Kameido Gyoza
Kameido Gyoza

Kameido Gyoza, ¿las mejores gyozas de Tokio?

Kameido Gyoza (亀戸餃子) es un pequeño restaurante familiar situado en el barrio tokiota de Kameido. Y sirve las que, probablemente, sean las mejores gyozas de todo Tokio. Sí, lo decimos así de claro, porque es que las empanadillas de Kameido Gyoza están realmente deliciosas… ¡son una auténtica barbaridad!

Kameido es un precioso barrio con cierto estilo retro situado al este de Tokio, un par de estaciones más allá de Ryogoku —el barrio del sumo— en la línea Sobu de JR. Sí, esto significa que podemos llegar sin pagar nada extra si tenemos JR Pass. Entre callejuelas estrechas y serpenteantes se encuentra el local original de Kameido Gyoza, un restaurante en el que se sirven única y exclusivamente gyozas.

Entrada de Kameido Gyoza
Entrada de Kameido Gyoza

Sí, lo habéis leído bien. En Kameido Gyoza no hay nada más, ni siquiera arroz. Aquí sólo hay gyozas pero… ¡qué gyozas! Con estas gyozas os aseguramos que no hace falta carta, la verdad. En las paredes del local hay colgadas las diferentes opciones de bebidas, ésa es la única decisión que tendremos que tomar. Aunque eso sí, está todo en japonés, pero por suerte las bebidas son fáciles de pedir. La otra lista de precios que se puede ver en las paredes del local refleja el precio de las gyozas en función del número de platos que comamos.

Aparte de cerveza, sake y otros alcoholes, también hay refrescos como Coca-Cola, sidra japonesa o hasta té oolong. Si no queremos ninguna bebida especial, nos servirán un vaso con agua que podemos rellenar con las jarras que hay en las mesas y la barra libremente (ya sabéis que en los restaurantes japoneses, el agua o el té verde son siempre gratuitos).

Bebidas y tabla de precios
Bebidas y tabla de precios

El local está conformado por una pequeña cocina a la vista, nada más entrar, donde el cocinero prepara y fríe las gyozas sin cesar. Desde allí sale una barra alargada con taburetes a ambos lados en los que caben unas veinte personas. En el lado derecho hay cuatro mesas sobre suelo de tatami en las que caben unas cuatro-seis personas en cada una de ellas. Es decir, que el espacio, pese a ser pequeño, está muy bien aprovechado. Y pese a ello, a menudo hay que hacer cola para entrar… así de popular es el sitio.

Interior de Kameido Gyoza
Interior de Kameido Gyoza

El sistema para comer en Kameido Gyoza es bien fácil, aunque puede sorprender si no vas avisado de antes. Cuando te sientes, no pidas la carta, porque como te hemos dicho, aquí no hay carta. Si quieres algo de beber que no sea el agua que hay en la mesa, pídelo, pero si no, siéntate y espera. A los pocos segundos, te servirán automáticamente un plato con cinco deliciosas gyozas hechas a mano y recién salidas de la sartén. Cuando te estés acabando ese primer plato de gyozas, te servirán otro. Y sin siquiera preguntar ni decirte nada. Si todavía te quedaban gyozas en el primer plato, tomarán el plato y las colocarán en el segundo plato, para que puedas seguir comiendo.

Esto es así porque el pedido mínimo son dos platos por persona (es decir, diez gyozas), de ahí que ni siquiera te pregunten si quieres ese segundo plato. A continuación, cuando te estés acabando ese segundo plato de gyozas, sí que te preguntarán si quieres otro más o no. Y básicamente te irán trayendo platos de gyozas hasta que digas que ya no quieres más.

Primer plato de gyozas
Primer plato de gyozas

Los platos de gyozas se van apilando, como si de un kaitenzushi se tratara, para poder calcular fácilmente después la cuenta. Y os avisamos: es imposible plantarse en dos o tres platos, ¡las gyozas de Kameido Gyoza son adictivas!

Además está el «factor competición». Sentado a la barra o en una de las mesas del restaurante, puedes ver cuántos platos están apilando otros comensales, lo que fomenta el espíritu competitivo (o no) para intentar superarlos. A veces, la competición se da en la propia mesa, como nos pasó a nosotros. Cada uno teníamos nuestra propia pila de platos de gyozas y cuando nos preguntaban, nos mirábamos a los ojos y dijimos «sí» muchas veces para seguir apilando platos.

