Japón y la pena de muerte

En marzo de 2016, Japón ejecutó a dos presos más de su particular «corredor de la muerte». Y en julio de 2018, a Shoko Asahara y otros 6 miembros de la secta Aum Shinrikyo, responsables de los ataques con gas sarín en el metro de Tokio en 1995. Y es que Japón, aunque puede que mucha gente no lo sepa, aún mantiene la pena de muerte.

En Japón casi siempre ha habido pena de muerte, aunque por influencias budistas en el periodo Nara y, sobre todo, en el periodo Heian, durante 300 años no hubo ningún tipo de pena de muerte. Pero el Japón moderno considera que ciertos crímenes, como el asesinato con agravantes y la traición pueden ser susceptibles de conllevar la penal capital.

El sistema japonés marca que la ejecución se tiene que llevar a cabo en el plazo de 6 meses tras haber sido denegada la última apelación del condenado, y tiene que venir firmada por el ministro de justicia. Pero el tiempo que el condenado pasa recurriendo no cuenta, con lo que en la práctica, el tiempo que un condenado a muerte en Japón permanece en el corredor de la muerte está entre 5 y 7 años. Y ha llegado a haber casos extremos como el de Hirasawa Sadamichi, que murió a los 95 años en prisión, y de muerte natural, tras estar esperando 32 años su ejecución. En el caso de Shoko Asahara, aunque mucha gente dice que se ha tardado 23 años, la realidad es que fue declarado culpable de los ataques y condenado a muerte en 2004. En cualquier caso, 14 años de espera hasta que la sentencia ha sido llevada a cabo, sobre todo por las sucesivas apelaciones de sus abogados, siendo la última de ellas en 2016.

Japón ejecuta a sus condenados en la horca, sin excepción, y aunque la pena de muerte ya nos parece execrable de por sí, la forma japonesa de actuar nos parece extremadamente cruel. Y es que los condenados a muerte tienen menos derechos que otros presos y además permanecen incomunicados durante todo el tiempo que están en el corredor de la muerte. Y por si fuera poco, el condenado sólo se entera de que le van a ejecutar unas pocas horas antes, cuando por la mañana del día marcado se le avisa y se le ofrece una última comida. Además, los familiares y los abogados del condenado no son avisados hasta después de que la ejecución ha tenido lugar.

Y pasarse años en el corredor de la muerte, sin saber si al día siguiente serás ejecutado, y con las duras condiciones que tienen los condenados a muerte en Japón, supone un gran problema mental para los reos. Amnistia Internacional publicó en 2009, de hecho, un interesante (y extenso) documento titulado Hanging by a thread: Mental health and the death penalty in Japan (PDF).

Centro de detenciones de Tokio © Wikipedia

Es especialmente grave que exista la pena de muerte en un país como Japón, que condena al 99% de las personas que van a juicio. Sobre todo cuando existen sospechas de confesiones forzadas, tal y como contaba el Japan Times en un más que interesante artículo. Y más si tenemos en cuenta que en Japón, cuando la policía te detiene, te puede meter en una celda durante 23 días sin derecho a un abogado y sin que se graben los interrogatorios a los que te someten. Y claro, si ya es grave que haya habido japoneses liberados tras perder años en prisión, sin que nadie les pida disculpas ni asuma responsabilidades, peor es que ese japonés hubiera sido ejecutado, porque ahí no hay vuelta atrás.

Lo peor es que en Japón no existe un debate vivo sobre la pena de muerte, como comenta Kawai Mikio en Nippon.com. Y es que según comenta, muchos japoneses no tienen arraigada la idea de que un condenado pueda tener derechos. Y precisamente, como los asesinatos y las condenas se ven como algo lejano, la propia sociedad no le presta demasiada atención. Es algo que ocurre ajeno a ella y, por tanto, no existe ese clamor popular por abolirla.

¡Esperamos vuestras aportaciones en los comentarios!

