Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los hoteles Park Hyatt siempre han sido la cima del lujo de la conocida cadena Hyatt pero, precisamente por su estatus, han estado reservados a viajeros dispuestos a pagar el precio de dicho lujo. Sin embargo, el hotel Park Hyatt Tokyo tiene un lugar privilegiado en la mente de millones de personas de todo el mundo.

Y es que pocos hoteles han quedado tan arraigados en el imaginario popular como éste, gracias a las andanzas de Bill Murray y Scarlett Johansson en Lost in Translation, la película dirigida en 2003 por Sofia Coppola. Desde el estreno de la película, muchos viajeros que visitan Tokio se acercan a ver el hotel y se toman una copa o cenan en alguno de sus bares o restaurantes, que siguen siendo caros pero resultan mucho más asequibles que alojarse allí.

Park Hyatt Tokyo-47

En nuestro caso, en uno de nuestros viajes a Japón nos alojamos aquí con nuestro hijo durante nuestra estancia en la capital nipona y pudimos disfrutar del impecable nivel de servicio del personal del hotel, de sus fantásticas habitaciones, de sus espectaculares vistas, de su gastronomía y de su cinematográfica piscina.

Localización

Desde el hotel se tienen magníficas vistas del distrito de los rascacielos de la ciudad, en pleno barrio de Shinjuku, con edificios cercanos tan emblemáticos como el Gobierno Metropolitano de Tokio, la Mode Gakuen Cocoon Tower u otros. O si tenemos suerte, podemos disfrutar de fantásticas vistas del monte Fuji recortado contra el paisaje urbano de Tokio.

Park Hyatt Tokyo-26

Vistas de la Mode Gakuen Cocoon Tower desde el Park Hyatt Tokyo.

Sin embargo, se encuentra algo retirado de la estación de Shinjuku, la más concurrida del mundo y uno de los grandes puntos neurálgicos del tráfico ferroviario en Tokio. Caminando es un paseo bonito por Shinjuku de unos 15 minutos pero, si vamos cargados con las maletas, se puede hacer un tanto pesado.

Park Hyatt Tokyo-23

Una solución es utilizar el servicio gratuito de lanzadera de que dispone el hotel, que circula cada 20 minutos desde las 9 hasta las 21:20 horas en dirección a la estación, y desde las 9:10 hasta las 21:30 desde la estación de Shinjuku en dirección al hotel. Tenéis los horarios exactos en la web del Park Hyatt Tokyo (PDF).

Park Hyatt Tokyo-35

Entrada principal del Park Hyatt Tokyo. Notad los kadomatsu a la entrada, señal de que estábamos en Año Nuevo.

La Shinjuku Park Tower

Park Hyatt Tokyo

Shinjuku Park Tower vista desde el Gobierno Metropolitano

Cuando nos acercamos al Park Hyatt Tokyo es imposible no maravillarnos ante la visión de las tres torres que componen el edificio Shinjuku Park Tower, prácticamente idénticas y que sólo se diferencian por su altura, todas ellas coronadas por unas pirámides acristaladas que le confieren un look peculiar. Este edificio es obra del famosísimo arquitecto japonés Tange Kenzo y sólo por eso merece la pena visitarlo, si os gusta la arquitectura. Por cierto que el hotel sólo ocupa las plantas superiores de este edificio, de la 39 a la 52, pero distribuido entre las tres torres.

Entramos por la torre N -182 metros de altura y 41 plantas- donde se encuentra la entrada principal y donde los taxis y la lanzadera dejan y recogen a los clientes del hotel. Allí seremos acompañados hasta los ascensores que nos llevarán en un abrir y cerrar de ojos hasta la planta 41, la más alta de la torre y que está coronada por una de las estructuras piramidales acristaladas. Allí tenemos la Peak Lounge, un remanso de paz con un pequeño jardín de bambú y mesas y sofás donde poder comer algo ligero o tomar algo de beber y relajarnos, con fantásticas vistas de Tokio.

A través de los pasillos que conectan las tres torres accederemos a la torre C -209 metros y 47 plantas-, donde en la misma planta 41 haremos el registro. A diferencia de otros hoteles, aquí no hay mostradores donde nos registramos estando de pie, sino que hay varias mesas con sillas, adonde nos acompañarán para hacer todo el proceso de registro que haremos cómodamente sentados.

Park Hyatt Tokyo-18

Pasillo entre las tres torres, en la planta 41.

Entre la torre C y la última torre, la torre S -235 metros y 52 planta- hay una fantástica biblioteca llena de volúmenes que los clientes puedes disfrutar libremente y que, al atardecer, se baña de una cálida luz anaranjada preciosa.

Park Hyatt Tokyo-19

Biblioteca privada para clientes al atardecer.

