El monte Koya o Koyasan (高野山) es el centro neurálgico del budismo shingon, una de las sectas budistas más importantes del país que llegó a Japón de la mano de Kobo Daishi hace más de 1200 años. Koyasan es uno de los destinos turísticos de peregrinación más populares del país, que cada día atrae a más visitantes tanto japoneses como extranjeros. Y es que la oportunidad de dormir en un templo budista mientras se visita la zona tiene un encanto especial.

Fue en el monte Koya donde Kobo Daishi estableció su centro religioso construyendo el complejo de templos Danjo Garan y donde, a su muerte, se irguió su mausoleo en el cementerio Okunoin. Todo ello, por cierto, se puede visitar hoy en día, 1200 años después.

Posteriormente, más de cien templos se construyeron aquí, entre los que destaca el templo Kongobuji, centro actual del budismo shingon. Además, la ruta de peregrinación de los 88 templos de Shikoku comienza y acaba aquí, lo que nos indica la importancia religiosa del monte Koya a nivel nacional.

Cuántos días recomendamos

El monte Koya es un remanso de paz y naturaleza, por lo que aquellos viajeros que quieran disfrutar de relajación y rutas de senderismo pueden dedicarle varios días, pero lo habitual es dedicar dos días al monte Koya y pasar una noche alojándonos en un templo budista.

Al hacerlo, podemos experimentar cómo es el día a día de los monjes budistas de Koyasan, comer auténtica comida vegetariana con especialidades preparadas con productos locales, participar en los rezos matutinos antes de desayunar y pasear mucho entre templos, pagodas y mausoleos.

Alojarse en el monte Koya es una experiencia única e increíble que recomendamos encarecidamente.

Qué ver y hacer en Koyasan

Hay muchísimo que ver y hacer en el monte Koya, porque además de los templos principales hay más de cien templos repartidos por las calles principales del complejo. Así pues, merece la pena pasear casi sin rumbo fijo por toda su zona central para disfrutar de la experiencia al completo.

Como siempre, hemos creado un exhaustivo mapa con los puntos turísticos principales, rutas de peregrinación -para los que quieran dedicarle más tiempo- y transporte, más pequeñas cafeterías y restaurantes para comer algo mientras estamos paseando e incluso algunas tiendas donde comprar alguno de esos recuerdos o souvenirs que siempre os contamos que son perfectos para cuando volvemos de Japón.

En el monte Koya os recomendamos lo siguiente:

  • Alojarse en uno de los 50 templos que permiten disfrutar de la experiencia shukubo y disfrutar de la comida vegetariana shojin ryōri, típica del Koyasan. Además, es fantástico poder vivir en directo la solemne ceremonia budista Otsutome, que se celebra en el salón principal del templo antes de desayunar. Os contamos más un poco más abajo ;)
  • Visitar el principal complejo de templos del monte Koya, el Danjo Garan y, especialmente, el salón Kondo , el salón Miedo, el salón Fudodo, la pagoda de color vermellón Konpon Daito y la pequeña pagoda Toto.

Koyasan-25

Koyasan-32

  • Cruzar la majestuosa puerta Daimon, de 25,1 metros de alto y reconstruida en 1705, entrada tradicional al monte Koya.
  • Ver y aprender más sobre la religión y los tesoros culturales del monte Koya en el museo Reihokan.
  • Pasear por la calle Odawara, llena de pequeñas tiendas y con un montón de templos.
  • Entre templo y templo, probar una de las especialidades del Koyasan: el yakimochi o pasta de arroz a la parrilla
  • Visitar el salón Karyukayado, erguido en recuerdo de Karukaya Doshin e Ishidomaru, que se dedicaron en cuerpo y alma a su formación ascética.

Koyasan-7

  • Hasta 1872 las mujeres tenían prohibido pasar más allá del templo Nyonindo, razón por la que existe una ruta tradicional de peregrinación desde aquí hasta el cementerio Okunoin (que podéis ver en el mapa y encontrar explicada más abajo).
  • Visitar el mausoleo de la familia Tokugawa, construido en el siglo XVII por Tokugawa Iemitsu como lugar de descanso eterno de la familia Tokugawa (famosa por ser la familia de los shogunes durante todo el periodo Edo).
  • Visitar el templo Kongobuji, el templo principal del budismo shingon, con pinturas magníficas de artistas japoneses decorando muchas de sus salas. Es especialmente recomendable disfrutar del jardín de rocas Banryutei, el mayor de su clase en Japón y que representa dos dragones que salen de un mar de nubes. El jardín se diseñó y construyó en 1984 usando rocas de Shikoku, lugar de origen de Kobo Daishi.

Koyasan-34

Koyasan-28

  • Experimentar y disfrutar de la relajación que ofrece la ceremonia jukai, que implica hacer una copia manual de uno de los sutras más famosos del budismo, el Hannyashingyo.
  • Pasear por la ruta Sando, la entrada al cementerio Okunoin. Cedros centenarios cubren un camino de 2 kilómetros desde el puente Ichinohashi hasta el mausoleo principal. Por esta ruta podemos ver más de 200.000 tumbas, entre las que hemos destacado algunas de los personajes más famosos en el mapa.

