JR Pass Seguro Destinos Planifica Intereses
Excursión a Enoshima desde Tokio

Enoshima, preciosa excursión de día desde Tokio

Desde el 11 de octubre de 2022 ya puedes viajar a Japón como turista individual y sin visado. Si planificas tu viaje con nosotros, nos ayudas a seguir vivos después de 30 meses durísimos. Tienes toda la información actualizada sobre normas de entrada a Japón pinchando aquí.

Enoshima (江の島) es una pequeña isla que está unida a la ciudad de Fujisawa por un puente de 600 metros de largo; se encuentra situada en la bahía de Sagami —en la prefectura de Kanagawa—, a las afueras de Tokio y justo al lado de Kamakura.

Si bien la isla está llena de restaurantes y santuarios, la costa de la ciudad de Fujisawa está repleta de grandes playas. Esto hace de toda la zona un destino turístico muy importante, especialmente en verano.

Y, por supuesto, es una bonita excursión de día desde Tokio en la que además puedes combinar un trayecto en el precioso trenecito Enoden y otro en un monorraíl que circula suspendido.

Vistas de Enoshima
Vistas de Enoshima

Qué ver y hacer en Enoshima

La isla de Enoshima, de una belleza natural espectacular, tiene 4 kilómetros de perímetro y una superficie total de 0,37 kilómetros cuadrados que nos permite disfrutar de una vista de 360º grados de toda la costa de Shonan. Así, desde el mirador de la torre situada en la cima de Enoshima podemos ver la península de Miura al sureste, la isla Izu-Oshima al sur o el monte Fuji y las montañas de Hakone al oeste, por poner sólo algunos ejemplos.

En el centro de la isla encontramos el santuario de Enoshima donde está consagrada la deidad Benzaiten, uno de los shichifukujin o dioses de la buena fortuna; en este caso, hablamos de la deidad de la paz y musa de los artistas y sus habilidades artísticas. De hecho, la estatua de Benzaiten de Enoshima es una de las tres estatuas principales de Benzaiten de todo Japón junto con las estatuas de Miyajima en Aki (prefectura de Hiroshima) y Chikubushima en Omi (prefectura de Shiga).

Durante el periodo de Edo, la deidad Benzaiten era una de las más populares entre el pueblo común, los actores de teatro kabuki y hasta los samuráis. Todos acudían en masa como peregrinos hasta Enoshima para ofrecer sus respetos. Es por ello que la isla de Enoshima ha sido declarada lugar de belleza escénica e histórica por la prefectura de Kanagawa.

A continuación os dejamos con nuestro mapa de Enoshima, que recordad podéis usar durante vuestro viaje por Japón (como os contamos en la página de Mapas) y os damos ideas sobre qué ver y hacer en Enoshima.

Mapas para viajar a Japón creados por Japonismo

Mapa turístico de Enoshima

Todos los puntos de interés que mencionamos en este post los tienes marcados en el mapa general de Enoshima. Una preciosa excursión de día desde Tokio.

Puente Enoshima Benten

Comenzamos nuestra ruta cruzando el puente Enoshima Benten que une la ciudad con la isla,. Desde él podremos disfrutar de buenas vistas de la isla, las playas de la ciudad, el mar…

En verano, es común ver a familias y a grandes grupos de amigos hacer picnics en las playas cercanas al puente así como muchos amantes de las motos de agua.

Puente Enoshima Benten
Puente Enoshima Benten

Calle Benten-Nakamise

Una vez llegamos al final del puente estamos ya en la isla de Enoshima propiamente dicha. La calle principal es una típica calle turística japonesa, llena de tiendas de recuerdos y restaurantes que sirven shirasu-don, una de las especialidades de la zona.

Este donburi o cuenco de arroz se hace a base de shirasu, un pequeño pez blanco de menos de un centímetro típico de la bahía de Sagami y que comúnmente se come crudo o en donburi, además de galletas sembei y unas galletas a base de gambas y pescados secos.

Calle Benten-Nakamise
Calle Benten-Nakamise

La calle está marcada por un gran torii de bronce de color verdoso de 1821 y Patrimonio Cultural de Fujisawa. El torii nos indica que la calle principal es también la calle de acceso al santuario de Enoshima, situado al final de la misma.

De hecho, la calle recibe comúnmente el nombre de Benten-Nakamise y es por lo tanto otro ejemplo de calle comercial de acceso a un templo o santuario o monzen-machi, tan típicas de Japón.

