Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El pasado 26 de marzo, el equipo de Japonismo tuvo la oportunidad de entrevistar a la fotógrafa y escritora Kyoko Aihara, auténtica experta en el mundo de las geishas.

Aihara, de visita en España para dar una serie de conferencias sobre el mundo de las geishas en distintas ciudades, llegó a Madrid con algunos problemas de salud, por lo que desde Fundación Japón se nos solicitó reducir el tiempo de la entrevista y realizarla por teléfono, lo cual fue una pena, porque teníamos muchas ganas de conocerla en persona y de que nos firmara el libro que compramos hace muchísimos años (sí, así en plan fans ^^).

Dada la brevedad de la entrevista, quisimos centrarnos en conocer su opinión sobre tres grandes cuestiones que a nosotros, como expertos en el mundo de las geishas, nos generan más debate. Reproducimos brevemente qué nos contó y hacemos alguna reflexión final, aunque el tema da para mucho y, de hecho, es central en una sorpresa que el equipo de Japonismo está preparando.

Entrevista a Kyoko Aihara

¿Hay grandes diferencias en el mundo de la flor y el sauce de finales de la década de 1990 y de la actualidad?

Actualmente el mundo de las geishas es más popular, especialmente entre los japoneses. Hay más interés, tanto entre extranjeros como entre japoneses, porque en Japón hay actualmente un gran interés por buscar la identidad propia japonesa y dado que las artes japonesas conservan todo aquello que podríamos considerar ‘japonés’, las geishas se han elevado como las portadoras de estas artes y por lo tanto, de la identidad japonesa.

¿Cómo ve que cada vez haya más fotos en redes sociales como Twitter o Facebook de geishas o casas de té?

Las geishas y las casas de té son libres y es bueno que se publiciten usando las redes sociales, el problema lo tenemos cuando una persona cualquiera, un cliente de un banquete, sube una foto o un vídeo sin autorización. Considero que es una falta de respeto.

¿Cuál es el futuro de las geishas?

El futuro es incierto y pueden pasar dos cosas. Dado que el negocio depende de la demanda, se puede eliminar el sistema de selección de clientes y abrir los banquetes a cualquier persona que pueda permitírselos y, además, abaratar los costes de producción de los kimonos, clave en los elevados costes de los banquetes. Haciendo esto, se conseguiría estimular la demanda y asegurar el futuro, pero… creo que se perdería la esencia de lo que significa ser geisha.

Ya veis, cuestiones breves que nos dejaron con ganas de debatir y reflexionar en voz alta, cosa que por falta de tiempo y por el propio formato de la entrevista no nos fue posible hacer, quizás en otra ocasión. Y es que hay mucho que podríamos debatir o reflexionar sobre el tema, especialmente en cuanto a la última cuestión, porque ¿cuál es la esencia de una geisha? En este punto podríamos alargarnos mucho, pero hoy lo dejamos aquí y pronto publicaremos una entrada sobre este tema para generar algo de debate.

kyoko aihara

Kyoko Aihara en Madrid (Foto de @FundacionJapon)

Por la tarde, Fundación Japón de Madrid organizó una conferencia en su sede de la calle Almagro 5, la última de las 7 conferencias que Aihara ha dado por la geografía española, en la que se habló de qué es una geisha, qué es una okiya, cómo es el hanamachi o barrio de geishas, cómo es el aprendizaje de las mujeres que quieren ser geishas, las ceremonias de paso omisedashi y erikae, etc. Ya sabéis que tenéis muchísima información de todos estos temas en nuestra sección de geishas ;)