Japón es el paraíso de los Kit Kat, como ya os conté, ya que tienen más sabores de los que seguramente luego seamos capaces de recordar. Y claro, no es de extrañar que haya sido allí donde se ha abierto la primera tienda específica de Kit Kat del mundo: Kit Kat Chocolatory.

Esta tienda se encuentra en el centro comercial Seibu de Ikebukuro, en la planta B1F, con lo que no hace falta ni que salgamos a la calle si vamos en metro o tren, ya que desde los pasillo subterráneos hay una entrada a esta planta del centro comercial.

Kit Kat Chocolatory-2

Hay quien ha criticado la tienda diciendo que no es tal ya que no es más que un mostrador. Esto es cierto, pero hay que tener en cuenta cómo está montada la planta en la que se sitúa Kit Kat Chocolatory, ya que esa planta de Seibu está dedicada a la comida, con mostradores o espacios de tiendas más o menos grandes que incluyen repostería clásica, repostería japonesa, delicias saladas, panes (hay una tienda de Maison Kayser, los que hacen los panes para las hamburguesas de Blacows en Ebisu) y, desde el 17 de enero de 2014, también de Kit Kat.

Las variedades que venden en esta tienda especial están hechas en colaboración con Le Patissier Takagi, para asegurar que son de la más alta calidad. Y como a los japoneses les gusta el coleccionismo y el que haya cosas que son imposibles de conseguir en otros lados, estas variedades de Kit Kat sólo se podrán comprar aquí.

Kit Kat Chocolatory-6

Los sabores con los que abrió la tienda fueron Special Chili, que tiene un toque picante fantástico; Special Cream Cheese, muy suave y ligero, y Special Sakura Green Tea, que aporta un sutil toque de cerezo al té verde. Cada una de estas variedades viene en una pequeña cajita, en color rojo y con el logotipo del Kit Kat Chocolatory además de una imagen del Kit Kat, que contienen dentro 4 paquetitos individuales. El precio para cada una de estas cajitas es de 420 yenes (ahora será algo más por el incremento del IVA en Japón). Entre las 3 variedades, cada comprador sólo se puede llevar 20 cajitas como máximo.

Kit Kat Chocolatory-4

Existe una cuarta variedad que se ha vuelto muy popular desde la inauguración de la tienda, Sublime Bitter, hecho con cobertura de chocolate, perfectamente temperada, y que lamentablemente no pudimos probar porque sólo se hacen 300 barritas al día, ya que se hacen a mano. Las barritas son de mayor longitud que las del resto de sabores, y sólo se vende en dos formatos, la barrita doble individual, por 315 yenes y el paquete especial para regalo que contiene 10, por 3.413 yenes.

Kit Kat Chocolatory-5

Por supuesto, tuvimos que hacer cola de alrededor de unos 40 minutos para poder comprar nuestros Kit Kat. Y aunque llegamos sobre las 11:45, el Sublime Bitter se había acabado hacía ya un buen rato. Y allí, mientras esperas en la cola, siempre hay algún empleado que va diciendo si hay alguna variedad que esté agotada, y entregando papeles a las personas de la cola con las variedades a la venta, y los formatos, para que todo el mundo pueda decidir qué va a comprar y así hacer el proceso lo más rápidamente posible.

Kit Kat Chocolatory-7

Luego, en el pequeño espacio de que dispone la tienda, podemos ver interesantes decoraciones, como una tarta hecha a base de Kit Kat japoneses de sabores, pequeños bodegones realizados con las variedades exclusivas a la venta en este Kit Kat Chocolatory, un vídeo sobre el proceso artesanal que se realiza con la varieadad Sublime Bitter, una pequeña muestra de Kit Kat antiguos (alguno MUY antiguo) y una cosa muy, muy friki: una lampara chandelier en la que cada cuenta es un paquete de Kit Kat.

Kit Kat Chocolatory-9

En definitiva, aunque tampoco haya tantas variedades diferentes y aunque no sean precisamente baratas, nos encantó esta tiendecita, porque nos encantan los Kit Kat de sabores.

[mapsmarker marker=”129″]