Santuario de Enoshima

Al final de la calle comercial encontraremos el torii rojo que da acceso al santuario de Enoshima, que es una reconstrucción de 1936. El acceso a pie a la cima del santuario se realiza a través de la puerta de entrada Zuishinmon.

Esta puerta sigue el estilo arquitectónico del castillo Ryūgū-jō, el palacio submarino del dios dragón del mar según la mitología japonesa y los cuentos de Urashima Taro.

Acercándonos al santuario de Enoshima
Acercándonos al santuario de Enoshima

Dado que la isla de Enoshima es pequeña pero escarpada, debemos estar preparados para subir caminos y escaleras.

Hay varias maneras de subir hasta el santuario de Enoshima: la cuesta Otokozaka, que es el camino de acceso desde la puerta Zuishinmon. Luetgo está la cuesta Onnazaka, que suele ser el camino de bajada más común. Finalmente hay una serie de escaleras mecánicas llamadas Escar que nos llevarán hasta la cima y nos evitarán el cansancio.

Santuario de Enoshima
Santuario de Enoshima

Eso sí, la bajada la tendremos que hacer andando sí o sí, ya que las escaleras mecánicas sólo son de subida. Si no queremos cansarnos mucho, es una buena opción subir en escaleras mecánicas y bajar andando.

Las escaleras Escar de Enoshima están en funcionamiento de 08:50 a 19:05 y la entrada cuesta 360 yenes.

Pues bien, justo en la entrada del santuario es donde encontramos el primer tramo de escaleras mecánicas; ideal por si veis que no vais a poder subir a pie por el camino marcado a la derecha del santuario.

Al final de las escaleras nos encontramos con el santuario de Enoshima que en realidad es un complejo de tres santuarios: el santuario Hetsunomiya, el santuario Nakatsunomiya y el santuario Okutsunomiya, que se  agrupan siempre bajo el nombre del santuario de Enoshima.

Escaleras mecánicas de subida
Escaleras mecánicas de subida
Santuario Hetsunomiya
Santuario Hetsunomiya

El primero de los santuarios que nos encontraremos es el santuario Hetsunomiya, fundado en 1206 aunque aunque el edificio actual de estilo Gongen es una reconstrucción de 1976.

El santuario está dedicado a la deidad de las tres hermanas, figura que podemos ver tallada en el panel superior de madera de la puerta principal del santuario. Además, en el exterior del santuario podremos ver el círculo de las bendiciones chinowa, por el que podemos pasar y purificar nuestras almas antes de entrar en el santuario.

El santuario Hetsunomiya está abierto las 24 horas del día y la entrada es gratuita.

Justo al lado está el salón Hoanden donde se encuentran consagradas las dos estatuas de Benzaiten. Por un lado, Happi Benzaiten, una estatua muy antigua ofrecida por Minamoto Toritomo en 1182 y por otro, Hadaka Benzaiten, la estatua de la diosa desnuda ofrecida al santuario durante el periodo Edo y de origen desconocido.

Salón Hoanden
Salón Hoanden

El salón Hoanden está abierto de 8:30 a 16:30 horas, la entrada cuesta 150 yenes y no se permiten fotografías en su interior.

Al lado encontramos un pequeño estanque con la estatua de la deidad del dragón blanco. Cuenta la leyenda que si uno lava dinero en este estanque, los monos se acercarán y conseguirán doblar la cantidad.

Jardines del salón Hoanden con la estatua de la deidad del dragón blanco
Jardines del salón Hoanden con la estatua de la deidad del dragón blanco

Desde aquí además podemos disfrutar de maravillosas vistas de la ciudad y sus playas, así como de recovecos preciosos de la isla.

Podemos ver perfectamente la zona de Katase, el puente Benten y la calle comercial de acceso al santuario Benzaiten-Nakamise.

Vistas de las playas de Enoshima
Vistas de las playas de Enoshima
Vistas del mar (y el monte Fuji, con suerte)
Vistas del mar (y el monte Fuji, con suerte)

Un poco más arriba encontramos el complejo del santuario Nakatsunomiya, el segundo de los santuarios de Enoshima. El santuario fue construido originalmente en 853 y reconstruido por el shogun Tokugawa Tsunayoshi en 1689. El edificio actual es una reconstrucción de 1996.