Koyasan-5

  • Presentar nuestros respetos a Kobo Daishi en el mausoleo Okunoin Gobyo, donde es común encontrarnos con peregrinos que rezan, meditan y recitan sutras.
  • Admirar la belleza de la sala de las lámparas Torodo, en el salón principal, con más de 10.000 lámparas donadas por gente común y que están encendidas siempre. De hecho, cuenta la leyenda que la lámpara Hinnyo-no-itto -donada por Oteru, una mujer de pocos recursos pero que pese a ello regaló esta lámpara directamente a Kobo Daishi- y la lámpara Shirakawa-to -donada por el emperador Shirakawa- llevan encendidas sin interrupción mil años.

Koyasan-19

  • Liberar tu mente a través de la meditación ajikan, la meditación típica del budismo shingon que te ayuda a ser uno con el universo.
  • Comprar algún artículo budista como souvenir, como un rosario budista, una pequeña madera para escribir sutras llamada kyogi, un amuleto, un digestivo chino hecho de distintas hierbas que gustaba mucho a Kobo Daishi o hasta un bolígrafo que imita los trazos de caligrafía tradicional.
  • Si nos gusta la montaña y el senderismo, hacer alguna de las múltiples rutas de peregrinación que hay en la zona.

Koyasan-21

Dormir en un templo budista: la experiencia shukubo

La gran mayoría de gente que visita el monte Koya disfruta de la experiencia de alojarse en un templo budista, un tipo de alojamiento que se llama shukubo. Es una experiencia única que nos permite vivir durante un día la rutina de los monjes y disfrutar de ceremonias y comida específicas, por lo que es totalmente recomendable, aunque también debemos decir que es muy impactante.

Shukubo en Koyasan

La rutina suele ser parecida en los distintos templos que ofrecen alojamiento. Al llegar, nos acompañan a nuestra habitación de estilo japonés, donde dispondremos de algo de tiempo para realizar alguna práctica de meditación o relajación o hacer turismo por el complejo del monte. Así, podemos hacer tiempo hasta que nos sirvan en la habitación una cena temprana totalmente vegetariana, un estilo de cocina llamado shojin ryōri que es típico del monte Koya. Dado que estamos en un templo, lo habitual es tomar té o agua con nuestra cena, aunque en algunos templos podemos pedir refrescos o hasta cerveza, aunque suele costar bastante caro, por lo que no os lo recomendamos.

Después de la cena, podemos realizar alguna de las prácticas de meditación, darnos un baño en sus baños u onsen o dar un paseo por el complejo de templos. Mucha gente recomienda pasear los dos kilómetros de la ruta Sando hasta el cementerio Okunoin por la noche, porque se respira un ambiente especial. Si hacéis esto, os recomendamos llevar linternas, puesto que algunas partes del camino no están muy iluminadas.

El segundo día comienza a las 4:45 de la madrugada cuando los monjes nos despiertan para que podamos acompañarles en sus rezos matutinos, una impresionante ceremonia llamada Otsutome en la que se recitan sutras, se quema incienso y se prende una hoguera central. Son dos horas muy intensas, la verdad. Al finalizar, volvemos a la habitación donde habrán recogido los futon y servido un desayuno tradicional de nuevo totalmente vegetariano.

Si sois de los que necesitáis un café y una tostada para afrontar el día, os recomendamos echar un vistazo a nuestro mapa y localizar las dos o tres cafeterías que hay en el monte Koya para que podáis correr hasta ellas después del desayuno vegetariano, ¡las vais a necesitar! ;)

Y justamente a esto nos referíamos al comienzo con que la experiencia de dormir en un templo budista es una experiencia “impactante” que a algunas personas les puede resultar hasta dura, especialmente por el tipo de comida. En Koyasan no hay gran cosa, aunque sí algunas cafeterías y pequeños restaurantes, además de unas pocas tiendas de recuerdos, por lo que si generalmente no os encaja mucho la comida vegetariana, siempre podéis comprar algunas cosas de comer en Osaka, antes de partir, y llevarlas en la maleta. Por si acaso.

Existen unos 50 templos que ofrecen alojamiento shukubo entre los que destacamos el templo Ekoin, el templo Kumagaiji construido en 837, el templo Kongo Sanmaiin, el templo Koyasan Saizenin, el templo Sekishoin o el templo Fukuchiin.

Rutas de peregrinación

La ruta de peregrinación clásica hasta el Koyasan es la Koyasan Choishi Michi, que comienza en la estación de Kudoyama (de la línea Nankai Koya) y se alarga unos 23,5 kilómetros hasta llegar a la puerta Daimon, entrada tradicional al Koyasan. Si esta ruta es demasiado, se puede acortar haciendo rutas más pequeñas desde la estación de Kami-Kosawa o Kii-Hosokawa, como podéis ver en el mapa.

La ruta está muy bien marcada, con señales de piedra tradicionales llamadas choishi cada pocos metros que están numeradas en japonés (es decir, en kanji). Aunque la ruta termina oficialmente en la puerta Daimon, hay señales hasta el complejo de Danjo Garan. Tenéis el mapa oficial aquí.

