Kisarazu: curiosa excursión desde Tokio

Kisarazu, excursión desde Tokio entre doramas y tanukis

Consulta toda la información actualizada sobre las restricciones de entrada a Japón por la pandemia del coronavirus y qué lugares están abiertos, para cuando se puede volver a viajar.

Kisarazu (木更津) es una pequeña ciudad japonesa de la prefectura de Chiba, a las afueras de Tokio. Y puede ser una excursión curiosa si quieres descubrir cómo es la vida en el extrarradio.

La ciudad no es especialmente turística ni demasiado conocida entre occidentales. Y aunque los japoneses la conocen algo más, tampoco ellos la visitan en grandes números. Así que esta excursión desde Tokio sólo es apta para gente un poco friki (bueno, muy friki).

Si conoces o has visto el dorama o serie de televisión Kisarazu Cat’s Eye, que ya reseñamos en Japonismo, seguramente te guste visitarla. Hablamos de una serie japonesa de humor negro protagonizada que transcurre, precisamente, en Kisarazu.

Evidentemente nosotros sí somos frikis y cuando vimos el dorama enseguida decidimos que queríamos visitar la ciudad. Queríamos ver en directo los escenarios reales que habían aparecido en los episodios de la serie y sentirnos como en un episodio. Por eso, a continuación compartimos nuestra aventura en esta excursión de día a Kisarazu desde Tokio.

JR Pass con Japonismo

Viaja en tren por todo Japón con JR Pass

Con un JR Pass puedes viajar en tren de forma ilimitada por todo Japón y con reserva de asiento incluida. Al comprarlo con el siguiente enlace, además, nos ayudas a mantener Japonismo vivo y con la mejor información sobre Japón.

COMPRA JR PASS

Kisarazu y los tanuki

Si bien decimos que Kisarazu no es demasiado conocida, esto no es del todo cierto. Habrá algunos japoneses a los que les resulte familiar el nombre de la ciudad. Y especialmente uno de sus múltiples templos, gracias a una canción de cuna o nana algo popular.

Hasta los negocios de Kisarazu usan la imagen de un tanuki
Hasta los negocios de Kisarazu usan la imagen de un tanuki

La nana se llama Shojoji no Tanukibayashi (literalmente sería «la historia del tanuki del templo Shojoji»). Es gracias a esta nana que el templo Shojoji y la ciudad de Kisarazu son conocidos.

Este el motivo por el que hoy en día tienes imágenes de tanuki por toda la ciudad, pues este animal del folclore japonés se ha convertido en la imagen de la ciudad.

Tanuki del templo Jojuji
Tanuki del templo Jojuji

Y sí, tanuki, pero también templos y santuarios. Porque en Kisarazu hay un montón de templos y pequeños santuarios que, si bien no tienen nada de especial desde un punto de visto puramente turístico, te dan la oportunidad de pasar un rato tranquilso.

A veces, poder pasear tranquilamente fijándote en los detalles de las tallas de madera, los amuletos o las fuentes de ablución es una gozada. En esta ciudad, además, la gran mayoría de ellos están siempre muy tranquilos. No tendrás que preocuparte, por tanto de «luchar» con otros turistas.

Tanuki en una floristería de la calle Mimachi
Tanuki en una floristería de la calle Mimachi

Un paseo por Kisarazu

A continuación te proponemos un paseo relajado por Kisarazu, aunque antes te dejamos como siempre con un mapa de la ciudad. Este mapa lo puedes usar en directo en tu viaje por Japón, como explicamos en nuestra página de mapas. En él tienes marcados todos los lugares de interés de la ciudad.

Mapa turístico de la prefectura de Kisarazu

Todo lo que te contamos en este post sobre Kisarazu lo tienes marcado en el mapa general de la ciudad, para que te sea fácil situarte y encontrar todos los puntos de interés. Hemos marcado de forma especial incluso las localizaciones de la serie Kisarazu Cat’s Eye.

Al salir de la estación de tren, justo en la plaza de la estación, ya te darás cuenta de que estás en la ciudad de los tanuki. En la zona de la parada de taxis hay una moderna escultura de tres tanuki, mientras que un poco más allá hay una fabulosa escultura de un tanuki de forma más tradicional. Y por supuesto, hasta las tapas de alcantarilla tienen la imagen de un tanuki.

