El Kanto Matsuri de Akita (秋田竿燈まつり) es otro de los tres grandes festivales de Tohoku (junto con el Nebuta Matsuri de Aomori y el Tanabata Matsuri de Sendai) y realmente merece estar en esta lista, puesto que es espectacular.

El Kanto Matsuri es una celebración de las festividades de Tanabata que se celebra todos los años del 3 al 6 de agosto. El punto fuerte del festival es un impresionante desfile nocturno en el que los participantes, al son de los tambores taiko, las flautas y los gritos de ‘dokkoisho, dokkoisho’, hacen equilibrios con grandes postes de bambú de los que cuelgan decenas de farolillos de papel.

A continuación, os dejamos con un mapa de los puntos más importantes del festival y de la ciudad, en general, para que podáis planificar bien vuestra visita:

Los postes de bambú

Los kanto son varas o postes de bambú de los que cuelgan varios farolillos de papel iluminados con velas y decorados con unas tiras de papel llamadas gohei (típica ofrenda a los dioses sintoístas) en la parte superior.

Los postes de bambú kanto pueden ser de diferentes tamaños. Los mayores llegan a alcanzar los 12 metros de alto y a pesar unos 50 kilos, llevando 46 farolillos de papel encendidos con velas, pero hay kanto para todas las edades, y es que desde bien pequeñitos los niños de Akita practican sus habilidades con el equilibrio de los kanto y participan del festival como los mayores.

Kanto Matsuri en Akita-23

Kanto Matsuri en Akita-16

De mayor a menor, encontramos pues los kanto grandes owaka de 12 metros de alto, 50 kg. de peso y 46 farolillos grandes, los kanto medianos chuwaka de 9 metros de alto, 30 kg. de peso y 46 farolillos medianos, los kanto pequeños kowaka de 7 metros de alto, 15 kg. de peso y 24 farolillos pequeños, y los kanto minis yowaka de 5 metros de alto, 5 kg. de peso y 24 farolillos súper pequeños.

Todos los kanto siguen básicamente la misma estructura:

  • En la cima del kanto encontramos los gohei, unas ofrendas a los dioses sintoístas hechas con tiras de papel.
  • A continuación, están los postes flexibles hari-to de los que salen los postes perpendiculares yokodake de los que cuelgan los 46 farolillos (en los kanto más grandes).
  • La primera fila de farolillos está compuesta por dos farolillos en los que hay escrito el nombre del grupo de participantes a un lado y la palabra tanabata al otro, mientras que la segunda fila está compuesta por cuatro farolillos con el blasón o insignia del grupo.
  • A partir de la tercera fila y hasta la octava, veremos seis farolillos por fila con el blasón o insignia del grupo, mientras que la novena y última fila está compuesta por cuatro farolillos con el blasón de la comunidad y es desde la que podemos ver con más facilidad el poste principal oyadake y las extensiones tsugidake que se irán incluyendo a medida que avance el festival, normalmente entre cuatro o cinco.

Eso sí, a medida que los participantes y el ambiente se va caldeando, se van añadiendo extensiones a los postes de bambú kanto de manera que estos cada vez son más y más altos y por lo tanto más y más complicados de mantener en equilibrio. Es espectacular ver cómo van añadiendo extensiones de bambú, colgantes y decoraciones de tanabata o como mientras los sujetan van haciendo equilibrios con abanicos o parasoles en las manos.

Kanto Matsuri en Akita-51

Los postes de bambú kanto se mantienen en equilibrio utilizando varias técnicas, entre las que destacan: sobre la palma de una mano, sobre la frente, sobre el hombro y sobre la cadera.