Creador y Fundador
  1. Ya lo comentabas en otro blog. No todo es maravilloso en Japón. Tiene sus contrastes. Creo que lo importante es amar y respetar sus virtudes y conocer sus defectos. Por supuesto estoy contra la pena de muerte.

  2. El tema es extremadamente delicado ya que ninguno (espero) nos hemos encontrado en la tesitura de tener a un familiar en el corredor de la muerte. Y más con esta crueladad con la que describes en tu artículo Luis. El enterarte el día de tu ejecución que ya no hay vuelta atrás, todas las ilusiones puestas en que la libertad llegará algún día se tuercen y lo único que puedes hacer es rezar porque el último suspiro no sea doloroso. Y lo peor es que ni siquiera puedes ver a tu familia.
    Lo de la horca es increíble… es agonía y es cruel hasta más no poder.

    Por supuesto, estoy totalmente en contra y soy de las que, si de verdad has cometido un delito de tal envergadura, has de pagarlo sufriendo sin tener libertad de decisión, como dicen eso de «pudrirse en la cárcel».

    Javier siempre nos informa de las noticias de más interés que ocurren en la sociedad nipona. Cuando compartió con nosotros este artículo me puse a ver cómo había reaccionado el resto de la prensa digital española. La noticia corrió como la espuma, cosa que no ha pasado con otras noticias de agencia. Periódicos como el ABC pegaban sólo los trozos que le interesaba de la noticia completa y así en muchos más.

    Normalmente intento ser una persona positiva y no pensar mal. Pero al ver la fugacidad con la que se expandía la noticia no pude nada más que pensar que esto era motivo de «envidia», de no saber perder tras ganar Tokio los Juegos Olímpicos.
    Y, en cierta manera, lo sigo pensando… Te decía Luis que no sé si ya lo han propagado hasta las televisiones. Espero que no, que se tome el tema como algo más que un país que permite la pena de muerte e infringe los valores de los Juegos Olímpicos. Que se vea como un tema serio donde se juega con el juicio, la dignidad y la vida de las personas y sus familiares.

    Japón no es idílico a pesar de que mucha gente lo cree así. Pero lleva mucho tiempo aprobando las muertes de los presos y, hasta ahora, casi nadie lo conocía ni se hablaba de ello.

    Gracias Luis por el artúculo, por informarnos más sobre un tema que, como dice Javier, es 0 debate incluso en Japón y, sobre todo, por aportarnos una visión más neutral de lo que pasa realmente en esos corredores.

    ¡Un abrazo!

    1. Vaya comentario :) Gracias de antemano!

      Es cierto que la prensa española actuó como actuó con esto, pero piensa de todas formas, que las noticias de pena de muerte, en general, salen siempre en la prensa española, sean del país que sean (el otro día salia una ejecución en Afganistán, por ejemplo). Es un tema que por el motivo que sea, quizás porque ya la abolimos, nos resulta impactante.

      Y aunque la prensa a veces informa mal, y con cosas de Japón, a menudo lo hacen no mal, sino peor, en este caso los primeros que utilizaron el tema olímpico fueron los de Amnistía Internacional. Supongo que pensaron que uniéndolo a eso, que estaba tan reciente, conseguirían mayor repercusión y así llegar a más gente. Y quizás lo han hecho. El problema es que luego no hay realmente un debate. Yo pregunto ahora en mi trabajo que qué opinan de la pena de muerte en Japón, y me dirán todos «¿qué? ¿hay pena de muerte en Japón?».

      Mira que me gusta Japón, y cada día más, pero sin embargo, tiene cosas que cada día soporto menos :)

      1. Jajaja, yo misma me sorprendí porque desconocía este dato. Lo vemos como un país tan perfectamente estructurado socialmente y tan cívico que nunca se nos hubiera ocurrido preguntar cómo es su sistema penitenciario. Cosa que, por ejemplo, en EEUU conocemos de pé a pá.

