JR Pass Seguro Destinos Planifica Intereses
Templo Kiyomizudera, lugar de la ceremonia del kanji del año

El kanji del año 2021 en Japón

Consulta toda la información actualizada sobre las restricciones de entrada a Japón por la pandemia del coronavirus y qué lugares están abiertos, para cuando se puede volver a viajar.

Desde 1995, la Japan Kanji Aptitude Testing Foundation (o Fundación del Examen de Aptitud en Kanji, organizadora de los exámenes kanken) elige el kanji del año (今年の漢字, kotoshi no kanji) en una ceremonia formal en el templo Kiyomizudera de Kioto.

El kanji del año es el ideograma que mejor resume o define en pocos trazos lo que ha ocurrido durante el año en Japón, y que refleja algo importante del año que se cierra. Así pues, y sólo por poner un par de ejemplos, en 2011 el kanji ganador fue 絆 (kizuna, unión, lazo entre personas), en un claro homenaje a la unión del pueblo japonés tras el gran terremoto y posterior tsunami que sufrió el norte de Japón.

Por otro lado, en 2014 el kanji ganador fue 税 (zei, impuesto), en relación al incremento del impuesto sobre el consumo japonés que pasó del 5% al 8% en abril de 2014. Como veis, no siempre son conceptos «bonitos», pero sí de especial relevancia para Japón durante el año.

Todos los años, cada 12 de diciembre, el sacerdote principal del templo Kiyomizu o Kiyomizudera de Kioto es el responsable de publicar el kanji ganador. Lo hace en una preciosa caligrafía japonesa sobre un papel japonés de gran tamaño y con tinta y pincel japoneses en un entorno impresionante, como es el templo Kiyomizudera en diciembre. Esa preciosa caligrafía del kanji del año se deja expuesta en el templo hasta el 31 de diciembre, para despedir el año.

Ésta es, sin duda alguna, una de las ceremonias más esperadas del fin de año en Japón. Si queréis saber más sobre todo lo que acontece en Japón en diciembre, no tenéis más que seguir el enlace anterior.

Desde 2011 y sin fallar ningún año, en Japonismo nos hemos impuesto un par de tradiciones de fin de año. Por un lado, nos dedicamos a traducir y explicar las palabras o expresiones japonesas más populares del año en Japón, que nos permiten conocer los temas más candentes del año que se cierra; y por otro lado nos dedicamos también a publicar cuál es el kanji del año con una breve explicación de la elección y su contexto.

Hasta 2015 publicábamos entradas específicas para cada kanji del año, pero en 2016 decidimos recopilar toda la información en un único post, para que fuera más fácil acceder a ella. Así pues, a continuación, recopilamos toda la información que hemos ido publicado desde 2011 hasta la actualidad. Por supuesto, iremos actualizando este post año tras año.

Por cierto, si eres de los que prefieren la información en formato vídeo, te dejamos con esta presentación sobre el kanji del año en Japón que ofrecimos a través de nuestro canal de Youtube:

Kanji de 2021

Como ya vimos en la elección de la palabra o expresión del año 2021, este año ha estado marcado por la pandemia, por un lado, y por los JJOO de Tokio 2020, que finalmente sí pudieron celebrarse.

Y la elección del kanji del año está relacionada con ambos temas, porque ha sido 金 (kin) que significa «oro» o «dinero». Eso sí, este kanji ya ha resultado ganador en tres ocasiones anteriores en 2000, 2012 y 2016, por lo que su elección ha sido un poco decepcionante.

En esta ocasión, se han contabilizado 223 773 votos en todo el país y hubo una batalla entre el primer y segundo puesto, con tan sólo 118 votos de diferencia, ¡la menor diferencia de votos de la historia!

Por un lado, el kanji hace clara referencia al récord de medallas de oro conseguidas por los atletas japoneses en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020. Y también parece hacer referencia al jugador de béisbol Shohei Ohtani, toda una «joya dorada» de este deporte en 2021. Pero muchos también ven posible que haga referencia a las ayudas económicas del gobierno por la pandemia así como a la circulación de las nuevas monedas de 500 yenes.

En segundo y tercer lugar quedaron, respectivamente, 輪 (rin o wa) que significa «anillo» y hace clara referencia a los Juegos Olímpicos (y estuvo muy cerca que colocarse en primer lugar) y 楽 (raku), que significa «diversión». ¿Quizás porque 2021 ha sido de todo menos divertido? ¿O porque se ha podido recuperar cierta forma de vida social tras los estados de emergencia?

