Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

El gran santuario de Kumano Nachi Taisha (熊野那智大社) es uno de los tres grandes santuarios que conforman la extensa red de caminos de peregrinación de Kumano o Kumano Kodo. Los otros dos son el santuario Kumano Hongu Taisha y el santuario Kumano Hayatama Taisha, de los que os hablaremos en otras entradas.

De toda la zona, que fue designada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2004 como parte del conjunto “Lugares sagrados y rutas de peregrinación de la montañas de Kii”, hemos hablado en una entrada específica sobre el camino de Kumano, en el que encontraréis información de todas las rutas existentes, sus tramos, líneas de autobús, alojamiento y demás. Pero en este post queremos hablar específicamente sobre la visita al santuario de Kumano Nachi Taisha.

Disfruta del camino de Kumano con JR Pass
Si quieres moverte por todo Japón en tren y llegar hasta la zona del camino de Kumano, el JR Pass es tu mejor aliado. Puedes comprarlo online desde este enlace de nuestra total confianza y así además nos ayudarás a mantener Japonismo vivo y con la mejor información para viajar a Japón.

Visitar el gran santuario de Kumano Nachi Taisha

Situado en la municipalidad de Nachi-Katsuura, el santuario de Kumano Nachi Taisha es un ejemplo perfecto de la convivencia de las religiones sintoísta y budista en el área de Kumano. Con la llegada del budismo a Japón, el santuario de Kumano Nachi Taisha se convirtió en un complejo religioso ocupado por templos budistas y santuarios sintoístas, algo muy común en el Japón anterior a la Restauración de Meiji y que recibía el nombre de jingu-ji (lit., ‘santuario-templo’).

Este complejo religioso combinado es un ejemplo del sincretismo budista y sintoísta, una práctica religiosa combinada llamada Shinbutsu-Shūgō, a través de la cual todos los edificios del complejo funcionaban como una única institución religiosa, ya fueran budistas o sintoístas. Sin embargo, durante la Restauración de Meiji (1868-1912) esta práctica combinada de la religión budista y sintoísta fue abolida y se ordenó la separación de ambas religiones. La importancia histórica y espiritual de la zona de Kumano, sin embargo, tuvo mucho peso, por lo que los templos budistas aguantaron en la zona a pesar de las prohibiciones.

A continuación vamos a contaros cómo es la visita al gran santuario de Kumano Nachi Taisha, empezando a pie por la cuesta Daimonzaka y finalizando en la cascada de Nachi, aunque todos los puntos pueden accederse en coche o autobús, en caso de no querer caminar.

La cuesta Daimonzaka

La cuesta Daimonzaka (大門坂) es un precioso camino empedrado de 267 peldaños y unos 650 metros de largo. Esta cuesta está flanqueada por enormes y centenarios cedros y árboles de alcanfor kusunoki y nos lleva desde el valle de Nachi hasta la base del gran santuario Kumano Nachi Taisha. Su nombre significa literalmente ‘cuesta de la gran puerta’ y hace referencia a una enorme puerta que se encontraba al final del camino.

Nachi-Kumano-Kodo-31

La cuesta Daimonzaka forma parte de la red de caminos de Kumano y específicamente de la ruta Nakahechi, por lo que es perfecta para aquellos que quieran experimentar cómo es el camino de Kumano pero que no tengan tiempo o energía para hacer alguno de los tramos más largos.

Es una cuesta preciosa, que comienza donde está Daimonzaka-chaya, un local donde podemos alquilar trajes de peregrinos del periodo de Heian y subir la cuesta como en otros tiempos, seguido de dos cedros de más de 800 años de antigüedad con sus raíces entrelazadas, razón por la cual reciben el nombre de Meoto-sugi o cedros casados y el Tafuke-oji, el último oji o santuario subsidiario que los peregrinos encontraban en la ruta Nakahechi, donde los peregrinos veneraban a las deidades de la naturaleza antes de llegar al santuario de Nachi. Justo en esta zona está también la

Nachi-Kumano-Kodo-26

Es una cuesta preciosa, que merece muchísimo la pena hacer si podemos encajarla en nuestra planificación. A pesar de la pendiente y los escalones de piedra (que cansan, no nos vamos a engañar), la naturaleza que nos rodea es tan espectacular que hará que nos olvidemos de que estamos cansados de subir escaleras, porque realmente disfrutaremos del paseo.