      2. El que la haga, que la pague. A mí pena me dan las víctimas y los familiares de la persona asesinada, no los asesinos y/o violadores. Se habla de derechos humanos. Me gustaría saber si los asesinos tuvieron en cuenta los derechos de sus víctimas.

        1. Si el que la hace la paga hasta el punto de que le quitas la vida, eso no es justicia, sino venganza. Está claro que un asesino no tuvo en cuenta los derechos de las víctimas, pero un estado de derecho es otra cosa. Si se juzga a alguien que quita una vida porque es el bien supremo, y como resultado el estado la quita también, es contradictorio. Y una ejecución es premeditada, sin posibilidad de que el reo se defienda, es decir, es asesinato también. Mancha las manos de sangre de toda la sociedad.

  3. Gran artículo. Estoy en contra de la pena de muerte, pero estoy de acuerdo con MarketingJapon en que es posible que se le haya dado más bombo de lo normal ya que Tokio nos quitó las olimpiadas. Por ello, me voy a guardar el enlace y en vez de compartirlo hoy, de resaca olímpica, voy a esperar un mes. No te acuso a ti de oportunismo, acuso al resto de la prensa, que justo ahora dan bombo al tema.
    Me gustan muchos puntos de la cultura japonesa que conocí desde chiquito porque mi padre trabajaba en Nippon Express, pero conocí sus sombras, y curioso que un familiar que va mucho a japón ahora por negocios me ha transmitido las mismas sombras. Creo que hay un asunto más profundo en lo de que no haya debate en el tema de la pena de muerte, no veo, desde España, que haya debate en muchísimos temas. Sospecho, a mi modo de ver, que es una sociedad en la que los derechos del individuo son menos importantes que los generales.

    1. Gracias tocayo… Más bombo no sé, quizás más sesgada la noticia, tal vez, porque le decía a MarketingJapón, estas noticias (y más cuando son de países democráticos y muy industrializados) siempre aparecen en los medios.

      En mi caso, como conozco cómo actúa Japón con la pena de muerte, hace tiempo que quería hablar del tema, pero por un tema o por otro lo iba dejando. En parte sí he sido «oportunista» por hacer el esfuerzo de escribir esto ahora, aunque como le decía también a MarketingJapón, la gente aquí conoce esto tan poco, que realmente daría igual cuando lo escribiera, porque no hay más debate ahora que hace un mes, por ejemplo.

      Y tienes razón, no hay debate en muchísimas cosas. El grupo, la pertenencia a él, el que las relaciones sociales fluyan, que es algo de lo que hemos hablado ya en Japonismo, hace que sea difícil.

  4. Hay que decir que Sadamichi Hirasawa esperó 32 años porque ninguno de los Ministros de Justicia quiso firmar su sentencia de muerte. Por supuesto, ellos tampoco estaban convencidos y tendrían que haberle permitido otra apelación.

    «Several books have cast doubt on evidence used to convict Mr. Hirasawa, and since 1950 none of Japan’s Justice Ministers, who must approve executions, have agreed to order his death.»
    Fuente: http://www.nytimes.com/1987/05/11/obituaries/sadamichi-hirasawa-is-dead-was-on-death-row-32-years.html

    El artículo es muy interesante :) ¡Buen trabajo!

    1. Gracias por el comentario y por el enlace, Sachiko! Lo curioso es eso, que ningún ministro quisiera firmar, y mientras, dejas no ya en la cárcel, que es algo duro, sino en aislamiento, con menos derechos que un preso normal, y sin saber si al día siguiente llegará la sentencia de muerte, a un hombre durante 32 años. Y todo esto sin hablar de las dudas sobre la condena de esta persona. Otro motivo más para estar en contra…

  5. No sé que me inquieta más, la pena de muerte o el que la generalidad de la población japonesa ignore el hecho en sí, sin que se provoque ni el más mínimo debate. El colmo ya es que se avise a la persona el mismo día que va a ser ejecutada, con lo cual cualquier día puede ser y que la opción escogida para privar de la vida sea la horca…todas son deleznables, pero la horca me parece horrorosa, en fin. Muchas gracias por tu artículo, no todo es civilizado en Japón (y mira que es un país que estoy deseando visitar!)