El hotel hace un gran uso de sus tres plantas superiores acristaladas, porque como decíamos, en la torre N tenemos la Peak Lounge, en la torre C tenemos la piscina con paredes y techos de cristal que Scarlett Johansson inmortalizará en Lost in Translation, y en la torre S encontramos el New York Bar y el restaurante New York Grill, que también aparecen en la película.

Park Hyatt Tokyo-40

Vistas de la parte superior de la torre central, donde se encuentra la piscina, desde el restaurante New York Grill.

Sea como fuera, desde cualquiera de estos tres puntos tendremos maravillosas vistas de Tokio a cualquier hora del día.

Habitaciones

El Park Hyatt Tokyo cuenta con 177 habitaciones y 23 suites, de diferentes tamaños y precios, a partir de la planta 41 hacia arriba. Las habitaciones tienen diferentes orientaciones, o bien hacia el parque de Yoyogi, o bien hacia el monte Fuji o hacia el distrito de los rascacielos en Shinjuku.

Park Hyatt Tokyo-6

Todas ellas cuentan con baños de gran tamaño con ducha y bañera separadas, como no podía ser de otra manera en un hotel de este nivel. Y es una gozada prepararse un baño, hasta alguien alto como yo entraba en la bañera.

Park Hyatt Tokyo-3

En cuanto al tamaño, todas ellas son espaciosas. Así, las más pequeñas tienen 45m2, aunque también las hay de 55m2 (como en la que nosotros estuvimos) y de 60m2. En cuanto a las suites, las hay de 100m2 y de 160m2. La nuestra, como podéis ver, tenía vistas del monte Fuji.

Park Hyatt Tokyo-16

Todo el personal del Park Hyatt Tokyo puede atendernos en inglés sin problemas Haga clic para Tweet

Las habitaciones cuentan con paneles de madera de olmo de agua de Hokkaido y tienen amplios vestidores donde podemos dejar las maletas además y así evitar tenerlas abiertas y mal puestas en mitad de la habitación, minibar bien surtido, televisión de pantalla plana (incluso televisiones de 15 pulgadas en el baño), ropa de cama de algodón egipcio -que es casi como el estándar en el mundo de los hoteles de lujo- y, algo que nos sorprendió respecto a otros hoteles, una curiosa selección de libros sobre viajes, arte y cultura, etc., que por supuesto se pueden consultar sin problema mientras estemos allí. Y, por supuesto, WiFi gratuito.

Park Hyatt Tokyo-4

Además nos recibirán con unos dulces japoneses de su tienda gourmet Delicatessen en la habitación y nos acompañarán al interior de la misma para explicarnos donde está cada cosa y siempre en perfecto inglés.

Park Hyatt Tokyo-8

Y es que de hecho, una de las ventajas del Park Hyatt Tokyo para viajeros internacionales que no hablan japonés es que todo el personal del hotel, sea cual sea su procedencia, nos puede atender en inglés sin problemas. Algo por otra parte normal en hoteles de lujo de cadenas internacionales.

Restaurantes y bares

La oferta de restauración del Park Hyatt Tokyo es, sin duda, excelente tanto por la calidad como por las numerosas opciones que nos ofrece. En la planta por la que se entra al hotel tenemos la Pastry Boutique, que ofrece tartas, dulces y más hecho al momento con mimo. Sin embargo aquí sólo podemos comprar, ya que no hay espacio para degustar. Si queremos poder hacer esto, tenemos la tienda gourmet Delicatessen, situada en la primera planta del edificio donde se encuentra el hotel y en la que podemos encontrar productos de alta calidad de todo el mundo, así como elementos que encontramos en los restaurantes del hotel por si queremos recrear en casa la atmósfera y experiencia vividas en Tokio.

Detalle

En cuanto a los restaurantes, hay multitud de opciones. El más conocido es New York Grill, que se encuentra en la planta 52 de la torre más alta y tiene unas vistas panorámicas de Tokio maravillosas y una cocina a la vista, por la que pasamos antes de sentarnos, que ofrece carnes americanas y japonesas cocinadas a la perfección así que platos con ingredientes japoneses e internacionales de primera calidad y una bodega con 1.600 botellas.

Park Hyatt Tokyo-38

Cocina vista del restaurante New York Grill del Park Hyatt Tokyo.

En nuestro caso, cenamos aquí con nuestro hijo, al que le tuvimos que pedir un plato de pasta con trufa ya que no había menú infantil y fue donde probamos por primera vez la verdadera carne de Kobe. En el momento de escribir estas líneas, el precio de una pieza de 180 gramos de carne de Kobe tiene un precio de 16.800 yenes (unos 135 euros al cambio).