Este tramo es un ejemplo perfecto, sin ninguna duda, de la espiritualidad que se respira en la naturaleza de Kumano… Es indescriptible.

Nachi-Kumano-Kodo-32

El santuario Kumano Nachi Taisha

La cuesta Daimonzaka nos deja en la base del santuario de Kumano Nachi Taisha. Al subir las últimas escaleras de acceso, cruzaremos un gran torii rojo y llegaremos a la explanada donde se encuentra el gran santuario de Kumano Nachi Taisha, desde el que podemos disfrutar de unas vistas espectaculares de las montañas de la península de Kii.

Nachi-Kumano-Kodo-54

Nachi-Kumano-Kodo-57

Nachi-Kumano-Kodo-59

El gran santuario de Kumano Nachi Taisha es el santuario principal de los más de 4.000 santuarios de Kumano que hay repartidos por todo Japón. El santuario tiene su origen religioso en las antiguas prácticas de veneración de la naturaleza y especialmente de la cascada de Nachi, porque según parece, el santuario estaba en sus inicios en la base de la cascada, pero fue trasladado a su ubicación actual en el siglo IV.

Nachi-Kumano-Kodo-66

Nachi-Kumano-Kodo-67

En la explanada del santuario de Nachi encontramos un árbol de alcanfor o kusunoki sagrado, como indica la cuerda shimenawa y las decoraciones de papel shide. Este árbol tiene más de 850 años de edad y cuenta la leyenda que fue plantado aquí en el siglo XII por Taira-no-Shigemori.

Actualmente podemos entrar en el interior del árbol, hoy convertido en kami o dios sintoísta, donde hay un pequeño altar para ofrendas. Es un momento de gran espiritualidad en el que te sientes uno con la naturaleza de Kumano.

Nachi-Kumano-Kodo-71

Nachi-Kumano-Kodo-76

Nachi

Cerca también veremos una gran piedra conocida como la piedra del cuervo (karasu-ishi) en relación a la leyenda del cuervo de tres patas que se convirtió en piedra aquí y que actualmente es el símbolo del Kumano Kodo.

Nachi

El templo Seiganto-ji

Situado justo al lado del gran santuario de Kumano Nachi Taisha, el templo Seiganto-ji (青岸渡寺) es un templo budista de la escuela Tendai fundado a comienzos del siglo V, siendo la estructura más antigua de la zona de Kumano y Patrimonio Cultural de Japón.

Cuenta la leyenda que en el siglo IV un monje budista de la India naufragó en la zona y acabó realizando prácticas ascéticas en la cascada de Nachi. Allí tuvo una revelación de Kannon, la deidad budista de la misericordia, razón por la cual en la actualidad encontramos consagrada en la base de las cascadas una imagen de Kannon de 25 centímetros de alto.

El edificio actual es una reconstrucción de 1590 de Toyotomi Hideyoshi, después de que la estructura anterior fuese destruida por Oda Nobunaga. En el interior del salón principal podemos encontrar el mayor tambor de altar budista de Japón, así como otros objetos de gran valor como estatuas, objetos rituales o espejos budistas del siglo XII. Además del salón principal, encontramos también el pequeño templo Nyohōdō, el salón del tesoro Ryūhōden, el campanario, la casa de té Ryūjuan o las tumbas Hōkyointō, entre otras edificaciones del Seiganto-ji.

El templo es la primera parada de la peregrinación de los 33 Kannon, un camino de peregrinación creado en el siglo X y que fue muy popular en el periodo de Edo (1603-1868).

Nachi-Kumano-Kodo-81

Nachi-Kumano-Kodo-82

Nachi-Kumano-Kodo-85

Nachi-Kumano-Kodo-93

Nachi-Kumano-Kodo-95

Nachi

Nada más salir del templo nos encontraremos con la imagen más popular de toda la zona de Kumano: la cascada de Nachi tras una pagoda roja de tres pisos. Si seguimos el camino nos acercaremos un poco más hasta la pagoda, lugar desde el cual podremos tomar la fotografía perfecta.

Nachi-Kumano-Kodo-97

Nachi-Kumano-Kodo-100

Sorprendentemente, la pagoda del templo Seiganto-ji es una construcción reciente de 1972, pero es sin duda alguna la imagen más popular del camino de Kumano.