Santuario Nakatsunomiya
Santuario Nakatsunomiya

El santuario tiene una relación especial con el teatro kabuki, como demuestran las dos lámparas de piedra tradicionales en la entrada del santuario. Las lámparas fueron donadas por los teatros de kabuki Ichimuraza y Nakamuraza durante el periodo de Edo. Además, en sus alrededores podemos ver un monumento dedicado al teatro kabuki.

Lámparas donadas por teatros de kabuki
Lámparas donadas por teatros de kabuki

Jardines Samuel Cocking

En la antigua residencia de Samuel Cocking, un comerciante británico que compró parte de la isla a finales del siglo XIX, encontramos los Jardines Samuel Cocking.

Estos preciosos jardines botánicos albergan una torre observatorio, que también funciona como faro, desde la que disfrutaremos de maravillosas vistas de la isla, las playas y, en invierno, del monte Fuji.

Jardines Samuel Cocking y torre observatorio
Jardines Samuel Cocking y torre observatorio

Templo Enoshima Daishi

Enoshima sufrió duramente la separación de las religiones sintoísta y budista que se llevó a cabo durante el periodo de Meiji; no fue hasta 1993 que la isla recuperó un templo budista, el Enoshima Daishi, un moderno templo budista conocido por su estatua de 6 metros de alto de Fudomyo.

Templo Enoshima Daishi
Templo Enoshima Daishi

Al dejar atrás los jardines, pasearemos por otro núcleo de tiendas de recuerdos y pequeños restaurantes con los snacks típicos de la zona hasta llegar a la entrada de las cuevas Iwaya.

Callejones de Enoshima
Callejones de Enoshima
Vistas preciosas
Vistas preciosas

Santuario Okutsunomiya y cuevas Iwaya

Las cuevas Iwaya son otro de los atractivos turísticos de Enoshima. Una de ellas está repleta de estatuas budistas y la otra dedicada al dragón legendario que aterrorizó la zona (y que podemos ver en multitud de sitios por toda la isla, todo sea dicho).

De camino nos encontraremos con el último de los tres santuarios que conforman el santuario de Enoshima: el santuario Okutsunomiya, el más antiguo de los santuarios de la isla.

Santuario Okutsunomiya y cuevas Iwaya
Santuario Okutsunomiya y cuevas Iwaya
Santuario Okutsunomiya y cuevas Iwaya
Santuario Okutsunomiya y cuevas Iwaya

A partir de aquí, bajaremos entre caminos de preciosa vegetación y con vistas preciosas de las playas de Shonan hasta la parte baja del santuario de Enoshima.

Desde aquí también podemos llegar a ver la campana de los amantes, que las parejas tocan juntas y donde dejan candados con sus nombres en una de las vallas cerca de la campana.

Caminos de bajada
Caminos de bajada
Puente rojo en la bajada
Puente rojo en la bajada

Enoshima Spa

Si estamos cansados de tanto caminar, el Enospa o balneario de la isla de Enoshima puede ser nuestra salvación. Este balneario, situado en un extremo de la isla, tiene onsen tradicionales (es decir, en los que nos bañamos desnudos y separados por sexos), así como piscinas interiores y exteriores modernas (es decir, en las que necesitamos traje de baño y son mixtas).

En los días de gran visibilidad, especialmente en invierno, se puede disfrutar de buenas vistas del monte Fuji desde las cuevas artificiales y piscinas exteriores.

La entrada al Enoshima Spa para todo el día cuesta 3120 yenes, mientras que la entrada a partir de las 18:00 horas cuesta 1932 yenes. Dispone de ofertas especiales sólo para mujeres (2229 yenes) y de tarifas de temporada alta los sábados, domingos, festivos y todos los días de julio a septiembre (3600 yenes). La entrada incluye el acceso a todas las piscinas y onsen además de toalla y albornoz.

Enoshima Spa
Enoshima Spa

Paseo Higashimachi

Después de visitar la parte central de la isla, podemos volver sobre nuestros pasos por la calle comercial y dar un paseo por los puestos callejeros y restaurantes de marisco y pescado que encontramos cerca del puente.

Son restaurantes muy turísticos aunque la calidad del pescado y marisco que se ofrece es buenísima, ya que son productos frescos pescados en la zona. Mucha gente hace cola, especialmente en verano, así que es recomendable ir pronto o ir con mucha paciencia.

Desde el Parque Olímpico de enfrente podremos disfrutar de buenas vistas de la ciudad, el puente, el mar… es un buen sitio para sentarse y relajarse después de la caminata que habremos hecho visitando la isla.