Otros kanji que aparecieron en la lista fueron los relacionados con los conceptos de extraño, resistencia, enfermedad, amargo, epidemia, silencio, separación… vamos, una alegría todos :)

Como siempre el monje principal del templo Kiyomizudera anunciaba la decisión escribiendo el kanji en una preciosa caligrafía tradicional en el salón principal del templo.

Kanji de 2020

En un año marcado por la crisis de la COVID-19, la elección del kanji del año 2020 no sorprendió a nadie. Y es que el kanji ganador fue: 密 (mitsu), que literalmente significa «densidad», «aglomeración», «cercanía» y que se hizo muy popular en Japón este 2020 por la expresión 三密 (sanmitsu, «las tres mitsu»), que resultó ser la palabra o expresión más popular de 2020.

Estas «tres mitsu» hacen referencia a las tres recomendaciones de la OMS para evitar el avance de la pandemia: mippei (密閉, evitar lugares cerrados), misshu (密集, evitar lugares llenos de gente) y missetsu (密接, evitar situaciones sin distancia social). Como os contábamos en el post específico de las palabras más populares del año, la expresión 密 (sanmitsu) hace referencia a la manera de escribir estas tres palabras en japonés (sílaba «mi» seguida de una pequeña «tsu»).

La elección del kanji del año coincidió así con la elección de la palabra más popular en 2020. Como todos los años, el monje principal del templo Kiyomizudera anunciaba la decisión escribiendo el kanji en una preciosa caligrafía tradicional.

Kanji de 2019

No sorprendió para nada la elección del kanji del año 2019, la verdad. Un ideograma que estaba muy relacionado con la nueva era Reiwa (令和) que empezó con el ascenso al trono del emperador Naruhito el 1 de mayo de 2019. Así pues, el kanji del año de 2019 es el primer carácter del nombre de la nueva era: 令 (rei), que puede traducirse como orden, mandato, propicio

Está claro que el kanji salió escogido no tanto por su significado propio, sino por formar parte del nombre de la nueva era. El nombre de Reiwa, por cierto, se extrajo del Man’yoshu, la antología de poemas waka más antigua de Japón. Reiwa también se coló como una de las palabras más populares del año 2019 en Japón.

Como todos los años, el monje principal del templo Kiyomizudera anunciaba la decisión escribiendo el kanji como se puede ver en el vídeo.

Kanji de 2018

En 2018 el kanji escogido resumía cómo había sido el año en Japón, desgraciadamente. Porque la elección fue 災 (sai, wazawa-i), que significa desastre, calamidad.

2018 fue un año complicado para Japón porque hubo muchos desastres naturales que afectaron a la población de casi todo el país. No sólo hubo fuertes tifones, sino que especialmente hubo muchas evacuaciones y desastres por lluvias torrenciales tanto en el suroeste de Japón (recordemos la zona de Hiroshima, por ejemplo) como en el noreste del país.

Pero ésas no fueron las únicas calamidades de 2018. También hay que recordar el fuerte terremoto que sacudió Osaka el 18 de junio de 2018 o el que sacudió Hokkaido el 6 de septiembre de 2018, un terremoto que además de importantes daños materiales provocó un apagón en toda la isla (de hecho, «apagón» fue una de las palabras nominadas a palabra del año 2018). También hay que recordar la fuerte ola de calor de aquel verano en Japón, cuando las temperaturas máximas batieron todos los récords y se llevaron por delante la vida de varias personas.

El kanji 災 no es la primera vez que se convierte en kanji del año, desafortunadamente. También fue el kanji del año 2004, otro año lleno de desastres como el terremoto Chuetsu, el fuerte tifón Tokage o el accidente en la central nuclear Mihama.

Como siempre, te dejamos con el momento en el que el sacerdote principal del templo Kiyomizudera de Kioto escribe en una caligrafía el kanji del año, anunciándolo a todo el país.

Kanji de 2017

El kanji ganador del año 2017 fue 北 (kita), norte. Efectivamente, el kanji que mejor describe la situación social del año 2017 fue uno que hace referencia a la amenaza nuclear y a las pruebas de misiles de Corea de Norte.