Park Hyatt Tokyo-36

Junto al restaurante tenemos el New York Bar, que como decimos es uno de los destinos preferidos de los turistas que quieren tener la experiencia de estar en el Park Hyatt Tokyo de forma algo más asequible. Aquí podemos tomar cócteles, bebidas alcohólicas de calidad tanto japonesas como importadas e incluso dispone de un menú sencillo para cenar algo. Pero sin duda, una de las atracciones estrella del New York Bar, además de su localización en la planta 52 del hotel y de sus vistas maravillosas es el jazz en directo del que podemos disfrutar a diario. Eso sí, si no os alojáis en el hotel, a partir de la hora de comienzo de la música nos cobrarán un extra por disfrutar del espectáculo (2.400 yenes).

Park Hyatt Tokyo-42

Jazz en directo en el New York Bar del Park Hyatt Tokyo.

Ya que estamos en Japón, puede que nos interese probar la alta cocina japonesa o kaiseki ryori. Esto podemos hacerlo en Kozue, cuya sala tiene vistas al monte Fuji (si tenemos suerte lo podremos ver). Aquí encontraremos ingredientes estacionales de gran calidad presentados de forma preciosista y servidos en piezas lacadas o de porcelana de gran belleza. Podemos escoger entre varios menús degustación (a partir de 13.000 yenes) o pedir a la carta, y existe además una extensa carta de sakes.

Park Hyatt Tokyo-21

Entrada al restaurante Girandole en el Park Hyatt Tokyo.

Luego, entre las torres N y C tenemos Girandole, una restaurante de tipo brasserie que es donde también se sirve el desayuno de tipo buffet y que tiene platos sencillos pero efectivos. Otra de las opciones es la ya mencionada The Peak Lounge, en la planta superior de la torre N, con su jardín de bambú con iluminación natural y perfecta para disfrutar de un té a media tarde, de algo de picar o de una selección de cócteles. Finalmente, tenemos The Peak Bar, un lugar para disfrutar de cócteles en un entorno iluminado por 50 lámparas de papel washi.

The Peak Lounge

The Peak Lounge, en la planta 41 de la torre N del Park Hyatt Tokyo.

Por cierto, debido a la popularidad del hotel entre todos los que visitan Tokio, a veces puede que tanta foto moleste a los huéspedes que se alojan allí, sobre todo en los bares y restaurantes. Y en la página web se nos solicita que se respete la privacidad y comodidad del resto de personas. En realidad esto es algo de sentido común pero como no siempre se respeta, el personal del hotel podría llegar a solicitarnos que no utilicemos las cámaras. Estoy seguro de que mientras nos abstengamos de usar el flash molestando a todos, no tendremos mucho problema.

Otras instalaciones

Además de lo mencionado, los clientes pueden acceder al Club On The Park, un centro de fitness y estética con varias salas de tratamientos, sauna, piscinas de agua fría, gimnasio totalmente equipado con espectaculares vistas y, por supuesto, una de las estrellas del hotel: la piscina cubierta.

Esta piscina está situada en lo más alto de la torre central y, gracias a su cubierta acristalada, no sólo tiene unas vistas panorámicas espectaculares sino que cuenta con una gran cantidad de luz natural. Además el tamaño de la piscina es considerable: 8 x 20 metros.

Piscina del hotel Park Hyatt Tokyo

Piscina cubierta, en la planta 47 de la torre central del hotel Park Hyatt Tokyo.

Y como cualquier hotel de categoría que se precie, la piscina cuenta con un menú para que después del baño podamos comer o beber algo si así lo deseamos.

Lo único que hay que tener en cuenta a la hora de usar la piscina es la edad de vuestros hijos, si viajáis con ellos, ya que el acceso de niños de entre 3 y 15 años está permitido si van acompañados de adultos, pero si son menores de 3 años, no podrán bañarse ya que el hotel considera que aún no tienen control de los esfínteres y podría ensuciar la piscina.

Además de esto, la biblioteca privada para huéspedes del hotel que se encuentra entre las torres C y S es maravillosa. Cuenta con una cuidada selección de unos 2.000 libros de viaje, arte y cultura con espacios para poder disfrutar tranquilamente de ellos sin ruidos ni molestias.

Park Hyatt Tokyo-27

Lógicamente un hotel así cuenta con un centro de negocios abierto 24 horas y salas de reuniones, sistemas de videoconferencia, WiFi gratuito en todas las instalaciones del hotel, servicios de lavandería y tintorería, médico disponible 24 horas, etc.

Nuestra valoración

Si os lo podéis permitir, el Park Hyatt Tokyo no os defraudará y os sentiréis protagonistas de vuestra propia versión de Lost in Translation. Si el precio de las habitaciones resulta excesivo, siempre podéis ir a cenar o incluso únicamente a beber algo y disfrutar de su música en directo y de las espectaculares vistas que ofrece.

Park Hyatt Tokyo-7

En nuestro caso, es uno de los hoteles que más nos ha gustado en Tokio, sin ningún tipo de duda. Por la calidad de las habitaciones, por la decoración, por la variedad de la gastronomía, pero sobre todo, por el exquisito trato recibido.