Paseo Higashimachi
Paseo Higashimachi
Parque Olímpico
Parque Olímpico

El resto de Fujisawa

Una vez dejamos la isla de Enoshima atrás, lo primero que nos encontramos al cruzar el puente y volver a la ciudad de Fujisawa es la playa. La playa de Katase Higashihama es bastante ancha y larga y tiene muchísimos restaurantes y puestos de comida. ¡Es un lugar de gran animación en verano!

Playas de Enoshima
Playas de Enoshima

Esta playa es la más antigua de todo Japón, es decir, la primera playa en la que se permitió el baño. Y es que aquí fue donde el doctor alemán Erwin von Balz recomendó bañarse en el mar como terapia medicinal durante el periodo de Meiji.

Durante los meses de julio y agosto, la playa está a rebosar de jóvenes y familias con niños.

Playas
Playas
Puestos en las playas
Puestos en las playas

Aparte de la playa, también destacamos el templo Ryukoju, famoso por ser el lugar en el que Nichiren (fundador de la secta budista Nichiren) casi fue ejecutado; en él podemos ver la cueva en la que lo tuvieron preso y una pagoda de cinco pisos que fue añadida al templo durante el periodo Meiji.

Además, si viajamos con niños, quizá nos resulte interesante el Acuario de Enoshima con una buena representación de la vida marina y un espectáculo con delfines, aunque os avisamos que en verano es un destino muy popular y probablemente esté lleno a rebosar.

El acuario de Enoshima abre todos los días de 09:00 a 17:00 horas y la entrada cuesta 2100 yenes.

Las calles comerciales desde la estación de Enoshima hasta la playa y el puente están llenas de restaurantes, bares y tiendas de recuerdos y productos de playa, que le dan a la playa cierto aire surfero o hippie pero que, definitivamente, nos presentan un Japón muy diferente, el Japón más «playero».

Tiendas de Fujisawa
Tiendas de Fujisawa

Cómo llegar a Enoshima

Hay varias maneras de llegar a Enoshima desde Tokio, tanto si disponemos de JR Pass como si no. Os las contamos todas a continuación:

Con la línea Enoden

Desde Shinjuku, tomamos algún tren de la línea Odakyu (55 min, 590 yenes, no incluida en el JR Pass) o de las líneas Tokaido convencional o Shonan-Shinjuku (50 min, incluidas en el JR Pass) hasta la estación de Fujisawa. Aquí, cambiamos a la línea Enoden que nos llevará hasta Enoshima (11 min, 220 yenes, no incluido en el JR Pass).

Lo interesante de este trayecto es que el Enoden es una línea muy antigua, mezcla entre tren y tranvía y que en algunos tramos pasa muy cerquita de las casas, haciendo que el trayecto en sí ya merezca la pena. Si bien no está incluido en el JR Pass, no cuesta demasiado dinero y es simplemente una gozada que recomendamos como parte de la excursión a Enoshima.

Con la línea Odakyu

Si no queremos disfrutar de la experiencia del Enoden, podemos continuar en la línea Odakyu desde Shinjuku hasta la estación de Katase-Enoshima (1 hora y 15 minutos, 630 yenes, no incluido en el JR Pass).

La estación está diseñada a imagen y semejanza del palacio submarino Ryūgū-jō típico de la mitología japonesa y la fábula de Urashima Taro.

Estación de Katase-Enoshima
Estación de Katase-Enoshima
Shonan Monorail
Shonan Monorail

Con el Shonan Monorail

Otra opción desde Shinjuku es tomar un tren rapid de la línea Tokaido convencional o Shonan Shinjuku hasta la estación de Ofuna (44 min, incluido en el JR Pass). Allí cambiamos al Shonan Monorail hasta Shonan-Enoshima (14 min, 310 yenes, no incluido en el JR Pass).

El Shonan Monorail es un monorraíl suspendido que va directo a Enoshima y desde el cual podemos disfrutar de unas vistas muy interesantes.

Nosotros hicimos una combinación, como no podía ser de otra manera (¡con lo que nos gustan los trenes!). Así, fuimos a Enoshima en Enoden, que tiene mucha gracia, y volvimos en el monorraíl, que también es fantástico.

Maiko con mapa Japonismo

Planifica tu viaje a Japón

Post publicado originalmente el 31 de enero de 2013. Última actualización: 21 de septiembre de 2020.

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Laura
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.

Artículos: 704