Del Korakuen, el maravilloso jardín que atesora la ciudad de Okayama ya hemos hablado en Japonismo otras veces, pero hoy os lo queremos presentar en una de sus mejores épocas: en plena floración de los cerezos, cuando éstos tapizan el suelo con sus pétalos.

Hace justo un año tuve la suerte, además, de coincidir con un par de bodas que tuvieron lugar en el magnífico Korakuen, uno de los tres jardines más bellos de todo Japón (y es que lo de hacer listas con atracciones turísticas les encanta a los nipones, cosa que en Japonismo además estamos recopilando). Además, está situado junto al castillo de la ciudad, que a pesar de ser una réplica de los años 1960 es un edificio imponente y singular, en especial por sus muros negros (similares a los de la fortaleza de Matsumoto). Y si bien es cierto que los cerezos ya no están en flor en agosto, casi preferimos ir a contracorriente y presentaros estas fotografías en una época en la que ha pasado la sobredosis de pétalos y flores.

Que lo disfrutéis y que os sirva para, si podéis, planificar el viaje y comeros un obento admirando uno de los paisajes más extraordinarios de Japón en uno de sus momentos más bellos. Una oportunidad única para ver un espectáculo asombroso.

Parc

De camino al jardín

Castell

Castillo de Okayama, una reconstrucción posterior a la II Guerra Mundial

Pètals al sòl

La entrada al Korakuen

Pètals

Suelo tapizado de pétalos

Flor

La flor del cerezo, en su esplendor.

Sakura

Flores y pétalos.

Sessió fotogràfica

Sesión fotográfica.

Castell

Parece imposible escoger un decorado más adecuado.

Bassa

El agua es un elemento principal en los jardines japoneses

Boda (picnic)

Recepción

Esmorzar

Hanami

Passeig

Boda

Udon

Y para acabar el paseo, nada mejor que unos deliciosos udon mirando al río Asahi y al castillo.

Recordad que tenéis más información de los jardines, eventos y festividades y cómo llegar aquí.