      1. Sachiko, igual no me expresé bien en el artículo, pero lo que quería decir es que sí se ignora el debate, pese a ese porcentaje de aprobación. Y no es incompatible. El ciudadano de a pie no es que piense, únicamente, que a él no le afecta, sino que ni siquiera piensa en ello. Es algo que queda tan lejos, que si le preguntan, a todos esos les parece ok, pero no existe tampoco manifestaciones de apoyo a la pena de muerte, ni personas que sean vocales en su defensa de este castigo (como sí pasa en Estados Unidos).

        Si les preguntas, como con ellos no van, como es lo que están acostumbrados, y como tampoco hay mucha información ni en medios ni interés por su parte, seguramente ni saben cómo se gestiona, ni que hay tanta falta de derechos.

    1. Gracias por el comentario, Calíope. A mí Japón me fascina, ya lo sabes si me lees, y vuelvo siempre que puedo, y cada vez quiero saber más, y en ello estoy. Pero estas cosas hay que contarlas también :)

  6. Me encantó el artículo y desde hace tiempo ya sabía que en este país, se maneja la pena de muerte. La verdad, tu artículo me gustó por dos razones:

    1- la forma en la que los japoneses tratan el tema.
    2-la reacción generada por tu opinión.

    Todos aquí ya están casi declarando que Japón es un salvaje por llevar a cabo la pena de muerte y que no conocen de derechos cuando TODOS, juzgamos el tema con ojos occidentales y siempre se generará un debate sobre lo adecuado o no para las personas. También captó mi atención que una noticia de este tipo, saliera en diarios españoles… ¿»patadas de ahogado»? De hecho, no tiene nada que ver si un país maneja la pena de muerte y, los valores Olímpicos (si nos basamos en esta idea, China NUNCA hubiera sido sede).

    Yo no estoy ni en favor ni en contra de la pena de muerte, especialmente si se trata de juzgar el sistema judicial de algún país. Lo único que puedo decir es que para los japoneses es «normal» y, venderles la idea de que los presos tienen derechos y merecen un buen trato…no lo veo muy viable. No niego que la foto de la cámara de ejecución me puso algo nerviosa pero, es su libre forma de pensar que para ellos es justicia.

    Y como varios ya lo han dicho, no todo es color de rosa en Japón, pero esto no lo hace menos sino, es uno de los temas que siempre hay que conocer de algo que nos gusta o apasiona.

    1. Gracias por el comentario Montserrat y perdona por la tardanza en responder :)

      Es cierto que por la misma regla de tres China no habría tenido Juegos, pero también hubo protestas entonces, y personas que pensaron que el espíritu olímpico haría que cambiaran cosas. Y no fue así…

      Yo creo que en este caso, al igual que en otros relacionados con la pena de muerte, sí que se puede juzgar desde nuestra óptica (aunque esto es opinión muy personal), porque para mí, matar a alguien a sangre fría es igual de malo si lo hace el Estado a si lo hace el recluso y por eso se encuentra ahí. Lo del ojo por ojo creo que no funciona.

    1. El problema, desde mi punto de vista, surge a la hora de demostrar sin ningún lugar a dudas que los hechos son probados, cuando sabemos que en Japón hay muchas confesiones forzadas. Y que ha habido casos de errores judiciales. Por suerte a esos presos no se les había condenado a muerte, pero teniendo en cuenta que ningún sistema judicial es infalible, una pena que no pueda ser revocada me parece excesiva.

  7. A estas alturas tanto de la legislación internacional, como de la experiencia de distintos paises en relación con la pena de muerte y el nulo efecto que consigue para paliar los crímenes, para que los delincuentes se paren un segundo a pensar qué van a hacer antes de cometer un delito, me parece que mantenerla solo implica que el Estado se muestra incapaz de dar una solución coherente a cietos delitos.