Aquí ya llevábamos... seis platos :)
Aquí uno de nosotros ya llevaba… seis platos :)

Las gyozas pueden degustarse tal cual, porque están simplemente deliciosas. O si lo prefieres, también puedes mojarlas en la típica salsa de gyozas, resultante de mezclar salsa de soja y vinagre japonés en los platillos para tal efecto. Si te gusta el picante, puedes añadirle el aceite de chile rayu, que aquí es totalmente casero y con un sabor espectacular. O incluso ponerle a la salsa una pizca de mostaza japonesa. Sea de la forma que sea, vas a disfrutar.

La masa de las gyozas es lo suficientemente fuerte para mantenerse crujiente pero lo suficientemente suave para que no resulte demasiado dura ni esconda el sabor del relleno. El relleno, por su parte, es muy sabroso y contundente, con carne picada, ajo, col y moyashi como ingredientes principales. Es decir, hablamos de gyozas muy ortodoxas hechas con la sabiduría que da el llevar años y años haciéndolas.

Y aquí... ocho platos
Y aquí… Luis ya llevaba ocho platos

El ambiente de Kameido Gyoza es también muy agradable y familiar. El cocinero controla todo el local desde su posición de pie a la entrada del restaurante. Todo ello mientras hace decenas de gyozas cada pocos minutos, claro. Y al mismo tiempo, el servicio de sala, compuesto por dos abuelas que no paran de servir gyozas aquí y allá, sonríe y se alegra cada vez que pides un plato más de gyozas. Y si no lo pides ya se encargan ellas de preguntarte si quieres más. Y cuando habías decidido que ya no querías más, acabas cayendo y pidiendo un plato más. Lo decimos por experiencia porque nuestros últimos 4 platos de gyozas en realidad no íbamos a pedirlos…

Sí, es posible que Kameido Gyoza quede algo retirado del centro de Tokio, pero consideramos que bien merece una visita. Y es que, personalmente, creemos que son probablemente las mejores gyozas de Tokio. Así que si estás por la zona este de Tokio, visitando Ryogoku o hasta acercándote hasta la Tokyo Skytree, ni te lo pienses y acércate a Kameido Gyoza. Nos lo agradecerás.

Callejuela en la que se encuentra Kameido Gyoza
Callejuela en la que se encuentra Kameido Gyoza

Información adicional

  • Kameido Gyoza abre todos los días de la semana ininterrumpidamente de 11:00 a 19:00 horas.
  • No dispone de página web.

Cómo llegar

El restaurante principal de Kameido Gyoza se encuentra dos minutos andando de la salida norte de la estación de Kameido en la línea Sobu. Esta estación se encuentra a tan sólo dos paradas más hacia el este de Ryogoku, el barrio del sumo donde se encuentra el estadio Kokugikan o el museo de Edo-Tokio, entre otros. Lo tenéis macado en nuestro mapa general de qué ver y hacer en Tokio, que recordad podéis usar durante vuestro viaje por Japón (como os contamos aquí).

En la actualidad Kameido Gyoza dispone de otros dos locales más: uno cerca de la estación de Ryogoku y otro cerca de la estación de Kinshicho (la parada anterior a Kameido). Sin embargo, nosotros estuvimos en el local original en Kameido y es el que mostramos en esta entrada. Y es que, además, así tenemos la excusa perfecta para descubrir este precioso barrio de aspecto retro de Tokio.

Local original de Kameido Gyoza
Entrando en el local original de Kameido Gyoza

¡Que aprovechen esas gyozas!

Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed Instagram Feed

¿Cómo empezar a planificar un viaje a Japón? Sigue estos pasos:

  1. Compra vuelos
  2. Reserva alojamiento
  3. Compra el JR Pass
  4. Consigue un seguro de viaje
  5. Lleva internet: Pocket Wifi o SIM
  6. Planifica tu itinerario
  7. Decide qué intereses quieres cubrir en tu viaje
  8. Añade actividades y guías a tu viaje
  9. ¡Disfruta!

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

_mcga _mc PHPSESSID _new-status-app_session JSESSIONID mc_blog_Session _mcid KB_ID _integrations_session _AVESTA_ENVIRONMENT _experts_session PHPSESSDATA whatsNewLastVisited KB_HIS[e369e2fc-2e5a-c7b0-e18c-f3aceadae113] KB_HIS[83ca6c2f-deff-0e5e-6863-b2d0de144b6d], _ga, _gid
_mcga _mc PHPSESSID _new-status-app_session JSESSIONID mc_blog_Session _mcid KB_ID _integrations_session _AVESTA_ENVIRONMENT _experts_session PHPSESSDATA whatsNewLastVisited KB_HIS[e369e2fc-2e5a-c7b0-e18c-f3aceadae113] KB_HIS[83ca6c2f-deff-0e5e-6863-b2d0de144b6d]
_ga, _gid