Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Los falsos sacerdotes  son claves en el pequeño teatro que suponen las bodas de estilo occidental, o mejor dicho, de tradición cristiana, que están de moda en Japón.

La boda típicamente cristiana en Japón cuenta con todos los detalles: locales construidos para parecer auténticas capillas o iglesiasnovias vestidas con pomposos vestidos blancos y naturalmente sacerdotes que ofician una ceremonia típicamente cristiana. Aunque en realidad sea todo falso, hasta el sacerdote.

Porque sí, los falsos sacerdotes que ofician bodas de estilo occidental en Japón son trabajadores de las empresas que organizan esas bodas, ni más ni menos. El requisito indispensable para estos trabajadores es que tengan pinta de cristianos, es decir, que sean extranjeros, y que dominen hasta cierto punto el idioma japonés, pues la ceremonia se realiza en ese idioma. Nada más. Ni hace falta tener estudios religiosos o ni siquiera ser cristiano. Con parecerlo, vistiendo las ropas de un sacerdote, y representar tu papel, siguiendo el elaborado guión, lecturas y teniendo en cuenta todos los detalles estipulados, hay más que suficiente.

Así pues, trabajar como falso sacerdote  se ha convertido, para muchos extranjeros residentes en Japón, en una manera de ganar un dinero extra. Durante mi estancia en Osaka en 2003, un compañero de trabajo trabajó durante varios meses como falso sacerdote oficiando ceremonias de boda occidentales. Su japonés no era demasiado bueno, pero se preparaba concienzudamente el guión y todos los detalles para poder llevar con éxito la ceremonia, porque al parecer había gran demanda de sacerdotes y por lo tanto un buen sueldo en juego. Así, simplemente por tener una ‘cara occidental’ podía ganar unos cuantos yenes extra. Eso sí, él me contaba que se lo tenía que trabajar mucho, es decir, que sí que es fácil y está muy bien pagado, pero se exige mucha seriedad y hacer un muy buen trabajo, ya que al fin y al cabo, estamos hablando del día de la boda de una pareja… ¡que no es cualquier día! :)

El aumento de bodas de estilo occidental no tienen nada que ver con un posible aumento de cristianos en Japón (las estadísticas no muestran cambios en este aspecto), sino mas bien por la influencia de películas y series extranjeras donde se muestran bodas de estilo occidental que tanto llaman la atención a los jóvenes. Así pues, como sucede con la Navidad, por ejemplo, los japoneses han copiado una tradición religiosa por su estética y porque les parece cool, no tanto por lo que significa.