Koyasan-4

Para los menos aventureros, existe la ruta Fudozaka que va desde la estación de Gokurakubashi, pasa por debajo del funicular y termina en el templo Nyonindo. El camino está bien pavimentado, por lo que a pesar de que la primera parte de la ruta es bastante empinada, se puede completar en una hora, aproximadamente. Tenéis la ruta exacta en el mapa.

Hasta 1872, las mujeres no podían entrar en el complejo del Koyasan, por lo que si queremos imitar a las mujeres que querían visitar el mausoleo de Kobo Daishi pero tenían prohibida la entrada, podemos hacer la ruta de peregrinación de mujeres que va desde el templo Nyonindo hasta el cementerio Okunoin por una ruta alternativa. Son unos siete kilómetros y también la tenéis marcada en el mapa.

Koyasan-18

Eventos y celebraciones

Además de los distintos servicios memoriales que se realizan todos los meses, destacamos las siguientes celebraciones:

  • Koya no Hi Matsuri: Festival de primavera con el que se celebra la apertura de la temporada de ascensión al monte Koya. Para la ocasión, se realiza el rito tradicional de la quema de ramas de cedro. Segundo domingo de marzo a las 12:30 horas en la plaza del templo Kongobuji.
  • Aoba Matsuri: Festival en honor al nacimiento de Kobo Daishi. El 14 de junio por la noche, a las 18:30 horas, hay desfile de carrozas iluminadas y puestos típicos de matsuri en la plaza cercana al templo Kongobushi. El día 15 de junio por la mañana hay una ceremonia budista y por la tarde hay una procesión desde el puente Ichinobashi hasta Daishi Kyokai con un pequeño templo portátil Hanamido, decorado con flores y una pequeña estatua de un Buda recién nacido. 14 y 15 de junio.
  • Rousoku Matsuri: Festival de las velas. A las 19:00 horas, la gente se reúne en el templo Torodo del Okuno-in para consolar las almas de sus familiares fallecidos colocando velas a lo largo de los dos kilómetros de recorrido Sando desde el puente Ichinobashi hasta el Torodo. A las 20:00 horas hay un servicio memorial en el templo Torodo. 13 de agosto. 

Cómo llegar

La mejor manera de llegar a Koyasan es desde Osaka haciendo la ruta siguiente:
Koyasan-1

  1. Tomar la línea Nankai Koyasan desde la estación de Namba Nankai (y alternativamente desde Shin-Imamiya o Tengachaya) hasta la estación de Gokurakubashi, final de la línea. El trayecto dura 100 minutos y cuesta 870 yenes. Hay algunos trenes directos limited express, mientras que otros requieren un cambio en la estación de Hashimoto. Como siempre decimos, os recomendamos consultar Hyperdia para planificar vuestro viaje.
  2. Desde la estación de Gokurakubashi, final de la línea, debemos tomar el funicular hasta la estación de Koyasan. El trayecto dura unos 5 minutos y cuesta 390 yenes.
  3. Al bajarnos del funicular en la estación de Koyasan, debemos tomar un autobús que nos acerque al centro del complejo de Koyasan, según a dónde vayamos (normalmente será un autobús en dirección ‘Okunoin-mae’). El trayecto dura unos 10 minutos y cuesta un mínimo de 290 yenes, tarifa que se irá incrementando según en qué parada nos bajemos. Hay que recordar que no está permitido caminar desde la estación del funicular hasta el centro del complejo de templos, por lo que debemos tomar el autobús sí o sí (o hacer la ruta de peregrinación desde Gokurakubashi). Tenéis los horarios de autobús aquí y las distintas paradas del complejo indicadas en el mapa, para que podáis ver cuál es la más cercana a vuestro alojamiento.

Existe un pase específico válido para disfrutar del Koyasan y ahorrar algo de dinero: El Koyasan World Heritage Ticket (2860 yenes) nos cubre el billete de ida/vuelta con los trenes de la línea Nankai (si queremos usar un tren limited express tendremos que pagar un extra de 780 yenes), el trayecto en el funicular de Koyasan, uso ilimitado de los autobuses de Koyasan (de la compañía Nankai Rinkan) durante dos días, un 20% de descuento en Kongobuji, Kondo, Konpon Daito y el museo Reihokan y 10% de descuento en la compra de souvenirs en Juzuya Shirobei, Nakamoto Meigyokudo y Koyachaya Wakyu. Se puede adquirir en las estaciones de Nankai (por ejemplo, en Namba al comenzar nuestro trayecto).

Recomendamos encarecidamente pasar una noche en Koyasan, pero si no tenéis tiempo y a pesar de todo queréis visitar Koya-san, naturalmente podéis hacerlo de manera independiente, con una excursión (podéis preguntar a nuestra agencia amiga Yoitabi Travel, que hablan español) o de manera independiente pero con guía durante el almuerzo vegetariano en un templo, opción que podéis contratar desde aquí.

¡Disfrutad de una experiencia única en Koyasan!