Os muestro algunas fotos de la técnica de equilibrio sobre la palma de una mano:

Kanto Matsuri en Akita-39Kanto Matsuri en Akita-24

Os muestro algunas fotos de la técnica de equilibrio sobre la frente:

Kanto Matsuri en Akita-35Kanto Matsuri en Akita-41

Os muestro algunas fotos de la técnica de equilibrio sobre el hombro:

Kanto Matsuri en Akita-55

Kanto Matsuri en Akita-40

Kanto Matsuri en Akita-44

Os muestro algunas fotos de la técnica de equilibrio sobre la cadera:

Kanto Matsuri en Akita-37Kanto Matsuri en Akita-43Kanto Matsuri en Akita-50

Kanto Matsuri en Akita-56

Historia del Kanto Matsuri

La región de Akita es conocida por sus cereales, especialmente por la calidad de su arroz y justamente eso inspiró tanto el origen como la estética del festival, ya que para muchos los farolillos colgados de los postes kanto se asemejan a granos de arroz.

El Kanto Matsuri se originó a mediados del siglo XVIII para  pedir a los dioses una buena cosecha de los llamados “cinco cereales”, es decir, de trigo, arroz, judías, mijo y mijo chino. Al hacer equilibrios con los grandes kanto de los que cuelgan numerosos farolillos encendidos se alejan los malos espíritus y se consigue no sólo una buena cosecha sino también buena salud.

Kanto Matsuri en Akita-30

A comienzos del siglo XIX el festival se extendió y comenzó a tomar la forma actual: la gente desfilaba por las calles llevando kanto y mostrando su fuerza y posteriormente su técnica a la hora de hacer equilibrios con el kanto. En 1931 se celebró por primera vez el Concurso de habilidad kanto y hoy en día este concurso se sigue celebrando el último día del festival.

El Kanto Matsuri de Akita recibió el título de Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO en 1980.

El desfile nocturno

El punto fuerte del festival es el desfile nocturno por la calle Chuo, también llamada en honor al festival calle Kanto, en el que los diferentes grupos participantes se distribuyen a lo largo de la calle con sus 250 postes de bambú kanto con todos los farolillos iluminados con velas y al sonar la señal, levantan los kanto a la vez y comienzan a hacer equilibrios.

Kanto Matsuri en Akita-12

Todos los participantes llevan una chaqueta corta hanten, pantalones cortos tako, cintas en la cabeza hachimaki, calcetines tabi y alpargatas tradicionales zori y todos los grupos están compuestos por los ‘equilibristas’, los músicos y los acompañantes y bailarines, por lo que el ambiente es espectacular entre la música y los gritos de los participantes.

Kanto Matsuri en Akita-25

No se puede describir con palabras que es ver toda la avenida iluminada por los farolillos de los kanto, es simplemente espectacular. Y es que contando todos los kanto puede haber fácilmente 10.000 farolillos encendidos a la vez. El sonido de los tambores taiko, las flautas y los gritos y cánticos de los participantes ayudan a crear un ambiente mas especial si cabe.

Kanto Matsuri en Akita-28

Kanto Matsuri en Akita-27

A lo largo del recorrido, sobre la acera a un lado y sobre los asientos reservados al otro, hay un cable que frena los kanto en caso de que el participante pierda el equilibrio. Así, nunca caen encima del público; recordemos que los farolillos están encendidos con velas, es decir, con fuego, así que es un método de seguridad que viene muy bien. A nosotros casi se nos cae un kanto encima, pero el cable lo frenó :)

Y es que al final del festival, los kanto quedan casi horizontales con tanta extensión, así que los cables son una medida de seguridad muy importante para el público (y no molestan en absoluto, ya que quedan muy arriba, mirad la foto).

Kanto Matsuri en Akita-66

Competiciones y demostraciones de kanto

Durante el día, la acción se traslada a la Agora Plaza (justo delante del centro comercial Seibu, al lado de la estación de JR Akita). Ahí podremos disfrutar de las demostraciones de kanto en las que los participantes nos enseñarán sus habilidades a la hora de hacer equilibrios con los kanto al ritmo de las flautas, los tambores taiko y el resto de músicos y bailarines.

Se puede disfrutar del espectáculo de forma totalmente gratuita, aunque no hay asientos reservados, pero la plaza es lo suficientemente grande para que todo el mundo pueda disfrutar de las demostraciones de kanto.