Corea del Norte estuvo especialmente activa en 2017 en su intención de desarrollar y mejorar sus programas nucleares. En 2017 realizaron su sexta prueba nuclear y lanzaron varios misiles, algunos de los cuales sobrevolaron Hokkaido, causando muchísima alerta. De hecho, una de las 10 finalistas a palabra o expresión del año 2017 fue J-Alert, el sistema de alertas que se activó cuando Corea del Norte lanzó un misil que voló sobre Hokkaido.

Hay quien dice que el kanji también puede hacer referencia a la escasez de patatas vivida en Hokkaido (北海道), a las lluvias torrenciales sufridas en el norte de la isla de Kyushu o hasta al jugador de béisbol Shoei Ōtani, quien jugó para un equipo de Hokkaido. Pero parece evidente que Corea del Norte tuvo el mayor impacto en la elección. En total se recibieron 153 594 votos, de los cuales 7104 fueron para 北 .

Como siempre, Seihan Mori, el monje principal del templo Kiyomizudera, escribió en caligrafía el kanji del año en un papel washi de 1,5 metros de largo y 1,3 metros de ancho en la ceremonia que se realiza todos años para la ocasión.

Kanji de 2016

El kanji del año 2016, sinceramente, fue un poco decepcionante. Por tercera vez el kanji ganador fue 金 (kin), oro, que ya resultó el kanji del año en 2000 y 2012. Y no sería la última vez en la que este kanji saldría escogido, ya que en 2021 también fue el kanji del año.

Hay varias razones por las que ganó kin. Por un lado, el kanji hace referencia a las medallas de oro en los JJOO de Río 2016, en los que Japón hizo un gran papel. Pero probablemente la elección del kanji estuviera más relacionada con una de las palabras del año en 2016, tasa de interés, kinri (金利) en japonés, que como ves se escribe con el kanji de kin. Y además de esto, también tiene que ver con los varios escándalos políticos relacionados con el uso privado de fondos públicos como por ejemplo el del antiguo gobernador de Tokio Masuzoe Yoichi.

Hay quien también ve relación con la victoria de Trump (y sus cabellos dorados) o hasta el éxito de la canción PPAP (y el traje dorado de animal print de Pikotaro) o el último récord de la leyenda del béisbol japonés Suzuki Ichiro en la elección del kanji.

Kin recibió 6655 votos de los 153 562 recopilados en total. En segundo y tercer lugar quedaron el kanji de 選 (sen o erabu, elección) y 変 (hen o kawaru, extraño, raro o cambio), respectivamente. Puedes ver en vídeo cómo se hacía la caligrafía de este kanji.

Kanji de 2015

Con un total de 129 647 votos recogidos, el kanji elegido en 2015 fue 安 (leído yasu o an) que significa literalmente «barato». Aunque también significa «seguridad» o hasta «paz», traducciones con un significado más bonito y que más tienen que ver con su elección.

Lo importante de este kanji estuvo en su aparición en dos temas que estuvieron muy de moda en 2015 (y que no por nada aparecieron en la lista de las 50 palabras más populares de 2015) pero que no podían ser más diferentes entre sí. Puedes ver en vídeo cómo se hacía la caligrafía en el Kiyomizudera.

Por un lado estaba el polémico Proyecto de Ley de Seguridad (安保関連法案), que aunque en 2015 no apareció como tal como expresión más popular, sí fue un tema candente en la sociedad japonesa. No había más que analizar el gran número de palabras y expresiones relacionadas con esta polémica ley que sí aparecieron en la lista.

Y por otro lado la expresión del humorista japonés Yasumura «tranquilos, que estoy vestido» (安心して下さい、穿いてますよ, anshin shitekudasai, haitemasu yo) en su famosísimo sketch en el que parecía estar desnudo aunque en realidad llevaba un bañador (y del que sí os hablamos en la lista de palabras japonesas más populares de 2015). De hecho, el mismo humorista bromeaba en Twitter el mismo día de la publicación del kanji del año sobre la elección del kanji y la relación con su nombre (安村) y una de las expresiones del año.

En segundo y tercer lugar quedaron, respectivamente, el kanji 爆 (leído baku), que significa «explosión» y el kanji 戦 (leído ikusasen), que significa «guerra». Probablemente aludían a los conflictos relacionados con el Estado Islámico. Los siguientes kanji más votados fueron 結 (musubu o ketsu, unión, contrato), 五 (itsu o go, cinco), 賞 (homeru o shō, premio), 偽 (itsuwaru o gi, falsificación), 争 (arasō o sō, discutir), 変 (kawaru o hen, inusual o raro) y 勝 (katsu o shō, victoria).

