En Japón, las cuatro estaciones del año están bien diferenciadas por el comportamiento de la naturaleza. La admirada flor del cerezo para la primavera, el intenso verde de las montañas y el fuerte calor para el verano, las rojas hojas de arce o momiji para el otoño y el frío que inunda las celebraciones de Año Nuevo para el invierno. 

Así pues, la naturaleza siempre ha tenido gran presencia en la vida y actividades de los japoneses. Un claro ejemplo lo encontramos en los poemas tradicionales de tres versos, llamados haiku, que siempre deberán tener una palabra o expresión que haga referencia a una estación del año. Lo mismo sucede con la vestimenta de las maikos y las geishas. Si bien el diseño y el tejido del kimono que ambos grupos lucen tiene una estrecha relación con la naturaleza y las estaciones del año, los hana-kanzashi, adornos florales (que recordemos sólo lucen las maikos) marcan claramente no sólo la estación del año, sino más concretamente el mes.

El adorno floral es, pues, una representación de la naturaleza japonesa y de los cambios que esta sufre mes a mes, a lo largo de las cuatro estaciones. Así pues, observando los colores y el esplendor de la flora y la fauna del momento, podemos fácilmente relacionar un adorno floral concreto con un mes del año y entender, de esta manera, cuándo y por qué el adorno está hecho de unos u otros elementos. Cabe destacar que también existen adornos florales especiales para ciertas festividades o festivales japoneses.

Estanterías de un establecimiento tradicional en el centro de Kioto, con variados hana-kanzashi:

Orna_kanzashi

El adorno floral típico está hecho de un sinfín de pequeñas flores, hojas y otros elementos, dependiendo del mes, fabricados cuidadosamente a mano con trozos tintados de delicada seda fina, aunque muchos meses las maikos lucen un adorno floral hecho de una única flor (o elemento) grande también fabricada a mano con seda fina.

En la actualidad existen dos tipos básicos de adornos florales: el adorno floral redondeado, del que no cuelga absolutamente nada; y el adorno floral redondeado del que cuelgan entre 3 y 6 tiras medianas de pequeñas flores triangulares de seda fina, que se llaman fura-fura.

Calendario de los adornos florales

Enero

Empezamos por uno de los adornos florales más interesantes, ya que su diseño y decoración cambia todos los años, aunque siempre debe presentar algún elemento típico relacionado con el Año Nuevo. Por ejemplo, en el pasado se ha utilizado como decoración para el adorno el koma, un juego tradicional de Año Nuevo muy popular en el pasado, pero que casi no se ve en nuestros días. Muy popular también ha sido el adorno con troncos de bambú, una de las decoraciones más típicas de Año Nuevo o los diseños de intenso verde y forma de abanico o de las hojas de un pino japonés, aunque en la actualidad uno de los más populares es el basado en la hoja del ciruelo.

Febrero

Para los japoneses, con el mes de febrero se aproxima la primavera y con ella, la temporada del hanami, o los festivales para reunirse y ver los árboles en flor. La naturaleza despierta del frío invierno y durante este mes todo el país se inunda con el intenso color de la flor del ciruelo. Así pues, el adorno de febrero es de colores blancos, lilas claros y rosas, los colores del ciruelo en flor.

Asimismo, el adorno floral del mes de febrero (y también el del siguiente mes de marzo) puede contener también narcisos, una flor muy popular durante estos dos meses.

Marzo

En el adorno del mes de marzo predominan la flor de colza y las mariposas. Cabe destacar que aunque la flor de colza no florece en su totalidad hasta el mes de abril (aunque en algunas regiones de Japón sí empieza a florecer en marzo), escoger esta flor para el mes de marzo ayuda a anticipar la primavera y disfrutar de ella al máximo.

kanzashi_marzo-1

Este adorno, pues, es fácilmente reconocible por el intenso color amarillo de las flores de colza, entre las que vuelan y descansan unas pequeñas mariposas plateadas, que nos conducen hacia el verano.

kanzashi_marzo-2

Abril

Abril es el mes del hanami por excelencia. Todo el país se vuelca ante el florecimiento de los cerezos, desde la televisión, con programas especiales sobre la floración de los cerezos, hasta el más pequeño de los pueblos, con fiestas para mostrar la belleza de dicha flor, tan amada por los japoneses por su gran belleza y poco tiempo de vida. Así pues, el adorno floral del mes de abril representa la flor de cerezo, una flor de suave rosa blanquecino. Y como en el mes anterior, pequeñas mariposas plateadas pasean por entre las pequeñas flores, una imagen que anticipa el caluroso verano.

