Cuando llevamos muchos días en Japón, a veces nos apetece descansar de comida japonesa y probar otro tipo de restaurantes. Hoy os proponemos Hidakaya (日高屋), una cadena de restaurantes de comida rápida especializada en comida china.

Fundada en 1983 y originaria de Saitama, la cadena de restaurantes Hidakaya cuenta con más de 200 locales en la región de Kantō, es decir, en las prefecturas de Gunma, Tochigi, Ibaraki, Saitama, Chiba, Kanagawa y la metrópolis de Tokio.

31082010_Hidakaya_13

Con menús muy asequibles, de entre 500 y 700 yenes (poco más de 5 euros en el caso más caro), Hidakaya ofrece una buenísima relación calidad/precio y una interesante variedad de los platos chinos favoritos de los japoneses, entre los que no podía faltar el ramen.

En Hidakaya hay 11 tipos diferentes de ramen para escoger, desde el típico ramen chino o chuka soba hasta el miso ramen, el tonkotsu ramen o el abura-soba sin caldo. El ramen más básico cuesta 390 yenes, aunque también hay disponibles menús o sets muy completos por menos de 700 yenes.

20092013_Hidakaya_03

En cuanto al resto de la carta, destaca el arroz frito chahan, las empanadillas gyōza, el hígado de cerdo frito nirareba-itame, la carne de cerdo al jengibre, el pollo frito karaage, las verduras fritas con carne o el cuenco chūka-don, además de un montón de platos a modo de aperitivo o para picar como las siempre presentes edamame, un cuenco de kimchi, tofu o hasta patatas fritas.

22092013_Hidakaya_06

31082010_Hidakaya_12

El restaurante es bastante gaijin-friendly, es decir, bastante fácil de disfrutar por los extranjeros que visitan Japón, ya que en la entrada hay una vitrina con reproducciones exactas de plástico de los platos que se sirven en el restaurante, para que podamos ver qué vamos a querer antes de pedir.

20092013_Hidakaya_02

Además, la carta está en japonés pero con fotografías de todos los platos, así que no hace falta saber japonés o inglés para pedir, simplemente señalando lo que queremos podemos hacernos entender. Y es que esta cadena no funciona con máquinas expendedoras de tickets, por lo que debemos pedir directamente al camarero. Para solicitar que venga hay que usar un pequeño mando o botón que encontraremos en la mesa.

En Hidakaya acostumbra a haber mucha gente de todas las edades, ya que no sólo sirven comida rápida de calidad sino que suelen tener un horario muy amplio e incluso algunos están abiertos las 24 horas. En su página web encontraréis todas las tiendas que hay en Japón así como fotos de los platos y los menús disponibles.

Hidakaya es otra alternativa para comer bien, rápido y barato en Japón. ¿Habéis ido alguna vez?