Hoy quiero hablaros de una actividad genial de turismo gastronómico en Japón si visitáis el país en verano (aunque también se puede disfrutar en invierno, ¡no sufráis!): ir a comer nagashi sōmen.

Los nagashi sōmen (流しそうめん, literalmente ‘fideos somen que flotan’) son fideos de trigo sōmen que flotan en agua fría: el comensal deberá “pescarlos” del agua con sus palillos y mojarlos en salsa de soja. Los nagashi sōmen se sirven especialmente en verano en muchos restaurantes especializados, ya que es una manera maravillosa de combatir la extrema humedad y el aplastante calor del verano japonés.

Existen muchos lugares donde comer nagashi sōmen pero hoy os queremos hablar de una zona donde es especialmente popular: el pueblo de Ibusuki, en Kagosghima (isla de Kyūshū). Nosotros estuvimos en el restaurante Tōsenkyō (指宿市営唐船峡そうめん流し) donde comimos de lujo en plena naturaleza.

nagashi-somen-kagoshima-4nagashi-somen-kagoshima-5

Este restaurante Tōsenkyō popularizó los nagashi sōmen en 1962. En un día cualquiera, salen unas 10 toneladas de agua del barranco en el que se encuentra, a unos 13 grados, perfecta para los nagashi sōmen.

A pesar de que este plato es muy típico del verano japonés, el restaurante Tōsenkyō está abierto todo el año por lo que ofrece al visitante la posibilidad de relajarse en su naturaleza, ver a las carpas y truchas nadar por el riachuelo y descansar disfrutando de una buena comida durante todo el año.

Si bien es cierto que existen varios locales especializados sobre todo en la zona de Kagoshima, lo cierto es que el Tōsenkyō es el más conocido y el de mayor reputación.

Como la gran mayoría de restaurantes especializados en nagashi sōmen de la zona, dispone de varias mesas redondas con una especie de fuente de agua corriente y circular en el centro. Allí es donde echaremos nosotros mismos los sōmen para que circulen a toda velocidad dando vueltas por el agua, una vez hayamos pedido. Existen varios menús dependiendo de qué queremos para acompañar a nuestros sōmen, aunque lo más típico son las bolas de arroz onigiri o el sashimi (¡hasta de carpa!).

nagashi-somen-kagoshima-3nagashi-somen-kagoshima-2

¡Y mirad lo rápido que giran! Sí, sí, eso blanco son los sōmen dando vueltas en el agua corriente:

nagashi-somen-kagoshima-1

¿Parece difícil cogerlos con los palillos, verdad? Pues no, es fácil: sólo hace falta poner los palillos para ‘parar’ los sōmen y listos, ya habremos ‘atrapado’ unos cuantos.

¿Y qué hacer una vez los hayamos cogido? Pues los mojaremos en un cuenco con salsa de soja y… ¡a comer! Están muy buenos y son extremadamente refrescantes, ademas de ser muy divertido. Es otra de tantas comidas japonesas que se prepara en la propia mesa entre todos los comensales.nagashi-somen-kagoshima

El restaurante es bastante grande, por lo que no suele ser necesario llamar para reservar. De todos modos, en verano suele estar bastante concurrido, con lo que la reserva será recomendable para no tener que esperar mucho.

Naturalmente vamos al restaurante a degustar unos buenos nagashi sōmen pero no perdamos la oportunidad de dar una vuelta por los alrededores: ver el templo sintoísta, el riachuelo lleno de carpas y truchas y disfrutar de la naturaleza que nos rodea.

Más información sobre toda la zona de Kagoshima en nuestro Qué ver y hacer en Kagoshima.

Cómo llegar

Por su ubicación, la mejor manera de llegar es en coche o taxi. De todas maneras, podéis usar la opción ‘cómo llegar’ del mapa para ver cuál es la ruta más accesible desde vuestro hotel o ubicación:

Entrada publicada originalmente el 2 de agosto de 2011. Última actualización: 19 de junio de 2016.