Kanto Matsuri en Akita-38

Asimismo, durante los últimos tres días del festival podremos disfrutar de las competiciones de kanto en el parque Senshu, donde cada grupo compite en diferentes categorías (en solitario, en grupo, actuación con música, etc.). Se puede disfrutar del espectáculo de forma totalmente gratuita, aunque no hay asientos reservados, por lo que tendremos que ir con tiempo.

Kanto Matsuri en Akita-60

Además, al final del desfile nocturno, es frecuente encontrar grupos de kanto realizando actuaciones cerca de los establecimientos de sus patrocinadores o cerca de sus oficinas principales, en un ambiente muy intimo y relajado.

Además, como está fuera de festival, los participantes suelen arriesgar al máximo poniendo muchas extensiones a los kanto para aumentar la peligrosidad y mostrar más habilidades. Es normal, pues, que se les caigan los kanto y se apaguen o quemen farolillos, pero la gracia es mostrar sus habilidades con el equilibrio del kanto y ser lo más espectaculares posible.

Kanto Matsuri en Akita-73

Lo bueno, además, es que el ambiente es muy relajado, por lo que es fácil hablar con los participantes y conocer más de cerca cómo funciona todo el festival. Nosotros, por ejemplo, estuvimos viendo las actuaciones del grupo patrocinado por el centro comercial Seibu y fue espectacular. Disfrutamos mucho.

Si tenemos tiempo o estamos en Akita cuando no se celebra el festival, podemos aprender un poco más sobre la historia del festival, ver de cerca postes kanto o hasta aprender a hacer equilibrios con ellos en el Museo Kanto (también llamado Neburinagashi-Kan).

Nuestra experiencia en el Festival

No tengo palabras para describir el Kanto Matsuri.

Las fotos y los vídeos no le hacen justicia y da rabia, porque realmente fue espectacular. Creo que es uno de mis festivales favoritos de todos los tiempos, simplemente mágico. La oscuridad rota por los farolillos encendidos con velas, las habilidades de los participantes con los kanto y la música de los taiko y las flautas crean un ambiente tan especial que sólo puede entenderse estando ahí.

Kanto Matsuri en Akita-49

Desafortunadamente, nosotros no pudimos disfrutar de las competiciones o las demostraciones de kanto, puesto que estuvo lloviendo todo el día. Fue una decepción, porque realmente es una oportunidad única de ver de cerca, y con más luz, las técnicas y los equilibrios de los participantes con los kanto, pero bueno, al menos pudimos ver el festival, porque de hecho, teníamos miedo de que se cancelara… porque vaya tormenta cayó justo cuando tenía que empezar! Eso sí, al final dejó de llover, secaron los asientos reservados y con un poco de retraso, empezó el festival… ¡suerte!

     Dokkoisho, dokkoisho,
     Dokkoishosho, dokkoisho,
     Oetasa, oetasa,
     Nekkotsuida, oetasa

Al finalizar el festival, sí pudimos acercanos a los kanto y ver cómo varios jóvenes intentaban levantarlos y hacer equilibrios con ellos… y fallando estrepitosamente.

El desfile nocturno dura unos 90 minutos, aunque se pasa rapidísimo, sinceramente. El último día, tendremos unos minutos, al finalizar el desfile, para probar nuestras habilidades con los kanto, hacernos fotos cerca de ellos, etc.

La zona por donde se distribuyen los diferentes grupos a lo largo de la calle Chuo es de casi un kilómetro, por lo que hay mucho sitio en la acera desde el que ver el festival. Eso sí, los extremos de la calle suelen estar repletos de gente, puesto que desde ahí la vista de todos los kanto es espectacular.

Existen sillas de pago en la parte interna de la calle.

Cómo llegar a Akita

Si tenemos JR Pass, la mejor manera de llegar a Akita es en el Akita Shinkansen que une la ciudad con Tokio (4 horas). Alternativamente, podemos llegar en avión puesto que Akita tiene aeropuerto o en autocar nocturno.

Desde aquí os animamos a ir al Kanto Matsuri de Akita… ¡simplemente espectacular!