Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mañana se cumplen 10 años desde que JR East introdujera la tarjeta inteligente sin contacto Suica para su uso en el transporte público de Tokio y su área metropolitana.

Esta tarjeta utilizaba una tecnología de Sony llamada FeliCa que se convirtió en el estándar japonés para este tipo de usos. Por supuesto, para encontrar la información más fiable sobre esta tarjeta y sus usos, lo mejor es que visitéis la propia página web de JR East sobre la tarjeta Suica.

suica cardHoy en día esta tarjeta es de uso frecuente para casi todos los japoneses que viven en el área metropolitana de Tokio, y sus usos han ido más allá del mero uso como título de transporte personal, ya que también sirve como monedero electrónico y medio de pago. De hecho, la mascota de la tarjeta, un pingüino, se ha convertido en una imagen conocida por casi todos los japoneses que, como con cualquier mascota popular, tiene productos de muy diversa índole con su imagen, y más ahora que estamos en el décimo aniversario.

En sus comienzos, Suica sólo cubría 424 estaciones del área metropolitana de Tokio, y hoy en día no sólo cubre Tokio por completo, sino que además se puede utilizar en las estaciones de JR East en Sendai y Niigata, lo que hace un total de 758 estaciones. Aunque esto no parezca demasiado, además es interoperable con la gran mayoría de sistemas de tarjetas inteligentes de otras zonas de Japón, lo que añade otras 2.987 estaciones de 38 operadores ferroviarios diferentes, y 89 operadores de autobuses. Pero tranquilos, porque sé que esto de las zonas de cobertura de cada tarjeta sin contacto para el transporte público es un lío, y estamos preparando una entrada sobre ello.

Décimo aniversario de la tarjeta Suica

Según las cifras ofrecidas por la propia JR East, actualmente hay más de 37 millones de tarjetas Suica en circulación. Aunque algunas están en manos de turistas, como en nuestro caso, que las tenemos desde que las usamos en 2007 y que ahora cuando volvamos volveremos a utilizar.

De todas estas tarjetas, más de 2,5 millones son miembros de Mobile Suica, que es, para mí, la forma más cómoda de utlizarlo, y es que como casi todos los teléfonos móviles japoneses llevan incluido un chip de radiofrecuencia, se puede asociar tu tarjeta Suica con tu móvil y entonces no necesitas nada más que pasar el móvil por encima de los tornos de acceso para poder entrar al transporte público. O para pagar en máquinas expendedoras o en conbinis.

Se nota que Tokio es la zona con más población de Japón y que Suica es la tarjeta más veterana de todas las que existen, porque la interoperabilidad de Suica es brutal: sirve en las zonas donde se usa Pasmo, Kitaca, TOICA, ICOCA, SUGOCA, nimoca y Hayakaken, y para que os hagáis una idea del volumen que mueve la Suica, cada mes se realizan casi 72 millones de transacciones con ellas.

Productos con la imagen del pingüino de Suica

Por supuesto, no todas las transacciones son de acceso a un medio de transporte, porque la tarjeta Suica también sirve como monedero electrónico. No en vano, a finales de agosto de 2011 había más de 154.000 tiendas que aceptaban las Suica como medio de pago, además de unos 250.000 terminales lectores como máquinas expendedoras de bebidas que también las aceptan.

Y para aquellos que quieren no sólo una tarjeta monedero, sino una tarjeta de crédito, Suica tiene acuerdos con bancos y ofrece la Suica View, con más de 3,3 millones de clientes.

En definitiva, lo que empezó siendo un programa únicamente circunscrito a Tokio y a los medios de transporte gestionados por JR East, ha acabado siendo un gigante que se puede utilizar en casi todo Japón, y que con el paso del tiempo ha ido expandiendo sus usos hasta convertirse en algo indispensable en el día a día de los tokiotas. Y si queréis ver cosas más curiosas, que sólo los japoneses podrían hacer, echad un vistazo a otros objetos a la venta con la imagen del pingüino. Los complementos de cama y los cepillos de dientes eléctricos son la monda.

Todas las imágenes son propiedad de JR East.