    La cuestión de Japón digamos que es todavía más hipócrita, tanto en cuanto apenas el resto del mundo sabe que allí tambien existe la pena de muerte. El comentario de MarketingJapon me parece un claro ejemplo de lo que es una parte de ese «gobierno» japonés: no grites que tenemos pena de muerte a ver si el resto del mundo se va a enterar y damos mala imagen. No entro a valora tan siquiera el comentario del tweet de arriba, porque habla por si solo.

    Recuerdo que cuando le dieron las olimpiadas a Pekin, los telediarios no dejaban de decir que eso iba a significar una apertura hacia la mejora de los derechos humanos, y entre estos, a dignificar la vida de los presos, la tolerancia hacia las ideas contrarias al regimen comunista y digamos la revisión de la pena de muerte. Agua de borrajas, que se dice.

    En las olimpiadas concedidas a Tokio, que yo sepa, en ningun momento se ha dicho esto, vamos, estoy seguro que la gran mayoría de periodistas saben que allí, en Japon, existe la pena de muerte. El silencio como aliado de la tortura.

    Y no, decir que se está en contra de la pena de muerte, que es cruel avisar a una persona de que dentro de pocas horas va a morir, aunque se haga a hurtadillas, en silencio, sin que el resto del mundo se entere no es estar en contra de ningún país, ni de su gente, ni de su cultura milenaria, es estar en contra del asesinato a través del estado y sus leyes. Y la respuesta no es callarse, porque callarse ante la visión de un delito es, según la mayoría de países, ser cómplice del mismo.

  8. No soy Japonesa pero estoy totalmente de acuerdo con la pena de muerte.
    Si no quieren ser tratados de esa forma, ¿Para que cometieron crímenes en primer lugar?
    Leí varias historias de los presos condenado a muerte y llegué a conclusión de que tienen lo que merecen y nada más,

    1. Bueno, creo que incluso un reo tiene ciertos derechos, porque sino, qué nos diferencia de ellos? Y si matar es malo, me da igual que sea el Estado el que diga que se tiene que llevar a cabo, sigue siendo malo. Un gobierno puede decir apartar a cierto individuo de la sociedad cuando éste demuestra que no es capaz de integrarse y vivir en armonía con sus semejantes. De ahí a matarle, hay un trecho. Que ejecución suena más aséptico, más de quirófano, casi. Pero no deja de ser asesinar (porque es premeditado, y es a sangre fría, con alguien indefenso).

  9. Mi opinión sobre la pena de muerte es que estoy totalmente de acuerdo, siempre y cuando el delito lo amerite..No estoy de acuerdo en que se tenga un delincuente, asesino tras las rejas y que la sociedad lo mantenga con lo que paga de sus impuestos, porque de donde sale el dinero para que ellos sigan vivos_
    Yo vengo de un país donde la delincuencia esta cada vez peor y los asesinatos quedan totalmente impunes por una falla en el sistema judicial que no quieren cambiar o mejorar porque les conviene a los políticos de turno…
    Yo viví algo terrible y no se lo deseo nadie, un asesino al volante de los tantos que tiene Argentina mato a mi papa y este hombre según las leyes de mi país esta libre y el caso fue caratulado «homicidio Culposo» no tiene una condena, jamas pagara por su delito.. En una sola palabra a nadie les importa la vida de un ciudadano honesto y acá yo encontré lo que en mi país no existe «seguridad» si las haces las pagas..También se que Japón tiene la suyas, nada es perfecto pero ningún país se queda atrás…

    1. Siento tu caso, Cristina.

      Pero aun así, y como ya he comentado, justificar que el Estado mate porque gasta mucho manteniendo a un preso me parece darle poco valor a la vida humana. Y si se la damos, y por eso metemos en la cárcel a la gente que no se la da, no podemos irlos matando luego. Pero bueno, es mi opinión, nada más :)

