Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hoy es 25 de diciembre así que, en primer lugar… ¡Feliz Navidad! La Navidad en Japón es una celebración occidentalizada pero extremadamente japonesa. ¿Cómo puede ser eso? os preguntaréis. Pues bien fácil: los japoneses tienen la habilidad de “japonizar” cualquier costumbre extranjera y Navidad es el perfecto ejemplo.

¿Que en Navidad son típicas las luces y decoraciones navideñas? Pues ellos montan espectáculos de luces navideñas y sonido como el del centro comercial Caretta en Tokio. ¿Que en Navidad las familias se reúnen y comen juntos? Pues ellos van a comer al Kentucky Fried Chicken (sí, el KFC) , que suele ofrecer menús especiales de Navidad. Lo sé, lo sé, yo tampoco entiendo cómo las palabras “menú de Navidad” y “KFC” pueden ir juntas en una misma frase, pero es la realidad :)

Luces navideñas "Blue Forest" del centro comercial Caretta, Shiodome

Según parece, en los años setenta los extranjeros acudían a cenar el día de Navidad al KFC ya que era el único sitio donde podían encontrar pollo frito, lo más parecido al pavo asado de Navidad. KFC vio la oportunidad, empezó a hacer campañas de marketing para japoneses y hoy en día es ya una tradición cenar pollo del KFC la noche del 25 de diciembre.

Con el paso de los años,  los japoneses también han ido creando tradiciones nuevas, como por ejemplo el famoso christmas cake o tarta de Navidad, un delicioso (pero empalagoso) pastel de nata y fresas que es común comprar y comer el día 25 de diciembre, especialmente entre las parejas de enamorados.
Menú de Navidad en KFC
Y es que la Navidad es vista, en Japón, como una época extremadamente romántica, como el Día de San Valentín. Así, es habitual que las parejas queden esa noche, den un paseo viendo las decoraciones navideñas y coman el pastel o cenen en algún sitio romántico (¿KFC? ^^).
Eso sí, en Japón el 25 de diciembre no es una fiesta nacional, por lo que los japoneses trabajan, como cualquier otro día, y celebran la Navidad por la noche, ya sea cenando en el KFC o en algún restaurante romántico, dándose regalos o comiendo tarta de Navidad.
¡Feliz Navidad a todos!