Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Japón es un país muy consumista y actualmente una de las tradiciones de Año Nuevo es ir de compras en el hatsuuri, el primer día laborable del Año Nuevo, que tradicionalmente era el 4 de enero.

Sin embargo, más y más tiendas y grandes almacenes abren sus puertas el el 1 de enero especialmente para vender las fukubukuro (福袋, literalmente “bolsas de la suerte”), unas bolsas regalo de diferentes tamaños y precios, completamente sorpresa, ya que no conoceremos qué hay en el interior hasta que las abramos en Año Nuevo.

Según la wikipedia, las fukubukuro se originaron en la tienda Ginza Matsuya de Tokio a finales del periodo de Meiji y son ya toda una tradición para el día de Año Nuevo. La idea básica consiste en que cada tienda llena una bolsa con artículos variados y las vende con un descuento importante (puede ser del 50%) para atraer a compradores.

La emoción de no saber qué hay dentro y pensar que quizá nos llevemos una ganga consigue enganchar a compradores, ya que se sabe que algunas de las bolsas (obviamente no todas) suelen llevar artículos realmente caros y exclusivos. El comprador, invadido por la duda de pensar si le tocará a él el artículo especial, decide comprar la fukubukuro y la tienda realmente hace negocio.

Fukubukuro

Promocionando las fukubukuro de su tienda

Las fukubukuro se pueden encontrar en todo tipo de tiendas de ropa, calzado, deportes, accesorios o cosméticos y maquillaje, pero también en tiendas de artículos de papelería y alimentación, cafeterías tipo Starbucks y hasta en tiendas de electrodomésticos y electrónica. Originalmente, las fukubukuro surgieron con la idea de deshacerse de material de tienda que de otra manera sería dificil que tuviera salida, un aspecto muy relacionado con la superstición japonesa que nos recomienda no comenzar el año con restos o suciedad del año anterior (de ahí la tradición de limpiar concienzudamente la casa antes de Año Nuevo).

fukubukuro

Fukubukuro en la entrada de una tienda

Como curiosidad, decir que esta tradición japonesa se ha expandido a otros países y negocios de manera puntual. Por ejemplo, durante la inauguración de la Apple Store de San Francisco en 2004, se vendieron “bolsas de la suerte” a 250 dólares cada una que contenían software, accesorios de audio y hasta un iPod en algunas de ellas.

¿Quieres saber qué otras tradiciones y costumbres hay en enero en Japón? Pues no te pierdas nuestro post sobre Enero en Japón: el mes del oshogatsu o Año Nuevo.