Hace ya 30 años Japón estrenaba la línea Joetsu de shinkansen, el 15 de noviembre de 1982. 303,6 kilómetros de vías que conectaban Omiya, al norte de Tokio, con Niigata. Más adelante se añadiría una extensión entre Omiya y la estación de Tokio, de forma que hoy en día podemos viajar hasta Niigata, pasando por los resorts turísticos de Echigo-Yuzawa en los Alpes japoneses, desde el centro de Tokio.

Y para celebrarlo, que los japoneses son muy dados a estas cosas, el pasado sábado 17 de noviembre se programaron 2 servicios muy especiales. El primero tenía su origen en Omiya (ya que fue el origen de la línea) y acababa en Niigata, y era especial porque se utilizó un tren de la serie 200 que lleva en funcionamiento desde que se inauguró la línea.

Ya quedan muy poquitos trenes bala de la serie 200, así que era una oportunidad especial para ver casi un “abuelo” de los trenes bala actuales, el set K47. Y como siempre que se hace una celebración así, el morro llevaba una pegatina conmemorativa del 30º aniversario y había oficiales saludando la partida del tren.

30 aniversario linea joetsu

Un shinkansen de la serie E5 en Niigata, en el 30 aniversario de la línea Joetsu. Imagen de Kyodo News

El segundo servicio, en sentido contrario, desde Niigata hasta Omiya fue también muy especial. Y es que lo hizo un shinkansen de la serie E5, el más moderno que circula ahora mismo por las vías japonesas y que, si recordáis, sólo está en servicio en la línea Tohoku. Así que por un día, un servicio comercial de la línea Joetsu utilizó un tren de la serie E5, la unidad U8, para regocijo de la concurrencia.

Y como sabéis que nos gusta enseñaros vídeos de estas efemérides, ahí van 2, uno de cada servicio especial: