tener en cuenta para ahorrar en transporte, alojamiento, comida, actividades y más. Si tenéis en cuenta todos esos consejos y además encontráis un vuelo barato, podréis disfrutar de Japón sin gastar demasiado.

¿Cómo busco los mejores vuelos a Japón?

Antes incluso de contaros algunos consejos y resolver dudas frecuentes, muchos seguro que queréis conocer de antemano en qué rango de precios están los vuelos a Japón. Y con qué aerolíneas, cuántas escalas, en qué clases, etc.

Hacer estas búsquedas en cada aerolínea puede ser tedioso, porque además puede que no sepamos todas las que hay que nos llevan a Japón. Por eso os recomendamos utilizar un buscador de vuelos que compare entre aerolíneas. En Japonismo tenemos una colaboración con Skyscanner, que es el comparador líder del mercado. Si usáis el buscador que tenéis a continuación, no sólo encontraréis el mejor precio, con lo pagaréis lo mínimo posible, sino que nos ayudaréis a poder seguir manteniendo la web con la mejor información sobre Japón.

Además, otra ventaja que tiene usar este buscador es que seréis totalmente anónimos para las aerolíneas. Se ha hablado mucho de que las aerolíneas guardan cookies en nuestro navegador cuando buscamos vuelos en sus webs. Y que con estas cookies, si no compramos el vuelo al momento, luego nos aumentan el precio. En realidad esto es una leyenda urbana, pero como sabemos que mucha gente aún lo cree, si la búsqueda que hacéis es totalmente anónima, menos riesgo para vosotros.

Y es que, con el buscador que tenemos en colaboración con Skyscanner, la información que veis de vuelos es la proporcionada por las aerolíneas. Y ellas no saben quiénes son los usuarios del buscador. Solamente en el paso final, el de la compra, estaréis conectando directamente con la aerolínea. Y en ese momento ya no será necesaria la cookie ni tener cuidado con este tema.

¿Cómo se calcula el precio de un billete de avión?

Antes de continuar, es interesante conocer cómo hacen las aerolíneas para fijar los precios de sus billetes. A Japón o a cualquier otro destino, claro está. Las aerolíneas, como los hoteles, tienen complejos sistemas informáticos que usan técnicas conocidas como revenue management o yield management.

Estas técnicas analizan datos y hacen previsiones en base a la información obtenida para maximizar el beneficio de la aerolínea. Así, cada vuelo o cada ruta tiene inicialmente una serie de asientos disponibles en función de los diferentes niveles de precio existentes. Y no, estos niveles no son las clases que nosotros vemos. Para una aerolínea, una misma clase puede tener varios niveles de precio internamente.

Aeropuerto de Naha (Okinawa)
Aeropuerto de Naha (Okinawa)

El número de asientos que hay en cada nivel depende de ese análisis de datos históricos, que permiten saber lo bien que se vende un vuelo concreto. ¿Qué quiere decir esto? Que, por ejemplo, si volamos en un día de fiesta, cuando todo el mundo tiene vacaciones, habrá muchos menos asientos disponibles con descuento. Esto es así porque el avión se va a llenar igualmente aunque cada plaza sea más cara. Y lo que busca la aerolínea es llenar el avión pero maximizando su beneficio. Por eso, si buscamos ese mismo vuelo en temporada baja y entre semana, seguramente sea posible encontrar mejores precios.

A medida que se venden los asientos, y en función de la velocidad de la venta, se van ajustando precios. Podría ser que por algún motivo, el vuelo no se esté vendiendo tan bien como se pensaba. En ese caso, el sistema colocará más asientos a precios más bajos. De todas formas, lo más normal, a medida que nos acercamos a la fecha de salida del vuelo, es que los precios suban. Así, alrededor de dos o tres semanas antes de cada vuelo, cuando ya hay pocas plazas, las que quedan ya no suelen tener precios baratos. Porque quienes deciden a última hora suelen tener muy claro que ese vuelo es el único que les vale. Y pagan lo que sea necesario.

Asimismo, estos sistemas saben también que muchos viajeros suelen planificar viajes importantes con mucha antelación. Por eso, en muchos casos veremos precios caros cuando miramos billetes con mucha antelación. Porque si queremos tener la seguridad de la plaza, igual estamos dispuestos a pagar un poco más.

Al final, estos sistemas intentan equilibrar dos aspectos de vital importancia para la aerolínea. Uno de ellos es llenar el avión y otro, conseguir que cada viajero pague lo máximo posible. Un avión lleno es mucho más eficiente para la aerolínea, en términos de coste. Poner un avión, con su tripulación y un gasto importante de combustible, para llevar a unos pocos pasajeros, es muy poco rentable. Pero claro, lo ideal sería si todos esos pasajeros pagaran la tarifa completa.

¿Qué pasa cuando quedan ya pocos días para que salga el vuelo y aún hay plazas libres? Este caso es complejo de gestionar y dependerá mucho de la ruta. Porque el sistema de revenue management podría añadir alguno de esos asientos aún disponibles a niveles de precio más bajo. Así tendríamos las ofertas de última hora. Pero en según qué rutas, las aerolíneas saben que hay viajeros de negocios que no miran el precio, ya que éste corre a cargo de su empresa. Y porque suelen ser viajes donde no hay flexibilidad en fechas. Por eso, en estos casos, puede ser preferible mantener esos asientos disponibles para necesidades corporativas de última hora que además pagarán la tarifa completa.

Consejos básicos para encontrar los mejores vuelos a Japón

A continuación os damos algunos consejos básicos que os ayudarán a encontrar buenos precios para vuestros vuelos a Japón. Lamentablemente, no existen las recetas milagrosas y menos si hablamos de un destino que se está popularizando tanto como Japón. Esto hace que cada vez haya más plazas disponibles pero, al mismo tiempo, muchos más viajeros entre los que repartirlas.

Si seguís estos consejos al menos tendréis la seguridad de que conseguiréis el precio más bajo que podríais tener para vuestro viaje, con vuestras condiciones.

Usa un comparador de vuelos para empezar

Como decíamos antes, hay muchas aerolíneas que vuelan a Japón. Y si además tenemos en cuenta las escalas que seguramente haremos, el número de combinaciones totales es muy grande. Intentar tener una visión global de los precios en estas condiciones es virtualmente imposible. Alguna vez, hace años, nosotros usábamos una hoja de cálculo para apuntar todas las combinaciones antes de tomar una decisión. Pero existiendo comparadores de precios como el que tenéis integrado en Japonismo, ¿para qué complicarnos la vida?

Eso sí, tened en cuenta que estos comparadores son un primer paso pero no siempre son perfectos. Y es que puede que haya tarifas nuevas si el sistema de revenue management de la aerolínea así lo considera. Y que esas tarifas aún no se las hayan comunicado al comparador. Puede ser una buena idea hacer una selección de los 2 o 3 mejores precios que os ofrezca el comparador. Y con esos precios, comprobar en la web de esas aerolíneas si hay precios más baratos. Si no, adelante y a comprar el vuelo. Y recordad, si lo compráis desde el comparador que tenemos en Japonismo, a vosotros os dará igual pero a nosotros nos ayuda a mantener esto en marcha.

Evita si puedes la temporada alta en Japón

Como en cualquier otro destino, evitar la temporada alta nos ayudará a encontrar vuelos baratos a Japón. Y no sólo nos ayudará a encontrar vuelos a buen precio, sino que también los hoteles serán más asequibles, por supuesto. Pero, ¿cuándo es la temporada alta en Japón? Aquí hablamos de dos tipos de temporada alta, una para visitantes internacionales y otra para japoneses. Si viajamos en temporada alta para japoneses, los vuelos puede que no sean tan caros pero luego los hoteles sí lo serán. Así que cuidado con esto.

A priori, la primavera, sobre todo alrededor de la fecha de floración de los cerezos, es temporada muy alta. No es de extrañar porque es un espectáculo natural espectacular. Y la vida tan corta que tienen los pétalos de los cerezos hace que se acumulen muchos turistas en unas fechas muy concretas. Además, en los últimos años las fechas de floración han sido diferentes a las que decían las primeras previsiones. Esto ha hecho que muchos viajeros hayan esperado hasta muy poco antes de hacer el viaje para comprar los vuelos. Y claro, los precios de los billetes en esos últimos momentos se ha disparado.

Japonismo disfrutando de los cerezos en Kioto
Japonismo disfrutando de los cerezos en Kioto

Otro momento de temporada alta es el verano japonés (recordad que está en el hemisferio norte, así que si vivís en Argentina, Chile u otros países del hemisferio sur, para vosotros será invierno). Muchos viajeros es el momento en el que tienen vacaciones y, por eso, los precios suben mucho porque la demanda es alta. Y las aerolíneas saben que, incluso con precios más altos, van a seguir llenando los vuelos. A mediados de agosto, además, tiene lugar el festival del Obon, cuando los japoneses viajan a sus lugares de origen a rememorar a sus familiares fallecidos. Por eso, en estos momentos no sólo hay precios caros de vuelos, sino que además hay mucho japonés haciendo viajes internos. Los hoteles serán más caros y los trenes irán más llenos, además.

Alrededor de Navidad y Año Nuevo es también temporada alta. Porque en estas fechas también suele haber vacaciones más largas y eso hace que se considere Japón como destino. Antes de fin de año los japoneses no viajan tanto, pero en los primeros días del año nuevo sí que viajan más para estar con sus familias, porque hay varios días de fiesta.

Después hay otros momentos que tener en cuenta, como la Golden Week o el momiji. La Golden Week es un periodo vacacional en Japón que se aprovecha para hacer mucho turismo interno. Tiene lugar a finales de abril y principios de mayo. Y aunque para el viajero internacional es una buena fecha en cuanto a precios de vuelos, suele implicar precios caros de hoteles y trenes y aeropuertos muy llenos.

El momiji es cuando los árboles cambian el color de sus hojas en otoño. Otro espectáculo de la naturaleza que os recomendamos, si podéis. Depende de la región, puede ocurrir en octubre o en noviembre. Aunque se está poniendo de moda, todavía no es tan popular como el sakura o cerezos en flor. Por eso, si estamos buscando vuelos, los precios no son tan caros como en la temporada más alta, aunque tampoco baratos.

Vuelo en temporada baja en Japón
En temporada baja los vuelos van más vacíos y los precios son mejores

Antelación para buscar vuelos a Japón

Como os contábamos antes, los precios de los vuelos son controlados por los sistemas de revenue management de las aerolíneas. Y esto hace que podamos encontrar desde gangas a precios exageradísimos para un mismo vuelo. Pero no todo depende de estos sistemas. Y es que generalmente estos sistemas sólo entran en juego unos dos meses antes de la fecha de salida del vuelo.

Además, cuando un vuelo se pone a la venta, los niveles de precios más baratos no suelen tener precios asignados. Esto significa que comprar un vuelo con muchísima antelación no os hará encontrar un precio más barato. Suele ser a partir de dos meses antes de la salida de cada vuelo que los niveles de precios baratos empiezan a tener asientos disponibles. Si sabéis que queréis viajar a Japón a un año vista, por ejemplo, monitorizad los precios con nuestro comparador cada semana durante un mes, y veréis que no cambiará mucho.

Aunque cada vuelo es diferente, normalmente los precios suelen estar más o menos estables en el periodo que va desde 2 meses hasta unas 3 semanas antes de la salida. Pero generalmente, a partir de esas 3 semanas antes, a veces 2, los precios empiezan a subir otra vez. Esto es debido a lo que decíamos antes, los viajeros de negocios. O los que van con fechas que no pueden cambiar.

Así que el mejor consejo es que busquéis vuestros vuelos a Japón entre dos meses antes de la fecha en la que queráis viajar y dos o tres semanas antes. De esta forma tendréis la mayor probabilidad de conseguir los mejores precios.

Vuelo de JetStar entre Naha e Ishigaki
Vuelo de Jetstar entre Naha e Ishigaki

Activa alertas de precios de vuelos

Si usas un comparador de vuelos como el que tenemos, puedes beneficiarte de la funcionalidad de activar alertas de precios. De esta forma, toda esa comprobación acerca de la evolución de los precios que os decíamos, podéis automatizarla.

Así, una vez hayáis buscado un vuelo concreto, no tenéis más que pinchar en «crear alertas de precios». Este botón aparece junto al resultado de la búsqueda. No tendréis más que añadir vuestro correo electrónico y, cuando el vuelo cambie de precio, recibiréis una alerta en vuestro buzón. Además, podéis añadir filtros para que la alerta sea más específica: que los vuelos sean directos, horarios preferentes, etc. Así, sólo recibiréis notificaciones si los vuelos cumplen también esos requisitos, además de cambiar de precio.

Espera a la publicación de ofertas de temporada

Que las aerolíneas publican ofertas es un hecho. Lo único es que no siempre se sabe cuándo las van a publicar. Hemos llegado a comprar vuelos y al día siguiente la aerolínea con la que viajábamos publicar ofertas. Pero si estáis planificando el viaje con tiempo, podéis hacer una búsqueda para ver en qué momentos se han publicado ofertas estacionales en años anteriores.

De esta forma podréis obtener precios mucho más ajustados que si compráis en cualquier otro momento del año. Y pensad que al menos un par de veces al año las aerolíneas suelen publicar ofertas, o puede que tal vez más. Es cuestión de estar atentos y buscar el histórico. Así podremos intentar anticiparnos y esperar a comprar cuando estemos en periodo de oferta.

Sé flexible con las fechas de los vuelos

Quizás es uno de los consejos más básicos pero no por ello menos efectivo. En casi todos los buscadores podemos marcar la opción de «soy flexible en fechas». O directamente nos ofrecerán una visión global de los precios en los días previos y posteriores al que hemos marcado.

Esto nos viene genial para planificar nuestro vuelo cuando más barato sea, siempre que podamos cambiar la fecha de ida o vuelta sin problema. Por regla general, si viajamos entre semana, mucho mejor. O si viajamos en periodos en los que no hay vacaciones escolares, o vacaciones en general. Todo lo que sea escapar de las fechas típicas y de los días típicos, mucho mejor.

Mostradores y máquinas de facturación de Vanilla Air
Mostradores y máquinas de facturación de Vanilla Air (en proceso de fusión con Peach)

Intenta volar temprano o muy tarde

Al hilo del consejo anterior, lo ideal es juntarlo con este: volad fuera de las horas más típicas. Hay horarios que nos permiten tener conexiones más cortas pero, precisamente por eso, son los que se llenan antes. Por eso, en ellos las aerolíneas no necesitan tener tantos asientos en niveles de precios reducidos.

Además, si volamos muy pronto por la mañana o llegamos tarde, ya por la noche, también será mucho mejor. Al final, la gran mayoría de viajeros quiere vuelos a media mañana, con escalas cortas, y que no lleguen demasiado tarde. Por eso, si no nos importa salirnos de esto, podremos encontrar mejores precios.

Intenta no volar en fin de semana

Para seguir añadiendo opciones para encontrar vuelos baratos a Japón, es ideal tratar de no volar en fin de semana. Ya, el fin de semana suele ser el momento de la semana en el que todos podemos viajar, porque trabajamos o tenemos hijos con colegio. Precisamente por eso, estos vuelos son los que menos plazas baratas tienen, como es lógico.

Eso sí, el fin de semana suele ser un buen momento para buscar vuelos. Es muy posible que encontremos vuelos baratos en estos días, así que tenedlo en cuenta.

Autobús para llevar a los viajeros a la terminal
Autobús para llevar a los viajeros a la terminal

Vuela con el menor equipaje posible

Ya, en un vuelo a Japón puede que ir con poco equipaje no sea muy posible. Seguramente pasemos dos semanas o más en el país y necesitaremos ropa. Y, por supuesto, espacio para todas las compras que queramos hacer una vez en Japón. Pero añadir una maleta extra o pagar sobrepeso si excedemos el límite de peso de la maleta, es caro. Así que usad una báscula para pesar vuestras maletas antes de tomar el avión.

Pero también existe la posibilidad de que vayáis a hacer algún vuelo interno en Japón. Vuelos que, por cierto, también podéis buscar con el buscador que hay en este post. En estos casos, considerad dejar el equipaje en alguna consigna y volar sólo con equipaje de mano. Las aerolíneas japonesas de bajo coste, al igual que las del resto de países, cobran suplementos bastante caros por añadir equipaje.

Valora aumentar el número de escalas

Se han hecho estudios comparando rutas con escalas frente a rutas directas, para saber cómo afecta al precio final del vuelo. Y cuando se hacen rutas con escala, podemos ahorrar una buena cantidad de dinero respecto a rutas directas.

Aquí es cuestión de buscar las opciones. Lo bueno es que buscadores como el que encontráis aquí os dicen claramente cuántas escalas tiene cada viaje. A veces no querremos esto, porque deseamos llegar pronto a Japón. Pero tal vez queramos pasar un día en alguna ciudad en mitad de nuestra ruta, por ejemplo. Y con vuelos así, los precios suelen ser más bajos y además, aprovechamos un poco ese tiempo de espera.

Sobrevolando Ishigaki
Sobrevolando Ishigaki en una aerolínea de bajo coste japonesa

Cuidado con los extras y el precio final

Un poco como resumen de todo lo dicho anteriormente, una cosa es el precio que la aerolínea nos ofrece a priori. Ya sea a través de buscadores o de su propia web. Pero desgraciadamente, esto suele ser poco realista, porque el precio final siempre es mayor.

Esto es así porque hoy en día casi cualquier cosa que no sea la tarifa aérea se cobra como extra. La reserva de asientos, en muchos casos, se cobra. Aquí tenéis que tener en cuenta que en vuelos largos los asientos estándar en clase turista no suelen tener coste adicional. Pero si queremos asientos en las filas delanteras, o con más espacio para las piernas, tendremos que pagar.

En muchos casos el equipaje también supone tener que pagar un extra, así que cuidado con esto. Además, las aerolíneas intentan añadirnos muchos otros servicios adicionales que subirán el precio final. Y pese a todo, aún queda un extra que cada día nos afecta más: el medio de pago. Pagar con tarjeta de crédito suele tener un recargo en casi cualquier aerolínea. Por eso, si queréis que vuestro viaje salga lo más barato posible, mejor pagar con tarjeta de débito, que suele tener menos recargo (o a veces, incluso, ninguno).

Ten en cuenta las tarifas error

A veces las aerolíneas publican por error tarifas impresionantes para viajar por todo el mundo. Son errores puntuales de los sistemas de revenue management que os hemos comentado. Existen páginas que se dedican a recopilar estas tarifas y, si tenéis flexibilidad en fechas, puede ser una buena idea prestarles atención. Así tal vez consigamos volar a Japón por poco dinero.

La recomendación es activar las alertas de precio de nuestro comparador de vuelos y así recibir avisos en cuanto haya un vuelo barato.

Terminal internacional del aeropuerto de Haneda
Terminal internacional del aeropuerto de Haneda

Preguntas frecuentes al volar a Japón

Con las ideas anteriores, estáis en una mejor posición para encontrar el mejor precio para vuestro vuelo. Pero pese a ello, seguramente os surgirán algunas dudas que responderemos aquí.

¿Cuál es la mejor época para volar a Japón?

Como ya hemos dicho antes, hay ciertos momentos del año que son temporada alta en Japón. Al final, se trata de equilibrar el mejor momento para viajar con aquellos momentos de precios más bajos.

Desde un punto de vista de clima, si queremos disfrutar de Japón con una temperatura agradable, primavera y otoño son los mejores momentos sin duda alguna. En invierno y según donde vayamos, puede hacer bastante frío y además los días son cortos. En verano, por el contrario, el calor es intenso y muy húmedo. De todas formas, en Japonismo siempre decimos que el mejor momento es aquel en el que podemos viajar. Porque Japón merece la pena en las cuatro estaciones.

Eso sí, si podéis tener flexibilidad, podréis ir en una fecha no demasiado cara y que además haga buen tiempo.

Mirador en la terminal internacional del aeropuerto de Haneda
Mirador en la terminal internacional del aeropuerto de Haneda

¿Necesito seguro de viaje?

Sin duda. Para nosotros esta pregunta no admite discusión. Hablamos de viajes que, entre vuelos, hoteles y otros gastos, son una importante inversión de tiempo y dinero. Ojalá nunca pase nada y, generalmente, no pasa. Pero por si pasara, estar cubierto ante cualquier eventualidad nos dará tranquilidad.

Y no hablamos sólo de gastos médicos, que como explicábamos cuando hablábamos sobre la sanidad en Japón, pueden ser muy caros. Hablamos también de seguros que nos cubran retrasos que supongan pérdidas de vuelos. O pérdidas de equipajes. O muchas otras situaciones adversas. Un buen seguro de viaje cubre todas estas situaciones.

Nosotros, como viajamos a Japón varias veces al año, usamos el seguro de InterMundial TotalTravel Annual. En vuestro caso, según el número de veces que viajéis a lo largo del año (aunque no sea a Japón siempre), podéis usar ese mismo, el TotalTravel individual o, si queremos ahorrar algo más (aunque tiene menos coberturas), el TotalTravel mini. Lo podéis contratar a través de nuestra tienda y así nos ayudáis un poquito a seguir generando el mejor contenido sobre Japón en español.

Seguro de viaje con Japonismo
Seguro de viaje con Japonismo

¿Qué documentación necesito para entrar en Japón?

Otra duda frecuente, pero sencilla de responder. Y es que, en líneas generales, bastará con que tengamos el pasaporte en vigor y un billete de vuelta a nuestro país. Por cierto, aseguraos de que el pasaporte tiene validez durante toda la estancia en Japón. Si caduca mientras estáis allí, tendréis problemas. En ciertos casos, el pasaporte tendrá que tener aún al menos 6 meses de validez, si viajáis por ejemplo desde Ecuador o Bolivia.

El resto de la documentación son un formulario de inmigración (individual) y un formulario de aduanas (uno por familia). Estos formularios os los entregarán en el avión. Completarlos es muy fácil porque básicamente sólo hay que poner datos personales y del pasaporte, vuelo en el que llegamos y dónde nos alojaremos por primera vez en Japón. En cada aeropuerto internacional, además, cada vez hay más personal para ayudarnos con estos trámites y nos indicarán si hemos completado correctamente estos documentos antes de pasar a la cabina del oficial de inmigración.

¿Necesito un visado para volar a Japón?

Para una gran mayoría de países, Japón no exige un visado para viajes de turismo de menos de 90 días de duración. Si vuestro país tiene un acuerdo de exención de visado, al llegar a inmigración en el aeropuerto japonés de destino os colocarán un sello en el pasaporte que os da permiso para estar hasta 90 días en el país.

Siempre recomendamos comprobar en la embajada de Japón en vuestro país las condiciones de visado o exención del mismo. No hay ninguna otra página oficial mejor. Pero, a modo de resumen, los siguientes países desde los que nos leéis tienen exención de visado: España, Estados Unidos, Canadá, Argentina, Chile, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Uruguay.

Aeropuerto de Matsuyama, en Shikoku
Aeropuerto de Matsuyama, en Shikoku

El caso de México es especial porque podéis estar hasta 6 meses sin necesidad de visado, en lugar de los 3 meses habituales. Pero no son automáticos. Es decir, si sois de México y queréis estar entre 3 y 6 meses en Japón, tenéis que solicitar una extensión del periodo de estancia en la Oficina Regional de Inmigración más cercana antes de que pasen los 3 primeros meses de estancia.

Tened en cuenta que, aunque exista exención de visado para todos estos países, es sólo para turismo: no podéis trabajar bajo ningún concepto. Para trabajar, existe el concepto de working holiday, que son acuerdos bilaterales firmados por Japón con otros países. Actualmente, España, Argentina y Chile han firmado acuerdos con Japón para permitir este tipo de visado. Tenéis más información en la web del ministerio de exteriores japonés. O, por supuesto, el visado de trabajo si alguna empresa en Japón os contrata y gestiona este visado para vosotros.

Países como Bolivia, Colombia, Ecuador, Nicaragua, Paraguay, Perú o Venezuela necesitan un visado previo antes de viajar (desde Cuba, además, se necesita una invitación de un organismo japonés). En la página de la embajada de Japón en cada país tenéis los requisitos. Pero básicamente, habrá que presentar datos del itinerario que vamos a hacer y certificar que tenemos suficientes ingresos para cubrir el coste de todo nuestro viaje a Japón.

En cualquier caso, el ministerio de exteriores japonés tiene una página con toda la información acerca de visados, tanto de corta duración, de larga duración o de trabajo.

¿Puedo entrar por un aeropuerto y salir por otro?

Por supuesto. Y en algunos casos puede que encuentres precios más baratos así. Y aunque sean los mismos precios, si entras por una ciudad y sales por otra, te evitas el desplazamiento entre esas ciudades. Si vuestro viaje es de menor duración que el JR Pass que tenéis, quizás os dé un poco igual en cuanto a coste. Pero sin duda será interesante en cuanto a comodidad.

Pero si ya no tenéis un Japan Rail Pass válido y, por ejemplo, tenéis que volver de la zona de Osaka o Kioto hasta Tokio para volar de vuelta, el tren bala resulta muy caro. Si por el contrario voláis desde el aeropuerto de Kansai, os habréis ahorrado alrededor de 15.000 yenes. Y todo ahorro es poco.

Esculturas en el exterior del aeropuerto de Matsuyama
Esculturas en el exterior del aeropuerto de Matsuyama

Aerolíneas que vuelan a Japón

Ahora ya sabemos cómo buscar los vuelos más baratos a Japón. Y hemos resuelto las dudas más frecuentes. Pero, ¿con qué compañía volar a Japón? Esto es una pregunta recurrente. Y nos viene bien saberlo por si queremos buscar precios de vuelos directamente en las páginas de las aerolíneas y así comparar.

Alianzas para aprovechar millas de premio

Ya que un vuelo a Japón, aunque encontremos un precio barato, es una inversión importante, mejor si le sacamos partido. Por eso es conveniente disponer de alguna tarjeta de fidelización de alguna de las alianzas de aerolíneas. Podemos así acumular puntos o millas que luego podemos usar para hacer un upgrade y volar más cómodos. O incluso podríamos llegar a pagar el vuelo con esos puntos o millas. Evidentemente, si el precio en otra aerolínea es mucho más bajo, al final esto es lo más importante. Pero tened en cuenta las aerolíneas asociadas a aquella con la que más voléis, porque obtendréis más puntos por el vuelo.

Así, podemos volar a Japón con Iberia, British Airways, Finnair, American Airlines, Qatar o Japan Airlines (JAL) (entre otras) si tenemos tarjeta de fidelización de Oneworld. Si preferimos SkyTeam, podemos escoger entre Air France, KLM, Korean Airl, Delta Airlines, Air Europa, Aeroméxico, Aerolíneas Argentinas, Aeroflot, Alitalia, China Airlines, China Eastern Airlines, entre otras. Y si solemos viajar con las aerolíneas de Star Alliance, podremos hacerlo con Lufthansa, United Airlines, Avianca, Turkish Airlines, ANA, Air China y otras.

Desde España

Desde el 18 de octubre de 2016 hay vuelos directos a Japón desde España. Desde Madrid, para ser más precisos. Hasta esta fecha, España había pasado muchos años sin vuelos directos. Y es que fue en la década de 1980 cuando también hubo vuelos directos, pero que desgraciadamente no duraron mucho. El incremento de turistas españoles a Japón en años recientes ha hecho que un vuelo directo vuelva a ser rentable.

Si queremos volar directo, Iberia nos lleva de Madrid a Narita (Tokio). Cualquier otro punto de partida en España y cualquier otro aeropuerto de llegada en Japón requerirán de, al menos, una escala. Por fortuna, si volamos desde España, existen muchas opciones de escala.

Desde España hasta Japón las escalas más típicas y de una duración algo menor suelen estar en Londres (en Heathrow es donde más opciones tenemos, LHR), París (Charles de Gaulle, CDG), Amsterdam (Schiphol, AMS), Frankfurt (FRA), Helsinki (HEL), Moscú (Moscú-Sheremétievo, SVO), Estambul (Estambul Atatürk, IST) o Roma (Fiumicino, FCO). Si no nos importa que la duración total del vuelo se alargue un poco más, podemos hacer escala en Doha (DOH), Abu Dabi (AUH) o Dubái (DXB). Así podremos probar aerolíneas como Qatar Airways, Etihad o Emirates, que siempre tienen un gran nivel de servicio. Algunos vuelos podemos hacerlo largos, hasta Pekín (PEK) y saltar desde ahí a Japón.

Airbus A380 de Air France
Airbus A380 de Air France (ya no en esta ruta)

Desde México

No hace mucho desde México había que hacer escala para llegar a Japón. Sin embargo, en la actualidad existen vuelos directos entre el aeropuerto internacional Benito Juárez en Ciudad de México (MEX) y el aeropuerto de Narita. Podemos volar con Aeroméxico o con ANA. Lo bueno es que Aeroméxico ha firmado acuerdos con JAL para ofrecer 20 destinos japoneses adicionales (estos ya con escala).

Si vivís en algún otro punto de México, o si el vuelo directo os resulta demasiado caro, podéis optar por hacer escala. Desde México hay muchas opciones para ir a Japón que, generalmente, tienen escala en Estados Unidos. Podemos encontrar vuelos con escala en Newark, Denver, Dallas, Houston, etc.

Desde Argentina

Si vivimos en Argentina, tendremos que ir al aeropuerto de Buenos Aires Ministro Pistarini (EZE) para poder volar a Japón. Lamentablemente, no hay vuelos directos, pero eso no ha disminuido el interés de los argentinos por Japón. Y es que el turismo a Japón está en auge desde Argentina.

Podemos optar por vuelos con una escala, aunque también los hay con más de una. Aquí entra en juego lo que os comentábamos antes, que a veces al añadir una escala puede que el precio total baje. Es cuestión de valorar el ahorro frente al incremento de tiempo. Los principales aeropuertos en los que se hace escala viajando a Japón desde Argentina están en Estados Unidos. Así, podréis encontrar vuelos con escala en Houston, Los Angeles,  Newark, Nueva York, etc., o con dos escalas en Houston y San Francisco o Dallas y Los Angeles, por citar un par de ejemplos. Hay vuelos también que nos llevan hasta el aeropuerto de Santiago en Chile, de ahí a Melbourne y luego ya a Japón. O si queremos probar Emirates, podemos volar vía Río de Janeiro y Dubái.

Vuelos baratos a Japón con Japonismo
Al miembro más joven de Japonismo le encanta volar desde bien pequeño (se quedó frito enseguida)

Desde Chile

Al igual que ocurre con Argentina, Chile tampoco dispone de vuelos directos a Japón. Pero como en el caso anterior, el aumento del turismo a Japón desde Chile es muy notorio. Para comenzar nuestro viaje tendremos que llegar al Aeropuerto Internacional Comodoro Arturo Merino Benítez o, simplemente, aeropuerto de Santiago (SCL).

Desde aquí encontramos vuelos con una escala o con dos, y hacia ambos lados del globo terráqueo. Hay muchas opciones para volar haciendo escala en Estados Unidos, en ciudades como Orlando, Newark, Houston, Dallas, Atlanta, etc., con vuelos que cruzan luego el Pacífico. Existen vuelos de dos escalas con Emirates que hacen escala en Río de Janeiro y luego en Dubái, por el lado contrario, si lo preferís. También Qantas vuela hasta Australia para luego saltar de ahí a Japón, con una escala en Sydney o en Melbourne, o con dos, en algunas ocasiones.

Desde Estados Unidos

Las conexiones políticas y culturales recientes entre Estados Unidos y Japón son tantas que no es de extrañar que existan muchísimos vuelos directos entre ambos países. Así, hay vuelos directos a Tokio, Osaka o Nagoya. Y con una sola escala, podemos acceder prácticamente a cualquier destino japonés.

Por ejemplo, si queremos ir a Tokio, podemos hacerlo con vuelo directo desde Los Angeles, Chicago, San Francisco, Seattle, Nueva York, Atlanta, Washington DC, Boston, Dallas, San José, Houston, Denver, Detroit, Honolulú, Kailua, Mineápolis, Portland o San Diego. De esta forma, además, sabiendo desde qué ciudades de Estados Unidos se puede viajar con vuelo directo, tal vez podáis encontrar vuelos que os lleven hasta alguna de ellas desde el país donde residáis. Y así podréis volar a Japón con una sola escala.

