Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Las líneas ferroviarias de Japón son, casi todas, de vía estrecha, salvo las del shinkansen o tren bala que son de ancho internacional. Y llevan muchos años desarrollando un tren que pueda circular por ambos tipos de vía, al que llaman FGT o Free Gauge Train.

Pues bien, la tercera generación de este tren ya está en el depósito de Kumamoto, en la isla de Kyushu y ayer mismo comenzó sus pruebas. La idea es utilizar un tren de este tipo para conectar la ciudad de Nagasaki con la estación de JR Hakata, en Fukuoka. Parte del trayecto sería con ancho internacional y parte de vía estrecha, y de esta forma no habría que invertir tanto dinero cambiando todo el ancho de vía.

El primero de este tipo de trenes se construyó en 1998 y fue retirado en 2006. Ese mismo año se construyó la segunda generación, y ahora ya estamos con la tercera, que puede llegar a alcanzar velocidades de 270 km/h en las vías de shinkansen y 130 km/h en las convencionales. Ah, y es de tipo mini-shinkansen, es decir, con asientos en configuración de 2+2, no 2+3 en clase estándar.

¿Y cuánto se va a probar este tren? Pues está previsto que haga un total de 600.000 kilómetros durante los 3 próximos años, para ver si puede aguantar en condiciones operativas reales. La intención es que el tren comience a operar en el año fiscal 2022, así que aún queda mucho para verlo en una situación real.

Os dejamos con un vídeo en el que podéis ver este tren:

Vía: The Asahi Shimbun