En algunos casos cuelgan del adorno floral unas lamparitas rosas muy típicas de Kioto, que inundan los parques y los caminos por los que los japoneses acuden a ver el cerezo en flor.

Mayo

El color estrella del mes de mayo es el lila. Durante las primeras semanas del mes, la pequeña flor de la glicina se utiliza para la creación del adorno floral. Asimismo, normalmente a finales de mes, es popular que las maikos luzcan un adorno floral creado con una única flor (y no un conjunto de pequeñas flores como es habitual): el lirio, en cualquier variedad de colores, aunque son los blancos y los lilas los más admirados por las maikos.

Junio

El mes de junio se distingue por la temporada de lluvias, unas semanas en las que Japón se ve sumido en días y noches de interminables aguaceros que, a pesar de lo que se podría pensar, no conllevan una bajada de temperaturas, sino que preparan al habitante para el húmedo y caluroso verano. Para este lluvioso mes existen dos tipos de adornos florales. El más popular es el creado por las hojas verdes del sauce adornadas con pequeños claveles rosados. Sin embargo, también se puede lucir el adorno floral hecho de hortensias de colores pastel que lucen entre gotitas de agua.

Julio

Con la temporada de las lluvias llega la humedad y con julio, el intenso calor. Así pues, uno de los elementos más importantes para combatir el calor en Japón es el uchiwa, un abanico redondeado típico japonés. Para el mes de julio está claro que el adorno floral se creará a partir de pequeños uchiwa, adornados con todo tipo de pequeñas flores de colores.

Cabe destacar, sin embargo, que el mes de julio es también el mes del Festival de Gion, uno de los festivales más importantes de Japón celebrado en Kioto. Para tan destacada ocasión, las maikos lucirán un adorno floral distinto al del mes de julio, adorno que cambia de diseño todos los años, aunque siempre estará relacionado con el verano. Por ejemplo, el adorno podría ser una libélula, tan presente en las aguas del río Kamo, o un pequeño remolino de agua, que también nos acerca a las aguas del Kamo.

Agosto

Agosto es el mes que despide el verano y la flor que simboliza esta época es el miscanto japonés. Para las maikos más jovencitas (las que todavía lucen el estilo de peinado wareshinobu) el adorno es de color plateado, mientras que las maikos más experimentadas (las que ya han cambiado al estilo ofuku) lucen un acerno plateado que se combina con tonos rosas y lila. Este adorno floral es fácilmente reconocible porque se asemeja al diseño de una típica palmera en unos fuegos artificiales, actividad muy disfrutada por todos los japoneses durante los meses de verano.

Asimismo, una de las flores más típicas del verano es el dondiego, por ello esta flor también puede utilizarse en los adornos florales de este mes.

Septiembre

Con septiembre empiezan a bajar las temperaturas y se acerca el fresco otoño. La flor más típica de dicha época es la campanilla, de un color lila oscuro. Así pues, el adorno de septiembre presentará la flor de la campanilla en todo su rango de colores: desde lilas claros a lilas más oscuros.

hairstyles (2 de 19)

Normalmente, el adorno se creará con un sinfín de pequeñas campanillas, aunque de vez en cuando la maiko también puede lucir un adorno hecho de una única campanilla grande, mostrando el precioso diseño y color de dicha flor.

