Dentro de la importancia que tiene el regalo en Japón, una de las obligaciones sociales más asentadas de Japón es la obligación de comprar un omiyage a la vuelta de un viaje o vacaciones para los miembros de tu familia, empresa, amigos, etc.

La palabra omiyage se suele traducir por ‘recuerdo’ o ‘souvenir’, aunque lo cierto es que  un omiyage no suele ser un artículo de recuerdo que guardar sino que normalmente es algún tipo de comida específica y característica de la zona que hemos visitado, ya sea una especialidad de la zona o algún tipo de comida que la represente de alguna manera.

Es por ello que en las tiendas locales, tiendas de conveniencia (konbini) y estaciones de tren y aeropuertos es frecuente ver pilas y pilas de omiyage envueltos y listos para llevar con los dulces o los ingredientes más típicos de la región.

tienda

Típica tienda de omiyage

El omiyage implica que nos hemos acordado de nuestros compañeros de clase o de trabajo durante nuestras vacaciones y por eso les hemos comprado algo para degustar. En el caso de los omiyage para compañeros de trabajo, suelen llevar implícito también unas disculpas y un agradecimiento porque los compañeros han tenido que asumir parte de nuestro trabajo mientras estábamos de vacaciones.

Los omiyage más comunes son galletas, snacks, chocolates, dulces, mochi y caramelos, aunque también podemos encontrar ingredientes más salados y ‘raros’ según la región. Como curiosidad, dentro de la caja los artículos suelen venir envueltos individualmente, lo cual es perfecto para compartir entre compañeros.

omiyage

Montañas de omiyage

Dar un recuerdo u omiyage es pues una parte importante de interacción social en Japón.