Tanuki en la Plaza de la estación de Kisarazu
Tanuki en la Plaza de la estación de Kisarazu
Alcantarilla de Kisarazu
Alcantarilla de Kisarazu

Desde aquí puedes llegar fácilmente al templo Komyoji, fundado en 1335 aunque la estructura actual sea de 1830.

El templo es conocido por su espectacular pino negro de más de 400 años de antigüedad y, además, por tener la tumba del actor de kabuki Yasaburo en su pequeño pero precioso cementerio. Este cementerio, al estar en plena ciudad, ofrece un ambiente muy diferente.

Pino maizuru del templo Komyoji de Kisarazu
Pino maizuru del templo Komyoji de Kisarazu
Cementerio del templo Komyoji de Kisarazu
Cementerio del templo Komyoji de Kisarazu

Además, si bien el templo no es particularmente interesante, su torre de la campana y su fuente de ablución son muy bonitas. Y como se está tranquilo, puedes tomártelo con calma y fijarte en todos los detalles, sin prisa.

Salón principal del templo Komyoji
Salón principal del templo Komyoji
Torre de la campana del templo Komyoji de Kisarazu
Torre de la campana del templo Komyoji de Kisarazu

Seguidamente puedes pasear por la calle Mimachi, una antigua calle comercial. En ella encontrarás muchas de las localizaciones básicas del dorama Kisarazu Cat’s Eye.

Como sucede en tantas otras pequeñas ciudades del extrarradio, aquí hay muchos negocios cerrados y edificios que parecen caerse a pedazos. Algo que también puedes experimentar en ciudades como Marugame, en Shikoku. No mentimos si decimos que es un poco triste pasear por esta calle, porque es evidente lo mucho que la despoblación ha afectado a la ciudad.

Entrada a la calle Mimachi
Entrada a la calle Mimachi
Calle Mimachi de Kisarazu
Calle Mimachi de Kisarazu

No obstante, también hay un montón de esculturas de tanuki aquí y allá, en un claro interés por parte de los vecinos de revitalizar la ciudad. Al fin y al cabo, es el animal fetiche de la ciudad y muy popular entre los japoneses.

Si pases por esta calle verás tanuki cantando en el karaoke, de compras y otros más tradicionales. Aunque todos tienen las características que les hacen ser típicas esculturas de tanuki, es decir, unos genitales de gran tamaño.

Tanuki en el karaoke
Tanuki en el karaoke

En esta calle se encuentran varios negocios que también se usaron como localizaciones del dorama y dieron vida a la serie. Por ejemplo, una tienda de kimonos que se usó como la casa de Bambi (interpretado por Sakurai Sho, del grupo Arashi) o la barbería Tabuchi que se usó como la casa de Bussan (interpretado por Okada Junichi, del grupo V6).

En la antigua barbería, que hoy parece que se cae a trozos, puedes ver en el escaparate un montón de artículos de la serie. Y justo en la esquina, la estatua de Ozzy convertido en tanuki, que tanto protagonismo tiene en la serie.

Antigua barbería Tabuchi y estatua de Ozzy
Antigua barbería Tabuchi y estatua de Ozzy
Laura como buena fangirl posando con la estatua de Ozzy del dorama Kisarazu Cat's Eye
Laura como buena fangirl posando con la estatua de Ozzy del dorama Kisarazu Cat’s Eye
Cartelito de Ozzy adornando las farolas de la calle Mimachi de Kisarazu
Cartelito de Ozzy adornando las farolas de la calle Mimachi de Kisarazu

Justo detrás verás el santuario Yatsurugi Hachiman que también se usó de localización en el dorama Kisarazu Cat’s Eye. Al cruzar el gran torii de piedra que está justo en la acera, llegarás a la explanada del santuario.

El santuario fue originalmente construido a comienzos del periodo Kamakura, aunque el edificio principal actual es de 1773.

Santuario Yatsurugi Hachiman de Kisarazu
Santuario Yatsurugi Hachiman de Kisarazu
Detalle del santuario Yatsurugi Hachiman
Detalle del santuario Yatsurugi Hachiman

Curiosamente, el santuario no sólo es conocido por la serie que mencionamos. Porque entre las tablillas ema y los omamori —a Eric le compramos uno— que puedes comprar, verás imágenes de una serie de estilo tokusatsu (heroes enmascarados y muchos efectos especiales). La serie, de producción independiente, transcurre en Kisarazu y se hizo muy popular. Esta serie comparte nombre en parte con el santuario: Hōjin Yatsurugi.

