Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hoy os damos una idea más que recomendable para una excursión de un día desde Tokio: la isla de Enoshima en la prefectura de Kanagawa.

Enoshima (江の島) es una isla de 4km de perímetro unida a la ciudad de Fujisawa por un puente de 600 metros de largo, situada en la bahía de Sagami. Mientras la isla está llena de restaurantes y santuarios, la costa de la ciudad está repleta de grandes playas, por lo que toda la zona es un destino turístico muy importante.

Playas e isla

Qué ver y hacer en la isla de Enoshima

La isla de Enoshima es pequeña pero escarpada, con lo que debemos estar preparados para subir caminos y escaleras (ojo si vais en temporada alta, en verano, porque se pueda hacer muy cuesta arriba, nunca mejor dicho). Alternativamente, podemos pagar 300 yenes y utilizar una serie de escaleras mecánicas que nos llevarán hasta la cima y nos evitarán el cansancio. Eso sí, la bajada la tendremos que hacer andando sí o sí. Si no queremos cansarnos mucho, es una buena opción subir en escaleras mecánicas y bajar andando.

Comenzaremos cruzando el puente que une la ciudad con la isla, desde donde disfrutaremos de buenas vistas de la isla, las playas de la ciudad, el mar… En verano, es común ver a familias y a grandes grupos de amigos hacer picnics en las playas cercanas al puente así como muchos amantes de las motos de agua.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-21

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-24

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-25

Seguidamente nos encontraremos con una de las calles comerciales de la isla, llena de tiendas de recuerdos y restaurantes que sirven shirasu-don, una de las especialidades de la zona a base de shirasu, un pequeño pez blanco de menos de un centímetro típico de la bahía de Sagami y que comúnmente se come crudo o en donburi, además de galletas sembei y unas galletas a base de gambas y pescados secos.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-32

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-35

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-86

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-36

Al final de la calle comercial, encontraremos el santuario de Enoshima (江島神社) dedicado a la diosa Benten, muy conocido por contener una estatua de la diosa desnuda y varios santuarios más pequeños. Justo aquí es donde tenéis el primer tramo de escaleras mecánicas, si veis que no vais a poder subir a pie por el camino marcado a la derecha del santuario.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-40

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-47

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-49

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-50

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-59

Desde la zona más alta del área del santuario, podemos disfrutar de maravillosas vistas de la ciudad y sus playas, así como de recovecos preciosos de la isla.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-55

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-71

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-79

En la antigua residencia de Samuel Cocking, un comerciante británico que compró parte de la isla a finales del siglo XIX, encontramos los Jardines Samuel Cocking, unos preciosos jardines botánicos que albergan una torre observatorio, que también funciona como faro, desde la que disfrutaremos de maravillosas vistas de la isla, las playas y, en invierno, del monte Fuji.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-62

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-64

Enoshima sufrió especialmente la separación de las religiones sintoísta y budista que se llevó a cabo durante el periodo de Meiji y no fue hasta 1993 que recuperó un templo budista, el Enoshima Daishi, un moderno templo budista conocido por su estatua de 6 metros de alto de Fudomyo.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-66

En el extremo sur de la isla encontramos las cuevas Iwaya, una con estatuas budistas y la otra dedicada al dragón legendario que aterrorizó la zona (y que podemos ver en multitud de sitios por toda la isla, todo sea dicho).

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-76

Si estamos cansados de tanto caminar, el Enospa o balneario de la isla de Enoshima puede ser nuestra salvación. Este balneario tiene onsen tradicionales (es decir, en los que nos bañamos desnudos y separados por sexos), así como piscinas interiores y exteriores modernas (es decir, en las que necesitamos traje de baño y son mixtas). En los días de gran visibilidad, especialmente en invierno, se puede disfrutar de buenas vistas del monte Fuji desde las cuevas artificiales y piscinas exteriores.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-69

Después de visitar la parte central de la isla, podemos volver sobre nuestros pasos por la calle comercial y dar un paseo por los puestos callejeros y restaurantes de marisco y pescado que encontramos cerca del puente. Son restaurantes muy turísticos aunque la calidad del pescado y marisco que se ofrece es buenísima, ya que son productos pescados en la zona. Mucha gente hace cola, especialmente en verano, así que es recomendable ir pronto o ir con mucha paciencia.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-92

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-87

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-93

Desde el parque de enfrente podremos disfrutar de buenas vistas de la ciudad, el puente, el mar… es un buen sitio para sentarse y relajarse después de la caminata que nos habremos pegado visitando la isla.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-89

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-90

Qué ver y hacer en Fujisawa

La primera cosa que nos encontramos, casi, al cruzar el puente y volver a la ciudad es la playa. La playa de Enoshima es bastante ancha y larga y tiene muchísimos restaurantes y puestos de comida y está muy animada en verano.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-97

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-99

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-100

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-101

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-102

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-103

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-95

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-98

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-105

Si viajamos con niños, quizá nos resulte interesante el Acuario de Enoshima (江ノ島水族館) con una buena representación de la vida marina y un espectáculo con delfines, aunque os avisamos que en verano es un destino muy popular y probablemente esté lleno a rebosar.

También destacamos el templo Ryukoju, famoso por ser el lugar en el que Nichiren (fundador de la secta budista Nichiren) casi fue ejecutado y en el que podemos ver la cueva en la que lo tuvieron preso y una pagoda de cinco pisos que fue añadida al templo durante el periodo Meiji.

Las calles comerciales desde la estación de Enoshima hasta la playa y el puente están llenas de restaurantes, bares y tiendas de recuerdos y productos de playa, que le dan a la playa cierto aire surfero o hippie, no sabría deciros, pero que definitivamente nos presentan un Japón muy diferente, el Japón más “playero”.

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-11

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-15

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-14

13082012Tokio5_Enoshima&Ueno-17

Información práctica sobre Enoshima

Hay varias maneras de llegar hasta aqúi:

  1. Con la línea Enoden: Desde Shinjuku, tomamos la línea Odakyu, la línea Tokaido o la línea Shonan-Shinjuku hasta Fujisawa y desde ahí cambiamos a la Enoden que nos llevará hasta Enoshima. La gracia de este trayecto es que la línea Enoden es una línea muy antigua, mezcla entre tren y tranvía y que en algunos tramos pasa muy cerquita de las casas, haciendo que el trayecto en sí ya merezca la pena.
  2. Con la línea Odakyu: Si no queremos disfrutar de la experiencia de coger la línea Enoden, podemos seguir en la línea Odakyu desde Shinjuku hasta Katase-Enoshima. Si pagamos un poquito más, podemos subirnos a un “Romance Car” de servicio limitado y reservado desde Shinjuku hasta Katase-Enoshima.
  3. Con el Shonan Monorail: Desde Shinjuku, cogemos la línea Tokaido o Shonan Shinjuku hasta Ofuna y allí cambiamos al Shonan Monorail, un monorraíl suspendido que va directo a Enoshima y desde el cual podemos disfrutar de unas vistas muy chulas.

Nosotros hicimos una combinación: fuimos en Enoden, que tiene mucha gracia, y volvimos en el monorraíl, que también mola mogollón :)