  10. pues yo estoy a favor de la pena de muerte, viene muy bien como caracter disuasorio para evitar asesinatos, porque quien quiera matar si sabe lo que le espera se lo pensara dos veces, no como aqui en españa que violan y matan y a los 5 años de carcel en la que tendras tu gimnasio, actuaciones, conciertos,tus pistas de futbol, baloncesto, tu trabajo pagado ect. sales a la calle y hasta con una paguita y a volver a violar y a matar que vas a estar en un hotel, ademas quien mata porque sí no tiene derecho a la vida. lo que no estoy deacuerdo de japon es que la policia te pueda meter en una celda durante 23 días sin derecho a un abogado y sin que se graben los interrogatorios a los que te someten, eso es mas propio de una dictadura.

    1. Jhonky, precisamente eso que dices es algo que no ocurre. En los países con pena de muerte no hay menos crímenes que antes de no haberla. Y encima me parece una patada a los derechos humanos. Sí, ya sé, tú has cometido un crimen en el que te has olvidado de ellos, pero por eso precisamente se te juzga y se te mete en la cárcel (las penas, en algunos casos, sí deberían ser más severas). Pero si matar es malo, me da igual que lleve el «sello» de un juez o de un estado de derecho. Sigue siendo asesinato igualmente, y a sangre fría.

  11. En contra. No evita que se cometan más crímenes, solamente institucionaliza la venganza. Tampoco sé cuáles son los criterios para condenar a muerte en Japón (vivo en Estados Unidos y esos criterios son, principalmente, racistas). Hay formas de evitar que un crimen quede impune sin que el Estado tenga que decidir quién tiene derecho a la vida y quién no la tiene.

  12. Vaya, yo sabía ya que en Japón había pena de muerte, pero jamás me imaginé que sería así. Me lo imaginaba algo más como en Estados Unidos que, aunque no sé como está allí el tema del derecho a la comunicación que tienen los presos, por lo menos a la hora de la ejecución la familia está informada y es de una forma indolora con la inyección letal. Además, sigo sin digerir cómo en uno de los países más desarrollados del mundo puede haber una justicia que condene al 99% de las personas que van a juicio.

    Gran artículo, me ha dado mucho en qué pensar.

    1. Gracias por tu comentario Álvaro. Desgraciadamente sí, Japón tiene pena de muerte y en unas condiciones bastante lamentables, además, porque la falta de comunicación se suma a lo que para mí, y para muchos otros, es algo excesivo.

  13. Estoy de acuerdo con la pena de muerte, pero bajo casos de pedofilia, violación (ya sea hacia mujeres u hombres), o abuso de menores, ya que este tipo de crimen es deleznable, merece una sanción igual, la cadena perpetua no sirve con los pedofilos y violadores, por lo tanto es mejor eliminarlos de la sociedad, sin piedad ni perdon como lo tuvieron para con sus victimas

  14. Pues a mi no me parece un problema de la pena de muerte. La pena de muerte me parece bien. Y además creo que es algo muy de su cultura, o eso creo haber leído en un libro de Shigesuke. A los ministros que robaban al pueblo los condenaban a la horca y a los que promulgaban leyes para hacerlo más necio lo degollaban. O algo parecido decía en el Bushido shoshinshu.

    Lo que me parece completamente odioso, es que cueste tanto demostrar tu inocencia, cuando eres inocente, por supuesto. Especialmente en un país como Japón.

    Si está claro que es culpable no me parece mal ni el trato que les dan, son gente que ha matado o ha traicionado a la nación ¿no?

    1. Om, Sakura, no puedo estar a favor ni siquiera en los casos de delitos más graves. Ningún sistema judicial es 100% perfecto y ya ha ocurrido (y seguirá ocurriendo) que hay inocentes condenados. Y si es bastante malo tener a un inocente en la cárcel, al menos se le puede devolver la libertad cuando se detecta el error. Si lo has matado, no puedes.