Ema de la serie Hōjin Yatsurugi
Ema de la serie Hōjin Yatsurugi

Casi enfrente tienes el estudio de fotografía Sasaki, que se usó para dar vida al negocio familiar de Ani (interpretado por Tsukamoto Takashi).

Estudio de fotografía Sasaki
Estudio de fotografía Sasaki

Muy cerca se encuentra el minúsculo santuario Benzaiten Itsukushima, dedicado a una de las siete deidades de la buena suerte o shichifukujin, Benzaiten.

Santuario Benzaiten Itsukushima de Kisarazu
Santuario Benzaiten Itsukushima de Kisarazu
Santuario Benzaiten Itsukushima de Kisarazu
Santuario Benzaiten Itsukushima de Kisarazu

Dado que Benzaiten es una deidad relacionada con el agua, la fuente de ablución se encuentra dentro de un pequeño estanque lleno de carpas. Y además la fuente tiene forma de tortuga, un animal que en Japón se relaciona con la longevidad.

Fuente de ablución del santuario Benzaiten Itsukushima de Kisarazu
Fuente de ablución del santuario Benzaiten Itsukushima de Kisarazu

Desde aquí puedes ver un curioso edificio: el Hotel Blanc Chapel Christmas, un love hotel con temática navideña. Es curioso verlo ahí, en medio de la ciudad, entre casas y oficinas y con un Santa Claus en el techo. Por cierto, que si quieres saber más sobre estos hoteles, lee nuestro post sobre los love hotels.

Hotel Blanc Chapel Christmas
Hotel Blanc Chapel Christmas

Desde aquí puedes bajar a ver el templo Jojuji, especialmente popular en Año Nuevo durante las peregrinaciones de los siete dioses de la fortuna o Shichifukujin. En sus inmediaciones hay dos esculturas relacionadas: una de los siete dioses en el barco de la suerte y otra de una de las deidades, el dios Daikokuten.

Daikokuten, siempre sonriente, es el dios de la prosperidad y el comercio. Suele representarse vestido con ropas de cazador, con un saco repleto de objetos de valor en una mano y un mazo de la suerte con el típico diseño japonés en tomoe (tres gotas en un círculo, como persiguiéndose entre sí) en la otra.

Escultura de los siete dioses de la fortuna en el barco de la suerte
Escultura de los siete dioses de la fortuna en el barco de la suerte
Escultura de la deidad Daikoku, uno de los siete dioses de la buena fortuna o Shichifukujin
Escultura de la deidad Daikoku, uno de los siete dioses de la buena fortuna o Shichifukujin

El templo, fundado en 1426, es más interesante por estas estatuas que por su propia arquitectura. La construcción de protección bajo la que se encuentra le quita gran parte del encanto, sinceramente.

No obstante, la explanada del templo es bastante grande y en ella también hay encontrar un pequeño cementerio que llama la atención porque ofrece vistas curiosas de las tumbas con las casas detrás.

Edificio principal del templo Jojuji de Kisarazu
Edificio principal del templo Jojuji de Kisarazu
Ofrendas en el altar del templo
Ofrendas de incienso en el altar del templo
Cementerio del templo Jojuji de Kisarazu
Cementerio del templo Jojuji de Kisarazu

Muy cerca se encuentra el templo por el que Kisarazu —o más bien sus tanuki— pueden ser algo más conocidos, y el que mencionábamos antes: el templo Shojoji. Este es el templo que da nombre a la canción de cuna o nana Shojoji no Tanukibayashi.

El templo es una construcción de madera de mediados del siglo XVII con preciosas tallas. No es demasiado grande, pero el jardín que lo rodea hace que visitarlo sea bastante especial, pues te olvidas de que está en plena ciudad.

Templo Shojoji de Kisarazu
Templo Shojoji de Kisarazu
Detalles del templo Shojoji de Kisarazu
Detalles del templo Shojoji de Kisarazu
Campana del templo Shojoji de Kisarazu
Campana del templo Shojoji de Kisarazu

Nada más entrar al templo encontraremos la estatua de un tanuki al lado de la partitura de la famosa nana o canción de cuna. Es, probablemente, el lugar más fotografiado del templo, claro está.

