Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los jiko bukken (事故物件) son edificios en los que se ha producido algún incidente con muerte (por asesinato, suicidio, incendio, etc.). Por superstición y por la idea de la impureza de la sangre, tradicionalmente los japoneses no quieren comprar o alquilar este tipo de viviendas, razón por la cual su compra o alquiler suele bajar hasta mitad de precio

De hecho, una vivienda de una habitación en un edificio marcado como jiko bukken en el céntrico barrio de Shinjuku puede costar tan sólo 40.000 yenes (unos 280 euros), la mitad de lo que costaría normalmente. Los altos precios del mercado inmobiliario nipón han hecho que cada vez haya más personas  interesadas en comprar o alquilar este tipo de viviendas y de hecho ya hay inmobiliarias especializadas, como Urban Renaissance, con una gran cartera de viviendas y servicios como limpieza exhaustiva, para que nada recuerde al nuevo inquilino la tragedia anterior.

Por ley, las agencias inmobiliarias japonesas deben informar al próximo inquilino sobre cualquier muerte, natural o no, que haya ocurrido en el edificio y deben dar suficientes detalles de lo sucedido a la hora de firmar el contrato. La inmobiliaria Urban Renaissance, de hecho, da toda la información disponible sobre el incidente como fecha del crimen, edad de la víctima, lugar exacto, descripción de los hechos, motivos conocidos, etc.

¿Qué os parece? ¿Os atreveríais a vivir en una vivienda donde se ha producido un crimen si eso supusiera una rebaja considerable de su precio?

jiko bukken

Vía: JapanToday y Javier Picazo en twitter.