Desde otros países

Desde Colombia podemos viajar a Japón desde tres lugares: Bogotá, Medellín o Cartagena de Indias, lo que ofrece una mayor versatilidad. Hay vuelos con una escala en Europa, en ciudades como París o Amsterdam, por ejemplo. O si lo preferís, también los hay con escala en Estados Unidos, en Nueva York, Houston y otros aeropuertos. Afortunadamente, hay muchas opciones con una única escala. Una de ellas es la de Ciudad de México, ya que como hemos comentado, existen vuelos directos desde la capital mexicana.

Aeropuerto de Itami en Osaka
Aeropuerto de Itami en Osaka

Si vivís en Perú, tendremos que partir desde Lima, con lo que si no residís allí tendréis que añadir el viaje hasta la capital. No existen vuelos directos, pero sí con una escala (o más de una) en Estados Unidos, en hubs importantes como los ya mencionados. En este caso, además, tenéis combinaciones que os llevarán al aeropuerto de Ciudad de México, para desde allí volar ya directos a Japón. También existen vuelos con escalas en Canadá (una o dos) o con una escala en París o Amsterdam.

Si estamos en Costa Rica, tanto desde Liberia como desde San José podremos volar a Japón. Eso sí, no con vuelo directo, pero hay opciones con una única escala si así deseamos. La mejor de ellas es volar hasta Ciudad de México, para volar ya directos desde allí a Japón. Existen otras opciones, haciendo escala en Estados Unidos, en Canadá, o en Ciudad de Panamá y luego Estambul, por ejemplo.

Si vuestro país no está entre los que hemos mencionado aquí, usad el buscador de vuelos que tenemos con Skyscanner. Así podréis encontrar los mejores precios para vuestro viaje a Japón, desde cualquier ciudad.

Aerolíneas de bajo coste en Japón

El shinkansen o tren bala es, sin duda, el medio de transporte más utilizado para moverse por Japón entre los turistas. Pero en Japón también existen aerolíneas de bajo coste. Y para desplazamientos más largos, son más interesantes que el tren. Un Tokio – Sapporo en avión, por ejemplo, sólo necesita de alrededor de hora y media en avión. Sin embargo, en tren tardamos 8 horas y media. Un Tokio – Hakata también es mucho más conveniente en avión. O, por supuesto, si queremos viajar a Okinawa, necesitaremos el avión (o tendremos que ir en barco desde Kyushu y tardaremos hasta un día entero).

Mostradores de facturación de Jetstar en Narita
Mostradores de facturación de Jetstar en Narita

Además de JAL y ANA, que son las aerolíneas japonesas de cabecera pero, a menudo, de precios caros, existen otras de bajo coste. Con ellas podemos volar a muchos destinos menos frecuentes de Japón y ver otra cara del país. Eso sí, tened en cuenta que, aunque sean de bajo coste, para ciertos destinos y en temporada alta, los precios se disparan también. Un ejemplo, intentar comprar vuelos a Okinawa en pleno verano dos meses antes del vuelo puede suponer precios de entre 600 y 900 euros. Además, estas aerolíneas cobran por todo: por elegir asiento, por llevar equipaje, etc. Tened cuidado con esto para asegurar que el precio final sea el menor posible. Todas estas aerolíneas que aquí os comentamos podéis encontrarlas si usáis el buscador y existen vuelos para la ruta que estáis haciendo.

De entre las más famosas, tenemos por ejemplo Jetstar, cuya central está en Australia, ya que es filial de Qantas (y por eso si entramos a la web nos llevará a la de este país). Tiene la web en inglés y es fácil de navegar. Cuenta con bastantes destinos en Japón, entre ellos algunos en Okinawa (como la isla principal o Miyako), en Shikoku (Matsuyama, Takamatsu, Kochi) y, por supuesto, algunos muy populares como Tokio, Osaka, Fukuoka, Nagoya, Sapporo y más. Y por si fuera poco, han ampliado mucho su lista de destinos internacionales. Así, podemos ir a las Islas Fiji, a las Islas Cook, a Hawai, Indonesia, Malasia, Myanmar, Nueva Zelanda, etc.

Peach es otra conocida aerolínea japonesa de bajo coste. Comenzó a operar en marzo de 2012 y es una alianza entre la otra gran aerolínea japonesa, ANA, un fondo de capital riesgo de Hong Kong y una corporación público-privada japonesa de apoyo a la innovación. Su base está en el aeropuerto de Kansai, en Osaka, con destinos domésticos tales como Tokio, Sendai, Sapporo, Fukuoka, Nagasaki, Kagoshima, Okinawa (Naha) e Ishigaki. Además de estos destinos domésticos, Peach vuela a algunos destinos internacionales en la vecina Corea, Taiwan, Tailandia o China, como Busan, Seúl, Taipei, Kaohsung, Bangkok, Shanghai y Hong Kong. Su web también está en inglés pero resulta algo menos atractiva para el usuario que la de Jetstar.

Mostradores de facturación de Peach en Naha (Okinawa)
Mostradores de facturación de Peach en Naha (Okinawa)

Otra aerolínea de bajo coste que lleva años operando es Skymark. En concreto, desde 1998, con bases en Haneda (Tokio) y en Kobe. Tiene rutas a Sapporo, Nagasaki, Ibaraki, Kagoshima, Fukuoka y vuelta también a Okinawa. En concreto, nos permite llegar hasta Naha, la capital de la prefectura y hasta la isla de Amamioshima. La web está en inglés y resulta bastante clara de usar.