Tanuki del templo Shojoji de Kisarazu
Tanuki del templo Shojoji de Kisarazu

Desde aquí, puedes ir por la calle principal hasta la zona del puerto para encontrarte con otra localización del dorama: la (falsa) iglesia Elysion Kisarazu. Allí se celebran falsas bodas al estilo occidental, con vestido blanco y falsos curas.

La (falsa) iglesia Elysion Kisarazu
La (falsa) iglesia Elysion Kisarazu

Enfrente se encuentra el puerto, que cuenta con un paseo en el que puedes ver un montón de estatuas de tanuki, muchas de ellas algo perturbadoras, todo hay que decirlo.

Si la visibilidad es buena, verás incluso la ciudad de Yokohama, justo al otro lado de la bahía. Sobre todo, la silueta de Minato Mirai 21 y la Landmark Tower.

Paseo de los tanuki de Kisarazu
Paseo de los tanuki de Kisarazu
Paseo de los tanuki de Kisarazu
Paseo de los tanuki de Kisarazu
Vistas de Yokohama desde el puerto de Kisarazu
Vistas de Minato Mirai 21 en Yokohama desde el puerto de Kisarazu

Justo en un extremo del paseo te encontrarás con el santuario Konpira, especialmente popular entre los locales. A él acuden muchos vecinos de la zona, aunque turísticamente sea poca cosa.

Santuario Konpira de Kisarazu
Santuario Konpira de Kisarazu

En este punto, si tienes hambre para comer un helado o quieres comprar algún souvenir, puedes entrar en la tienda de recuerdos Bosoiso Miyage. Y cómo no, la reconocerás fácilmente por su decena de divertidos tanuki en la fachada.

Tienda de recuerdos Bosoiso Miyage
Tienda de recuerdos Bosoiso Miyage

A continuación llegarás al puente rojo de Kisarazu o puente Nakanoshima Ohashi. Cuenta la leyenda que si un chico lleva a cuestas a una chica por el puente, su amor durará para siempre. De hecho, en el dorama Bambi lleva a Moko a cuestas por el puente (aunque ella no estaba muy por la labor).

El puente no lleva a ninguna parte, sino que es simplemente el acceso a un parque en el que la gente de la zona hace picnics o disfruta de la puesta de sol.

 Puente rojo de Kisarazu Nakanoshima Ohashi
Puente rojo de Kisarazu Nakanoshima Ohashi

Si vas en coche, puedes llegar hasta el área de descanso y aparcamiento Umihotaru PA, que se encuentra en plena bahía de Tokio.

Se encuentra en un extremo de la carretera Aqualine que cruza la bahía de Tokio y conecta la zona de Kawasaki (cercana a Shinagawa) con Kisarazu. Muy cerca está también el Mitsui Outlet Park Kisarazu, uno de los outlets más grandes a las afueras de Tokio, por si te apetece ir de compras.

Puesta de sol sobre Kisarazu
Puesta de sol sobre Kisarazu

Si no, tendrás que volver sobre nuestros pasos para llegar de nuevo a la estación de Kisarazu y tomar un tren en dirección a Tokio.

Cómo llegar a Kisarazu

Para llegar a Kisarazu desde Tokio, toma un tren de la línea JR Sobu o la línea JR Keiyo. La manera más rápida es tomar un tren limited express Wakashio de la línea JR Keiyo desde la estación de Tokio hasta la estación de Soga (33 minutos, incluido en el JR Pass). En Soga cambia a un tren rapid a la línea JR Uchibo hasta la estación de Kisarazu (31 minutos, incluido en el JR Pass).

Alternativamente, puedes tomar un tren rapid de la línea JR Sobu hasta Chiba (42 minutos, incluido en el JR Pass) y desde allí tomar un tren rapid de la línea JR Uchibo hasta la estación de Kisarazu (40 minutos, incluido en el JR Pass). Finalmente, otra opción es tomar un autobús de Keisei desde la estación de Tokio hasta Kisarazu (1 hora aproximadamente, no incluido en el JR Pass).

Trenes en la estación de Kisarazu
Trenes en la estación de Kisarazu

¡Disfruta de la visita (friki) a Kisarazu!

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Imagen por defecto
Laura
Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.
Artículos: 730