Kanji de 2014

Con un total de 8679 votos, (un 5,18 % del total de votos emitidos), el kanji del año 2014 fue 税 (zei, impuesto), en clara referencia al incremento del impuesto sobre el consumo japonés que pasó del 5 % al 8 % en abril de 2014.

La subida, la primera en casi dos décadas, fue muy controvertida y fue tan nefasta para la economía japonesa —el país volvió a entrar en recesión— que el gobierno de Abe aplazó sus planes de una segunda subida (planeada del 8 % al 10 %) hasta 2017.

En segundo y tercer lugar quedaron, respectivamente, el kanji 熱 (leído netsu o atsui), que significa «calor» o «fiebre» y podría tener relación con las crisis de las fiebres del Dengue y del Ébola, y el kanji 嘘 (leído kyo o uso), que significa «mentira» y probablemente alude a varios escándalos que hubo durante 2014 y que aparecieron en la lista de las 50 expresiones más populares del 2014, como el escándalo del político llorón, la mentira de las células STAP o el fraude del músico supuestamente sordo. El kanji del año 2014 nos pareció que definía muy bien una de las preocupaciones del año para los japoneses, algo que les afectó de manera personal sobremanera, pero que nos resultó muy poco inspirador, nada poético y bonito.

Del 15 al 31 de diciembre de 2014 se pudo ver en el templo Kiyomizudera una exposición temporal sobre los distintos kanji del año que hubo desde 1995 hasta 2014 para celebrar el vigésimo aniversario de esta bonita ceremonia.

Kanji de 2013

El kanji del año 2013 fue 輪 (rin) que significa «anillo» o «círculo» y hacía referencia a los anillos olímpicos, emblema de los Juegos Olímpicos y por lo tanto de los Juegos Olímpicos que iban a tener lugar en Tokio en el año 2020.

De hecho, España no era el único país que veía en la organización de unos Juegos Olímpicos un puntal para la recuperación económica. Y es que la apuesta de Tokio por estos Juegos se veía como una de las bazas del primer ministro Abe para continuar con la recuperación económica. De hecho, hasta se acuñó un nuevo nuevo término, gorinnomics (de gorin, Juegos Olímpicos en japonés, y economics).

En total, se recibieron 170 290 votos, de los cuales 9518 fueron para este kanji. Y aunque a priori el kanji pudo resultarnos poco inspirador, el Yomiuri dio una explicación más poética y bonita de por qué se escogió rin como kanji del año, ya que consideraba los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 como la rueda de reconstrucción después del Gran Terremoto del Este de Japón (el de 2011 en Tohoku).

Kanji de 2012

Por primera vez desde que se instauró la tradición de escoger el kanji del año en 1995, el kanji escogido fue repetido. El kanji en cuestión fue 金 (kin), que significa oro.

En 2000 ya se escogió este kanji, debido a que en los Juegos Olímpicos de ese año Japón ganó bastantes medallas de oro y fue un acontecimiento importante. En 2012, de nuevo, la razón principal fue la misma, las medallas de oro ganadas en los Juegos Olímpicos de Londres.

Asimismo, otras razones mencionadas para seleccionar este kanji fueron la inauguración de la Tokyo Skytree, el Premio Nobel en Medicina a Shinya Yamanaka, y el eclipse solar. Puedes ver el proceso de caligrafía de este kanji en Kioto en vídeo.

Kanji de 2011

El kanji del año 2011 fue 絆, que se lee kizuna y significa «lazo», entendido como el lazo que se forma entre personas. Este año estaba claro que la elección tendría que ver con el terremoto y el tsunami de Tohoku, ya que fue algo que golpeó fuertemente a la sociedad japonesa.

Si algo demostró el desastre fue el increíble grado de unión entre los japoneses y con el resto del mundo, con mucha gente ayudando para superar la tragedia. Así que la elección nos pareció preciosa y muy adecuada.

De todas formas, según contaba The Asahi Shimbun, el kanji que quedó en segundo lugar fue 災, leído wazawai, que significa desastre, y en tercera posición quedó 震, leído shin, que significa temblor y que ya fue escogido como kanji del año en 1995, cuando se inició esta tradición, tras el terremoto de Kobe, así que como es lógico, el terremoto, el tsunami e incluso todo lo ocurrido con la central nuclear de Fukushima fueron los sucesos más importantes de 2011 en Japón, sin ningún lugar a dudas.