Octubre

Si bien hemos dicho que la flor del cerezo es muy admirada y venerada por los japoneses (las excursiones para ver los árboles en flor por todo el país así lo corroboran), tenemos que dejar bien claro que la flor preferida por todo el país es el crisantemo, nombrada flor nacional (recordemos que es la flor de la Familia Imperial y la que adorna los pasaportes japoneses). Así pues, la flor utilizada para el adorno floral del mes de octubre es el crisantemo de color rosa suave (aunque también hay diseños de colores amarillos). Cabe destacar, además, que como sucede con otros meses, durante el mes de octubre la maiko también puede lucir un adorno que presente un único y grande crisantemo o puede escoger un diseño de pequeños crisantemos (con juegos de colores).

hairstyles (4 de 19)

Noviembre

Con la bajada de temperaturas y el frío llega el momento más sorprendente del otoño: un espectáculo de colores verdes, amarillos, naranjas y rojos inunda las montañas de Japón. Si en primavera se organizan excursiones para ir a ver las mejores flores de cerezo, en otoño sucede lo mismo con las hojas rojizas de arce, llamado momiji en japonés, que simbolizan la transición del otoño al invierno.

Ornakanzashi5

Así pues, el adorno floral del mes de noviembre es fácilmente reconocible por la curiosa forma de las hojas de arce que tornan de verde a colores amarillos, naranjas y rojizos.Como sucede en otros meses, el adorno puede presentar una única y grande hoja de arce o puede ser una combinación de hojas más pequeñas.

Diciembre

Diciembre es el mes de preparación para el Año Nuevo. Durante estas semanas, los japoneses limpian sus casas para preparar la llegada del Nuevo Año y se multiplica la fabricación de omochi, unos pastelitos de pasta de arroz, una de las comidas preferidas de los japoneses, sobre todo en Año Nuevo. A lo largo del mes, son muchas las casas que exponen los pastelitos de omochi colgados de una especie de árbol, llamado omochibana.

Asimismo, en la ciudad de Kioto se celebra uno de los eventos culturales más importantes del año. En el teatro Minamiza y durante sólo tres días, los mejores actores de kabuki del año se reúnen bajo el mismo techo y actúan juntos bajo un evento llamado Kaomise. Para la ocasión, la fachada del teatro se adorna con unas tablas de madera llamadas maneki en las que figura escrito el nombre de los actores presentes ese año.

Kaomise_teatro1

Como sabemos, las maikos y las geishas son las que mantienen vivas muchas de las tradiciones japonesas. Asimismo, desde siempre ha habido una relación muy estrecha entre las geishas y los actores de kabuki, de manera que todos los años las maikos y las geishas de todos los hanamachi de Kioto acuden a los espectáculos del Kaomise. Vista la relación, es fácil comprender que el adorno floral del mes de diciembre muestre una representación en miniatura del omochibana (que dado su tamaño parecen florecitas blancas) y dos tablas maneki. La tradición dice, además, que la maiko que acude al Kaomise, pide a dos de sus actores favoritos que firmen en los dos pequeños maneki de su adorno floral de diciembre.

Año Nuevo

Para las celebraciones de Año Nuevo, la maiko lucirá un adorno floral hecho de tiras de granos de arroz secos y una paloma blanca de papel con un único ojo pintado. De esta manera, la maiko pinta uno de los ojos de la paloma y pide a alguien querido (un cliente importante, un cliente favorito, una persona cercana, etc.) que pinte el otro ojo, como señal de unión.

Para ocasiones especiales, adornos especiales

Además de los adornos específicos de cada mes, existen algunos adornos florales especiales para ciertas celebraciones o festividades. Por ejemplo, en las dos ceremonias más importantes en la vida de una maiko, su debut (omisedashi) y su cambio de maiko a geisha (erikae), la maiko adorna sus peinados con elaborados adornos especiales. Por ejemplo, para el erikae, la maiko colocará en la parte izquierda del moño (del peinado sakkō, recordemos) una grulla blanca, que puede estar fabricada en distintos materiales. Para su omisedashi, sin embargo, la chica utilizará muchos y variados adornos de caparazón de tortuga.

Asimismo, durante el Festival de Gion (celebrado todos los años durante el mes de julio en Kioto), las maikos más experimentadas (que ya lucen el peinado ofuku), además de poder cambiar de peinado y lucir el yakko-shimada, podrán adornarlo con adornos especiales. El diseño de los mismos cambia todos los años, aunque siempre tiene algún tipo de relación con la estación del año (es frecuente utilizar el adorno de uchiwa, como se hace durante el mes de julio) . Además, cabe destacar que en ambos lados de la parte posterior del peinado, la maiko lucirá un adorno plateado en forma de flor llamado bonten.