      E incluso aunque supusiéramos que podemos saber al 100% de seguridad si alguien es culpable, creo que lo que nos diferencia de los asesinos es precisamente el respeto a la vida. Estamos juzgando a alguien porque ha cometido crímenes gravísimos contra la sociedad, contra ese «contrato social» que hace que funcione el mundo. Y la solución que damos es exactamente la misma que ellos han hecho: asesinar a sangre fría, pero vistiéndolo encima de legalidad. Porque ahorcar a alguien, como en Japón, o una inyección letal, es eso, un asesinato premeditado de alguien indefenso.

      No arreglamos nada poniéndonos al mismo nivel que la gente que juzgamos. No somos coherentes si decimos que matar está mal salvo si lo hacemos nosotros porque un juez o un jurado dicen que vale. Creo que somos mejores que todo eso.

  15. Ningún sistema judicial es perfecto, desconozco el sistema de nombramiento de jueces y fiscales en Japón, pero si resulta que, al detenerte, pueden tenerte 23 días en una celda, sin derecho a abogado, ya empezamos muy mal, porque suena a forzar una confesión. Si continuamos con el desarrollo del procedimiento, cualquier abogado español, podría poner ejemplos de denegación injustificada de pruebas o de ausencia de razonamiento de determinadas resoluciones judiciales, que dificultan la defensa, supongo que a los abogados japoneses les sucederá lo mismo.
    La pena de muerte, en mi opinión, rebaja a la sociedad, al mismo nivel que el condenado, por mucho que esa persona, merezca castigo. Estoy de acuerdo en que, a determinados delincuentes, hay que retirarlos de la sociedad, pero para eso, la cadena perpetua es suficiente, el coste de su mantenimiento, no me parece un argumento en absoluto.
    Quizá el debate en la sociedad japonesa no se da, porque la mayoría no sepan, cómo funciona su sistema judicial y para eso, son importantes los medios de comunicación, siempre que no estén politizados, claro.
    Gracias por el artículo Luis

    1. Gracias por el comentario Sol. Efectivamente, ningún sistema es perfecto y ciertas cosas del japonés claramente son mejorables. En este caso, es que ya ni me meto en el hecho de que no se avise a las familias hasta que la ejecución se ha llevado a cabo, es que el ojo por ojo nos convierte en lo mismo que la persona ejecutada. Y yo no quiero ponerme a su nivel.

  16. Wow… no tenia absolutamente ni idea de que estuviera el tema así en Japón respecto a la pena de muerte. Muchas gracias por contarnos en este blog un poco de todo, está bien ver todas las caras de la moneda.

    Aunque nunca comento, que sepáis que os sigo muchísimo y me encanta el blog :)

    ¡Muchas gracias por compartir todo este conocimiento!

  17. Este comentario va para Sol explicándole lo q pocos saben de esos 23 días q te encierran sin derecho a nada. Bueno todo es simple y se acercan de diferentes formas de acuerdo a lo q hiciste , siempre y cuando tu encierro no sea por perjudicar a un yakusa , no se te acercará uno de ellos a ponerte en tu sitio con uniforme . O te mandan a tu casa para confirmar q tu robo simple o, tu pelea con algún Japones no este más lejos de una organización , te amenazan y te dicen no queremos verte más por esta ciudad. Japon es lindo pero encierra más dentro de su tan lindo kimono .

  18. Estoy totalmente a favor de la pena de muerte!
    Debieramos tenerla aquí en América del Sur
    Estuve en Singapur y Japón y realmente creo que la absoluta seguridad de la que disfrutan sus ciudadanos tiene mucho que ver con la severidad de sus sistemas judiciales.
    Quiero derechos pata las personas honestas y castigos para los delincuentes
    Saludos

    1. Sinceramente, eso es una falacia. Estados Unidos tiene pena de muerte y sin embargo la gente sigue matando y haciendo tiroteos. Está comprobado que la pena de muerte no baja el número de delitos de sangre.