Kanji de años anteriores

A continuación compartimos el resto de kanji anteriores hasta 1995 con una breve explicación sobre su elección.

AñoKanjiSignificado y explicación
1995
(shin)
Terremoto. La elección de este kanji hacía referencia al Gran Terremoto de Hanshin que afectó sobre todo a Kobe.
1996
(shoku, taberu)
Comer/Comida. La elección hacía referencia a los muchos casos de intoxicación alimentaria por E.coli.
1997
(tō, taoreru)
Derrumbar(se). La elección de este kanji hizo referencia a una serie de quiebras empresariales y bancarias.
1998
(doku)
Veneno. La elección hacía referencia al hecho de que 67 personas enfermaron (y 4 de ellas murieron) al tomar curry envenenado.
1999
(matsu, sue)
Final. El kanji de 1999 se explica por el fin de década, siglo y milenio.
2000
(kin)
Oro. La elección hacía referencia a los oros que ganó Japón durante los JJOO de Sidney, como ya hemos explicado.
2001
(sen)
Guerra. La elección hacía clara referencia a los atentados terroristas del 11 de septiembre en Estado Unidos y el clima de tensión que se generó.
2002
(ki, kaeru)
Regresar. Gracias a los diálogos entre Japón y Corea del Norte, cinco japoneses secuestrados por Corea del Norte regresaron a Japón.
2003
(ko, tora)
Tigre. La elección del kanji hacía referencia al equipo de béisbol de los Hanshin Tigers, que ganaron la Liga Central por primera vez en 18 años.
2004
(sai)
Desastre. Durante ese año hubo varios desastres como el terremoto de Chūetsu, el tifón Tokage o un accidente en la central nuclear de Mihama.
2005
(ai)
Amor. Durante este año se celebró la Expo 2005 en Aichi, que se escribe con el kanji de ai.
2006
(mei, inochi)
Vida. Durante 2006 hubo muchas noticias sobre suicidios y accidentes por conducir bajo la influencia del alcohol.
2007
(gi)
Falsedad. La elección del año hacía referencia a un escándalo que se destapó durante el año: se descubrió que se reetiquetaban productos caducados para volver a ponerlos a la venta.
2008
(hen, kawaru)
Cambio. Ésta fue la palabra del año en Japón, con un cambio de primer ministro, pero también en el mundo, pues fue usada hasta la saciedad por Barack Obama durante las elecciones presidenciales.
2009
(shin, atarashii)
Nuevo. La elección del kanji hacía referencia a la Gripe A, cuyo nombre en japonés se escribe con este kanji (shingata influenza).
2010
(sho, atsui)
Calor. El kanji del año hizo referencia clara a la ola de calor que sufrió el país, batiendo todos los récords.

¿Qué te parecen los distintos kanji del año?

Entrada publicada originalmente el 12 de diciembre de 2011. Última actualización: 13 de diciembre de 2021

La newsletter de Japonismo

La newsletter de Japonismo

Si quieres estar al tanto de todas nuestras novedades, suscríbete a nuestra newsletter. ¡Es gratis!

SUSCRÍBETE



Imagen por defecto
Laura

Licenciada en Traducción e Interpretación con inglés y japonés (UAB) con estudios especializados en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kioto (KUFS) y Máster en Estudios de Asia Oriental (UOC). En la actualidad es cofundadora y directora de Japonismo, medio especializado en Japón líder en español donde escribe artículos sobre Japón y copresenta los pódcasts "Japón a Fondo" y "Japonesamente" centrados en cultura japonesa y viajes a Japón. Además, ha publicado dos libros "Japonismo. Un delicioso viaje gastronómico por Japón" y "Japón en imágenes" (Anaya Touring). Laura imparte clases de literatura japonesa, turismo, gastronomía japonesa, business en Japón y arte japonés en el Curso de Especialización en Estudios Japoneses (CEEJ) y ha impartido varios cursos en distintas organizaciones como el curso "Japón y las cuatro estaciones" en Casa Asia, la masterclass sobre "Protocolo japonés" en la Universitat Ramon Llull (Blanquerna) o el curso de digitalización de competencias para el grado de Estudios de Asia Oriental de la Universidad de Málaga.

Artículos: 729