El pasado 12 de marzo empezó a funcionar el tramo que faltaba en la línea Kyūshū de shinkansen, conectando así mediante tren bala el norte y el sur de esta isla situada al sur del archipiélago japonés.

Para celebrar esta apertura, JR Kyūshū decidió grabar un anuncio especial y convocó de forma masiva a los residentes de las zonas por las que pasaría el tren para que se acercaran a saludar al paso del tren, con posters en las estaciones para avisar de este evento, y el día 20 de febrero se realizó la grabación.

Boom! - SingleEl anuncio se empezó a emitir el 10 de marzo, dos días antes de la apertura comercial de la línea, pero justo entre medias, el 11 de marzo, tuvo lugar el devastador terremoto y tsunami que asoló el noreste del país, así que aunque la apertura de la línea se mantuvo para el día 12 de marzo, se descartó la ceremonia de apertura y el evento con medios de comunicación. Y el anuncio, claro, se retiró apresuradamente, ya que se consideró que era de mal gusto mostrar gente feliz cuando había tanto sufrimiento en otra parte del país.

Sin embargo, ahora que ha pasado ya más de un mes del desastre, el anuncio ha vuelto a emitirse en la isla de Kyūshū y se ha convertido en todo un éxito en Internet, posiblemente porque entre tantas noticias negativas y duras sobre el tsunami, sobre la central nuclear de Fukushijma, ver a un gran grupo de japoneses felices, saltando, riendo y saludando al nuevo shinkansen es un cambio bienvenido.

Para celebrar la primera circulación de un tren bala desde Kagoshima hasta Hakata más de 15.000 japoneses se congregaron a lo largo del trayecto para hacer una especie de ola, y desde dentro del tren se grabó todo el recorrido. En total se obtuvieron 100 horas de metraje, que luego se recortaron a 50 minutos, y de aquí se montó el definitivo anuncio de televisión de 3 minutos que es el que se está emitiendo y el que podéis ver aquí mismo.

Para los curiosos, la canción del anuncio, expresamente compuesta para esta inauguración, se llama Boom! y es de la cantante sueca de origen japonés Maia Hirasawa.

Los comentarios de los propios japoneses ante este anuncio han sido muy favorables y cuentan que les hace llorar y querer verlo una y otra vez e incluso gente de Fukushima hablan de que no debería haberse retirado, porque es bueno ver tanta gente sonriendo y porque anima ver de lo que son capaces los japoneses cuando se unen para un propósito común.