      1. Hombre, pero eso es por la falta de un control de armas, no por la pena de muerte en sí misma.
        Es más, te puedo mencionar a países con pena de muerte en los que muy rara vez pasan cosas como tiroteos (Bielorrusia,Singapur,China o el mismo Japón).
        Los cuatro países que mencioné son completamente seguros tanto como vivir en ellos,como para visitarlos.

  19. La verdad que el tema de la pena capital siempre sera controversial con personas a favor y en contra…..personalmente los debates Si esta bien o mal serian una perdida de tiempo….ya q los unos no convenceran a los otros…..cada uno seguro tiene una razon para tener esta postura…..asi que personalmente me gustaria un analisis profundo de los paises que menor insidencia de criminalidad tengan….ya que ese analisis me parece que seria digno De compartir y copiar , incluya pena de muerte o no….pues al solo analizar la pena de muerte creo q se deja de lado lo mas importante el «objetivo» principal…lograr disminuir el indice delincuencial ….Personalmente si creo en la pena capital….y en mi humilde opinion por lo que no funciona en EEUU y en otros paises si….. es que magnifican a delincuentes la prensa….peliculas….esos criminales son perpetuados para la posteridad e historia…..y son conocidos mundialmente…obvio que la muerte no los detiene…..

    1. Excelente comentario. Yo he buscado durante muchísimo tiempo información sobre el porqué de su baja en crímenes y lo que he encontrado son temas aislados, como éste de la pena de muerte, que no me han dado aún un panorama amplio o un análisis profundo. Y con respecto a lo Devon Estados Unidos yo también le agregaría a tu comentario el exceso de permisividad en la tenencia de armas y lo sobrevaloradas que se encuentran en esa sociedad que también difiere muchísimo a Japón en ello.

  20. ¿Alguien me puede decir si la pena capital aplica también a la defensa personal? Necesito esa información. El tema es muy interesante, pero me parece que esto no se encuentra entre la información.

    Gracias de antemano.

    1. En principio es para lo que ellos consideran crímenes muy graves, matando a varias personas a la vez, por ejemplo. Pero si sigues teniendo dudas, tendrás que consultar a un jurista, me temo.

  21. Me ha gustado mucho este post, muchas gracias :-) creo que me voy a leer el informe de AI porque me interesaría también la perspectiva de género! Un abrazo y enhorabuena por otro genial post.

  22. Estoy en contra de la pena de muerte pero hay muchos casos en Japón que realmente deseé que se aplicará ,un ejemplo de ello es el que caso de juko furuta si bien es alrededor de 1971 , Japón es conocido por su gran tecnología y sus programas de variedades pero aún debe mejorar mucho

  23. Hola Luis. Muy interesante el artículo pero te comento que yo estoy a favor de la pena de muerte no sistemáticamente pero si en los casos de crímenes gravísimos donde no haya la menor duda de la culpabilidad del sujeto y en los que se compruebe que el culpable es un sociópata irrecuperable con unas altas probabilidades de que vaya a reincidir. Ya se que puede parecer cruel y despiadado pero no se me ocurre otra forma mejor de proteger a sus futuras posibles víctimas. Algunos dicen que la pena de muerte no reduce el número de delitos etc. pero te voy a comentar un caso: En España un violador estando cerca de cumplir su condena y tras haber recibido el visto bueno por parte de su psicólogo penitenciario comentó a sus compañeros «Todo este tiempo que he estado aquí cuando salga alguien lo va a pagar» y al poco de salir violó y asesinó a una niña de 4 años… Ahora cuéntenme eso de que la pena de muerte no evita delitos. Y lo de que si los asesinamos legalmente somos igual que ellos también me parece falso porque ellos asesinan y violan a gente inocente, nosotros estaríamos eliminando a asesinos y violadores irrecuperables con el fin de que no cometan de nuevo atrocidades y así proteger a sus futuras víctimas. Es muy diferente y no creo que eso nos ponga a su altura. Un saludo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Japonismo Contenidos de Viaje SC.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: [email protected].
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!