Si nos interesa visitar Hokkaido, una aerolínea muy interesante es Air Do. Y es que la aerolínea, cuyo nombre completo es Hokkaido International Airlines, está especializada en conectar Tokio con Hokkaido. Así, vuelan a Sapporo, Hakodate, Asahikawa, Obihiro, Kushiro y Memanbetsu, todos en Hokkaido. Aunque han añadido también servicios en cuatro ciudades de la isla principal: Tokio, Sendai, Nagoya y Kobe. Tiene una web en inglés bastante visual y fácil de navegar.

Con base en Kitakyushu, tenemos StarFlyer, una aerolínea que opera allí desde 2006. En la actualidad ANA es su accionista mayoritario, aunque hay otros inversores en su accionariado. La aerolínea ha tenido momentos difíciles, teniendo que reducir su número de aviones, pero ofrece un servicio más barato que las aerolíneas convencionales pero con un servicio mucho mejor que las de bajo coste. Tiene rutas entre Tokio y Kitakyushu y Fukuoka, vuelva de Osaka a Tokio, de Nagoya a Fukuoka, o de Kitakyushu a Okinawa (aunque no todo el año). Además, tiene un par de rutas internacionales hasta Taipei, desde Kitakyushu y desde Nagoya. La web está en inglés pero a veces resulta algo recargada.

Otra aerolínea que podéis tener en cuenta para vuestros viajes por Japón es Solaseed Air. Tiene su base en Miyazaki, en la isla de Kyushu y vuelan desde Haneda (Tokio) hasta Miyazaki, Kumamoto, Nagasaki, Kagoshima y Oita. Es ideal si queremos explorar la isla de Kyushu y no tardar en llegar. Tiene tarifas con descuento basadas en la antelación a la hora de comprar el vuelo. Y cuentan, además, con la tarifa Enjoy Japan, sólo para turistas con pasaporte no japonés, que supone descuentos de más del 60% de la tarifa base.

Avión de JAL en Ishigaki
Avión de JAL en Ishigaki

Finalmente, no podíamos dejar de mencionar a JAL, que aunque no sea una aerolínea de bajo coste, sí tiene tarifas baratas para turistas. Así, si conseguimos un billete con su tarifa Japan Explorer Pass, conseguiremos nuestro vuelo a un precio muy reducido, dependiendo de la distancia. Existen tres precios diferentes en función de la longitud del vuelo: 5.400 yenes, 7.560 yenes o 10.800 yenes. Por ejemplo, un Tokio – Akita o un Sapporo – Kushiro lo pagaremos (por trayecto) a 5.400 yenes. De Tokio a Osaka pagaremos 7.560 yenes. Y de Tokio a Sapporo, a Fukuoka u Okinawa, pagaremos 10.800 yenes.

Sin embargo, por nuestra experiencia, resulta algo confuso para un visitante extranjero. En nuestro caso, intentamos usar esta tarifa para viajar hasta Okinawa y, sin embargo, acabamos volando con Vanilla Air. Esto fue así porque la web, aunque en inglés, es terrible. La landing page es buena, con información muy visual y que nos llama la atención. Pero una vez que intentamos hacer la reserva, la web es antigua, poco clara y no muestra los días en los que existen vuelos que podamos tomar con esta tarifa. Así, tuvimos que hacer un proceso de prueba y error hasta encontrar en qué días había vuelos. Y todo el proceso de añadir información personal a la compra era complicado y tedioso. Tanto, que no completamos la compra y usamos otra aerolínea.

Vanilla Air, aerolínea con la que volamos a Okinawa, está en proceso de integración con Peach. Y es que ambas son propiedad de ANA y la compañía quiere aglutinar las operaciones bajo una única marca. Octubre de 2019 marcará el final definitivo de Vanilla Air.

Laura disfrutando de haber llegado a Ishigaki
Laura disfrutando de haber llegado a Ishigaki

Esperamos que con esta entrada vuestra búsqueda de vuelos baratos a Japón sea fácil.

¡Disfrutad de Japón!

Creador y Fundador
  1. Hola, gracias por la información, sumamente útil, de hecho revisé usando el buscador incorporado y me mostró una diferencia de US$40 comparado con el mismo buscador pero ingresando a la web directamente, revisé fechas a dos meses plazo y si, diferencias de hasta US$300 con respecto a la fecha que quiero viajar (abril de 2020), parece que tendré que esperar a febrero para comprar los boletos xD. gracias por todo, voy agregando la pagina a favoritos.

  2. Buenos días desde Asturias. En octubre nos vamos Japon con dos niñas de 4 y 6 años. Estamos a punto de comprar vuelos. La duda es que una vez seleccionado un vuelo desde skyscanner, te redirigen a otros servidores ( travel2be, rumbo,etc) No se la fiabilidad de las mismas porque siempre he comprado en paginas de compañías aéreas. En este caso, lo mas barato es AIRCHINA y la diferencia con la pagina de la compañia son unos 100-200 euros. NO se si merece la pena arriesgarse , o tirar directamente de página oficial. AH!! y muchisimas gracias por esta web taaan valiooosa. Haremos uso de ella para compras y así echar una mano a mantenerla en pie!! gracias!!!

    1. No es problema eso que comentáis. Skyscanner no sólo compara precios directamente salidos de aerolíneas, sino también de otros buscadores como rumbo, por ejemplo. De esta forma podéis obtener los más baratos que haya para vuestras fechas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Japonismo Contenidos de Viaje SC.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!