Santuario Hirō y cascada de Nachi

Desde la pagoda, bajaremos unas escaleras de piedra, flanqueadas por preciosos cedros y árboles de alcanfor hasta llegar a un precioso torii de piedra. Este torii da acceso al camino que nos lleva al santuario Hirō (飛瀧神社) situado a los pies de la famosa cascada de Nachi o Nachi-no-Taki (那智の滝).

Nachi-Kumano-Kodo-125

Nachi-Kumano-Kodo-131

Nachi-Kumano-Kodo-134

Nachi-Kumano-Kodo-136

Nachi-Kumano-Kodo-138

Con 133 metros de alto y 13 metros de alto, la cascada de Nachi es la cascada más alta de Japón. En la cima veremos que tiene una cuerda shimenawa y papeles shide que nos indican que la cascada es un lugar sagrado con una deidad sintoísta. Y es que la cascada ha sido venerada por los japoneses desde hace siglos.

La cascada es uno de los lugares usados en Kumano para la práctica ascética del Shugendo, la religión combinada de la zona de la que os hablábamos al comienzo de este post. Por 300 yenes, podemos acercarnos a la cascada, beber de su agua y subir al escenario de veneración, desde donde tenemos preciosas vistas de la cascada desde algo más cerca.

Nachi-Kumano-Kodo-143

Nachi-Kumano-Kodo-156

El 14 de julio, en la zona de la cascada de Nachi, se celebra el festival del fuego de Nachi o Nachi no Hi Matsuri (那智の火祭り), un impresionante festival del fuego en el que se purifican altares portátiles de 6 metros de alto con enormes antorchas de pino.

La zona de Nachi-Katsuura

Como os comentábamos en el post general del camino de Kumano, por sus buenas comunicaciones con Nachi y Shingu (y desde ahí, a Hongu), nosotros recomendamos la ciudad de Katsuura como ‘base de operaciones’ para explorar la zona de Kumano Kodo con tranquilidad.

Además Katsuura tiene buenos onsen o baños termales -interiores y exteriores a pie de mar-, variedad de hoteles y ryokan para todos los bolsillos y algunos restaurantes interesantes donde probar atún fresco, típico de la zona. De hecho, el puerto de Katsuura es el mayor puerto de atún de Japón, por lo que en la ciudad podemos disfrutar no sólo de la subasta matinal de atún sino de varios restaurantes especializados en atún… ¡y más fresco imposible! Y además, desde aquí podemos hacer alguna excursión para ver ballenas (desde finales de abril a finales de septiembre) o para disfrutar de las preciosas rocas cubiertas de pinos japoneses de la zona de Ki-no-Matsushima, justo en la bahía de Katsuura.

Kii-Katsuura-Kumano-Kodo-10

En cuanto al alojamiento, nosotros recomendamos el hotel Nagisaya. No es un hotel moderno y se nota que ha vivido épocas mejores, pero su ubicación en una cala entre dos pequeñas montañas lo hace el lugar ideal para relajarse después de un día de turismo por la zona. El onsen a pie de mar nos enamoró, sin duda alguna, y de hecho es el onsen que sale en muchos folletos turísticos de Nachi-Katsuura… ¡por algo será!. Para más ideas de alojamiento en Katsuura, podéis echar un vistazo aquí.

Os hablaremos más sobre qué ver y hacer en Katsuura, con ideas de excursiones, restaurantes y demás puntos de interés en un post futuro, pero si queréis visitar Nachi acompañados de un guía, podéis reservar uno en la Asociación turística de Nachi-Katsuura (eso sí, sólo en japonés).

Cómo llegar

En transporte público, la mejor manera de llegar hasta el santuario de Nachi es en autobús desde Kii-Katsuura (620 yenes/30 minutos, aunque existe un pase diario de ida/vuelta por 1.000 yenes).

Los autobuses paran en la parada Daimonzaka, desde donde podemos hacer el tramo de la cuesta Daimonzaka. También paran en la parada Nachi-no-taki-mae, que nos deja cerca de la famosa cascada o en la parada Nachi-san, que nos deja a unos minutos caminando del santuario Kumano Nachi Taisha y el templo Seiganto-ji. Tenéis todas las paradas de autobús, así como rutas y puntos de interés marcados en el mapa del camino de Kumano y explicadas aquí.

Recordad que todo los que necesitáis saber sobre el camino de Kumano o Kumano Kodo, sus rutas, tramos, transporte, alojamiento e ideas varias, está publicado aquí.